¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 120 mejores frases de Facundo Cabral

Una recopilación de reflexiones y frases de Facundo Cabral interesantes e inspiradoras.

Adriana Méndez

Adriana Méndez

Las mejores frases de Facundo Cabral

Rodolfo Enrique Cabral Camiñas, cuyo nombre artístico era Facundo Cabral (por el cual sería conocido en el mundo), fue un cantautor, escritor, poeta y filósofo de origen argentino. Como contaba con varios talentos artísticos, se describía a sí mismo como un juglar, es decir, un artista callejero que presentaba historias y poesías a través de canciones.

En este artículo encontrarás una selección de las mejores frases de Facundo Cabral, que muestran su manera de entender el mundo y la ida.

Las frases de Facundo Cabral más memorables

Para recordar las poesías y mensajes que nos dejó este artista argentino, traemos una recopilación con las mejores frases de Facundo Cabral.

1. Ama hasta convertirte en lo amado, es más, hasta convertirte en el amor.

Sobre el valor de poder amar sin límites.

2. Escapa de los que compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen, para agradar a gente que no vale la pena.

Personas que, mientras más ambicionan más vacías se quedan.

3. Me gusta andar, pero no sigo el camino, pues lo seguro ya no tiene misterio.

Prefiriendo la espontaneidad sobre todo.

4. Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo.

Estar en el presente nos permite disfrutar mejor la vida.

5. No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad.

La felicidad como objetivo principal de la vida.

6. Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere.

El camino de la vida.

7. Dios te respetará si eres trabajador, pero si eres juglar, te amará.

Hablando sobre disfrutar de las artes.

8. Tu mejor activo es el tiempo.

El tiempo es valioso, por lo que es un pecado desperdiciarlo.

9. El día que yo me muera no habrá que usar la balanza, pues para velar a un cantor con una milonga alcanza.

La sencillez, su mejor activo.

10. Yo, necesito más libertad que Julio para vivir, por eso Dios me hizo más libre.

Su opinión acerca de que Julio Iglesias tenía más visualización que él.

11. Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.

Cada amigo es especial y por ello, irremplazable.

Citas de Facundo Cabral

12. Me gusta salir a mirar aparadores para darme cuenta de las cosas que no necesito.

Alejado por completo del consumismo.

13. Nacemos para vivir.

Nuestra única misión es vivir nuestra vida al máximo.

14. Cuando me fui de mi casa, niño aún, mi madre me acompañó a la estación y cuando subí al tren me dijo: ‘Este es el segundo y último regalo que puedo hacerte: el primero fue darte la vida, el segundo la libertad para vivirla.

Hablando sobre su primera experiencia hacia la independencia.

15. Cada mañana es una buena noticia, cada niño que nace es una buena noticia, cada hombre justo es una buena noticia.

Las buenas noticias están en los pequeños buenos detalles.

16. La vida es hambre o festín. Tú eliges.

La decisión solo puedes tomarla tú.

17. No te preocupes pensando en qué es lo que vas a comer, con qué te vas a vestir. Que por cosas tan pequeñas el hombre se hace infeliz, porque el Señor sabe bien qué necesita tu piel. Anda con Él.

Mostrando su devoción a Dios.

18. Perdona a todos y perdónate a ti mismo.

El perdón nos quita una carga pesada de los hombros.

19. Que no nos distraigan las noticias.

Es importante mantenernos informados, pero no hay que creer en todo lo que escuchamos.

20. ¡No digas no puedo ni en broma! Porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes.

Recuerda que tu potencial comienza con lo que crees en tu mente.

21. Perdóname, señor, pero a veces me canso.

Es normal tener ganas de rendirnos frente a los momentos más complejos.

22. Si para combatir al ladrón robas; si para combatir al mentiroso, mientes; si para combatir al asesino, matas; ¿en qué te diferencias de ellos?

Combatir el crimen con más crimen, solo hace que la maldad aumente.

23. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad.

Por eso es importante estar en armonía con nosotros mismos.

24. En una eternidad siempre se puede empezar de nuevo, y esto es tan cierto como que el paraíso no está perdido sino olvidado.

Cada día es una nueva oportunidad.

25. Los pendejos son peligrosísimos porque son mayoría y escogen presidentes.

Las personas que más daño hacen a la sociedad.

26. Bienaventurado el que sabe que compartir un dolor es dividirlo y compartir una alegría es multiplicarla.

Compartir nos hace sanar.

27. No hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos.

Una vida llena de tranquilidad y paz.

28. Si los malos supieran lo buen negocio que es ser bueno, serían buenos, aunque sólo fuera por negocio.

Una reflexión muy interesante.

29. No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas, ya son ganancia.

Las quejas solo hacen que veas los problemas más grandes de lo que en realidad son.

30. El olvido es una gentileza de Dios.

Es mejor olvidar las cosas que nos limitan.

31. Abandona lo mediocre, lo seguro (que es la seguridad del cementerio); que no te preocupe tu reputación, pero sí tu autoestima.

La opinión que más debería interesarte es la tuya propia, no la de los demás.

32. Si quieres, puedes ser libre hoy, porque el poder se encuentra aquí y ahora, en cada instante de tu vida.

Con cada pequeño cambio verás cómo tu vida mejora.

33. No soy cantor porque pueda, sino porque tengo ganas.

Cabral era cantor porque ese era su propósito en la vida.

34. Perdona hermano que yo no entienda que no seas feliz en tan bello planeta, que hayas hecho un cementerio de esta tierra, que es una fiesta.

Nadie puede comprender lo que sentimos.

35. A veces me canso de ser un ciudadano, me cansa la ciudad, las oficinas. Me cansa la familia y la economía.

Este modo de vida exigente y consumista, agota.

36. La sociedad humana está tan mal por las fechorías de los malos, como por el silencio cómplice de los buenos.

Ambos son responsables de la forma en la que el mundo gira ahora.

37. No busques la seguridad, sino la plenitud; no hay apoyo como el uno mismo: tú eres la palanca para mover el mundo.

Conviértete en tu mayor motivador.

38. Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida.

Todos los días se convierte en tu presente.

39. Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que te disgusta.

Sentimientos negativos que si no los afrontas ahora, se acumularán y no te dejarán avanzar.

40. Tienes un cerebro como Einstein, tienes un corazón como Jesús, tienes dos manos como la Madre Teresa, tienes una voluntad como Moisés, tienes un alma como Gandhi, tienes un espíritu como Buda. Entonces, ¿cómo puedes sentirte pobre y desdichado?

Regalos que no sabemos cómo utilizar.

41. Buscar a Dios es encontrarse con uno; si tienes fe, moverás el mundo.

Sobre el poder de la religión para él.

42. Julio Iglesias tiene más difusión, más éxito que yo puesto que necesita del dinero mucho más que yo para vivir.

Recalcando que no necesitó la fama para su vida.

43. Cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos.

El beneficio de las artes para la vida de una persona.

44. Si amas al dinero a lo sumo llegarás a un banco, pero si amas a la vida, seguramente llegarás a Dios.

El amor te lleva a donde quieras estar.

45. Es tan corto nuestro paso por este planeta que es una pésima idea no gozar cada paso y cada instante, con el favor de una mente que no tiene limites y un corazón que puede amar mucho más de lo que suponemos.

¿Qué nos impide disfrutar de la vida?

46. Cuando un amigo se va, queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un río.

La magnitud de la pérdida de un amigo.

47. No perdiste a nadie, el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón.

La muerte es solo el paso que damos después de la vida.

48. Cada segundo perdido, es vida perdida, y nuestro paso por el mundo es tan breve, que no me hago a la idea de no aprovechar cada momento.

Mientras más pierdes el tiempo, menos tienes para vivir.

49. La vida consiste en disfrutar de cada instante.

Porque son los instantes quienes juntos hacen una vida.

50. Cuando culpamos a otra persona, estamos siendo irresponsables de nuestros actos.

Quienes no asumen sus responsabilidades, crean un mundo de injusticias.

51. Todos somos ricos, es decir hijos de Dios, pero pocos lo sabemos.

La riqueza más allá del dinero.

52. Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?

Tendemos a preocuparnos de más de forma innecesaria.

53. No estás deprimido, estás distraído. Distraído de la vida que puebla.

Una interesante forma de ver la depresión que aqueja a muchos.

54. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones.

Lecciones que, igual que en la escuela, nos ayudan a mejorar.

55. Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario, porque el que acepta un halago empieza a ser dominado.

Manteniéndose alejado de las alabanzas.

56. El hombre sólo es dueño de lo que ama, si no lo ama, no le pertenece.

Una fuerte razón para hacer lo que amamos.

57. Solamente lo barato se compra con el dinero.

Personas que se entregan fácil al dinero.

58. El que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada.

A veces hay que perder algo para ganar una cosa mejor.

59. Las cosas se hacen por amor o no sirven.

Las cosas que no se hacen con amor, no sobreviven.

60. El bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso.

Es necesario darle voz al bien.

61. La vida no te quita cosas, te libera de cosas.

No llores por las pérdidas, porque son cosas innecesarias en tu vida.

62. Sigue siendo niño y en paz dormirás, sin guerras ni máquinas de calcular.

Mantén la amabilidad y la empatía de la infancia.

63. En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno.

La tranquilidad nos ayuda a tener una mejor armonía interna.

64. Mi corazón ama más de lo que creo, mi mente no tiene fronteras.

Mantener una mente abierta nos lleva a descubrir nuevas fronteras.

65. No estás solo, tú también eres sal de la tierra.

Siempre puedes encontrar a alguien con quién estar.

66. Hacia dónde van el sol, el viento, la intuición y las palomas, ahí es hacia donde dirijo mi vuelo sin pensar en otra cosa.

Dejándose llevar por la naturaleza.

67. Ay, amor mío, qué terriblemente absurdo es estar vivo, sin el alma de tu cuerpo, sin tu latido.

La desesperación que llega cuando no está esa persona amada.

68. Fui analfabeto hasta los 14 años, por eso cuando me dicen 'no puedo', yo les digo 'no jodas'.

Un ejemplo de superación, que nos dice que nunca es tarde para hacer algo nuevo.

69. Lo maravilloso de la tercera edad que estoy atravesando es haber vivido intensamente la primera y la segunda.

Haz que tu tercera edad sea así de maravillosa.

70. De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo.

El mejor consejo que podemos darle a alguien.

71. Borra el pasado para no repetirlo, para no tratarte como te trataron ellos; pero no los culpes.

Aferrarte al pasado solo hace que no vivas a plenitud el presente.

72. Nadie puede ser esclavo y menos de señores, porque amará a uno y odiará al otro; además, fuera de Dios, cualquier otro es un impostor.

Nadie puede controlarte sin tu permiso.

73. Esto confirma lo que siempre sospeché: nos queremos, por eso nos juntamos.

Cuando las personas se aman, deben estar juntos.

74. Haz sólo lo que amas y serás feliz.

La felicidad está en hacer lo que amamos.

75. Nos envejece más la cobardía que el tiempo, los años solo arrugan la piel, pero el miedo arruga el alma.

Son los arrepentimientos y las culpas las que pesan en el cuerpo.

76. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.

Llora y laméntate pero te quedes allí por mucho tiempo.

77. Entre tardes azules y melancolía cumpliéndose, ¿dónde he puesto tu último beso? No lo sé.

La melancolía que surge cuando el amor se acaba.

78. Dentro de ti están tanto el bien como el mal.

Hacer el bien y el mal es una elección.

79. Porque uno no vive solo y lo que a uno le pasa le está sucediendo a todo el mundo.

Habrá alguien allá afuera que entienda por lo que estás pasando y con quien puedas compartir tu sentir.

80. La vida es muy rica, por eso hay que ser valiente.

La valentía es la que nos lleva a disfrutar sin importar la opinión ajena.

81. Si alcanzas la tranquilidad serás más feliz, tendrás mejor salud, amarás y perdonarás. Es una vida llena de plenitud.

Existen más beneficios en la tranquilidad que en vivir estresados.

82. Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha… es preciso comenzar de nuevo.

Escucha, porque así puedes aprender.

83. Todas las cosas bellas comenzaron cantando, no olvides que tu madre cantando te acunó.

El canto es parte de la historia de la humanidad.

84. Puedo decir descaradamente que soy un tipo libre y feliz.

Una vida que muchos solo sueñan.

85. Conviene que fortalezcas el bien para que salga victorioso en los momentos de enfrentamiento e introspección.

Los momentos de soledad deben ser aprovechados para la introspección.

86. Mi madre decía: espero que cuando me llegue la muerte, me encuentre totalmente viva.

Sin arrepentimientos en cómo ha vivido.

87. Deja en el pasado el temor al fracaso y empieza a vivir el aquí y ahora.

El miedo debe quedarse atrás para poder vivir como quieres hoy.

88. Volaremos igual que las aves, en el cielo fronteras no hay. A tu piel cubriré con la mía y el invierno, verano será.

El amor que promete ser todo.

89. Todos tenemos una conciencia, pero pocos la escuchamos.

Hay muchos que tienden a ignorar su moral.

90. Lo tendría todo, si no me faltara el miedo.

El miedo también nos ayuda a ser precavidos.

91. Recuerda que cada problema es una oportunidad para aprender.

No podemos mejorar a menos que cometamos errores.

92. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera.

Podemos disfrutar de todo, si tenemos nuestra mente abierta.

93. El que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente.

El éxito llega tarde o temprano para quienes hacen lo que aman.

94. Bienaventurado el que no cambia el sueño de su vida por el pan de cada día.

Un riesgo que muchos no se atreven a tomar.

95. El exceso de información ya es obra de deformación.

El mal manejo de la información solo genera caos.

96. Nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

Ninguna persona lo puede saber todo.

97. Vive de instante en instante, porque eso es la vida.

Recuerda que el todo se compone de miles de partes.

98. Ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido.

Lamentablemente, son hábitos que no nos benefician, pero de los cuales no podemos desligarnos.

99. Y yo, por suerte, fui joven e irresponsable durante muchos años.

Hablando sobre su juventud.

100. Somos hijos del amor, por lo tanto nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos), y debemos ser felices.

La felicidad está en nuestro ADN.

101. El señor dejó el secreto al alcance de mi mano, cuando vi la naranja supe que el milagro existe.

Cuando buscamos, se nos ayuda a encontrar lo que queremos.

102. Cuando la vida nos muestra miles de razones para llorar, muéstrale mil y una razón para reír.

La felicidad se puede construir por nuestras manos.

103. Lo importante no es el precio sino el valor de las cosas.

Si esas cosas nos llenan y traen felicidad o solo son objetos.

104. Aceptar la vida como es y dejar que las cosas ocurran naturalmente, es la mejor manera de superar la ansiedad.

Entender que no podemos controlarlo todo en nuestra vida.

105. Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser, será y sucederá naturalmente.

La ansiedad puede surgir de esa necesidad de saberlo todo.

106. El amor es un estado de perfección, un estado sublime en el que estamos libres de celos, desdichas y conflictos.

¿Será que lo que más necesitamos es amor?

107. Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye hay millones de caricias que alimentan a la vida.

La maldad puede parecer grande, pero los gestos de cariño nunca acaban.

108. La pobreza no es una virtud, salvo que favorezca tu libertad.

La pobreza es una limitación en muchos sentidos.

109. Siempre, con lo que tengas, se puede, se debe empezar de nuevo. Tenemos el deber de ser felices.

Comienza con las herramientas que tengas en tu mano.

110. No pidas más, vive más.

Cuando vivimos, entendemos qué es lo que queremos y necesitamos.

111. Te quiero cuando caminas y te quiero cuando cantas. Te quiero cuando te duermes y más cuando te levantas.

El amor que está en cada expresión y gesto.

112. Da sin medida y te darán sin medidas.

Recuerda que tienes a medida que das.

113. Nunca te pongas la barrera del "no puedo", porque cuando necesites superarte, habrás acostumbrado a tu subconsciente a esa mentalidad.

En cambio, piensa en que lo vas a intentar e intentar hasta conseguirlo.

114. Presta atención al presente para no desviarte de lo importante, que el pasado no vuelva a distraerte.

Cuando nos enfocamos en el hoy, somos capaces de dejar a un lado el pasado.

115. El hombre no sabe nada, solo el tiempo es testigo. El hombre solo camina, el tiempo es el camino.

Aprendemos a medida que pasa el tiempo.

116. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas.

La amabilidad siempre trae grandes recompensas.

117. Ninguno de los instantes que has vivido ha sido en vano.

Las cosas suceden por alguna razón.

118. El hombre ambiciona, cada día más, y pierde el camino por querer volar.

Cuando la ambición te desvía de tu humanidad.

119. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá.

Cuando sirves a alguna causa, tu alma se llena.

120. Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo.

Dejar el pasado atrás, es lo que te lleva a florecer.

Adriana Méndez

Adriana Méndez

Psicóloga

Adriana Méndez es psicóloga integral, graduada en la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado de Venezuela. Apasionada de la escritura, la lectura y la divulgación científica, especialmente en el campo de la salud mental.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados