Un fármaco antidepresivo muy conocido.

La reboxetina es un fármaco antidepresivo de 4ª generación. Su mecanismo de acción implica la recaptación selectiva de noradrenalina, es decir, se trata de un ISRN (Inhibidor selectivo de la recaptación de noradrenalina).

En este artículo veremos qué usos tiene este fármaco en la práctica clínica, características generales, contraindicaciones, efectos adversos y comparación de su eficacia con otros antidepresivos para tratar la depresión.

Reboxetina: características generales

La reboxetina es un fármaco antidepresivo, concretamente un ISRN (Inhibidor selectivo de la recaptación de noradrenalina). Lo que hace, al bloquear la recaptación de noradrenalina, es aumentar la concentración de noradrenalina en el espacio sináptico (y por ende, en el cerebro), ya que se ha visto que esta sustancia está muy disminuida en pacientes depresivos, al igual que la serotonina y la dopamina.

Se considera un antidepresivo de 4ª generación (el primer ISRN), altamente selectivo y muy potente. Fue aprobado en muchos países europeos a finales de los años 90 como tratamiento para la depresión.

Además, tiene un débil efecto sobre la recaptación de serotonina (5-HT) y no afecta a la captación de dopamina. Generalmente se utiliza como complemento de los ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina).

Indicaciones y contraindicaciones

En cuanto a sus indicaciones, la reboxetina está indicada para el tratamiento agudo de los trastornos depresivos mayores (y otros trastornos depresivos) y para el mantenimiento de la mejoría clínica en pacientes que han respondido al tratamiento inicialmente. En cuanto a la depresión, concretamente resulta eficaz para trastornos depresivos de moderados a graves, así como para el trastorno distímico (distimia).

También está indicada para el tratamiento a largo plazo de niños con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) que han presentado escasa respuesta o mala tolerancia al tratamiento inicial con metilfenidato (psicoestimulante). Finalmente, también está indicada en algunos casos de trastorno de pánico.

Por otro lado, está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad a la propia reboxetina (es decir, a su principio activo o a alguno de sus excipientes). Por otro lado, la reboxetina no se recomienda en pacientes ancianos, ni en niños o adolescentes menores de 18 años.

Nombres comerciales

La reboxetina se comercializa en medicamentos con diferentes nombres comerciales: Davedax, Edronax, Norebox y Solvex.

Antidepresivos de 4ª generación

Como hemos visto, la reboxetina es considerado un antidepresivo de 4ª generación, junto a otros ISRN y junto a los antidepresivos duales, es decir, fármacos que inhiben la recaptación tanto de serotonina como de noradrenalina (ISRSN).

Ejemplos de antidepresivos duales son la venlafaxina (tratamiento de elección para el Trastorno de Ansiedad Generalizada [TAG]) y la duloxetina. Además, una ventaja de los duales es que no afectan a la adrenalina ni a la histamina, produciendo menos efectos secundarios que otros tipos de antidepresivos.

Efectos secundarios

Los principales efectos secundarios que puede producir la reboxetina son: dolor abdominal, cefaleas y disminución del apetito (son los más frecuentes). También pueden aparecer otros como náuseas, vómitos, estreñimiento, boca seca y somnolencia.

Otros efectos que pueden aparecer, aunque muy poco frecuentes (afectan entre 1/10 de cada 1.000 pacientes) son las pupilas dilatadas y la sensación de dar vueltas (vértigo).

En el caso de los niños, aun ser la reboxetina bien tolerada (demostrado en estudios clínicos), pueden aparecer efectos adversos tales como mareo, boca seca, anorexia e insomnio.

Precauciones

Por otro lado, algunos antidepresivos como la reboxetina han producido convulsiones en ensayos clínicos, por lo que también se deberá tener mucha precaución en el caso de pacientes con antecedentes de trastornos convulsivos. Se deberá interrumpir el tratamiento farmacológico si la persona presenta convulsiones en algún momento.

Finalmente, también deberán tomarse precauciones en el caso de pacientes con un trastorno bipolar, con trastornos cardíacos, glaucoma o retención urinaria.

Embarazo y lactancia

No se sabe exactamente qué efectos puede tener la reboxetina durante el embarazo; es por ello que se desaconseja su uso en caso de estar embarazada, a menos que el médico lo considere absolutamente necesario y después de haber realizado un análisis clínico de riesgos/beneficios.

En cuanto a la lactancia, la reboxetina se encuentra en la leche materna (en pequeñas cantidades), por eso hay riesgo de producir un efecto en el bebé. Siempre deberá consultarse con un médico en caso de estar lactando.

Riesgo de suicidio

En el tratamiento inicial con antidepresivos, se ha visto como algunos de ellos pueden llegar a producir ideaciones suicidas; esto también puede ocurrir con la reboxetina.

Los pacientes que presentan más riesgo son aquellos con una historia previa de acontecimientos relacionados con el suicidio o con un grado importante de ideas suicidas previo al inicio del tratamiento. Es por ello que este tipo de pacientes deben recibir una alta vigilancia durante el tratamiento.

Todo esto ocurre porque los efectos terapéuticos de los fármacos antidepresivos tardan en aparecer una vez iniciado el tratamiento (generalmente 2 semanas o más). Los efectos adversos, en cambio, aparecen en seguida.

Comparación con otros psicofármacos

En comparación con los antidepresivos tricíclicos, la reboxetina se ha demostrado igual de eficaz que ellos para la depresión mayor, y más eficaz que la fluoxetina (un tipo de ISRS) para los síntomas depresivos relacionados con el funcionamiento social (como por ejemplo la abulia).

Referencias bibliográficas:

  • Arabgol, F., Panaghi, L. y Hebrani, P. (2009). Reboxetine versus methylphenidate in the treatment of children and adolescents with attention deficit-hyperactivity disorder. Eur Child Adolesc Psychiatry, 18(1): 53-9.
  • Pediamécum. (2015). Reboxetina.
  • Stahl, S.M. (2002). Psicofarmacología esencial. Bases neurocientíficas y aplicaciones clínicas. Barcelona: Ariel.
  • Vademecum. (2015). Reboxetina.