La capacidad de influencia de la televisión, tanto a través de telenovelas, entretenimiento, anuncios, telediarios…, es ampliamente reconocido y tienen repercusiones importantes y persistentes, tanto a nivel cognitivo y cívico como político.

¿Cómo nos influye la televisión?

Basándonos en el artículo “The Political Legacy of Entertainment TV By Ruben Durante, Paolo Pinotti, and Andrea Tesei”, publicado en la revista American Economic Review (American Economic Review 2019, 109(7):2497-2530) en el que se mide la influencia del acceso y visualización del contenido de Mediaset y cómo afectó a la capacidad crítica de las personas en especial a la toma de decisión y la intención de voto hacia Berlusconi (siendo este el referente de los populismos).

Esta cadena destaca por tener un contenido de la llamada “telebasura” con muy pocos contenidos educativos, centrado en aspectos más banales y de entretenimiento poco sofisticado que en contenidos culturales, y todos ellos en general con tendencia a contenidos simplistas.

Modulando nuestra intención de voto

Lo que vemos en este estudio, por ejemplo, es que analizando las diferencias entre el momento en el que la gente tuvo acceso a dicha cadena, y por lo tanto el tiempo que han estado expuestos, es directamente proporcional a la intención de voto hacia Berlusconi (Populismo) en las diferentes elecciones realizadas.

Si una persona estuvo expuesta a los contenidos de esta televisión cuando eran menores, cuando lleguen a la adultez, serán cognitivamente menos sofisticados y tendrán menor compromiso a nivel sociopolítico que los niños y niñas que no estuvieron expuestos a esta cadena, lo que todo ello puede acabar desembocando en una vulnerabilidad hacia la retórica populista, que, en este caso, era la utilizada por Berlusconi.

Esto se confirma en que las personas que vieron esta “Telebasura” de pequeños, tuvieron peor rendimiento en calculo numérico y en alfabetismo que las personas no expuestas (datos medidos a través de test psicométricos). En cuanto al área del menor compromiso cívico se utilizó, además de con el cuestionario ITANES, se tenía en cuenta el interés en cuestiones políticas y la participación en asociaciones voluntarias.

Niños y personas mayores, los colectivos más vulnerables

Hay dos grupos especialmente importantes y donde los efectos son mayores, tanto en las personas que se expusieron a Mediaset (tanto siendo menos de 10 años como los que lo hicieron siendo mayores de 55). Estos 2 grupos son, precisamente, las franjas de edad que más televisión consumen y por tanto los que mayores efectos están reflejando.

Un grupo de especial relevancia, por lo preocupante de la influencia, es el grupo que tenía más de 55 años cuando empezó a ver esa cadena. En este caso, la diferencia es de 10 puntos en comparación con el mismo grupo de edad pero que no veían estos contenidos. Una posible explicación la podemos dar conociendo la evolución de los contenidos emitidos por la cadena. En un principio la programación tendía a ser contenido ligero y de entretenimiento simple, poco a poco estas personas se volvieron televidentes habituales de la cadena. Hasta este punto, el principal riesgo que se sufría era la tendencia de los espectadores a no desarrollarse cognitiva ni cívicamente.

Berlusconi

En 1991, la cadena introduce los telediarios, pero estos sufrían un sesgo a favor de Berlusconi con lo que ya no sólo existía la vulnerabilidad a la retórica populista por la menor sofisticación cognitiva e implicación cívica, sino que además ellos mismos eran los que la proporcionaban en sus telediarios.

Respecto a la tendencia de voto hacia los populismos de las personas expuestas principalmente a Mediaset y que se “educaron” con ella, a través del estudio se refleja que la diferencia es de hasta ocho puntos porcentuales por encima de las personas que se no “educaron” con Mediaset.

La influencia de Mediaset en cuanto las poblaciones dejaron de votar a Berlusconi en 2013, hubo un auge del Movimiento 5 Estrellas, un populismo más radical. Se deduce por tanto que la gran mayoría de personas que hasta ese momento habían votado a Berlusconi, ahora habían pasado a apoyar al Movimiento 5 Estrellas. Con este hecho, podemos reflejar que lo que realmente conseguía la intención de voto era más la retórica populista, que en ambos casos se comparte, que las políticas o ideologías, destacando además que ambas formaciones eran especialmente populares entre la población menos educada y socialmente comprometida.

Importantes consecuencias educativas

Los resultados que se arrojan de este estudio son que los menores que se expusieron a este tipo de entretenimiento televisivo, como adultos son menos sofisticados cognitivamente y tienen una mentalidad cívica menor, con lo que estos factores hacen que sean más vulnerables a la retórica populista de, en ese caso la de Berlusconi, y en la actualidad a la del Movimiento 5 Estrellas.

Tras todo esto queda plantearnos si esto nos puede estar ocurriendo a nosotros mismos, si es algo que queremos que ocurra y hasta qué punto somos susceptibles de sufrir una influencia negativa en nuestros comportamientos políticos y cívicos y que se acaben modificando nuestros propios valores debido a una mala elección en nuestro entretenimiento.