​Obsesión por la limpieza: causas, características y consejos

¿Qué ocurre en la mente de una persona obsesionada con la pulcritud?

Jonathan García-Allen

Jonathan García-Allen

Pixabay

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es una alteración psicológica que comparte muchas características con los trastornos de ansiedad y con los trastornos del control de impulsos, que se caracteriza por generar pensamientos intrusivos recurrentes (obsesiones) y actos o conductas repetitivas (compulsiones) que la persona realiza para evitar el malestar (ansiedad) que los pensamientos obsesivos le provocan.

Dentro de este fenómeno es posible encontrar varios tipos de TOC, dependiendo del tipo de obsesiones y de compulsiones que desarrolle la persona. Uno de los más habituales es el trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza, en el cual nos centraremos a lo largo de este artículo, y que da forma a la obsesión por la limpieza cuando llega hasta extremos psicopatológicos.

Características del trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza

Lo que en principio puede ser algo bueno, ya la limpieza puede ser positiva para evitar enfermedades, el TOC por la limpieza se convierte para personas que lo sufren en un trastorno severo que afecta negativamente a su bienestar.

Los pensamientos irracionales que pueden llevar al acto de la limpieza suelen ser distintos entre persona y persona, pero presentan una serie de características en común. Entre ellas está la angustia que se siente ante la idea de tener suciedad o gérmenes en las manos, partes del cuerpo muy expuestas a los "contaminantes" externos.

Además, la incertidumbre de no saber hasta qué punto las manos están sucias potencian ese malestar, ya que alimenta la preocupación y la necesidad de prestar atención a lo que ocurre en esas zonas de la piel (ante la falta de información, la ansiedad lleva a asumir las posibilidades más pesimistas). Y esta especie de paranoia centrada en las posibles señales de que las manos están contaminadas suele potenciar también un tipo de pensamiento mágico.

Por ejemplo, algunos individuos pueden tener pensamientos supersticiosos que les provocan ansiedad si no realizan actos para reducir sus síntomas ansiosos, otros pueden pensar que todo está contaminado y si no se limpian van a sufrir enfermedades graves, y otros pueden llevar el orden y la limpieza del hogar al extremo, ya que buscan continuamente la simetría de los objetos. Independientemente del pensamiento irracional, la compulsión en este tipo de trastorno se va a caracterizar por conductas de limpieza e higiene.

Estas personas sufren pensamientos repetitivos que provocan ansiedad. La conducta compulsiva solamente sirve para calmarles por un tiempo breve, lo que acaba produciendo un círculo vicioso, pues vuelve a aparecer el pensamiento irracional una y otra vez tras la conducta compulsiva.

Variables cognitivas relacionadas con el TOC

Existen múltiples variables cognitivas relacionadas con el TOC. Según el Obsessive-Compulsive Cognitions Working Group (OCCWG), las más importantes son:

  • Intolerancia a la incertidumbre
  • Sobreestimación de la amenaza
  • Perfeccionismo
  • Responsabilidad excesiva
  • Creencias sobre la importancia de los pensamientos
  • Creencias sobre la importancia del control de los pensamientos propios
  • Rigidez de ideas

Las creencias sobre la importancia de los pensamientos propios se refiere a la necesidad de controlar todos los pensamientos en todo momento. Los sujetos con TOC se esfuerzan por intentar no pensar una cosa en concreto o en eliminar ciertos tipos de pensamientos, y esto tiene un resultado contrario al deseado. Se genera un efecto paradójico por el cual el miedo por no detectar a tiempo las primeras señales de que esos pensamientos van a aparecer en la consciencia en breves, hace que esos pensamientos tengan más probabilidades de "invadir" la mente de la persona, porque más "rutas mentales" conducirán al concepto de aquello que se teme evocar.

Cómo parar la obsesión por la limpieza

Cualquier forma trastorno obsesivo compulsivo puede tener distintos niveles de gravedad. En casos muy graves siempre se debe buscar la ayuda de un especialista para poder manejar la situación. Pero en casos menos severos del trastorno, los consejos que presentamos a continuación pueden ser útiles. Si sufres obsesión por la limpieza, puedes seguir estos consejos:

1. Relájate antes de limpiar

Cualquier tipo de conducta obsesivo-compulsiva tiene su origen en la necesidad de reducir la sintomatología ansiosa. Puede que sea debido a un pensamiento supersticioso o a la idea de que si no está todo limpio un desastre puede ocurrir. La intención de la compulsión es reducir la ansiedad, pero existen otras maneras de relajarse. Por ejemplo, practicar Mindfulness, yoga o escuchar un CD de relajación.

2. Rompe con la rutina obsesiva

Es habitual en los trastornos de ansiedad que los psicólogos ayuden a los pacientes a poner prueba los pensamientos irracionales, para que de esta manera puedan ver por sí mismos que no pasa absolutamente nada cuando se exponen a la situación temida. Eso sí, la exposición debe ser progresiva. Por ejemplo, primero se puede retardar la conducta compulsiva 1 minuto, luego 2, luego 3, etcétera. De manera gradual puedes observar que, en realidad, el pensamiento obsesivo es irracional y los pensamientos catastrofistas no se cumplen.

3. No seas tan perfeccionista

En ocasiones, el trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza puede indicar que el individuo tiene una personalidad perfeccionista. El perfeccionismo hace referencia a la creencia de que siempre se debe alcanzar la perfección en todo lo que se hace. Esta creencia puede provocar serios problemas de ansiedad y, por tanto, conductas compulsivas. Entender que la imperfección es algo habitual en todos los seres humanos puede ayudar a reducir la ansiedad. Si no es posible hacerlo solo se debe acudir a un psicólogo, pues el perfeccionismo también afecta a la salud y al bienestar.

Referencias bibliográficas:

  • Doron, G.; Kyrios, M. (2005). Obsessive compulsive disorder: a review of possible specific internal representations within a broader cognitive theory. Clinical Psychology Review, 25(4): pp. 415 - 432.
  • Fallon, B.A.; Qureshi, A.I.; Laje, G.; Klein, B. (2000). Hypochondriasis and its relationship to obsessive-compulsive disorder. Psychiatric Clinics of North America, 23(3): pp. 605 - 616.
  • Goodman, W.K.; Grice, D.E.; Lapidus, K.A.; Coffey, B.J. (2014). Obsessive-compulsive disorder. The Psychiatric Clinics of North America, 37(3): pp. 257 - 267.
  • Rezvan, S.; Bahrami, F.; Abedi, M.; Macleod, C.; Doost, H.T.N.; Ghasemi, V. (2013). A Preliminary Study on the Effects of Attachment-based Intervention on Pediatric Obsessive-Compulsive Disorder. International Journal of Preventive Medicine, 4(1): pp. 78 - 87.
Jonathan García-Allen

Jonathan García-Allen

Psicólogo | Director de comunicación de Psicología y Mente

Barcelona

Jonathan García-Allen (Reus, 1983) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, y cuenta con distintas especialidades. Ha cursado varios posgrados, entre los que destacan el de Gestión de Recursos Humanos por la Universitat Rovira i Virgili, el postgrado en Psicología del Deporte por la UNED y el de Mindfulness e Inteligencia Emocional por la Universidad de Málaga. Experto universitario en Coaching por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Es fundador y Director de comunicación de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias.

También ha participado en distintos proyectos: Psicólogo en Meyo App; creador, Director técnico y formador en el Star Camp de la cadena hotelera Iberostar, un programa de animación infantil y juvenil basado en las Inteligencias Múltiples, el Teambuilding y la Educación en valores; y en la actualidad es profesor de Coaching Educativo en la Universidad Libertadores (Colombia).

Autor de dos libros de divulgación científica:

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados