La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido el estrés como “epidemia del siglo XXI”. Aunque el estrés sea una respuesta natural de nuestro organismo en casos puntuales, hoy en día este estado de cansancio mental, que puede provocar trastornos tantos mentales que físicos, está presente en muchas de nuestras vidas.

En MiAyuno.es organizamos retiros de ayuno para poder ayudar a tomar distancia con este mundo acelerado, con la presencia de la comunicación inmediata integrada cada vez más en nuestro día a día. El mundo evoluciona con las nuevas tecnologías que en unos años transformarán nuestro entorno. ¿ Estamos preparados? ¿Nos adaptaremos?

Tanto al nivel profesional, con el trabajo diario, las reuniones, los viajes… como al nivel personal con las gestiones diarias, los niños, los padres, etc… A finales del día nos encontramos agotados buscando una manera de recargar las pilas pero a veces hasta nos cuesta encontrar el sueño reparador.

¿Y nuestro cuerpo en todo esto?

Además de nuestro estado de cansancio, a veces sin darnos cuenta, el ritmo nos lleva hasta descuidar de nuestra figura, no tenemos tiempo, entonces comemos lo que hay, lo que encontramos fácilmente, comida procesada o semi procesada, lo que encontramos de camino. Y un día nos damos cuenta de que hemos cogido unos kilos demás, hemos dejado de cuidarnos.

Relajarnos, dejarnos cuidar, huir del hormiguero humano de las ciudades, descubrir nuevas actividades y técnicas de relajación, encontrarnos de nuevo con nosotros mismos, estos son los propósitos que ofrecemos en MiAyuno.

¿Representa el ayuno una nueva técnica?

No, el ayuno existe en muchas religiones desde hace siglos como por ejemplo el ayuno Cristiano (Cuaresma), Islámico (Ramadán), Judío (Yom Kippur), Hindú, Budista y el ayuno de los mormones, entre otros.

En las religiones, el ayuno estaba inicialmente asociado a la purificación de las almas. Pero siempre a estado relacionado con una manera para el organismo de regenerarse tanto físicamente como mentalmente.

Los propósitos del ayuno dentro de nuestro estilos de vida del siglo XXI

Pero... ¿cuál es el propósito de hacer ayuno y qué beneficios nos reporta tanto a nivel físico como psicológico? Lo conocemos a continuación.

1. Un lugar tranquilo y relajante

El primer punto importante para iniciar un ayuno es elegir el entorno. Es esencial sentirse bien, tranquilo, bien acompañado para conseguir relajarse y acompañar nuestro cuerpo en esta experiencia única que es el ayuno. En Miayuno.es puedes descubrir las diferentes ubicaciones donde ofrecemos ayunar. Creemos que, sea en el campo, en la montaña o al lado del mar, tenemos que poder desconectar de nuestro entorno habitual, poder mirar al horizonte sin interferencias como el bullicio ciudadano o las paredes de hormigón.

Un lugar donde puedes realizar actividades de senderismo y poder observar paisajes que nos hacen respirar y conectar de nuevo con la naturaleza. Combinar el ayuno con el senderismo, aunque a primera vista nos puede costar pensar que nuestro cuerpo tenga suficiente fuerza para caminar en esta situación, es la fórmula ideal para poder ofrecer a tu organismo un momento para detoxificarse de forma natural.

2. Siempre en un entorno controlado

El ayuno no es trivial, el cuerpo experimenta a veces nuevas reacciones que sin supervisión pueden desestabilizar a una persona desinformada. A parte de niños, mujeres embarazadas o personas muy débiles, el ayuno no está contraindicado, sin embargo se recomiendo realizar el ayuno siempre en una estructura en la cual se ofrece un asesoramiento médico previo para asegurar la posibilidad de realizarlo en las mejores condiciones (por ejemplo en caso de personas tomando medicación).

Siempre nos gusta sentirnos asegurados, cuidados, encontrar una estructura que nos permita experimentar el ayuno rodeados de profesionales tanto del senderismo como de profesionales de la salud es muy importante.

3. Aislarse del mundo exterior

Desconectar del mundo actual no es fácil, ahora que los teléfonos móviles se han convertidos en “EL” objeto de mayor importancia en nuestras vidas. Desde la mañana al despertarnos con él, leer las noticias mientras desayunamos, repasar nuestra agenda del día, contestar a los mensajes escritos recibidos durante la noche, asustarnos con la cantidad de emails recibidos, saber qué tiempo hará para saber cómo vestirnos, preparar el fin de semana con los amigos, asegurarnos tener lista la tarjeta de embarque para la reunión fuera del día siguiente y llamar a nuestros queridos para asegurar que estén bien…

Aislarnos para reencontrarnos empieza por dejar el móvil en un cajón y no tocar tampoco el ordenador ¿Quién ha dicho que era fácil? pero una vez se consigue el cuerpo y la mente lo agradecen.

El ruido es él que no para de estimularnos que sea ruido electrónico o ruido de la ciudad. Desconectar empieza a ser vital, somos humanos y tenemos que proteger nuestra máquina que es nuestro organismo.

4. Practicar actividades de relajación

Combinar el ayuno, el senderismo con la práctica del yoga, la meditación y la escritura, que ayuda sacar nuestros pensamientos y aclarar la mente, permite optimizar los efectos beneficiosos del ayuno. El ayuno tiene muchos beneficios y estas actividades de relajación del cuerpo ayudan a conseguir optimizar estos beneficios.

5. Descubrir terapias emocionales

La quinta clave es una formidable oportunidad para poder descubrir nuevas terapias emocionales que igual aún no conocemos y no hemos podido experimentar para hacernos una idea de su potencial hacia nuestro cuerpo.

Cuando una persona se siente tranquila es un momento ideal para liberar las emociones acumuladas en nuestro cuerpo.

Al estar en un estado relajación máxima, conectamos con nuestro cuerpo, somos más receptivos a experimentar nuevas terapias como:

  • La reflexología: Terapia que se basa en los principios de la medicina china que rigen la acupuntura. Estimula puntos en la planta de los pies.
  • La osteopatía: Método de tratamiento de los desequilibrios del cuerpo basada en masajes y manipulaciones de las articulaciones y tejidos musculares.
  • El mindfulness: Técnica de relajación que ayuda a tomar consciencia plena de nuestras emociones.

Con estas terapias podemos conseguir desbloquear las emociones y así poder actuar para: aliviar dolores, quitar ansiedad, re-equilibrar nuestro peso, aliviar y mejorar trastornos alimenticios, limitar estados de cansancio crónico, superar una crisis personal y/o mejorar nuestro estado de salud o simplemente detoxificar nuestro cuerpo y poder volver como nuevos a nuestra vida activa.

¿Y tú, has experimentado el ayuno ya?

Descubre todo sobre el ayuno en miayuno.es y hazte con el último libro sobre el ayuno.