La locura: tu única opción para la cordura

Una reflexión sobre el modo en el que locura y cordura se solapan.

La locura: tu única opción para la cordura

Hoy en día pensamos que una persona está cuerda cuando se viste como la mayoría de personas de la misma zona donde vive, habla de la misma manera, se divierte de una forma similar, tiene hábitos muy parecidos, trabaja en algo igualmente aceptado, gestiona sus relaciones de manera identificable como normal, su forma de hablar no se sale de unos patrones, etc.

Pero… ¿Sabes qué? La clave aquí es que todo se valora en relación a donde vivas y a las personas que vivan cerca de ti, vecinos, gente de tu pueblo o ciudad... Los modelos de conducta que vemos en medios de información como en la televisión, internet y demás.

Imagínate algo…

Visualiza y recrea mentalmente lo mejor que puedas que vives en un psiquiátrico. Duermes entre paredes acolchadas, tomas tu medicación a la misma hora que el resto, vas a dormir ciertamente cuando lo hacen todos los demás...

Al levantarte por la mañana, haces todo de la misma forma; desayunas, llevas la misma ropa, “la que está allí de moda”, bebes y comes lo mismo que la mayoría, ves lo mismo en la televisión, te entretienes haciendo las mismas actividades, hablas muy parecido, etc.

¿Crees que tus compañeros de psiquiátrico pensarían que estás loco? Posiblemente no, ¿verdad? ¿Cuál crees que es la razón?

Que consideramos, por lo común, alguien loco a una persona que hace y se comporta distinto al resto de las personas que le rodean. ¿Puedes ver que para las personas del psiquiátrico posiblemente fueran más locas las personas de afuera que sus compañeros?

¿Qué nos muestra esto? ¿Si encajas en una sociedad enferma o loca eso en qué te convierte? ¿Has observado verdaderamente cómo es la sociedad dónde vives?

Responde a estas preguntas sencillas

  • ¿Cuáles son los valores y normas que imperan en la sociedad en la que vives?
  • ¿Qué es lo que más importa a la mayoría de personas que la conforman?
  • ¿Tienes verdadera y completa libertad de elección en cada momento? Sí o no.
  • ¿La base que hace que todo funcione a un nivel superficial es el amor, el respeto y la colaboración, o tal vez alguna otra cosa?
  • ¿Tu sociedad promueve ayudar a los demás porque son parte importante de todo? Sí o no.
  • ¿Te potencia para que vivas tu vida de la forma más plena, auténtica y libre, o intenta que sigas unos pasos específicos y que estés entretenido para que, de alguna forma, hagas lo mismo que los demás?
  • En la sociedad en la que tú vives, ¿la mayoría de la gente es feliz? Sí o no.
  • ¿La mayoría de la gente tiene prosperidad económica y abundancia, es decir, tiene dinero de sobra para poder elegir cómo vivir y qué hacer en las distintas áreas: alimentación, ocio, viajes, formación, familia...? Sí o no.
  • Cuando ves personas por la calle, ¿van sonriendo o van con caras tristes o de preocupación y de enfado?
  • ¿La mayoría de personas viven relaciones amorosas plenas? Sí o no.
  • ¿Qué te dicen todas estas respuestas que acabas de exponer acerca de la sociedad en la que vives?
Cordura

Y, por último, aquí viene la pregunta clave

¿Es tu sociedad un entorno sano o enfermo? ¿Encajar al 100% en una sociedad enferma en qué te convierte?

¿Vas entendiendo cuál es el problema?

Todos tenemos un sistema neuronal enormemente eficiente y cuyo funcionamiento es en gran parte automático e inconsciente. Él nos procura la supervivencia desde hace miles de años y de formas muy variadas. Una de ellas es ayudarnos a encajar con nuestros semejantes y favorecer la perpetuación de la especie.

Uno de estos sistemas que nos ayudan a que este sistema tan útil y necesario opere son las neuronas espejo. Simplificando mucho, ellas copian inconscientemente todos los comportamientos de los seres entre los cuales habitamos y que tenemos cerca...

Por eso es tan importante que regules conscientemente las relaciones que mantienes cada día, ya que si tus amistades practican mucho deporte, será muy sencillo ver que, aunque nunca lo hayas practicado, empieces y lo incluyas en tu rutina, casi sin esfuerzo.

Lo mismo sucede con el nivel económico, hábitos no saludables, etc.

Por eso dicen que somos la media de las 5 personas con las que más tiempo pasamos... es ciencia. Por ende, si en nuestra sociedad, la mayor parte del tiempo estamos rodeados de personas infelices, sin prosperidad económica, con niveles bajos de energía y salud, pasión, entusiasmo y relaciones no amorosas, sean del tipo que sean...

¿Cómo crees que te comportarás tú y qué clase de vida te “tocará vivir”?

Es por eso que es tan importante que te permitas ser distinto, que te permitas ser tú… Que te permitas vivir la vida que te merece.

Y ten por seguro que eso no sucederá siguiendo la corriente, yendo con la manada por el camino más transitado; diciendo sí a todo lo que sutilmente te venden “a cambio de nada”, siendo uno más... Es importante que entiendas que estoy súper agradecido de poder vivir en Europa, en España y en Málaga. No estoy en contra de la sociedad actual. ¡En absoluto!

De hecho, no estoy en contra de nada...

Estoy a favor de trabajar sobre las raíces que generan los frutos desagradables que nadie desea. La enfermedad, los asesinatos, el abuso de poder, esta absurda y dolorosa forma de vivir, y todos los demás retos que afronta nuestra civilización, que no son pocos.

Estoy a favor de que, desde la conciencia individual, desde nuestra responsabilidad como seres humanos, creemos una sociedad cuya base sea el amor, la sabiduría y la libertad. Y que, además, aprovechemos todas las ventajas que el momento y la sociedad actual nos ofrece y nos brinda. (del libro “La Locura de Estar Cuerdo”).

Artículos relacionados