Echar de menos a alguien es un sentimiento que todos hemos notado en alguna ocasión. Ya sea por culpa de la distancia o a causa de un fallecimiento, podemos sentir que añoramos a esa persona que antes teníamos cerca.

Esta sensación puede ser motivo de tristeza e incluso ocasionar ciertos trastornos psicológicos.

Grandes frases de Añoranza

En ocasiones puede ser beneficioso el reflexionar sobre este sentimiento para poder reconectar con nuestro pensamiento optimista.

Sin más dilación, vamos a conocer las mejores frases de añoranza que nos han dejado grandes escritores, pensadores y poetas de todas las épocas.

1. No sucumbas a la añoranza. Sal a la calle. Ve a una ciudad vecina, a un país extranjero..., pero no viajes al pasado que duele. (Pablo Picasso)

Una frase optimista del gran artista malagueño.

2. Entre tú y yo (mengana mía) se levantaba un muro de Berlín hecho de horas desiertas añoranzas fugaces. (Mario Benedetti)

Un verso inolvidable del poeta uruguayo.

3. La añoranza se asfixió bajo el hábito. (Gustave Flaubert)

Reflexión poética del autor de Madame Bovary.

4. El presente no existe, es un punto entre la ilusión y la añoranza. (Lorenzo Villalonga)

Frase de añoranza para reflexionar profundamente.

5. Por muy bien hechos que estén los puntos de sutura, se vive con dificultad cuando nuestras vísceras han sido sustituidas por la añoranza de una persona; parece que ésta ocupara más lugar que aquéllas, la sentimos continuamente, y además ¡qué ambigüedad verse obligado a pensar una parte del propio cuerpo! (Marcel Proust)

Una forma de vivir el duelo y el echar de menos.

6. Me encontré de pronto en la culminación de la dicha del amor y en consecuencia en la cima de mi vida, de mis añoranzas y aspiraciones. (Hermann Hesse)

El mejor momento de la vida de este filósofo.

7. Demasiado tiempo me debatí en la añoranza, con la mirada clavada en la lejanía, demasiado tiempo permanecí en la soledad, así que ya no sé callar. (Nietzsche)

Un alegato para vivir la vida con intensidad.

8. La añoranza es el camino previo a convertirse en estatua de sal. (Enrique Múgica)

Si uno no pone remedio, puede ser el camino hacia la perdición.

9. Un ganso se tiene prohibido todo atisbo de añoranza. Un ganso tiene cosas que hacer, se exige mucho y observa con desprecio sus gansadas. (Robert Walser)

Una frase graciosa que puede tener un significado oculto.

10. Te voy a añorar cada instante, cada momento del día, porque te has convertido en el sol que ilumina mi vida. (Megan Maxwell)

Añorar incluso antes de perder.

11. Usted ha tenido que aceptar privaciones. Eso curte, conforma el carácter. (Libba Bray)

Una personalidad de hierro se basa en austeridad y superación personal.

12. Ahora me doy cuenta de que no fue ella quien me dejó. Fui yo la que no la seguí. Elegí y me quedé. Condenada, convertida en faro, como en los cuentos que no acaban bien. Aprendiendo que la medida del cariño es la añoranza. Aprendiendo a saber estar. Yo. Conmigo. Estando. (Alejandro Palomas)

Bello verso sobre una despedida.

13. Voy moviendo el recuerdo por el apartamento de un lado a otro, como si fuera un mueble o un cuadro que no sé dónde colgar. (Nathan Filer)

Metáfora para comprender cómo los recuerdos pueden anclarnos al pasado.

14. Quién sabe cómo se había ido cubriendo de veladuras finísimas, casi imperceptibles, que la fueron aislando de la realidad. Se había ido momificando. (José Agustín)

Para reflexionar.

15. Tal vez él y yo confiábamos demasiado en la permanencia de antiguas complicidades gastadas poco a poco por la lejanía y la desidia. (Antonio Muñoz Molina)

El desgaste de la convivencia puede llevar a situaciones sin salida.

16. Es muy raro sentir que añoras algo que ni siquiera estás seguro de conocer. (David Foster Wallace)

En ocasiones, esta sensación nos embarga después de haber vivido una experiencia muy intensa.

17. Nunca sabremos si todo tiempo pasado fue verdaderamente mejor, o así nos lo parece porque es tiempo leído, no vivido; tiempo descifrado en las páginas de autores que lo han desmitificado y vuelto a mitificar para nosotros. (Abilio Estévez)

Una paradoja psicológica difícil de explicar.

18. Antes era alguien que sabía muchas cosas. Ahora nadie me pide opinión o consejo. Lo echo de menos. Antes era curiosa, independiente y confiada. Echo de menos estar segura de las cosas. No hay paz en no estar segura de todo, todo el tiempo. Echo de menos hacerlo todo con facilidad. Echo de menos no formar parte de lo importante. Echo de menos sentirme necesitada. Echo de menos mi vida y mi familia. Amaba mi vida y a mi familia. (Lisa Genova)

Al pasar los años, podemos tener estas sensaciones encontradas.

19. Hazme caso. Si oyes que el pasado te habla, sientes que tira de tu espalda y que te pasa los dedos por la columna, lo mejor que puedes hacer, lo único, es correr. (Lauren Oliver)

Hacia delante y hasta que te sientas vivo de nuevo.

20. Un lugar que no estaba segura de amar. Un lugar que ya no existía, porque lo que comenzaba a añorar ahora que estaba allí era el Elizondo de su infancia. (Dolores Redondo)

Una de esas frases de añoranza que nos devuelven cierta nostalgia.

21. Nunca deberían añorarse los viejos tiempos. El que añora los viejos tiempos es un viejo añorante. (Daniel Glattauer)

No podemos vivir sin mirar al futuro.

22. No es bueno sacar las fórmulas de su congelación, convertir secretos en palabras, traducir recuerdos en sentimientos, capaces de matar incluso cosas tan buenas y severas como el amor y el odio. (Heinrich Boll)

Reflexión sobre las emociones y qué hacemos con ellas.

23. Son lo que yo era. Son lo que perdí, son todo lo que quiero ver. (Paula Hawkins)

Echar de menos es algo muy humano.

24. Los muertos pertenecen a los vivos que más obsesivamente los reclaman. (James Ellroy)

Cuando alguien nos deja, parece que es cuando más lo necesitamos.

25. Es sano desatascar las cañerías de la memoria y terminar de hacer las paces con todo lo que quedó atrás. (María Dueñas)

Una especie de catarsis emocional, muy necesaria.

26. Hay que dejar en paz las cosas del pasado. (Fred Vargas)

Más vale no hacerles mucho caso.

27. Cuando sientas añoranza levanta la vista al cielo. (Donna Tartt)

Seguir adelante es una obligación.

28. Le había partido el corazón para instalarle el veneno de la añoranza. (Guillaume Musso)

Así se expresaba este escritor francés.

29. Se le borraron algunos detalles, pero persistió la añoranza. (Gustave Flaubert)

La memoria puede olvidar cosas concretas, pero difícilmente las emociones.

30. ¡Cómo añoraba los inefables sentimientos de amor que por aquel entonces trataba de imaginarse por medio de los libros! (Gustave Flaubert)

Otra frase de añoranza del escritor francés.

31. Yo no tengo ningún hogar. Así que, ¿por qué iba a sentir nostalgia? (Carson McCullers)

Una visión peculiar sobre el hogar.

32. Porque también podemos añorar nuestras equivocaciones. (Ernesto Sábato)

Errar es tan humano que hasta merece recuerdo y elogio.

33. El tiempo había pasado con suficiente fuerza para reducir su nerviosa pasión de entonces al rango de las anécdotas curiosas, que envejecen mal y empiezan a parecer artificiales, como si dependieran de una tecnología del recuerdo ya obsoleta que revelaba que el drama se montó en un escenario de cartón piedra. (Juan Villoro)

Reflexión del periodista y escritor mexicano.

34. Cualquier cosa que me recuerde a ti me entristece tanto que no lo puedo soportar. (Orhan Pamuk)

Después de una ruptura podemos sentir este pesar tan profundo.

35. Siempre me doy cuenta de las cosas con retraso: el pasado se me da muy bien, no el presente. El presente no lo puedo entender. (Nick Hornby)

En retrospectiva, todo es comprensible y coherente.

36. (...) Pero no hay manera de eludir el tiempo, el mar del tiempo, el mar del recuerdo y el olvido, los años de esperanzas, perdidos e irrecuperables, de esta tierra a la que casi se le permitió reclamar su mejor destino, sólo para que se lo arrebatasen los mismos malvados de siempre, y se viera arrastrada y secuestrada en el futuro en que debemos vivir ahora y para siempre. (Thomas Pynchon)

Cita célebre sobre añoranza de este escritor estadounidense.

37. Es la tragedia del amor, nunca se puede amar más algo que tienes que algo que añoras. (Jonathan Safran Foer)

Así es el amor, aunque sea doloroso.

38. El que sufre tiene memoria. (Cicerón)

Los errores pasados pueden acompañarnos durante mucho tiempo.

39. Saudade… Una palabra portuguesa que no tiene traducción literal; significa una profunda añoranza de algo o de alguien que ya no está y que quizá nunca vuelva. Una especie de híper nostalgia ultraconmovedora. El amor que persiste cuando alguien se ha ido. (Mhairi McFarlane)

Puedes saber más sobre el concepto saudade en este post.

40. En el camino dejé una pierna, un pulmón y un trozo de hígado. Pero debo decir, justo en este momento, que fui feliz con cáncer. Lo recuerdo como una de las mejores épocas de mi vida. (Albert Espinosa)

La vida de este escritor catalán estuvo marcada por el cáncer y la superación personal.

41. El señor Barón no fue realmente, en los últimos meses de su vida, más que una sombra de lo que era, como suele decirse, y ante esa sombra, que cada vez cobraba más rasgos espectrales, todos se apartaban cada vez más. Y yo mismo, como es natural, no tenía ya con la sombra de Paul la misma relación que con el Paul de antes. (Thomas Bernhard)

A libre interpretación.

42. Recuerdo con amor al niño o niña que fui, sabiendo que hice lo mejor que pude con el conocimiento que tenía en ese momento. (Louise L. Hay)

Una mirada positiva sobre las andanzas de otro tiempo.

43. Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero; mi juventud, veinte años en tierra de Castilla; mi historia, algunos casos que recordar no quiero. (Antonio Machado)

Los recuerdos de la infancia son algunos de los que producen más añoranza.

44. El día o la noche en que el olvido estalle salte en pedazos o crepite, los recuerdos atroces y los de maravilla quebrarán los barrotes de fuego y arrastrarán por fin la verdad por el mundo, y esa verdad será que no hay olvido. (Mario Benedetti)

Todo lo que ocurre deja un rastro, aunque sea en nuestra mente.

45. Atormentados por nuestros recuerdos, nos dedicamos a pulir nuestra memoria. (Boris Cyrulnik)

Revisar nuestros recuerdos nos ofrece la posibilidad de construir un autoconcepto con el que nos sintamos cómodos.

46. No soy solitario pero me gusta estar solo, me gusta amarte de lejos, echarte de menos a veces. (Macaco)

La añoranza puede ser un sentimiento estimulante.

47. Lo que ocurre en el pasado vuelve a ser vivido en la memoria. (John Dewey)

¿Hasta qué punto lo que experimentamos al rememorar pertenece al pasado y no al presente?

48. Nada puede durar tanto, no existe ningún recuerdo por intenso que sea que no se apague. (Juan Rulfo)

Como todas las cosas, los recuerdos se desvancecen, dado que nada es eterno.

49. Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse; al contrario, la hacen más profunda. (Gustave Flaubert)

Podemos llegar a sentirnos más aislados si fundamentamos nuestra vida en rememorar.

50. No perdamos nada del pasado. Sólo con el pasado se forma el porvenir. (Anatole France)

Olvidar es también perder conocimiento valioso.

51. El pasado no quiere ser cambiado. (Stephen King)

Lo que ha ocurrido tiende a permanecer en nuestras conciencias.

52. Mira hacia atrás y ríete de los peligros pasados. (Walter Scott)

Vistos con perspectiva, ciertos riesgos pasados nos hacen sentir mejor.

53. El pasado, lago para un solo nadador: el recuerdo. (Ali Ahmad Said Esber)

Solo a través de la memoria podemos experimentar el pasado.

54. Ciertos recuerdos son como amigos comunes, saben hacer reconciliaciones. (Marcel Proust)

Podemos volver a encontrar verdades sobre nosotros mismos en los recuerdos.

55. La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener. (Gabriel García Márquez)

Una forma de sentimiento de soledad que no entiende de distancias.

56. Cuida todos tus recuerdos, no puedes revivirlos. (Bob Dylan)

Esta es una razón más por la que los recuerdos importan.

57. No hay nostalgia peor que añorar algo que nunca jamás sucedió. (Joaquín Sabina)

Una forma de engañarse a uno mismo.

58. Es curioso cómo nos aferramos al pasado, mientras esperamos nuestro futuro. (Ally Condie)

Una paradoja que nos mantiene estancados.

59. ¡Ah los buenos tiempos! Cuando éramos tan infelices. (Alejandro Dumas)

El paso del tiempo nos lleva a idealizar el pasado.

60. No puedes tener un futuro mejor si estás pensando en el ayer todo el tiempo. (Charles Kettering)

Una idea muy simple para no quedarse en el pasado

61. Las cosas no son como solían ser, y probablemente nunca lo fueron. (Will Rogers)

Una de las frases de añoranza que mejor resumen este estado de consciencia.

62. Nada hay tan dulce como la patria y los padres propios, aunque uno tenga en tierra extraña y lejana la mansión más opulenta. (Homero)

Lo familiar está vinculado a nuestra identidad.

63. Me encanta recordar: pero la nostalgia me corroe el cuerpo. (Tony Duvert)

Este sentimiento puede hacer que la memoria sea una navaja de doble filo.

64. No dejéis el pasado como pasado, porque pondréis en riesgo vuestro futuro. (Winston Churchill)

Con el pasado hay que construir cosas nuevas.

65. Estamos divididos entre la nostalgia por lo familiar y el impulso por lo extraño. En la mayoría de los casos, sentimos nostalgia por los lugares que nunca hemos conocido. (Carson McCullers)

Un equilibrio entre el deseo de conocer y el deseo de habitar lo conocido.

66. Tal vez tenías que irte para realmente extrañar un lugar; tal vez tenías que viajar para descubrir cuán querido era tu punto de partida. (Jodi Picoult)

La ausencia es lo que, en muchas ocasiones, nos hace valorar lo que tuvimos.

67. Anhelamos lugares, recordamos lugares; son los sonidos, olores y vistas de lugares que nos acechan y contra los que a menudo medimos nuestro presente. (Alan Gussow)

Acerca del modo en el que estos recuerdos nos hacen valorar el momento presente.

68. Rusia es el único país del mundo por el que puede sentir nostalgia mientras usted todavía está en él. (John Updike)

Una reflexión llena de humor sobre el tamaño de este enorme país.

69. Vengo a mi paseo solitario por el bosque mientras la nostalgia vuelve a casa. (Henry David Thoreau)

Thoreau es famoso por haber vivido mucho tiempo en una casa de madera en el bosque, y por eso encontraba familiar este entorno.

70. He sentido nostalgia por países en los que nunca he estado, y anhelaba estar donde no podría estar. (John Cheever)

El sentimiento de añoranza puede surgir incluso a través del hecho de fantasear con lugares que nunca hemos pisado.