Si hay algo que caracterice el mundo de internet y de los dispositivos electrónicos vinculados a lo audiovisual es que sus funciones se han diversificado muchísimo en las últimas décadas. ¿Quién nos iba a decir hace 30 años que un ordenador podría ser usado para ir a terapia? Y sin embargo así ha sido: actualmente, la terapia online por videollamada es una realidad.

Sin embargo, esto podría llamar la atención de quienes vean el proceso de la psicoterapia de un modo superficial, dado que sentarse frente al ordenador ofrece una estampa claramente distinta al hecho de sentarse frente a un psicólogo.

Lo que ocurre es que las investigaciones científicas realizadas acerca de este tema muestran que tal diferencia es tan solo aparente: aunque cambie el canal de comunicación, la psicoterapia online tiene una eficacia equivalente a la psicoterapia presencial, y el hecho de que en muchos casos resulte más barata se debe sobre todo a que en ella el profesional debe hacer frente a menos costes, no a que sea menos útil para el paciente. En este artículo veremos cuáles son los aspectos que explican la alta eficacia de la terapia online por videollamada.

¿Por qué es eficaz la psicoterapia online por videollamada?

Estos son los principales motivos por los que la eficacia de la terapia online por videollamada es equivalente a la “tradicional” realizada cara a cara con el psicólogo.

1. Es un modo de psicoterapia muy adaptable

La psicoterapia online por videollamada puede ser adaptada a una gran cantidad de contextos; por ejemplo, hace posible que las sesiones queden interrumpidas incluso si el paciente se va de viaje una semana, o aunque un día tenga que salir más tarde de la oficina.

Es cierto que existen algunas limitaciones materiales, pero estas solo surgen en casos muy concretos en los que se necesita hacer uso de materiales que el paciente no tiene y que están en la consulta del psicólogo; nada que no pueda ser previsto o subsanado mediante otras metodologías de intervención que sean compatibles con el formato online.

2. Hace posible tener en cuenta el lenguaje no verbal

No hace tanto tiempo, la mayoría de los hogares no tenía la posibilidad de contar con un servicio de videollamada en la que la transmisión de datos fuese fluida y la calidad de la imagen fuese buena.

Afortunadamente, hoy en día esto ha cambiado mucho, y es por ello que las sesiones de videollamada sin problemas técnicos y en las que se puede ver a la otra persona con buena calidad de imagen y sonido y en tiempo real son totalmente normales, no sorprenden a nadie. Y esto juega un papel en la eficacia de la terapia online.

El hecho de poder ver en tiempo real el lenguaje no verbal de los pacientes hace que los psicólogos lo tengan fácil para adaptar su estilo comunicativo a lo que oyen que dice la otra persona, infiriendo correctamente el significado real de las frases más allá de su literalidad, y sabiendo más sobre el estado emocional del interlocutor.

Teniendo en cuenta que en psicoterapia es fundamental hacer que los pacientes se sientan cómodos para que puedan expresar sus miedos y preocupaciones de manera abierta y sin reservas, es normal que las investigaciones reflejen que la terapia online por videollamada es eficaz: estando sentados, la gran mayoría de la información no verbal expresada por la otra persona queda captada por la cámara.

3. Permite el establecimiento de una buena alianza terapéutica

La alianza terapéutica es el vínculo entre terapeuta y paciente que se establece en el contexto de la intervención psicológica, tanto en las sesiones como en el tiempo que transcurre entre ellas, y en el que se genera un acuerdo sobre los objetivos a alcanzar y los medios a utilizar para conseguirlo. Así, está vinculada con un respeto mutuo y un sentido de identificación con el otro que, eso sí, siempre se plasma en un trato de tipo profesional, no de amistad.

Si bien lo adecuado es que ambos tengan trato tan solo en los momentos para los que hay hora reservada y se ha pactado de antemano trabajar el problema que afecta al paciente, la alianza terapéutica también se plasma cuando este último está viviendo su día a día sin la supervisión directa del profesional y sin hablar con él en ese momento.

Y es que la alianza terapéutica es buena parte de lo que hace posible que el paciente se comprometa con el proceso terapéutico, aún sabiendo que eso le exigirá salir de su zona de confort y realizar esfuerzos a corto plazo para beneficiarse de ello a largo plazo. Ese vínculo con el psicoterapeuta es el empujón que ayuda al paciente a ir progresando y llegando a los objetivos de la terapia, es decir, una fuente de auto-motivación y de confianza en un profesional formado precisamente para ayudar en estos casos.

En la terapia online por videollamada, se ha visto que la fuerza de la alianza terapéutica es comparable a la que se produce en las sesiones cara a cara; en este sentido, cuenta con una ventaja fundamental frente a otras formas de intervención psicológica a distancia, como las sesiones de chat con psicólogos. En estas últimas, al no producirse un intercambio de audio y vídeo en tiempo real, cuesta más llegar a “conectar” con los psicólogos, al percibirse que el trato es más impersonal y distante.

4. Aporta un extra de discreción

Para muchas personas, es todo un reto ir a un lugar que les resulta poco familiar y empezar a hablar de sus vidas y de los aspectos de estas que les gustaría mejorar. Aunque los centros de psicología procuran ofrecer discreción y siempre ofrecen la posibilidad de hablar con el psicólogo en habitaciones tranquilas en las que se dispone de privacidad, lo cierto es que esta no puede competir con la que ofrece la modalidad online, dado que en esta última ni siquiera hay que acercarse al centro de salud o al centro o gabinete de psicología.

Es por ello que en algunos casos el paciente es capaz de relajarse más sintiendo que está yendo a terapia sin salir de un lugar que conoce bien. Cuando la atención de los pacientes puede centrarse únicamente en asegurarse de que la terapia vaya bien, al no estar “alerta” por la ansiedad, los resultados obtenidos son mejores y es mucho más probable que el tratamiento fluya bien.

¿Buscas apoyo psicológico profesional?

Avance Psicólogos

Si estás pasando por un mal momento y hay aspectos de tu manera de pensar, de sentir o de comportarte que quieres cambiar, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales. En Avance Psicólogos llevamos más de 20 años trabajando en el ámbito de la psicoterapia, y atendemos tanto de manera presencial en nuestro centro de Madrid como a través de la terapia online por videollamada, si así lo prefieres.

Además de ofrecer psicoterapia individualizada para personas de todas las edades, también desempeñamos otros tipos de servicios relacionados: terapia de pareja, logopedia, coaching, y asistencia psiquiátrica y neuropsicológica. Encontrarás más información sobre nuestra manera de trabajar (así como nuestros datos de contacto) en esta página.

Referencias bibliográficas:

  • Abbott, J.A.M.; Klein, B. & Ciechomski, L. (2008). Best Practices in Online Therapy. Journal of Technology in Human Services, 26: pp. 360 - 375.
  • Change, D. (2008). The Effectiveness of Telemental Health Applications. Canadian Journal of Psychiatry 53: pp. 769 – 778.
  • Change, D.J. (2010). Empirical evidence on the use and effectiveness of telepsychiatry via videoconferencing: implications for forensic and correctional psychiatry. Social Science & Medicine, 71: pp. 1308 – 1315.
  • Cohen, G. & Kerr, B. (1998). Computer-mediated counseling: an empirical study of a new mental health treatment. Computers in Human Services, 15(4): pp. 13 - 26.
  • Gratzer, D. y Khalid-Khan, F. (2016). Internet-delivered cognitive behavioural therapy in the treatment of psychiatric illness. CMAJ, 188(4) pp. 263 – 272.
  • Rees, C.S. & Haythornthwaite, S. (2011). Telepsychology and videoconferencing: Issues, opportunities and guidelines for psychologists. Australian Psychologist, https://doi.org/10.1080/00050060412331295108