Consejos para hacer amigos en un lugar nuevo.

Llegar a una nueva ciudad y saber adaptarse a un entorno urbano desconocido es siempre un reto. Sin embargo, algo que muchas veces pasamos por alto es que al cambiar de ciudad no solo pasamos a vivir en otro lugar; también pasamos a convivir con otra gente.

Por eso, saber cómo conocer gente en una ciudad nueva es algo importante; poder tener un círculo de amigos y conocidos, o incluso alguien con lazos amorosos más fuertes, es parte del proceso de adaptación que nos permitirá disfrutar de una vida normal.

Por eso, en este artículo veremos una serie de recomendaciones y consejos acerca de cómo conocer gente en una nueva ciudad; hábitos y acciones puntuales que nos permitirán entrar en contacto con grupos de personas con las que podemos tener mucho en común.

¿Cómo conocer gente en una nueva ciudad?

Sigue estos consejos para ampliar tu red de amistades y contactos habituales allí donde vayas, algo muy útil al mudarse o al ir a otra ciudad a trabajar o estudiar por unos meses.

1. Ten en cuenta el factor idioma

Si vamos a vivir a otra ciudad, lo primero es anticiparse e informarse bien acerca de si en ese lugar se habla algún idioma que no conozcamos. En algunos casos nos puede sorprender descubrir que además del que ya dominamos, en esa región hay otras lenguas minoritarias pero con muchos hablantes.

En este caso, empezar a aprender aunque sea los fundamentos de esta resulta muy útil para conocer gente nueva: demuestra interés por la cultura local y nos ayuda a conocer la complejidad social del territorio.

2. Deshazte de los prejuicios

Muchas veces, la fama de una región o ciudad la precede, de moso que cuando entramos en esa región, percibimos lo que allí ocurre juzgándolo todo desde los estereotipos y prejuicios que hemos interiorizado.

Aunque este tipo de creencias acerca de los habitantes de una ciudad puedan parecer inofensivos o simples detalles sin importancia, no lo son en absoluto, ya que sin que nos demos cuenta nos pueden hacer caer en sesgos que resultan ofensivos o reveladores de nuestra ignorancia.

Pequeños comentarios desafortunados, a su vez, pueden hacer que el resto se aferre también a sus estereotipos acerca de nosotros como forasteros; a fin de cuentas , nadie está libre de dejarse guiar de vez en cuando por los prejuicios; lo que debemos hacer es minimizar las probabilidades de que se expresen constantemente, poniendo el foco en lo que compartimos con los demás (sean de donde sean).

3. Aprovecha Internet

Lejos de ser una máquina de favorecer que la gente se aisle en sus habitaciones, tal y como muchas veces se da a entender, Internet es una herramienta capaz de hacer que conozcamos gente con la que tenemos mucho en común, independientemente de dónde vivamos.

Si a eso le unimos que cada vez es más frecuente que aparezcan puntos de encuentro virtuales para los habitantes de una ciudad, veremos que las redes sociales, los foros y ciertas páginas web son un buen lugar para conocer gente en una nueva ciudad antes o después de mudarnos.

Por ejemplo, puedes buscar grupos de Facebook de personas de tu edad que vivan por el barrio al que te has trasladado, aficionados a un hobbie que vivan cerca de ti, etc.

4. Asiste a eventos culturales

Los eventos culturales tienen su razón de ser en facilitar la generación de contactos entre los pobladores de una zona; es decir, que favorecen la cohesión social.

Festivales de música, clubes de lectura, muestras de talento, ferias... Cualquiera de estos eventos se producen en un ambiente festivo que animan a integrarse en grupos de personas que mantienen una conversación.

5. Apuesta por la honestidad

Si lo piensas bien, el hecho de trasladarte a una nueva ciudad hace que sea mucho más comprensible y fácil de entender que inicies una conversación con alguien a quien no conoces o que te presentes a un grupo; tan solo tienes que decir que esa ciudad es nueva para ti y no conoces a nadie o a casi nadie. Solo revelando esa información, probablemente serán los demás los que adopten una predisposición amigable y te ayuden a hacer amigos.

Eso sí, ten en cuenta el factor cultural. En algunas zonas, por varios motivos, los forasteros generan desconfianza, si bien en la mayoría de ciudades medianas o grandes de los países occidentales esto no es así.

6. Practica la comunicación asertiva

Trabajar la asertividad en tu estilo comunicativo es muy importante; si expresas tus intereses y tus opiniones de manera directa, sin hacerlo como si eso fuese algo que genera momentos incómodos y embarazosos, lo tendrás mucho más fácil a la hora de conectar con la gente que vive en la nueva ciudad. Se trata de tratar tus ideas, intereses y opiniones con el mismo respeto con el que tratas las de los demás.

Parte del proceso de conocer gente consiste en generar situaciones en las que todo el mundo se sienta cómodo, y para ello es importante no estar predispuesto a que cualquier error o imperfección en la comunicación sea vista como una humillación.

Referencias bibliográficas:

  • Hurrelmann, K. y Bauer, U. (2018) Socialisation During the Life Course. London/New York: Routledge.
  • Patricia A. Duff, Nancy H. Hornberger. 2010. Language Socialization: Encyclopedia of Language and Education, Volume 8. Publisher Springer.