¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Método Karezza: qué es y cómo se aplica a las relaciones sexuales

El método Karezza es una práctica creada para mejorar la calidad de las relaciones sexuales.

Método Karezza

En los últimos años se ha hablado mucho acerca de un método que ha sido recomendado para aquellas parejas que quieran experimentar y enriquecer su vida sexual, aumentando el placer y, por lo tanto, avivando así la llama de su relación, y este no es otro que el que ha sido denominado como método Karezza.

El método Karezza podría definirse como una técnica sexual cuyo objetivo principal es la estimulación mutua entre dos personas de forma relajada con el fin de prolongar el placer sin tratar de llegar al orgasmo, siendo de esta forma un tipo de encuentro erótico que podría ayudar a reforzar los vínculos emocionales y también afectivos de una pareja.

En este artículo veremos qúe es el método Karezza, qué beneficios que podría aportar este método, y algunos consejos para ponerlo en práctica.

¿En qué consiste el método Karezza?

El método Karezza, cuyos orígenes se remontan al siglo XIX, es una práctica que ha cobrado mucha popularidad en los últimos años gracias a la divulgación de varios autores. La palabra Karezza que pone nombre a este método proviene de la palabra carezza, que en italiano significa caricia, siendo uno de los fundamentos de este método enfocar la atención en la estimulación de manera recíproca por parte de ambos miembros de forma relajada y sin tratar de llegar al orgasmo.

Aunque con ello no queremos decir que no se debe llegar al orgasmo, ya que lo normal es que tarde o temprano se acabe alcanzando. Sin embargo, lo que en este método se trata de promover es la idea de no tener que centrarse en llegar al orgasmo como si fuera el único fin, siendo el foco principal otros aspectos como los que veremos a continuación.

Características del método Karezza

La puesta en práctica del método Karezza sirve para alargar el placer experimentado durante las relaciones íntimas a través de los besos y las caricias o el reconocimiento por medio del tacto, siendo también importantes las miradas y las manifestaciones verbales de los deseos de cada uno hacia su pareja, así como también por medio del sexo oral sin que el coito sea el principal objetivo. Además, en estos casos parte del objetivo es que ambos dediquen el tiempo suficiente, siendo este de calidad, a estar cuerpo a cuerpo llevando a cabo lo anteriormente mencionado.

Por lo tanto, este método cuestiona el orgasmo o clímax sexual como el objetivo final o el más satisfactorio en el sexo, priorizando de ese modo otro tipo de muestras de atracción como las que acabamos de ver (p. ej., besos, caricias, etc.) con el fin de trabajar la comunicación, la confianza, la intimidad y también para prolongar el placer en una pareja a la hora de mantener relaciones íntimas.

Cabe destacar que el método Karezza podría ayudar a quitar la presión a ambos miembros de una pareja debido a que no tienen que enfocarse en llegar al orgasmo y, por ello, esta no sería una preocupación que tuvieran en mente. En este caso el fin último sería el disfrute mutuo, por medio de la comunicación, la intimidad y la puesta en común de deseos y fantasías, sin generarse unas altas expectativas que pudieran estropear el encuentro.

¿Qué beneficios podría tener la práctica de este método?

En lo que respecta a la vida sexual de una pareja, normalmente el objetivo de ambos suele estar bastante claro: que ambos alcances en orgasmo. No obstante, la tendencia del método Karezza rechaza esa visión, ya que, como hemos visto, se centra en otras cosas y es gracias a ello por lo que se ha hecho tan popular, ya que ha reanimado la vida sexual de muchas parejas.

Podemos encontrar algunos beneficios de la práctica del método Karezza que podrían servir para explicar el por qué de su éxit.

1. Podría ayudar frente a algunas disfunciones sexuales

Uno de los problemas más comunes dentro de las relaciones de pareja son las disfunciones sexuales (p. ej., eyaculación precoz, disfunción eréctil o vaginismo, entre otras), estando desencadenadas en muchos casos por las expectativas generadas por parte de algunas personas con respecto al sexo, así como también por las elevadas exigencias.

Por ello, al poner en práctica el método Karezza podrían prevenirse algunas disfunciones debido a que en este caso las altas expectativas y exigencias por diversos factores como la duración o alcanzar el orgasmo como sea, quedarían relegadas a un segundo plano, siendo lo principal el disfrute mutuo durante el proceso sin tratar de llegar a un fin.

2. Aumenta la calidad de las relaciones sexuales

Entre los beneficios del método Karezza también podemos encontrar un aumento en la calidad de los encuentros íntimos al poder disfrutar más su pareja, lograr un mayor control de la excitación y también el momento de llegar al orgasmo. Quitarse de la cabeza preocupaciones como el hecho de tener que aguantar más tiempo en la cama o, por otro lado, de tener que alcanzar el orgasmo puede favorecer que haya una mayor excitación y así el acto sexual sea más placentero.

Este método podría ser muy útil para aquellas parejas que se han estancado en la rutina en lo que respecta a su vida sexual. Además, aporta beneficios para la salud mental, ya que mientras se pone en práctica se libera oxitocina en el cerebro, un hormona se encuentra estrechamente cancelada con el amor y que favorece los estados de relajación y de calma.

3. Reforzar la confianza y la intimidad entre ambos miembros de la pareja

Como hemos visto anteriormente, uno de los objetivos del método Karezza consiste en priorizar la comunicación entre los miembros de la pareja y también la conexión íntima, siendo necesario para reforzar la confianza y la intimidad entre ambos.

Un aspecto a tener en cuenta en este caso sería el reaprendizaje de todo lo sabido hasta la fecha con respecto al sexo, ya que este método tiene unos objetivos bastante diferentes a lo que se suele practicar normalmente, dejando así de lado todo aquello que se supone que se debería hacer para centrarse en qué es lo que se quiere hacer y sentir como individuos con nuestra pareja y para ella. También es importante ir evolucionando mutuamente en el ámbito de las relaciones sexuales con el fin de mantener viva la llama y así no caer en la rutina.

Una de las claves está en mantenerse en la “fase de meseta”

De acuerdo con el modelo de terapia sexual de Masters y Johnson las fases de la respuesta sexual por las que suelen pasar ambos miembros de la pareja durante el sexo son fundamentalmente cuatro:

  • Excitación: cambios fisiológicos que indican su respuesta ante la estimulación sexual.
  • Meseta: aumento de la tensión sexual y del placer mientras se lleva a cabo una estimulación sexual.
  • Orgásmica: momento del orgasmo.
  • Resolución: tras el orgasmo, siendo el momento de la vuelta a la calma tras el sexo.

Durante la práctica del método Karezza la clave está en que ambos miembros se mantengan en esa segunda fase, que es la que se conoce como la “fase de meseta o de mantenimiento”, en la que el placer se prolonga.

¿Cómo ponerlo en práctica?

Como cualquier método, este también requiere tiempo, paciencia y la práctica suficiente para ponerlo en práctica de manera eficaz con el fin de que proporcione algún beneficio a ambos miembros de la pareja, por lo que a la hora probarlo es importante tener en cuenta algunos consejos como los que vamos a exponer a continuación.

1. Con dedicación y tomándose el tiempo necesario

El método Karezza, como dijimos, es una técnica que necesita dedicación y tiempo suficiente y, para ello, ambos miembros de la pareja deben tratar de ponerse lo más cómodos posible y tratar de mantenerse relajados. Puede ser útil que realicen unas respiraciones profundas antes de comenzar con el fin de quitar o disminuir en la medida de lo posible los nervios previos al encuentro con su pareja.

Por otro lado, algunos expertos recomiendan que se practique al menos durante 3 semanas antes de descartar la práctica de este método antes de descartarlo en el caso de que las primeras prácticas no hubieran resultado tan satisfactorias como se esperaba.

2. Las prisas no son buenas

Es muy importante tomarse la práctica de este método con calma y para ello las caricias, los besos y, por supuesto, el coito deben llevarse a cabo lentamente, sin prisas, con el fin de tener un mayor control de la excitación y, por ende, del orgasmo. Para ello, los movimientos llevados a cabo deberán ser relajados, ondulantes, amplios y llevados a cabo despacio.

3. No es necesaria la comunicación verbal; importa más la “no verbal”

No es necesario hablar mientras se pone en práctica, aunque tampoco está prohibido. Sin embargo, hablar más de lo necesario podría estropear el placer, por lo que quizás sea más importante enfocarse en la comunicación no verbal expresada por la pareja a través de gestos, miradas, caricias, movimientos, demostrar la satisfacción con el propio cuerpo, etc.

4. Hay que echarle imaginación

En el método Karezza la imaginación es muy importante, ya que la experimentación a la hora de probar cosas nuevas en lo que respecta al sexo puede enriquecer las relaciones íntimas y aumentar el placer, evitando así las prácticas rutinarias que podría perjudicar la vida sexual de una pareja; sobre todo cuando tienen una relación de larga duración.

En este sentido, también es fundamental la exploración de las zonas erógenas de la pareja para aumentar el placer.

5. Es recomendable mantener el contacto físico en todo momento

A la hora de poner en práctica este método es imprescindible tratar de mantener en todo momento el contacto físico, siendo muy útil para aumentar la comunicación y para que la pareja se sienta aún más unida.

Para llevar a cabo este consejo puede servir de ayuda que ambos miembros de la pareja permanezcan abrazados mientras se acarician en la parte preliminar, así como también durante el coito.

  • Keesling, B. (2005). Vida sexual óptima. Barcelona: Ediciones Robinbook.
  • Lloyd, J. W. (1996). The Karezza Method: Or Magnetation: The Art of Connubial Love. Pomeroy: Health Research Books.
  • Masters, W. H. & Johnson, V. E. (1985). Human sexuality. Boston: Little Brown.
  • Ramsdale, D. A. & Ramsdale, E. (1992). Los secretos de la sexualidad total. Barcelona: Ediciones Robinbook.
  • Robinson, M. (2003). Peace Between the Sheets: Healing with Sexual Relationships. Gualala: Frog Books.
  • Romi, J. C. (2004). Nomenclatura de las manifestaciones sexuales. Alcmeon, 11(2), pp. 101-126.
  • Schott, H. (2015). Mesmerism, Sexuality, and Medicine:“Karezza” and the Sexual Reform Movement. Cultural and Religious Studies, 3(4), pp. 2328-2177.
  • Stockham, A. B. (2013). Karezza, Ethics of Marriage. London: Forgotten Books.

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados