Las 60 mejores frases de Fernando Pessoa, el poeta portugués

Estos son los pensamientos de uno de los mejores literatos portugueses.

Si hay un representante destacado de la literatura y la poesía portuguesa, este es Fernando Pessoa.

Nacido en Lisboa en el año 1888, Fernando António Nogueira Pessoa fue un personaje enigmático y discreto que, durante su época, elaboró importantes obras en torno al periodismo y la literatura en prosa y en verso.

Las mejores frases y reflexiones de Fernando Pessoa

A través de sus obras, que todavía hoy siguen siendo estudiadas y analizada, Pessoa se consideraba periodista de profesión pero literato por vocación.

En el artículo de hoy vamos a conocer varias de sus mejores reflexiones y frases extraídas de sus libros y poemas.

1. Todas las cartas de amor son ridículas. No serían cartas de amor si no fuesen ridículas.

Las historias de amor suelen abrazar lo incomprensible.

2. Tengo que escoger lo que detesto: o el sueño, que mi inteligencia odia, o la acción, que a mi sensibilidad repugna; o la acción para la que no nací, o el sueño para el que no ha nacido nadie. Resulta que como detesto a ambos, no escojo ninguno, pero, como alguna vez tengo que soñar o actuar, mezclo una cosa con la otra.

La constante lucha entre razón y emoción, plasmada en esta cita célebre de Fernando Pessoa.

3. Si después de yo morir quisieran escribir mi biografía, no hay nada más sencillo. Tiene sólo dos fechas, la de mi nacimiento y la de mi muerte. Entre una y otra todos los días son míos.

Una filosofía de vida basada en la discreción.

4. Quien vive como yo no muere: se acaba, se marchita, se desvegeta. El sitio donde estuvo sigue sin él estar allí, la calle por donde caminaba sigue sin que él sea visto en ella, la casa que habitaba es habitada por no él.

Una de las frases de Pessoa más recordadas y estudiadas.

5. Nací en un tiempo en que la mayoría de los jóvenes habían de dejado de creer en Dios por la misma razón que sus mayores habían creído en Él.

Una reflexión acerca de las creencias y del cambio generacional que tuvo lugar en Portugal durante el inicio del siglo XX.

6. La belleza es griega. Pero la conciencia de que sea griega es moderna.

Los propios griego desconocían que estaban creando un modelo de belleza que trascendería su época histórica.

7. Haber estado en un naufragio o en una batalla es algo bello y glorioso; lo peor es que hubo que estar allí para estar allí.

Una frase para reflexionar sobre las guerras.

8. Ser poeta no es una ambición mía, es mi manera de estar solo.

Una forma de ser, según el gran Fernando Pessoa.

9. No saber de uno mismo; eso es vivir. Saber mal de uno mismo, eso es pensar.

Como en muchos de sus escritos, Pessoa reconoce que la inconsciencia es una parte elemental de la felicidad.

10. El arte es la expresión de sí mismo luchando por ser absoluto.

Trascender a las épocas y a las modas, eso es el arte.

11. Somos avatares de la estupidez pasada.

Una forma curiosa y muy personal de entender la cultura.

12. Tengo el deber de encerrarme en la casa de mi espíritu y trabajar cuanto pueda y en todo cuanto pueda para el progreso de la civilización y el ensanchamiento de la conciencia de la humanidad.

Una forma de expresar su implicación en el mundo de las letras.

13. El deleite del odio no puede compararse al deleite de ser odiado.

Despertar envidias es uno de los grandes placeres de la vida, según esta frase de Pessoa.

14. El pensamiento todavía es la mejor manera de huir del pensamiento.

Una paradoja: solo pensando podemos huir de los pensamientos.

15. No me remuerde la conciencia, sino estar consciente.

Cuando estamos conscientes estamos vigilantes de nuestras acciones.

16. Dios es la mejor broma de Dios.

Una frase a libre interpretación.

17. El hombre es un egoísmo mitigado por una indolencia.

El egocentrismo, una característica únicamente humana.

18. Todo cuanto el hombre expone o expresa es una nota al margen de un texto totalmente apagado. Más o menos, por el sentido de la nota, extraemos el sentido que iba a ser el del texto; pero queda siempre una duda, y los sentidos posibles son muchos.

Sobre las distintas formas de comprender la realidad.

19. La única actitud digna de un hombre superior es el persistir tenaz en una actividad que se reconoce inútil, el hábito de una disciplina que se sabe estéril, y el uso fijo de normas de pensamiento filosófico y metafísico cuya importancia se siente como nula.

La persistencia es la clave en que se fundamentan los grandes hallazgos y logros.

20. Nos basta, si pensamos, la incomprensibilidad del universo; querer comprenderlo es ser menos que hombres, porque ser hombre es saber que no se comprende.

Una reflexión sobre el conocimiento.

21. El amor es una muestra mortal de la inmortalidad

A través del amor expresamos esta doble condición.

22. El cero es la mayor metáfora. El infinito la mayor analogía. La existencia el mayor símbolo.

En esta frase, Pessoa mezcla conceptos matemáticos con conceptos del lenguaje.

23. No siente la libertad quien nunca vivió oprimido.

Solo somos capaces de percibir esta sensación cuando hemos sido privados de ella.

24. Nunca amamos a nadie: amamos, sólo, la idea que tenemos de alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos.

El amor, según Pessoa, es al fin y al cabo una percepción autorreferencial.

26. Si después de yo morir quisieran escribir mi biografía, no hay nada más sencillo. Tiene sólo dos fechas -la de mi nacimiento y la de mi muerte. Entre una y otra todos los días son míos.

Nada queda excepto la experiencia vivida por él mismo.

27. Primero sé libre; después pide la libertad.

Solo una persona con un pensamiento libre es capaz de reclamar libertad para sí mismo y para sus semejantes.

28. La Decadencia es la pérdida total de inconsciencia; porque la inconsciencia es el fundamento de la vida.

Cuando somos totalmente consciente nos convertimos en marionetas esculpidas por la sociedad mercantil.

29. Escribo estas líneas, realmente mal anotadas, no para decir esto, ni para decir cualquier cosa, sino para ocupar en algo mi desatención.

Una forma de terapia, según Pessoa, la de escribir sus pensamientos.

30. Con una falta tal de gente con la que coexistir, como hay hoy, ¿qué puede un hombre de sensibilidad hacer, sino inventar sus amigos, o cuando menos, sus compañeros de espíritu?

Una triste reflexión acerca de la soledad, en ojos del gran Fernando Pessoa.

31. La conciencia de la inconsciencia de la vida es el más antiguo impuesto que recae sobre la inteligencia.

El hecho de ser una especie inteligente nos ha traído cosas buenas pero también muchas cosas malas.

32. Pasar de los fantasmas de la fe a los espectros de la razón no es más que ser cambiado de celda.

De nosotros depende elegir entre fe y razón.

33. El único misterio del universo es que exista un misterio del universo.

El ser humano genera sus propios misterios.

34. Me siento tan aislado que puedo palpar la distancia entre mí y mi presencia.

La soledad y el desasosiego siempre fueron constantes en su vida personal.

35. La vida (mía) es como si me golpeasen con ella.

Su opinión sobre la vida es verdaderamente depresiva.

36. Hay bastante metafísica en no pensar en nada.

Algunas de sus frases son icónicas y humorísticas, gracias a su utilización especial del lenguaje o al uso de metáforas.

37. Ninguna idea inteligente puede encontrar la aceptación general si no se mezcla algo de estupidez en ella.

Su visión de la sociedad que le rodeaba dejaba mucho que desear.

38. Odiamos lo que casi somos

Una reflexión profunda que nos hace ver cómo a veces nos odiamos a nosotros mismos.

39. No hay normas. Todos los hombres son excepciones a una regla que no existe.

El ser humano puede ser considerado como una anomalía en el esquema de la vida en la tierra.

40. Pon todo lo que eres en lo mínimo que hagas.

Debemos impregnar cada una de las acciones con nuestra esencia y siendo fieles a nuestra personalidad.

41. El mundo es de quien nace para conquistarlo y no de quien sueña que puede conquistarlo.

Pasar a la acción es lo que marca la diferencia en la vida y lo que nos permitirá lograr nuestros objetivos.

42. Todo vale la pena si el alma no es pequeña.

Con un gran alma, es decir, con una gran humanidad; cualquier proyecto puede ser iniciado y todo es posible.

43. Para comprender, me destruí. Comprender es olvidarse de amar. No conozco nada más al mismo tiempo falso y significativo que aquel dicho de Leonardo da Vinci de que no se puede amar u odiar una cosa sino después de haberla comprendido.

El amor no requiere de comprensión, ya que es un sentimiento que debe ser sentido.

44. Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos

Lo que hacemos en la vida nos define. La acción convierte la realidad de lo que somos.

45. El bien es un mal necesario.

Pessoa fue un genio de las letras y un malabarista con el lenguaje, algo que demuestran sus figuras retóricas.

46. Pero el sentido oculto de la vida es que la vida no tiene ningún sentido oculto.

Su visión pesimista de la vida lograba derribar cualquiera de los grandes mitos o misterios de la existencia.

47. Las cosas no tienen significación: tienen existencia. Las cosas son el único sentido oculto de las cosas.

Fernando Pessoa reflexiona ampliamente sobre el lenguaje y la filosofía.

48. Porque yo soy del tamaño de lo que veo, y no del tamaño de mi estatura.

Nuestro contenido intelectual es el reflejo de lo que somos.

49. Me maravillo de lo que he conseguido no ver.

Algunas de sus frases son verdaderamente sorprendentes por su contenido especial.

50. No hagas hoy lo que puedas dejar de hacer también mañana.

Una variación humorística del clásico refrán español.

51. Todo dormía como si el universo fuera un error.

La poesía de Pessoa nos brinda escenarios verdaderamente hermosos.

52. Buena es la vida, más mejor es el vino.

Un artista que sin duda gustaba de disfrutar de los placeres de la vida.

53. El mundo exterior existe como un actor en un escenario: está allí, pero es otra cosa.

El entorno que nos rodea es también un personaje en la obra de Pessoa.

54. La mayoría piensa con sensibilidad, yo siento con el pensamiento.

Este gran poeta siempre quiso desmarcarse de la sociedad en la que vivió.

55. Tengo en mí todos los sueños del mundo.

Los sueños son un elemento muy importante tanto en su vida como en su obra.

56. Vivimos en las laderas del abandono.

Su planteamiento vital es generalmente pesimista.

57. La artificialidad garantiza el goce de la naturalidad.

Una paradoja verdaderamente poética.

58. Pensar en Dios es desobedecer a Dios, Porque Dios quiso que no lo conociéramos, Por eso no se nos manifestó.

Un planteamiento verdaderamente provocador para la época en la que vivió.

59. Las flores, si se describen con frases que las definan en el aire de la imaginación, tendrán colores de una permanencia que la vida celular no permite.

Una imagen poética muy poderosa y sugerente.

60. Entre la vida y yo hay un cristal tenue. Por más claramente que vea y comprenda la vida, no puedo tocarla.

Sin duda, la vida de Pessoa estuvo marcada por un cierto componente de malestar y sufrimiento.

Psicólogo social

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Máster en terapia cognitivo-conductual. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Posgrado en Intervención psicosocial. Máster en Actividad Física y Salud por la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados