El Dalai Lama es la máxima autoridad religiosa del budismo tibetano o lamaísmo, considerado una reencarnación de Buda. El actual y catorceavo poseedor de este título, cuyo nombre de nacimiento es Tenzin Gyatso, siempre ha apostado por la búsqueda de la paz y el respeto mutuo como medios para buscar soluciones a los conflictos. Le fue otorgado el premio Nobel de la Paz en 1989.

A lo largo de toda su trayectoria vital ha realizado numerosas reflexiones que nos pueden permitir reflexionar sobre diferentes aspectos de la vida y la realidad circundante. Por ello, a lo largo de este artículo he recopilado 100 frases del Dalai Lama para comprender la vida desde su concepción.

Las mejores frases célebres del Dalai Lama 

A continuación encontrarás varias reflexiones y frases del Dalai Lama que nos pueden servir para comprender su pensamiento y filosofía.

1. Cada día, cuando te despiertes, piensa "hoy me siento afortunado de estar vivo, tengo una preciosa vida humana, no voy a desperdiciarla"

Esta frase refleja la voluntad de vivir nuestra vida a la vez, de aprovechar el tiempo que tenemos. La vida puede ser maravillosa y debemos sentirnos afortunados de gozar de ella.

2. La felicidad no es algo que venga prefabricado. Viene de tus propias acciones

No existe una felicidad que buscar y alcanzar como si fuera un objeto externo, sino que es algo que se produce debido a las propias acciones.

3. Ojo por ojo… y todos estaremos ciegos

La venganza no conduce a ningún lugar. Solo provoca que quienes se vengan sean objeto de la venganza de quien recibe dicha venganza.

4. Nuestro propósito principal en esta vida es ayudar a otros. Y si no puedes ayudarles, al menos no les hagas daño

Ayudar a los demás y hacer del mundo un lugar mejor es primordial, y si no somos capaces de ello al menos deberíamos intentar no perjudicarles.

5. No importa qué tipo de dificultades pasemos, cómo de dolorosa es la experiencia, si perdemos nuestra esperanza ese es nuestro verdadero desastre

Esta frase nos empuja a no desesperar, a buscar un motivo para continuar pase lo que pase-

6. El enojo, el orgullo y la competencia son nuestros verdaderos enemigos

Estos tres elementos impiden que nos esforcemos en comprendernos y ayudan a que las relaciones que establecemos sean destructivas en vez de positivas.

7. Hay un refrán tibetano que dice: la tragedia debería ser utilizada como una fuente de fuerza

En la vida pueden suceder grandes tragedias y muchos momentos de dolor y sufrimiento. Sin embargo hemos de intentar que nuestro sufrimiento nos permita hacernos más fuertes, visualizar qué es lo primordial y aprender de lo sucedido para que no vuelva a ocurrir.

8. Un buen amigo que señala errores e imperfecciones y reprende el mal, debe ser respetado como si se revelara el secreto de un tesoro escondido

A pesar de que puede no resultar agradable que resalten nuestros fallos, un verdadero amigo es aquel que es capaz de arriesgarse a hacernos daño con el fin de ayudarnos a corregirlos.

9. Nunca se puede obtener la paz en el mundo exterior hasta que no estemos en paz con nosotros mismos

Debemos querernos y respetarnos nosotros mismos si queremos trasladar estos sentimientos al exterior. Si no estamos en paz con nosotros mismos no podemos aspirar a lograr la paz en el mundo.

10. Tanto el creyente como el no creyente son seres humanos. Debemos tenernos un gran respeto

La fe y diferentes creencias o la ausencia de ellas a menudo han confrontado a las personas, pero no dejamos de ser todos seres humanos por igual que debemos respetarnos y amarnos.

11. Dale a tus seres queridos alas para volar, raíces para volver y razones para quedarse

Un verdadero vínculo se establece libremente, no es restrictivo ni forzado y permite contar con el otro.

12. Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente

No es malo compartir las cosas negativas de la vida, pero alguien que solo busca quejarse y ser considerado una víctima sólo va a conseguir llenarnos de negatividad.

13. La tolerancia y la paciencia son mucho más profundas y efectivas que la mera indiferencia

Mediante la indiferencia no producimos ningún cambio en la realidad, sino que nos limitamos a ignorar un hecho y no participar de ningún modo. Demostrar tolerancia hacia lo demás, sin embargo, implica un reconocimiento de la situación o de la persona y puede provocar una mejoría clara en éstos.

14. A través de la paz interior se puede conseguir la paz mundial. Aquí la responsabilidad individual es bastante clara ya que la atmósfera de paz debe ser creada dentro de uno mismo, entonces se podrá crear en la familia y luego en la comunidad.

Para lograr la paz, hemos de estar bien con nosotros mismos. A partir de ello podremos crear y proyectar hacia el exterior un verdadero entendimiento.

15. La gente toma diferentes caminos en busca de la felicidad. El hecho de que ellos no estén en su camino, no significa que lo hayan perdido

Todos tenemos perspectivas diferentes y podemos ser felices a partir de cosas muy distintas. No tenemos un único medio a través del cual ser felices, sino que este puede variar según el individuo, el momento y la situación.

16. La amistad sólo podía tener lugar a través del desarrollo del respeto mutuo y dentro de un espíritu de sinceridad

La verdadera amistad implica respeto y veracidad en la relación entre ambas personas.

17. La acción de alguien no debería determinar tu respuesta

Cada uno debe ser responsable de sus propios actos y pensamientos. Nuestras acciones deben depender de nuestras convicciones, no de lo que los demás hagan o dejen de hacer.

18. La paz no significa una ausencia de conflictos; las diferencias siempre van a estar ahí. La paz significa la solución de estas diferencias por medios pacíficos; a través del diálogo, la educación, el conocimiento; y por medio de formas humanitarias

Los conflictos implican la existencia de diferencias entre personas y son algo normal que no tiene porqué ser negativo. Lo que sí puede serlo es la forma de solucionarlos, que es en lo que debemos trabajar con el fin de evitar la violencia.

19. Las raíces de todo bien yacen en el hecho de apreciar el bien en sí mismo

Desear el bien, considerarlo necesario y buscarlo es fundamental para conseguir llegar a él.

20. Aunque haya religiones diferentes, debido a distintas culturas, lo importante es que todas coincidan en su objetivo principal: ser buena persona y ayudar a los demás

Cualquiera que sea la religión o creencia que se tenga, lo principal ha de ser procurar hacer el bien para uno mismo y los demás.

21. Juzga tu éxito por lo que tuviste que renunciar para conseguirlo

El éxito solo se consigue con esfuerzo. Cuanto más tengamos que esforzarnos, más satisfactorio nos será lograr nuestro objetivo.

22. Comparte tu conocimiento. Es una forma de conseguir la inmortalidad

En algún momento vamos a morir. Pero nuestros conocimientos, lo que hemos vivido y aprendido a lo largo de nuestra vida, puede perdurar si lo transmitimos a los demás.

23. Generalmente hablando, si un ser humano nunca muestra ira, entonces algo malo está pasando en su cerebro

Todos nos enfadamos, y en ocasiones intentamos ocultarlo para no dañar a los demás o porque expresarla en un contexto determinado se considera como no adecuado. Pero si nunca expresamos la ira, al acumularla acabaremos teniendo diversos problemas como frustración y/o ansiedad.

24. No es suficiente ser compasivo, debemos actuar

Tener buenos sentimientos y deseos para con los demás no basta, si no los llevamos a la práctica no tendrán ningún efecto.

25. Encuentro esperanza en el más oscuro de los días y me centro en el más brillante. No juzgo el universo

En nuestra vida vamos a pasar por buenos y malos momentos. Hemos de disfrutar los primeros y no desfallecer en los segundos.

26. Sólo hay dos días en el año en que nada se puede hacer. Uno se llama Ayer y el otro se llama Mañana. Hoy es el día adecuado para amar, crecer y sobre todo vivir

Esta frase nos impulsa a vivir el presente, que es el único momento que estamos viviendo y sobre el que tenemos un control.

27. Los viejos amigos desaparecen, aparecen nuevos amigos. Es igual que los días. Un día se pasa, llega un nuevo día. Lo importante es que sea significativo: un día significativo o un amigo significativo

Todo tiene un final tarde o temprano. Pero que algo acabe no implica que no deba empezarse. Lo importante es el valor que le otorgamos a cada cosa, y que hagamos de ella lo mejor posible.

28. Asume que un gran amor y un gran logro conllevan también un gran riesgo

Las personas a las que queremos y las cosas que más deseamos no nos vienen dadas, sino que tenemos que luchar por ellas y correr riesgos para alcanzarlas o mantenerlas. Asimismo, corremos el riesgo de que a quien o lo que queramos pueda también hacernos daño.

29. El problema humano básico es la falta de compasión. Mientras este problema subsista, subsistirán los demás problemas. Si se resuelve, podemos esperar días más dulces

El hecho de que no podamos ponernos en el lugar de los demás, querer su bien y sentir su malestar es lo que provoca la existencia de problemas como la violencia.

30. Cuando te des cuenta de que has cometido un error, toma pasos de inmediato para corregirlo

Mucha gente no hace nada cuando se da cuenta de que ha errado, cosa que en realidad suele acabar manteniendo o empeorando el problema. Debemos ser responsables de nuestras propias acciones y corregirlas cuando sea necesario.

31. Si queremos morir bien, tenemos que aprender a vivir bien

Esta frase nos impulsa a luchar por vivir de forma correcta y positiva, cosa que provocará el bienestar de los demás y el propio y nos conducirá a una vida digna, significativa y buena.

32. La máxima autoridad debe recaer siempre en la propia razón de la persona y en el análisis crítico

Nuestra conducta debe estar guiada por lo que nos dicta la razón, independientemente de lo que dicten otros.

33. Sólo desarrollando la compasión y el entendimiento por otros puede traernos la tranquilidad y la felicidad que estamos buscando

El Dalai Lama establece en estos elementos la base de los sentimientos de comunidad, amor y afecto que nos pueden llevar a una vida feliz.

34. Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor cada uno excede la necesidad por el otro

El amor es la fuerza que nos hace estar unidos. Sin embargo, amor no implica dependencia. Si queremos tener una buena relación debemos basarlo en lo primero y no en la necesidad.

35. Para volverse próspero, una persona debe trabajar inicialmente muy duro, por lo que él o ella tiene que sacrificar mucho tiempo libre

Esta frase refleja el valor del esfuerzo y la constancia para lograr nuestros objetivos.

36. Solo soy un ser humano

Seamos como seamos y nos consideren como nos consideren, no dejamos de ser humanos con nuestros defectos y limitaciones, además de nuestras virtudes.

37. Somos visitantes en este planeta. Estamos aquí por cien años a lo sumo. Durante ese periodo hay que tratar de hacer algo bueno, algo útil con nuestras vidas.

Esta frase nos empuja a que busquemos darle un sentido a nuestra vida y que luchemos por conseguir algo con el tiempo que tenemos.

38. Para desarrollar la compasión, primero es importante entender que entre ustedes y los demás, los otros son más importantes, porque son mucho más numerosos

Tener en cuenta la importancia que tiene cada persona por sí misma, así como que existen muchísimas más personas aparte de nosotros mismos, es importante de cara a poder tener compasión.

39. Abre tus brazos al cambio, pero no dejes de lado tus valores

Debemos ser flexibles y aceptar la posibilidad de que nuestra perspectiva pueda variar, pero no hasta el extremo de perder los valores que nos rigen.

40. Cometemos errores cuando las emociones nos invaden y nos conducen a las malas acciones

Nuestras emociones son buenas, así como expresarlas. Sin embargo, si nos dejamos dominar por ellas podemos actuar irracionalmente y sin tener en cuenta al resto del mundo, cosa que puede llevarnos a comportarnos de manera aversiva y negativa.

41. Estoy tratando desde mi lugar subrayar la verdadera fraternidad entre los hombres

El Dalai Lama establece su objetivo de intentar luchar por hacernos ver que todos somos iguales y merecemos respeto y amor, uniéndonos en armonía.

42. Es muy importante generar una buena actitud, un buen corazón, tanto como sea posible. Desde esto, la felicidad a corto y largo plazo llegará a ti y a otros

Intentar mantener una mentalidad y un modo de relacionarse con los demás y con el mundo basados en el bienestar, la positividad y el afecto suele conducirnos a la felicidad.

43. Las épocas más difíciles son las que construyen la determinación y la fuerza interior

Es en los malos momentos en los que aprendemos a sobreponernos y ser fuertes.

44. La felicidad no siempre proviene de un propósito. A veces llega cuando lo esperamos

Existen muchos motivos por el cual podemos llegar a sentirnos felices, y no siempre ésta tenga que provenir de algo que hayamos hecho o de complir o perseguir un objetivo. A veces podemos ser felices simplemente, de manera súbita e inesperada, por cosas que ocurran o percibamos.

45. Sea bueno siempre que sea posible. Siempre es posible

El Dalai Lama nos empuja a intentar ser buenas personas, pase lo que pase.

46. Si alguien tiene una pistola e intenta matarte, sería razonable disparar con tu propia arma

Si bien hemos de evitar la violencia y intentar soluciones pacíficas, es lícito defenderse de una agresión.

47. Cuando practiques la tolerancia, recuerda que tu enemigo es tu mejor maestro

Es con los enemigos o con quienes nos son aversivos con quien más difícil puede ser ser tolerante. Por ello, es quienes más allá nos van a permitir practicar y poner a prueba dicha cualidad.

48. Podemos vivir sin religión y meditación, pero no podemos sobrevivir sin afecto humano

El contacto y el cariño son elementos que no son imprescindibles y sin los que no podemos desarrollarnos plenamente.

49. El silencio es a veces la mejor respuesta

Ante determinadas cuestiones, es posible que cualquier respuesta desemboque en resultados negativos. Por ello, a veces callar es la mejor respuesta.

50. Cuando practicas el agradecimiento, hay un sentido de respeto hacia los demás

Estar agradecido a alguien significa valorar que éste ha hecho algo por tí y que en ese acto te ha despertado algún grado de respeto y reconocimiento.

51. La comodidad física no puede someter al sufrimiento mental, y si miramos cerca podemos ver que aquellos que tienen muchas posesiones no necesariamente son felices. De hecho, ser rico conlleva a menudo más ansiedad

La angustia, la ansiedad, el miedo y el sufrimiento no pueden solucionarse a base de elementos materiales. El bienestar no emana con la riqueza, sino que de hecho a menudo se ve perjudicado por ella.

52. Recuerda que a veces no conseguir lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte

A veces nuestros deseos no se cumplen por algún motivo, y acabamos descubriendo que o bien lo que queríamos no era lo que nos hubiese gustado o bien el hecho de no lograrlo nos ha conducido a algo aún mejor.

53. El enojo es uno de los problemas más serios que el mundo enfrenta hoy

La ira y la rabia son elementos que crean o se ven involucrados en la mayor parte de conflictos, en el desencadenamiento de la violencia y en la falta de aceptación del otro.

54. El amor y la compasión son mis verdaderas religiones. Pero para desarrollarlas, no se necesita creer en ninguna religión

Todos podemos amar y ser compasivos. Todos podemos ser buenas personas, creamos en lo que creamos o incluso si no creemos en nada. Tener o no tener una religión no cambia eso.

55. Una mente lúcida y un buen corazón acompañadas por sentimientos cálidos, son las cosas más importantes. Si la mente no se dirige a los pensamientos positivos y elevados, nunca podremos hallar la felicidad

La unión de razón y emoción, dirigidos ambos hacia el bienestar, la comprensión y el afecto, nos permiten alcanzar la felicidad.

56. Para crear una paz interior, lo más importante es la práctica de la compasión y el amor, la comprensión y el respeto por todas las formas de vida

Es el respeto y el afecto hacia los demás lo que nos permite estar en paz con nosotros mismos.

57. Si crees que eres demasiado pequeño para marcar una diferencia, intenta dormir con un mosquito

Hasta la cosa más pequeña puede marcar la diferencia. Todos somos importantes y tenemos un gran efecto en el mundo. Todos somos importantes.

58. Para llevar a cabo una acción positiva, debemos desarrollar una visión positiva

Para hacer buenas cosas debemos querer hacerlas y ser capaces de ver las cosas de manera positiva.

59. Si asumimos una actitud de humildad, crecerán nuestras cualidades

La humildad es una virtud que nos conduce a no creernos más que los demás, de manera que podemos trabajar diferentes aspectos que de otro modo consideraríamos innecesarios o ya suficientemente desarrollados.

60. Las religiones son intentos de llevar beneficios a la gente y nunca deberían ser utilizadas como terrenos de antagonismo y violencias

Esta frase del Dalai Lama indica que la fe nunca debería ser utilizada como motivo de conflicto, dado que ello contraviene su objetivo original: ofrecer paz y esperanza.

61. El verdadero propósito de la vida es buscar la felicidad

Tanto para los demás como para nosotros mismos, la búsqueda de la felicidad es uno de los principales motores de nuestra conducta y de nuestros objetivos vitales. Hemos nacido para buscar ser felices y hacer felices a quienes nos rodean.

62. Si una persona quiere poner a prueba cualquier religión, debe practicar sus consejos. Así podrá descubrir su verdadero valor

Tener en cuenta lo que implican las bases de cada creencia es necesario si se la quiere comprender y poder tener la capacidad de dictaminar algo respecto a ellas.

63. El amor es la ausencia de juicio

El amor implica no juzgar al otro, sino aceptarlo incondicionalmente con sus virtudes y defectos y que nos despierte sensaciones positivas y ganas de tenerle cerca pese a ello.

64. Creo en la determinación humana. A lo largo de la historia se ha comprobado que la voluntad humana es más poderosa que las armas

Nuestra voluntad y determinación nos ha impulsado a lograr grandes gestas y vencer todo tipo de obstáculos. Se trata de una fuerza que puede cambiar nuestro mundo y que puede ser empleada para mejorarlo.

65. Lo que somos se lo debemos al afecto. Los días de nuestra existencia ocurren gracias al cariño

El afecto es un elemento imprescindible que nos permite la vida en sociedad. Las interacciones con nuestros semejantes y con el entorno tienen gran influencia en cómo nos hemos desarrollado. Por ejemplo, la vinculación de nuestros progenitores llevó a nuestra concepción, así como los cuidados que nos prodigaron nos permitieron sobrevivir y crecer.

66. Personas erradas usan la religión de forma errada. Como resultado de ello, la religión contribuye a mayores luchas y mayores divisiones

Las religiones se basan en lograr una mayor cooperación, unidad, paz y respeto mútuo. Sin embargo muchas personas las usan como arma contraviniendo sus propósitos y preceptos e interpretándolas en favor de sus intereses y en contra de la paz.

67. Mientras la gente habla de desarme en el mundo entero, cierto tipo de desarme interno es prioritario

Si bien el número de conflictos bélicos ha disminuido en comparación con otros periodos históricos, de cara a suprimirlos de verdad lo primero que hay que hacer es disminuir la hostilidad, la desconfianza y el odio que los generan.

68. Aunque no sabemos lo que nos depara el futuro, debemos siempre hacer algo por la vida a favor de otros

Independientemente de lo que pueda pasar, siempre debemos estar dispuestos a actuar para mejorar la vida de los demás.

69. El amor y la compasión son necesidades, no lujos. Sin ellos, la humanidad no puede sobrevivir

A veces se considera que los valores deben dejarse en segundo lugar de cara a solucionar determinados problemas. Sin embargo, es más bien al contrario: aunque puede ser más complicado, se trata de elementos imprescindibles sin los cuales no se va a lograr una verdadera solución.

70. La ira nace del temor, y éste de un sentimiento de debilidad o inferioridad

El Dalai Lama indica que la rabia y la ira son, en último término, producto del temor nacido de la sensación de inferioridad.

71. Hablamos mucho de la paz, pero ésta sólo puede existir cuando el ambiente es propicio. Debemos crear esta atmósfera y para hacerlo debemos adaptar la actitud correcta. La paz, básicamente, debe nacer en nosotros mismos

Lograr la verdadera paz supone que primero debemos ser capaces de enfocar las cosas en su dirección, creando un clima que la permita.

72. Si no hay solución al problema, no malgastes tiempo preocupándote por él. Si hay una solución al problema, no malgastes tiempo preocupándote por él

Preocuparse excesivamente, en otras palabras, no nos lleva a ningún sitio salvo a perder nuestro tiempo.

73. La forma de cambiar las mentes de otros es a través del amor, no del odio

El odio no genera, sólo destruye. Si queremos cambiar el mundo o a los demás, debemos partir de la comprensión y el amor.

74. Buscamos comportarnos correctamente porque es una buena actitud. Produce buenos frutos. La razón principal es que uno busca la felicidad y uno no desea el sufrimiento y en función de esto, uno realiza buenas acciones y evita las malas

En esta frase el Dalai Lama explica por qué tendemos a buscar ser buenas personas.

75. La sabiduría es como una flecha. La mente serena es el arco que la dispara

Esta metáfora alude a que la sabiduría solo se alcanza a través de la serenidad y la aceptación.

76. El cariño paternal, el contacto físico, la ternura amorosa hacia todos los seres vivos, la responsabilidad social y la atención especial a los menos privilegiados, todos estos conceptos son tan simples de entender. Entonces, ¿por qué su práctica parece costarnos tanto?

Reflexión sobre la dificultad de pasar a la práctica algo que entendemos tan bien y necesitamos tanto como el afecto y la aceptación mutua.

77. No tiene sentido estar apegado exclusivamente a esta vida, ya que por muy larga que sea, no podemos vivir más de determinada cantidad de años. Por eso no importa cuánta riqueza o recursos acumulemos en esta vida. En ese momento no nos servirán de nada

Acumular cosas y estar excesivamente apegado a ellas no nos sirve de nada, ya que tarde o temprano vamos a morir. Debemos aceptar nuestra propia mortalidad y aprovechar para hacer nuestra vida lo más significativa posible.

78. Una mente disciplinada conduce a la felicidad, y a una indisciplinada conduce al sufrimiento

Tener la capacidad de ser disciplinados nos permitirá ser constantes y coherentes y luchar por lo que queremos, así como sobreponernos a las pérdidas.

79. Si somos orgullosos, seremos presa de los celos yy la ira y veremos con desprecio a los demás y así lo único que lograremos es que reine la infelicidad

Esta frase nos previene contra el orgullo, al ser un elemento que nos puede conducir a dejar de valorar a los demás.

80. La ira y el odio son como el anzuelo de un pescador: es muy importante asegurarnos de no quedarnos enganchados en ello

Experimentar y expresar ira u odio en una ocasión concreta puede ser natural, pero debemos tener en cuenta que no debemos dejarnos arrastrar por ellos ni que se queden instalados en nosotros.

81. Una falta de transparencia resulta en desconfianza y un profundo sentido de inseguridad

La mentira y la ocultación solo generan ofuscación y la creación de barreras que impiden el establecimiento de confianza y afecto.

82. Debido a que todos compartimos este planeta Tierra, tenemos que aprender a vivir en armonía y en paz unos con los otros y con la naturaleza. Esto no es sólo un sueño, sino una necesidad

El Dalai Lama nos indica en esta frase la necesidad de establecer la paz en un mundo en el que todos convivimos. Debemos entendernos y aprender los unos de los otros si queremos tener una existencia significativa y profunda.

83. Es mucho mejor hacer amigos, comprenderse mutuamente y hacer un esfuerzo para servir a la humanidad, antes que criticar y destruir

De manera semejante a la anterior frase, en esta se refleja que resulta más útil, eficiente y positivo aunar esfuerzos y vincularse desde el afecto que desde el odio.

84. El hogar es donde te sientes en tu casa y te tratan bien

El hogar no es un edificio ni una localización. Se trata del lugar al que sientes que perteneces, el conjunto de circunstancias que hace que te sientas amado, recogido, aceptado y seguro.

85. La muerte nos iguala a todos. Es la misma para un hombre rico que para un animal salvaje

A pesar de las diferencias aparentes en la sociedad y en la vida en general, al final todos somos iguales y compartimos un mismo final.

86. Quien se transforma a sí mismo, transforma el mundo

Cambiarse a uno mismo puede ser un proceso complejo, pero ello permite que nuestra relación con el mundo cambie y a su vez que podemos realizar una transformación en él.

87. La apariencia es algo absoluto, pero la realidad no lo es. Todo es interdependiente, no absoluto

Las cosas pueden parecernos concretas y estables, pero en la realidad podemos observar que las cosas no son como parecen y están sujetas a múltiples perspectivas e interpretaciones. Además, todo lo que sucede tiene múltiples factores que intervienen en que sean así, factores que a su vez se ven afectados por otros, y así sucesivamente.

88. Cuando dudo de mi existencia, me pellizco

La realidad es compleja y puede llevarnos a dudar, pero lo cierto es que estamos aquí y debemos actuar y vivir nuestra vida.

89. Incluso cuando tenemos obstáculos físicos, podemos ser muy felices

La felicidad no depende de tener las cosas fáciles, ni siquiera de estar sano. Podemos llegar a ser felices pase lo que pase y por complicadas que sean las situaciones.

90. Cuando uno es generoso con la intención de recibir algo a cambio o de obtener una buena reputación o de ser aceptado, entonces no está actuando como un ser iluminado

La generosidad interesada no es verdadera generosidad, puesto que se está actuando en el fondo por egoísmo o por necesidad.

91. Donde la ignorancia es nuestro maestro, no hay posibilidad de paz real

La verdadera paz se establece mediante la comprensión del otro. La ignorancia impide que aceptemos al otro por completo debido al desconocimiento y al temor que éste genera, de manera que pueden surgir hostilidades.

92. El éxito y el fracaso dependen de la sabiduría y la inteligencia, que nunca pueden funcionar apropiadamente bajo la influencia de la ira

Los resultados de nuestros actos van a depender como gestionemos las situaciones, siendo complejo hacerlo bajo la influencia de la ira.

93. Incluso un animal, si muestras afecto genuino, desarrolla la confianza gradualmente. Si siempre muestras malas caras ¿cómo puedes desarrollar la amistad?

Esta frase nos enseña la importancia de demostrar nuestro afecto, puesto que permite el desarrollo de un buen vínculo e incluso de la amistad.

94. El tiempo pasa libremente. Cuando cometemos errores, no podemos retrasar el reloj y volver atrás de nuevo. Lo único que podemos hacer es usar bien el presente

Cometer errores es normal y debemos solucionarlos en lo posible, pero lo pasado pasado está y es inútil centrarse en ello. Hemos de vivir en el ahora.

95. Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como aquel que no sabe sonreír a los demás

Esta frase nos incita a intentar hacer pequeños gestos incluso hacia quienes no los hacen, dado que su falta de reacción suele deberse al sufrimiento.

96. Siempre he tenido esta visión sobre el sistema educativo moderno: prestamos atención al desarrollo del cerebro, pero el desarrollo del calor humano lo damos por sentado

La educación se centra excesivamente en la transmisión de conocimientos. Si bien se empiezan a tratar y trabajar temas como los valores, muy a menudo el desarrollo del afecto no se trabaja y se da por seguro.

97. Considero una sonrisa como algo único en un ser humano. Una sonrisa es también una poderosa comunicación. Una sonrisa sincera es la expresión perfecta del amor y la compasión humanas

Nuestro sonrisa, cuando es sincera, expresa nuestras sensaciones a los demás de forma efectiva, así como nuestro amor por los demás.

98. Cuando pierdes, no pierdes la lección

No conseguir lo que queremos no es malo, ya que nos sirve para aprender.

99. El hombre está dispuesto y preparado para soportar cualquier sufrimiento siempre y cuando pueda encontrarle un significado

El ser humano puede estar dispuesto a sufrir, pero este sufrimiento sólo tiene sentido si es capaz de darle un significado.

100. Voy a utilizar todas mis energías para desarrollarme, para ampliar mi corazón a los demás; para alcanzar la iluminación para el beneficio de todos los seres. Voy a tener buenos pensamientos hacia los demás, no voy a enojarme o pensar mal de otros. Voy a beneficiar a los demás tanto como pueda

El Dalai Lama expresa su voluntad de ayudar al prójimo, así como de trasladar esta voluntad a los demás.