La situación para conseguir empleo no ha sido nada fácil en los últimos años en España debido a la recesión económica. Ante la incapacidad de cambiar el panorama económico y político, son muchas las personas que han visto disminuida su remuneración y calidad de vida en su trabajo. 

De hecho, la situación ha sido tan grave que muchos trabajadores, aquellos que conservaban su empleo, han sufrido lo que se conoce como síndrome del superviviente.

Una investigación realizada por el Instituto Finlandés de Salud Ocupacional, demostró que “en tiempos de crisis los que mantienen el puesto de trabajo aumentan 5 veces la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares. El estrés y el burnout, la poca consideración hacia los trabajadores, el exceso de trabajo, la precariedad laboral… son algunas de las causas.

Una investigación revela cuáles son las peores profesiones del mundo

Trabajar es una necesidad vital de los seres humanos, pues no podemos vivir sin tener unos ingresos mínimos que nos permitan tener una vida digna. En ocasiones, la necesidad puede llevarnos a elegir trabajos que detestamos.

Esto el que hizo que Francis T. McAndrew, investigador del Departamento de Psicología de la Knox College en Galesburg (Illinois, en Estados Unidos), se planteara la pregunta… “¿cuáles son los peores trabajos del mundo?”. Para averiguarlo, empleó una muestra 1.341 sujetos de diferentes países, que fueron encuestados para conocer cuál era su percepción al respecto.

Según los resultado, las peores profesiones del mundo son las siguientes.

10. Escritor

Escribir puede ser una entretenido y divertido, y las personas que se dedican a ello es porque es su gran pasión. Pero según los encuestados. ser escritor es un trabajo poco rentable, a no ser que seas un escritor de éxito y vendas millones de libros.

9. Guardas de seguridad

Pese a que los guardas de seguridad realizan una gran función y nos protegen en los momentos necesarios, ocupan el puesto 9 de esta lista. Seguramente, la causa de esto sea que es un trabajo que puede resultar peligroso y que el trabajo puede ser muy monótono. Ahora bien, también posible que la fama de los porteros de discoteca convierta el empleo de guarda de seguridad en un trabajo poco apetecible.

8. Basurero

Los basureros realizan una gran labor y su trabajo es imprescindible, útil y necesario. Sin embargo, estar constantemente rodeado de basura no debe de ser muy agradable. Para muchos, es uno de los trabajos más denigrantes.

7. Portero

Este puesto de trabajo nada tiene que ver con el jugador de fútbol que se coloca bajo los palos para evitar que su equipo encaje goles, sino que se refiere al portero de edificio o residencia. Los porteros siempre están ahí para nosotros, y cuando necesita que éste le haga un favor, va rápido a pedírselo.. Pero, ¿lo valoran? Parece ser que no.

6. Cura

La persona que es cura es porque ama al señor y porque siente que su vocación es esa, pues pocos individuos quieren dedicar su vida a la iglesia (al menos en España). Seguramente la idea de que el cura no puede tener relaciones sexuales también ha influido en la decisión de los encuestados.

5. Taxista

Puede que te guste viajar y conducir, pero ser taxista es un trabajo muy sacrificado en el que hay que trabajar muchas horas para lograr un sueldo digno. Otra de esas profesiones que debes amar o, de lo contrario, vas a detestar.

4. Director de funeraria

Aunque esta encuesta afirma que el trabajo de director de funeraria es uno de los peores empleos del mundo, seguramente sea peor el que trabaja como funerario, es decir, como empleado de funeraria. No debe de ser muy agradable estar rodeado de muertos y tratar con gente que se encuentra en proceso de duelo.

3. Dueño de un Sex Shop

Parece ser que el trabajo de dueño de un Sex Shop no es del gusto de la mayoría de la gente. No parece que sea un trabajo muy duro y sacrificado, y seguramente habrán peores ocupaciones que ésta. Sin embargo, los resultados son los que son.

2. Taxidermista

¿Alguien disfruta diseccionando animales? Seguramente no. Por eso el trabajo de taxidermista se encuentra en la segunda posición de esta lista. Un trabajo poco agradable.

1. Payaso

Cuando éramos pequeños a todos nos gustaba la figura del payaso. Pero parece que al hacernos adultos pocos querríamos serlo. Esta es la peor profesión del mundo según esta investigación.

Otros estudios similares

Este estudio no ha sido el único que se ha llevado a cabo para determinar cuáles son las peores profesiones del mundo. Según un artículo publicado en el diario El País, la consultora CareerCast decidió elaborar un ranking con las peores cinco ocupaciones existentes en el mercado laboral.

Se tuvieron en cuenta diferentes variables como la estabilidad laboral, la proyección de futuro, el salario o los niveles de estrés. Según esta consultora, el peor empleo es el de cronista de medios escritos. Le siguen el de leñador, militar, actor y trabajador petrolero.

Y… ¿cuál es la peor profesión que puede tener tu pareja?

Un ranking llamativo es el que elaboró el portal belelu.com que, según explican, se basa en la opinión de un grupo de mujeres. En su artículo reveló cuáles son las peores empleos que puede tener un novio en relación a infidelidades, conflictos y dificultades para la consolidación de la relación y el bienestar de la pareja. La lista la encabezan los los artistas y músicos. Según explica este portal, éstas son personas muy creativas, emocionales, románticas y expresivas. Sin embargo, pueden ser emocionalmente inestables, lo que dificulta que la relación se consolide.

Otra profesión que pone en riesgo las relaciones de pareja es la de fotógrafo o diseñador. Éstas también son personas creativas como las anteriores. Pero a pesar de lo entretenida y divertida que puede ser esta profesión, ocupa mucho tiempo en la vida de la persona, lo que puede afectar a la relación. Además, es un trabajo muy mal pagado.

Como en el estudio anterior, es decir, el elaborado por CareerCast, los escritores y periodistas suelen tener horarios y turnos que interfieren con la buena marcha de la pareja, y son empleos poro rentables. Los chefs tampoco lo tienen fácil a la hora de tener pareja, puesto que, a pesar de cocinar muy bien, tienen turnos complicados y un trabajo muy desgastante.