El kuzu es una de las plantas macrobióticas más importantes. En Asia ha sido utilizada como medicina y como suplemento alimentario desde la Antigüedad. Su popularización a nivel mundial, que se ha producido en las últimas décadas, ha hecho que se empiecen a investigar científicamente los posibles beneficios de esta planta.

En este artículo describiremos las propiedades y beneficios que se han atribuido al kuzu, tanto desde la medicina tradicional asiática como desde la investigación.

¿Qué es el kuzu?

El kuzu también es conocido como “kudzu” o “kutzu”. Proviene de la Pueraria lobata, una planta de la familia de las leguminosas, a la que también pertenecen el garbanzo, el haba, el frijol, la soja, el trébol, la alfalfa, el algarrobo y la acacia.

En la medicina tradicional de China, donde es llamado “gé gēn”, el kuzu es considerado una de las 50 hierbas fundamentales. Tanto en éste como en otros países asiáticos se le atribuyen numerosas propiedades beneficiosas para la salud.

Su raíz suele consumirse en polvo, normalmente disuelto en líquidos. De este modo se utiliza como condimento en alimentos como sopas o salsas, o bien mezclado con té; en Japón tal bebida es denominada “kuzuyu”.

Asimismo el kuzu tiene otros usos distintos. Durante la historia, y también en la actualidad, se ha utilizado para la confección de cestos, ropa y papel, para fabricar jabones y lociones y como fertilizante; además permite controlar la erosión del suelo.

El consumo de kuzu se enmarca en la alimentación y en la medicina macrobióticas, que proponen que el uso de determinados productos naturales ayuda a armonizar el organismo, tanto a nivel físico como psicológico y espiritual.

Beneficios y propiedades

A continuación describiremos las propiedades beneficiosas que se atribuyen al kuzu. La investigación científica ha dado cierto apoyo a algunas de ellas, mientras que en otras su uso es más cuestionable.

1. Para prevenir enfermedades

Entre los componentes del kuzu destaca la daidzeína, una sustancia con efectos antioxidantes. Si no se consumen suficientes antioxidantes las células se desgastan más rápidamente y es más fácil que aparezcan enfermedades, por lo que un aporte mínimo de antioxidantes puede prevenir estos efectos negativos.

2. Para el dolor de cabeza

En China, en la década de 1970, se llevó a cabo un estudio sobre la utilidad del kuzu para tratar los dolores de cabeza. Los resultados de esta investigación sugieren que esta planta puede ser efectiva para reducir la migraña, especialmente en racimos, uno de los tipos más dolorosos de dolor de cabeza.

3. Para el tránsito intestinal

Uno de los usos más habituales del kuzu es el alivio de los síntomas de diarrea, de estreñimiento y de acidez. Esto parece deberse a que regula la flora intestinal y a que provoca efectos antiinflamatorios a nivel intestinal.

4. Para el alcoholismo

Históricamente se ha utilizado el kuzu para tratar el alcoholismo. En concreto se cree que puede ser eficaz para prevenir el consumo excesivo de alcohol y para ayudar a desintoxicar el hígado.

Asimismo se suele recomendar el kuzu como remedio para la resaca, pero estudios recientes sugieren que podría ser contraproducente en este sentido porque incrementa la acumulación de acetaldehído en el organismo.

5. Para el cansancio

El kuzu es considerado un producto revitalizante debido a sus múltiples propiedades beneficiosas. Así, se cree que puede ser útil para combatir la fatiga y la debilidad física, tanto las que se producen de forma puntual como las que se relacionan con el cansancio crónico.

6. Para la fiebre y el resfriado

Se han atribuido al kuzu propiedades beneficiosas para el tratamiento de los síntomas de la fiebre, del resfriado y de la gripe. También puede ser útil para aliviar la tos, incluso en casos de bronquitis.

7. Para las alergias

Los supuestos efectos beneficiosos del kuzu para el manejo de las alergias parecen relacionarse con sus efectos antioxidantes, y probablemente también con sus beneficios para el sistema respiratorio.

8. Para prevenir la demencia

Estudios con ratas sugieren que el consumo de kuzu podría prevenir la aparición de Alzheimer y de otros tipos de demencia. El mecanismo parece estar relacionado con la supresión de la apoptosis (o muerte celular programada) en el hipocampo, la principal región del encéfalo relacionada con la memoria.

9. Para los síntomas de la menopausia

El kuzu contiene isoflavonas, compuestos químicos propios de algunas plantas a los que se atribuyen beneficios para aliviar los síntomas de la menopausia, en concreto los sofocos y calores. No obstante se requiere más investigación para confirmar estas propiedades y la ausencia de efectos secundarios de las isoflavonas.

10. Para el vértigo

El vértigo consiste en sensaciones de mareos y falta de equilibrio, no necesariamente relacionados con las alturas. En muchos casos este síntoma se debe a problemas en el oído interno.

11. Para los acúfenos

Los acúfenos, también conocidos como “tinnitus”, son percepciones de sonidos, generalmente pitidos, que se deben a problemas en el oído como taponamiento o golpes. Los beneficios del kuzu para tratar esta alteración probablemente se relacionen con los relativos al vértigo.