Un resumen de las características de este fármaco. MaxPixel.

Los antidepresivos son el principal tratamiento farmacológico para la depresión, aunque también se utilizan para otros cuadros clínicos. Por otro lado, existen diferentes tipos de antidepresivos, y cada uno se emplea para ciertos tipos de depresión.

En estas líneas conocemos la clomipramina, un antidepresivo tricíclico. Este medicamento está indicado para el tratamiento de la depresión, fobias, crisis de angustia, síndromes obsesivos, enuresis nocturna y ciertos tipos de narcolepsia.

Clomipramina: características

La clomipramina es un antidepresivo tricíclico con una estructura similar a la imipramina y la desipramina (también tricíclicos). Más concretamente, se trata de un derivado de la imipramina.

Es un potente inhibidor no selectivo de la recaptación de serotonina, y su principal metabolito activo (desmeticlomipramina) actúa preferentemente inhibiendo la recaptación de noradrenalina.

Además, es el fármaco más específico (en comparación a todos los tricíclicos) respecto a su capacidad para inhibir la recaptación de la serotonina, si lo comparamos con la recaptación de la norepinefrina. Es decir, que su acción es más notable en la serotonina.

Se utiliza generalmente para el Trastorno Obsesivo-Compulsivo, aunque también para la depresión mayor. Además, tiene otras indicaciones, como veremos más adelante. Normalmente su vía de administración es la oral.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción de la clomipramina es la inhibición de la recaptación neuronal de noradrenalina (NA) y serotonina (SA) liberadas en la hendidura sináptica.

Indicaciones terapéuticas

Las indicaciones de la clomipramina son: depresión de cualquier etiología, sintomatología y gravedad, síntomas obsesivos (fue el primer fármaco aprobado para el tratamiento del Trastorno Obsesivo-Compulsivo), fobias y crisis de angustia. También se usa en el Síndrome de narcolepsia con crisis de cataplejía y la eyaculación precoz en adultos.

En niños está indicada para la enuresis nocturna, pero sólo a partir de los 5 años y después de excluir la posibilidad de causas orgánicas. Además, también se utiliza para el autismo.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones de la clomipramina (cuándo no se debe tomar) van orientadas sobre todo a personas con hipersensibilidad o sensibilidad cruzada a antidepresivos tricíclicos (clomipramina, desipramina, imipramina,...). Tampoco se debe tomar en combinación, o en el periodo de 14 días antes o después del tratamiento con antidepresivos IMAO, ni con un infarto de miocardio reciente o un síndrome del QT largo congénito.

Por otro lado, la clomipramina no está recomendada en niños y adolescentes en el tratamiento de: depresión, trastornos obsesivos, fobias, crisis de ansiedad, eyaculación precoz, narcolepsia con cataplejía (en adultos) y trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad.

Además, no está autorizado, ni en niños ni en adolescentes, el empleo de la vía intravenosa o intramuscular.

Efectos secundarios

El efecto adverso más frecuente del sistema nervioso central con los antidepresivos tricíclicos es la somnolencia. Por otro lado, la sedación puede resultar un efecto deseable a la hora de acostarse, lo que minimiza cualquier somnolencia indeseable y la sedación durante el día.

También pueden aparecer mareos (por la hipotensión ortostática, esto es, incapacidad del cuerpo para regular la presión arterial rápidamente), pero se pueden minimizar haciendo que el paciente cambie de postura más lentamente.+

Además de los mencionados, pueden aparecer una amplia variedad de efectos adversos o secundarios cardiovasculares, debido a las propiedades anticolinérgicas de los tricíclicos y a su capacidad para potenciar la norepinefrina.

También puede ocasionar taquicardia ventricular, palpitaciones, hipertensión, e hipotensión ortostática, con la posibilidad de reacciones más graves tales como infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca congestiva, o un derrame cerebral.

Farmacocinética

En cuanto a la farmacocinética, eso es, la rama de la farmacología que estudia los procesos a los que un fármaco es sometido a través de su paso por el organismo, la clomipramina se absorbe bien en el tracto intestinal. Sin embargo, cada persona responde de forma individual.

Los efectos suelen conllevar varias semanas para estabilizarse, pero los efectos adversos aparecen en las primeras horas. Las concentraciones máximas del fármaco en el organismo se obtienen entre 2 y 6 horas después de administrarse oralmente.

Por otro lado, debido a que los antidepresivos tricíclicos son de acción prolongada (es decir, su efecto dura varias horas), puede administrarse una sola dosis diaria una vez se ha establecido de dosificación más adecuada para el paciente.

Referencias bibliográficas:

  • Stahl, S.M. (2002). Psicofarmacología esencial. Bases neurocientíficas y aplicaciones clínicas. Barcelona: Ariel.
  • Clomipramina. (2013). Pediamécum.