​Los 10 beneficios del psicólogo online

¿Es posible tratar trastornos o problemas de pareja vía internet? Sí, y con las máximas garantías.

Psicología y Mente

Psicología y Mente

El tratamiento psicológico en línea tiene una historia relativamente corta, pero la figura del psicólogo online cobra cada vez más protagonismo.

Los tiempos están cambiando y hoy en día ya es posible recibir terapia psicológica en internet, pues las nuevas tecnologías han aportado nuevas formas de comunicación con los pacientes, y cada vez son más las investigaciones que confirman que esta forma de psicoterapia es beneficiosa para el bienestar y la salud mental de las personas.

La comodidad y la confidencialidad son algunos ejemplos de sus ventajas. En este artículo, revisaremos los beneficios del psicólogo online.

Beneficios del psicólogo online

La terapia en línea ha abierto nuevas vías para el tratamiento de salud mental y para mejorar el bienestar de las personas. Pero, ¿cuáles son realmente los beneficios del psicólogo online?

A continuación te los presentamos.

1. Acceso desde cualquier lugar

La terapia online permite el acceso desde cualquier lugar, y los motivos pueden ser variados. Esto hace que se las personas dispongan de opciones más diversas y adaptadas a sus necesidades, ya que la ubicación no es un elemento que limite la oferta.

2. Conveniencia

El psicólogo online ofrece conveniencia y la posibilidad de elegir los horarios. Esto permite que cualquier persona tenga acceso a este servicio y, por tanto, pueda ver mejorado su bienestar.

3. Comodidad

Uno de los beneficios más destacados de la terapia online es la comodidad. Y es que aprovechar el potencial de la psicoterapia online implica también incorporar estas sesiones al horario con gran facilidad, ya que no hace falta prepararse para salir de casa, desplazarse y calcular los tiempos necesarios para llegar a la consulta.

4. Menor coste

Un psicólogo online no necesita, por ejemplo, una gran oficina con sala de espera u otros requerimientos que son necesarios en la terapia presencial. Aunque el coste es menor, la calidad del servicio sigue siendo la misma.

5. Confianza

La modalidad de terapia online está sujeta a los mismos estándares éticos que la psicoterapia presencial, y esto incluye también la confidencialidad. Además, el hecho de poder contar con los servicios del psicólogo estando en nuestra propia casa hace que resulte más sencillo abrirse con honestidad a la terapia, ya que nos sentimos rodeados de un entorno que nos resulta familiar, lo cual desincentiva que como pacientes permanezcamos en un estado de nerviosismo y de "estar alerta".

6. Otras opciones de comunicación

Gracias a la terapia online, los pacientes pueden beneficiarse de diferentes formas de comunicación que pueden resultar adecuadas para ellos. De hecho, muchas de estas clínicas online ofrecen un servicio novedoso, en el que es posible conectarse con un psicólogo a través de chat tanto por móvil como del ordenador (a través de su web o a su app de iOS y Android).

Lo más habitual es el uso de las videollamadas una vez a la semana, en las que el psicólogo mantiene una sesión de una hora con el paciente. Además, existe también la posibilidad de usar mensajes de texto, mensajes de voz e imágenes.

7. Escritura como herramienta terapéutica

En ocasiones, al hablar cara a cara con el terapeuta algunos pacientes no llegan al fondo de la cuestión, pero al escribir los pensamientos, el paciente puede tomarse su tiempo para explicar aquello que realmente desea.

8. Facilidad para dar el paso

La terapia online se lleva a cabo desde el propio hogar o un lugar en el que el paciente se siente seguro y cómodo y, por tanto, facilita que éste dé el paso sin necesidad de nada más que una conexión a internet desde su móvil o su ordenador.

9. Intimidad

Como hemos visto, la simplicidad de la terapia online afecta al modo en el que el paciente se siente durante la terapia, al no tener que salir de su hogar. Esto es debido a que realiza la sesión de videollamada desde un lugar de su elección donde se siente cómodo y seguro, y ni siquiera hay que preocuparse por que los demás sepan que se está yendo a terapia.

10. Seguimiento con el psicólogo a pesar de desplazamientos

Como allí donde haya conexión a Internet se puede realizar una sesión de terapia psicológica online (siempre que se disponga de intimidad y de espacios tranquilos), incluso si viajamos o nos mudamos, podemos seguir con el proceso terapéutico. Este tipo de terapia ofrece la posibilidad de conectar con un psicólogo online desde cualquier parte del mundo y en el momento que más lo necesita el paciente.

Artículos relacionados