¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 5 principios de la Psicología Positiva

Veamos los principios de la psicología positiva, ideas que puedes aplicar a tu vida para ser feliz.

Los 5 principios de la Psicología Positiva

El ser humano es tan complejo que no hay una sola manera de estudiarlo a través de la psicología. Dado que hay varias metodologías, filosofías de trabajo y maneras de concebir cuál debe ser el objetivo de los psicólogos, hay también diferentes corrientes de la psicología. Algunas de ellas son prácticamente opuestas, y otras son complementarias; en cualquier caso, conocerlas ayuda mucho a entender la naturaleza humana.

En este artículo daremos un repaso por los principios de la psicología positiva, una de las corrientes más importantes, heredera de la psicología humanista desarrollada hace décadas por investigadores como Carl Rogers y Abraham Maslow.

Los principios de la psicología positiva, explicados

Como su nombre indica, la psicología positiva adopta una visión de la experiencia humana que pone énfasis no en los déficits de salud y bienestar, sino en el potencial de desarrollo; es decir, en aquello que puede ser mejorado a pesar de que ya existe de alguna u otra forma en el individuo. Esta manera de ver las cosas ha sido divulgada sobre todo por los psicólogos Martin Seligman y Mihály Csíkszentmihályi, y en las siguientes líneas encontrarás un resumen de las ideas clave en las que se basa.

1. El desarrollo personal es un proceso dinámico

Uno de los conceptos centrales de la psicología positiva es el desarrollo personal, el cual nos permite otorgarle sentido a nuestras vidas mediante proyectos que conectan con nuestros valores y son importantes para nosotros más allá del placer que producen en el momento de llevarlas a cabo. Ahora bien, el desarrollo personal no es un tránsito que va de unas etapas iniciales con poco valor a otras etapas que nos aportan mucha felicidad; es un proceso dinámico, en el sentido de que no existe un momento que por sí mismo sea mucho más importante que el resto. Si algo nos aportan este tipo de experiencias es su capacidad para situarnos en el momento presente y saber apreciarlo más allá de nuestras expectativas por lo que está por llegar.

2. El bienestar no es la ausencia de problemas

Hay quienes asumen que el bienestar es simplemente la falta de cosas que funcionen mal; por ejemplo, la ausencia de enfermedades que dañen a nuestros órganos o a nuestras células, de estímulos estresantes provenientes del entorno, etc. Partiendo de esta perspectiva, existiría una manera natural y “por defecto” de estar en el mundo, y a no ser que las cosas se tuerzan, estaremos bien.

La psicología positiva aporta una manera muy distinta de entender la experiencia de vivir como un ser humano: en esta, resulta totalmente arbitrario asumir que lo natural es que no existan accidentes, contratiempos y eventos que sabotean nuestro bienestar. Los problemas forman parte de la vida tanto como la falta de estos, y cualquier proyecto de gestión emocional y desarrollo personal debería contemplarlos. La cuestión no es tratar de suprimir a toda costa este tipo de elementos, porque sería una misión totalmente imposible; lo importante es adaptarnos a las circunstancias sin asumir que no podemos mejorar nuestra situación una vez han ocurrido los sucesos que nos han hecho daño.

3. La propia subjetividad es una importante fuente de información

Otro de los principios de la psicología positiva tiene que ver con la información de la que deberíamos partir para gestionar nuestras emociones, pensamientos y patrones de conducta. Mientras que algunas corrientes psicológicas proponen centrarnos únicamente en la información objetiva y comprobable por terceras personas (por ejemplo, nuestra manera de comunicarnos con los demás), en la psicología positiva se pone énfasis en los procesos psicológicos subjetivos y privados, aquellos que solo pueden ser estudiados mediante la introspección porque tienen lugar “en nuestra cabeza”.

¿Cuáles son los principios de la psicología positiva?

Aquí se nota el modo en el que la filosofía humanista dio paso a la psicología positiva en la segunda mitad del siglo XX; del mismo modo en el que los pensadores humanistas ponían el foco en la naturaleza única e irrepetible de cada individuo, esta manera de entender la psicología nos lleva a no menospreciar los eventos mentales privados por el simple hecho de que no tienen una plasmación objetiva inmediata, y a asumir que abordar los problemas y las necesidades individuales de un ser humano pasa por ayudarle a explorar su propia subjetividad.

4. La felicidad está ligada al autoconocimiento

No existe una fórmula de la felicidad, dado que hay tantas maneras de ser felices como seres humanos hay en el mundo, o incluso más, dado que cada individuo cambia a medida que pasa el tiempo. Es por eso que establecer un modo de vida que nos proporcione la capacidad de ser felices tan solo puede ser elaborado conociendo nuestros valores e intereses reales, huyendo de los prejuicios y de la presión social por alcanzar una determinada forma de “éxito.

5. El aprendizaje tiene valor por sí mismo

Finalmente, otro de los principios de la psicología positiva es que el aprendizaje no debe ser entendido como un proceso de perfeccionamiento técnico o de acumulación de información; aprender es una manera de estar en el mundo, de involucrarse en actividades motivadoras e ilusionantes, capaces de mostrarnos facetas de nosotros mismos que no conocíamos.

¿Quieres contar con asistencia psicológica profesional?

Si te interesa aplicar a tu vida los principios de la psicología positiva, ponte en contacto con nosotros.

Adhara Psicología

Adhara Psicología

CENTRO DE PSICOLOGÍA HUMANISTA & MEDITACIÓN

Profesional verificado
Madrid
Terapia online

En Adhara Psicología llevamos desde el año 2010 ofreciendo nuestros servicios a personas de todas las edades, familias y parejas.

  • Brown, J.D., & Smart, S.A. (1991). The self and social conduct: Linking self-representations to prosocial behavior. Journal of Personality and Social Psychology, 60: pp. 368 - 375.
  • Furlong, M.J.; Gilman, R.; Huebner, E.S. (2009). Handbook of Positive Psychology in Schools. Nueva York: Routledge.
  • Lockwood, N.R. (2003). Work/life balance. Challenges and Solutions, SHRM Research: pp. 2 - 10.
  • Seligman, M.E.P.; Steen, T.A.; Park, N.; Peterson, C. (2005). Positive Psychology Progress: Empirical Validation of Interventions. American Psychologist, 60(5): pp. 410 - 421.

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese