Un resumen de las características de este fármaco.

Los antidepresivos son ampliamente utilizados en la actualidad a nivel mundial, especialmente para tratar la depresión, aunque también para otros cuadros como el insomnio o la ansiedad. Aquí conoceremos la doxepina, un antidepresivo tricíclico.

Doxepina: un antidepresivo tricíclico

Existen diferentes tipos de antidepresivos: IMAO, tricíclicos, inhibidores de la serotonina, inhibidores de la noradrenalina, duales, etc. La doxepina es un antidepresivo tricíclico.

Los antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos son de los primeros antidepresivos que se elaboraron. Son eficaces, aunque actualmente han sido reemplazados por otros antidepresivos con menos efectos secundarios. De todas formas, siguen siendo los más eficaces para determinados trastornos como por ejemplo la depresión melancólica.

Volviendo a la doxepina, su nombre comercial es Silenor. Este medicamento se utiliza para tratar el insomnio, es decir, la dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido, así como la depresión y la ansiedad, principalmente.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción de la doxepina consiste en bloquear la recaptación de neurotransmisores por la membrana neuronal.

Su funcionamiento se basa en ralentizar la actividad cerebral para que tenga lugar el sueño, a través de la modificación de las cantidades de ciertas sustancias naturales en el cerebro necesarias para el balance mental.

Indicaciones terapéuticas

Las indicaciones de la doxepina son principalmente trastornos psiconeuróticos donde la ansiedad y/o depresión son síntomas predominantes: neurosis con ansiedad con o sin síntomas somáticos, depresión reactiva, depresión ansiosa mixta.

También está indicada para depresiones psicóticas incluyendo melancolía involutiva y fase depresiva de psicosis maníaco depresiva. Además, la doxepina también está indicada para tratar el insomnio.

1. Insomnio

Si se utiliza para el insomnio, la doxepina se toma en tabletas para tomarla por vía oral. En cuanto a la dosis, generalmente se toma una vez al día, 30 minutos antes de irse a dormir. No debe tomarse en un plazo de 3 horas después de la comida.

Después de su toma, la persona se suele sentir muy somnolienta, y permanece dormida un tiempo después de tomarse el medicamento. Se recomienda no tomar doxepina si la persona no irá de inmediato a la cama y si no tiene la idea de permanecer dormido 7 y 8 horas.

Al iniciar el tratamiento, la persona se irá sintiendo mejor durante los primeros días. Si en una semana o 10 días no mejora, o incluso empeora, es recomendable llamar al médico.

2. Ansiedad y depresión

En este caso la doxepina se toma en cápsulas o concentrado (líquido) para tomarlo por vía oral. Se puede tomar con o sin alimentos tres veces al día. Se recomienda tomarla aproximadamente a la misma hora todos los días.

3. Otros

La doxepina también se usa a veces para tratar la urticaria crónica sin una causa conocida. Además, el medicamento se puede recetar para otros usos, aunque los más frecuentes son los mencionados: insomnio, ansiedad y depresión.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones (cuándo no debe usarse) de la doxepina son: cuando existe hipersensibilidad al medicamento o en ancianos con glaucoma de ángulo agudo o con tendencia a retención urinaria.

Efectos secundarios

En cuanto a los efectos secundarios, la doxepina puede ocasionar náuseas y mareos, así como algunos otros:

  • Vómitos.
  • Cansancio o debilidad.
  • Aumento en el tamaño de la pupila.
  • Boca seca.
  • Aftas en la boca.
  • Piel más sensible de lo usual a la luz solar.
  • Rubor.
  • Cambios en el apetito o peso.
  • Cambio en el sabor de las cosas.
  • Indigestión.

Por otro lado, se recomienda llamar al médico si aparece algún problema inusual mientras se toma la doxepina, o si uno o algunos de los efectos secundarios mencionados es intenso o no desaparece.

Tendencias suicidas con la doxepina

Es importante advertir que, durante los estudios clínicos de la doxepina, una pequeña cantidad de niños, adolescentes y adultos jóvenes (de hasta 24 años de edad) que tomaron antidepresivos como la doxepina, tuvieron tendencias suicidas. Estas se tradujeron en pensamientos como hacerse daño o suicidarse, planear hacerlo o intentarlo.

Se sabe que los niños, adolescentes y adultos jóvenes que toman antidepresivos para tratar la depresión u otros trastornos mentales, tienen más probabilidad de tener pensamientos suicidas que los que no toman antidepresivos para tratar dichas condiciones. Sin embargo, los expertos no saben con exactitud en qué grado oscila este riesgo y hasta qué punto se debe considerar tal fenómeno si un niño pequeño o adolescente debe tomar un antidepresivo.

Se debe remarcar que los niños menores de 18 años de edad no deberían tomar regularmente doxepina, aunque en algunos casos, el médico puede decidir que la doxepina es la mejor opción.

Referencias bibliográficas:

  • Doxepina (Insomnio. NIH MedlinePlus Salud [Internet]. 2017; Available from: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a617017-es.html. Español, inglés.
  • Doxepina (Depresión, ansiedad. NIH MedlinePlus Salud [Internet]. 2017; Available from: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a682390-es.html. Español, inglés.