Normalmente asociamos la buena suerte al azar, a una fuerza superior que hace que, de forma inesperada, todo se ponga a nuestro favor. Aunque el azar puede hacer que tengamos un golpe de fortuna, no hay nada que atraiga la suerte de manera mágica o sobrenatural.

Sin embargo, hay personas a las que parece que la suerte les acompañe en cada una de sus acciones, es decir, son individuos que tienen una flor en el trasero. Pero… ¿cómo lo consiguen? ¿Cómo pueden ser tan afortunados?

En este artículo descubrirás las claves para atraer la suerte.

La importancia de los hábitos en la buena y la mala suerte

Para atraer a la suerte hay que comportarse de manera que las oportunidades puedan llegar. En otras palabras, la suerte hay que buscarla. Lo mismo ocurre con la mala suerte, pues, en muchos casos, suele aparecer de golpe. Seguro que alguna vez has escuchado la frase: “parece que todo lo malo viene junto”. Cuando esto ocurre, los individuos suelen buscar las causas a factores externos, como si les hubieran echado un mal de ojo. Piensan que los planetas están alineados en su contra, y entonces se preguntan, “¿qué he hecho yo para merecer esto?”.

Pues bien, la causa suele estar los hábitos que tiene una persona. Y pese a que en algunas situaciones el azar puede jugarnos una mala pasada, generalmente los comportamientos diarios que tenemos aumentan las probabilidades de que las cosas nos salgan bien o nos salgan mal.

Hábitos para atraer la buena suerte

Así que lejos de pensar que la suerte es una cosa misteriosa, que funciona de manera extraña, uno debería llevar a cabo una serie de hábitos convertirse en una persona afortunada. 

Seguramente te preguntas: ¿cuáles son estos hábitos? ¿qué puedes hacer para que la suerte te sonría? En las siguientes líneas puedes encontrar la respuesta a estas preguntas.

1. Busca las oportunidades

La gente a la que suele sonreírle la buena suerte es gente que busca las oportunidades, es decir, no esperan a que las cosas les lleguen por arte de magia. Si quieren un buen trabajo, pelean por conseguirlo y luchan por colocarse en un entorno que favorezca que logren lo que desean. La suerte quizás les sonría, pero son ellos los que han movido ficha para estar ahí en el momento indicado. A nadie le toca la lotería si no la compran.

2. Conecta con tanta gente como te sea posible

Siempre es positivo conocer gente, especialmente gente que pueda proporcionarte oportunidades para la buena suerte. Tener una red de contactos siempre es positivo y puede influir a la hora de que nuevas oportunidades se te presenten. Para cumplir este punto, es necesario poseer una serie de habilidades sociales.

3. Enfócate en tus fortalezas

Tim Ferris, autor del libro 4 Hour Work Week, explica que “es mucho más exitoso aprovechar las fortalezas de uno mismo en lugar de pelear por las debilidades que uno posee”. De hecho, en su libro cuenta que “los estudios acerca de la gente más exitosa concluyen que la gente con suerte en la vida se enfoca en lo que mejor saben hacer. Si no dominan algo, tienden a delegar o buscan un socio quien compense sus debilidades”. De esta manera, uno puede atraer nuevas oportunidades que encajen con el potencial de uno mismo.

4. Adopta una mentalidad positiva

Adoptar una mentalidad positiva es uno de los consejos básicos que te dará cualquier motivador. Es un hábito que debemos tener todos, porque siempre tienes dos opciones al afrontar las situaciones que se te presentan cada día: ser negativo y ver el lado malo de las cosas, algo que puede paralizarte; o salir a buscar esas oportunidades con una mentalidad positiva, con la que nadie sea capaz de pararte. La suerte tiene mucho que ver con la actitud y como uno piensa respecto a lo que quiere conseguir.

5. Sé realista

Es importante matizar que la actitud positiva debe ir asociada a una mentalidad realista, pues de lo contrario sería lo que se conoce como falso optimismo. Si quieres que la suerte sea un rasgo de ti más que un estado, comienza a ver las cosas como son y no ver las cosas como si vivieras en tu mundo irreal.

6. Confía en ti mismo

La suerte le sonríe a uno cuando cree en sí mismo. Esto ocurre porque cuando la persona tiene una autoconfianza alta, se atreve a asumir más retos y está más motivado para seguir luchando por lo que piensa que se merece. Es decir, que tendrá más probabilidades de encontrarse en situaciones en las que la suerte le puede sonreír y se moverá por situaciones en las que puede tener éxito.

Artículo recomendado: “La Autoeficacia de Albert Bandura: ¿crees en ti mismo?

7. Sé proactivo y sal de la zona de confort

Si confías en ti mismo, es posible que seas más proactivo y estés siempre en constante movimiento intentando materializar los deseos que tienes. Salir de la zona de confort también te brinda más oportunidades de estar de suerte y así no esperas que la suerte te llegue.

8. No te rindas y sé paciente

Si quieres tener suerte has de saber que la suerte no dura las 24 horas del día ni los 365 días del año. Cuando alguien tiene su vida controlada, adopta una mentalidad positiva, es realista y busca las oportunidades la suerte es más fácil que sonría. La gente que no se rinde siempre está luchando, siempre está al pie del cañón, lo que puede favorecer que la suerte aparezca.

9. No te hagas la víctima

Si pasas todo el tiempo preocupándote por las ocasiones perdidas o preocupándote por el futuro, es posible que pierdas las oportunidades del momento y la posibilidad de que la suerte te sonría. Por tanto, es mejor dejar atrás el pasado y cambiar el enfoque hacia el presente. Piensa cómo puedes cambiar tu vida y toma una decisión de estar en el aquí y el ahora para comenzar a aprovechar las oportunidades que podrían cambiar tu vida para siempre.