George Orwell (1903 - 1950) fue un brillante escritor distópico británico, nacido en Londres, especialmente famoso por dos de sus obras: “1984” y “Rebelión en la granja”.

En sus libros, George Orwell -que en realidad era un pseudónimo y su nombre verdadero era Eric Arthur Blair- nos transporta a un mundo en conflicto. No es extraño, puesto que vivió épocas convulsas, oponiéndose al imperialismo británico y a los totalitarismos italianos y alemanes del siglo XX.

Frases célebres de George Orwell

Sus novelas críticas con el statu quo de su tiempo son un verdadero objeto de estudio para sociólogos y psicólogos sociales de nuestro tiempo. Su obra, aunque fraguada en la primera mitad del siglo XX, tienen una lectura totalmente contemporánea.

A través de este artículo vamos a conocer las mejores frases de George Orwell: son citas célebres que nos descubren el pensamiento y valores de este periodista global.

1. Lo importante no es mantenerse vivo sino mantenerse humano.

Vitalismo sin límites.

2. Si el líder dice de tal evento esto no ocurrió, pues no ocurrió. Si dice que dos y dos son cinco, pues dos y dos son cinco. Esta perspectiva me preocupa mucho más que las bombas.

Extracto de su célebre obra 1984.

3. Yo no querría ver a la URSS destruida y pienso que hay que defenderla si es necesario. Pero quiero que la gente se desilusione de ella y comprenda que debe construir su propio movimiento socialista sin las injerencias rusas.

Una visión pesimista sobre la tutela de la Unión Soviética.

4. La guerra es la guerra. El único ser humano bueno es el que ha muerto.

Cita célebre de George Orwell de otra de sus obras más conocidas: Rebelión en la granja.

5. Si quien controla el pasado, controla el futuro, ¿Quien controla el presente, controla el pasado?

Una reflexión que deja una gran pregunta al aire.

6. Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse revelado, no serán conscientes. Ese es el problema.

Sobre la docilidad de las masas, y por qué en muchos casos no despiertan a pesar de ser víctimas de opresión.

7. La Libertad significa libertad para decir que dos más dos son cuatro. Si eso se admite, todo lo demás se da por añadidura.

Las obviedades también han de poder contarse. Y lo no tan obvio, por extensión.

8. Ver lo que está delante de nuestros ojos requiere un esfuerzo constante.

Por omnipresente, en ocasiones lo obvio es invisible a nuestros ojos.

9. Lo característico de la vida actual no es la inseguridad y la crueldad, sino el desasosiego y la pobreza.

Sobre las miserias de la época que le tocó vivir, marcada por conflictos bélicos y penurias.

10. Si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oír.

Probablemente, la frase de George Orwell más recordada.

11. En tiempos de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario.

Su faceta periodística da fe de esta máxima sobre la libertad de expresión.

12. El poder radica en infligir dolor y humillación.

Cualquier forma de poder tiende a ejercer un marco de represión y adoctrinamiento, según Orwell.

12. Es poco probable que la Humanidad pueda salvaguardar la civilización a menos que pueda evolucionar en un sistema de bien y mal que sea independientes del cielo y el infierno.

Sobre la religión y el desarrollo ético imprescindible para la supervivencia de nuestras sociedades.

13. El lenguaje debe ser la creación conjunta de poetas y trabajadores manuales.

Una visión única sobre la comunicación.

14. No hay delito, absolutamente ninguno, que no pueda ser tolerado cuando “nuestro” lado lo comete.

El fin no puede justificar los medios, ni tan siquiera cuando crees en el propósito final de ciertas acciones.

15. El nacionalista no sólo no desaprueba las atrocidades cometidas por su propio lado, sino que tiene una extraordinaria capacidad para ni siquiera oír hablar de ellas.

Muy en la línea de la frase anterior.

16. Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros.

Extracto de Rebelión en la granja.

17. Un chiste picante es una especie de rebelión mental.

Sobre todo en una época de cierta represión en cuanto a asuntos íntimos.

18. Quizás uno no deseara tanto ser amado como ser comprendido.

En el amor, tal vez buscamos una mirada protectora, y no tanto vivir grandes emociones y sentimientos.

19. El partido quiere tener el poder por amor al poder mismo.

Reflexión política en una de las más memorables frases de George Orwell.

20. Todo ocurre en la mente y sólo lo que allí sucede tiene una realidad.

Somos esclavos de nuestros propios pensamientos y reflexiones.

21. Doblepensar significa el poder de mantener dos creencias contradictorias en la mente simultáneamente, y aceptar ambas.

Un concepto de la psicología cognitiva que fue descrito de esta forma por el gran Orwell.

22. El poder no es un medio; es un fin en sí mismo.

Desgraciadamente, el poder solo sirve para contenerse en sí mismo.

23. El invento de la imprenta facilitó mucho el manejo de la información.

Una reflexión un tanto obvia acerca del invento de Gutenberg.

24. La manera más rápida de finalizar una guerra es perderla.

Rendirse siempre es el punto final.

25. Cuando se amaba a alguien, se le amaba por él mismo, y si no había nada más que darle, siempre se le podía dar amor.

Magnífico pensamiento acerca del amor verdadero, sean cuales sean las circunstancias.

26. Pueden forzarte a decir cualquier cosa, pero no hay manera de que te lo hagan creer. Dentro de ti no pueden entrar nunca.

Sobre la dignidad y las creencias.

27. Es imposible fundar una civilización sobre el miedo, el odio y la crueldad. No perduraría.

La represión tiene las horas contadas: no hay ser humano que no se rebele en un momento u otro.

28. Hemos caído tan bajo que la reformulación de lo obvio es la primera obligación de un hombre inteligente.

Frase de Orwell especialmente comprensible dado el contexto de totalitarismos que imperaban en Europa.

29. Nada cambiaría mientras el poder siguiera en manos de una minoría privilegiada.

Las oligarquías siempre miran por su bien propio y cortoplacista.

30. La cordura no depende de las estadísticas.

Extracto de 1984.

31. Toda la propaganda de guerra, todos los gritos y mentiras y odio, provienen invariablemente de gente que no está peleando.

Los que mueven los hilos bélicos están cómodamente sentados en sillones de oro.

32. Cada año habrá menos palabras, así el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño.

Nuestro lenguaje es nuestro mundo, como diría el filósofo Ludwig Wittgenstein.

33. Ya de joven me había fijado en que ningún periódico cuenta nunca con fidelidad cómo suceden las cosas.

La objetividad se pierde cuando la línea editorial depende del criterio del jefe del medio de comunicación.

34. Cuanto más se desvíe una sociedad de la verdad, más odiará a aquellos que la proclaman.

Esencial reflexión politológica para pararse a pensar en el designio de una sociedad en que impera la mentira.