Pasos a seguir para llegar a potenciales clientes y pacientes.

Año tras año, muchas personas de todo el mundo deciden estudiar Psicología y labrarse una carrera laboral en este ámbito. Es en parte por eso mismo que el mundo de la psicología clínica y sanitaria es muy competitivo: hay muchas personas que ofrecen servicios de intervención psicológica, y en comparación no hay una gran cantidad de personas que se planteen asistir a la consulta de cada uno de estos profesionales.

Así pues… ¿cómo conseguir pacientes para tu consulta de psicología? Partiendo de la base que el hecho de que un terapeuta sea bueno no le servirá para prosperar si no sabe unos principios básicos de marketing, veamos varios consejos que pueden ser útiles para tener más clientes y pacientes a los que tratar.

Conseguir pacientes para una consulta de psicología: varios consejos

Sigue estas pautas básicas para dar a conocer tu negocio y tus servicios de terapia y llegar a las personas a las que les puede interesar lo que haces. A pesar de que el mundo del márketing es bastante más complicado que lo que se ve aquí, resumen bien varias ideas importantes.

1. Cuida tu página web

Hoy en día, la página web profesional es prácticamente algo sagrado. Una parte muy grande de tus potenciales clientes sabrán acerca de tuis servicios a través de ella, así que es sumamente importante que de una buena imagen de tu labor y que comunique bien lo que haces.

Por ejemplo, pequeños detalles como tener una web que tarda muchos segundos en cargar podría estar haciendo que más de la mitad de las personas que intentan entrar a ella desistan y cierren la ventana antes de leer una sola línea sobre tu negocio.

Y un mal diseño de la web también es otro error común; en la red es posible ganar mucha exposición, pero también es muy fácil perder la atención de estos visitantes, así que no debería costar esfuerzo navegar por tus contenidos y leer lo que pone en tus páginas. Es crucial, por ejemplo, que las letras puedan ser leídas fácilmente; la funcionalidad es mucho más importante que los adornos innecesarios.

2. No importa solo la cantidad: elige tu público objetivo

Una de las primeras cosas de las que nos damos cuenta al aplicar principios básicos de marketing en nuestro negocio es que se nota mucho la diferencia de resultados entre una campaña de comunicación en el que se haya tenido en cuenta al tipo de personas a las que queremos dirigirnos y una en la que no.

Así pues, dado que tus recursos a la hora de invertir dinero y tiempo en tu negocio son limitados, es importante que lo tengas todo diseñado para que atraiga la atención del perfil de potencial cliente al que quieres atraer.

Por ejemplo, si tu especialidad son las personas de clase media y de entre 35 y 60 años, no tiene mucho sentido que utilices una jerga demasiado técnica que sólo entenderían tus colegas de profesión.

3. Publica textos en un blog

Los blogs son una buena manera de explicar más detalladamente tu filosofía de trabajo y el tipo de problemas y necesidades en los que te centras como profesional.

Es por eso que mantener actualizado uno de ellos puede resultar muy útil para hacer que el contenido de tu web sea relevante y, además, gane poder de SEO; es decir, que tenga más posibilidades de aparecer entre los primeros resultados de Google (u otros motores de búsqueda) cuando los potenciales pacientes o clientes buscan en ellos escribiendo ciertas palabras clave, frases o preguntas.

Eso sí, dedicarle un tiempo excesivo al blog te traerá problemas. Asumiendo que tu consulta de psicología es pequeña y que no tienes mucha presencia en Internet, no deberías publicar más de una o dos veces a la semana, para no perder la oportunidad de realizar otras cosas que te puedan aportar más pacientes.

4. Realiza colaboraciones

Tener contactos también es una manera de llegar a más gente. Realizar colaboraciones en las que ambas partes salgáis ganando es algo a tener en cuenta.

Por ejemplo, dado que vivimos en la era de las redes sociales, si conoces a un psicólogo de otra ciudad o que se dedique a una especialidad distinta a la tuya, podéis intercambiar contenidos y escribir el uno en la página del otro. Vuestras audiencias serán algo diferentes, pero lo suficientemente parecidas como para tener posibilidades de que encuentren interesantes vuestros servicios, hablen de vosotros a otras personas o simplemente compartan l y difundan esos contenidos entre sus contactos, llegando a un público nuevo.

5. Pon el foco en las necesidades de los posibles pacientes

Dado que cuando hacer terapia o realizas otras formas de intervención psicológica te pones en el lugar de la persona a la que tratas, a la hora de comunicar lo que haces en tu negocio no deberías dejar de hacerlo.

Pon el énfasis de lo que dices en aquellos aspectos prácticos del día a día en los que quienes aún no te conocen podrían estar viendo una necesidad no satisfecha, y aporta una posible solución. No te limites a describir situaciones o conceptos del mundo de la psicología si no quieres atraer solo a las personas que buscan la definición de una palabra.

6. Llama la atención y ofrece tus servicios, y no al revés

A nadie le interesa dedicarle tiempo a consumir publicidad, especialmente si esa publicidad ni siquiera es un spot televisivo con una cierta gracia u originalidad. Así pues, cuando crees contenidos redactados con el ánimo de promocionar tu consulta de psicología, empieza captando la atención explicando algo que no sea en sí la parte publicitaria. Esta última la puedes poner al final de tus contenidos, para que al llegar a ella resulte más interesante (al haber abordado el tema sobre el que ofreces servicios en las líneas anteriores).

7. Aprovecha las redes sociales para hacer campañas de lanzamiento

Lanzar un nuevo tipo de servicio y no comunicarlo es una oportunidad perdida, ya que esta clase de noticias son una buena manera de ganar pacientes. Para ello, puedes utilizar tus redes sociales como altavoz. Incluso puedes invertir algo de dinero para que estas plataformas digitales hagan llegar ese contenido a más personas, una vez hayas especificado ciertos parámetros para segmentar bien el tipo de usuarios a los que te diriges (por edad, zona en la que viven, etc.)

8. Contacta con profesionales

Una opción que permite hacer que todo sea más simple consiste en contratar los servicios de marketing de profesionales que trabajen en el sector del marketing, y si están especializados en el sector de la psicología y la salud mental, mejor que mejor.

En este sentido, Psicología y Mente ofrece varios servicios que resultan muy útiles para ayudar a los psicólogos a conseguir pacientes y hacer que su negocio crezca. Entre su equipo hay expertos en marketing digital capaces de asesorar en el diseño de webs, de contenidos en redes sociales y de branding personal, para llegar a las personas que buscan la ayuda de psicólogos con las características adecuadas.

Por otro lado, también dan la opción de anunciarse en esta web a través de diferentes modalidades, desde el clásico banner hasta su Directorio de Psicólogos, y todo ello en la web sobre Psicología en castellano más visitada del mundo, con más de 25 millones de visitas mensuales. Para contactar con el equipo, puedes mandar un mail a través de esta dirección: jonathan@psicologiaymente.com

Referencias bibliográficas:

  • Tedlow, R. S., y Jones, G. G. (eds) (2014). The Rise and Fall of Mass Marketing. Routledge.
  • van Waterschoot, W., van den Bulte, C. (1992). "The 4P Classification of the Marketing Mix Revisited". Journal of Marketing. 56 (4): 83 - 93.