Gustave Flaubert fue un célebre escritor francés nacido en la región de Normandía durante el año 1821.

Considerado como uno de los mejores novelistas del mundo occidental, este notable escritor es conocido comúnmente por su obra Madame Bovary. Su particular estilo y su gusto exquisito para el arte, permitieron que fuera uno de los autores más queridos dentro de la sociedad del momento.

Frases y citas célebres de Gustave Flaubert

Algunas de las novelas más notables de este escritor son: “Memorias de un loco”, “Salambó”, “Madame Bovary” o “La educación sentimental”. ¿Te gustaría conocer las frases más interesantes de este gran autor?

A continuación podrás descubrir las 75 mejores frases de Gustave Flaubert, un novelista con un estilo muy particular.

1. No leas, como hacen los niños para divertirse, o como hacen los ambicioso por instrucción. Lee para vivir.

La lectura es una actividad que puede ser beneficiosa para todo el mundo, tanto niños como adultos.

2. Viajar te hace modesto. Te hace ver el pequeño lugar que ocupas en el mundo.

Cuando viajamos tomamos consciencia de la inmensidad del mundo, viajar nos puede ayudar a ser más humildes en la vida.

3. Debes escribir por ti mismo. Esa es tu única esperanza de crear algo hermoso.

La escritura puede ayudarnos a ordenar nuestros pensamientos, todos deberíamos escribir un rato cada día.

4. Creo que sí mirásemos siempre al cielo acabaríamos por tener alas.

Perseguir nuestros sueños es algo que todos debemos hacer, con perseverancia lograremos alcanzarlos.

5. La vida debe ser una continua educación. Uno debe aprender todo.

No debemos dejar de aprender nunca, aprender es algo maravilloso que se puede hacer a cualquier edad y en cualquier momento.

6. De todos los libertinajes posibles, viajar es el más grande que conozco.

Como vemos en esta cita Flaubert, era un gran apasionado de los viajes, los viajes pueden ser uno de los mayores placeres que podamos llegar a vivir.

7. Dios está en los detalles.

Los detalles son muy importantes, estos pueden marcar la diferencia entre algo bueno y algo realmente bueno.

8. Las oraciones deben moverse en un libro como hojas en un bosque, cada una distinta de cada otra a pesar de su parecido.

Antiguamente la gente era mucho más religiosa y la oración era un factor muy importante en el modo de vivir su fe.

9. La humanidad es como es. No se trata de cambiarla, sino de conocerla.

Conociendo cómo suelen actuar las personas podemos anticiparnos a sus movimientos, consiguiendo así una mejor posición dentro de la sociedad.

10. A fin de cuentas el trabajo es todavía el mejor medio de pasar nuestra vida.

El trabajo puede calmar nuestros ánimos y permitirnos organizar nuestras ideas, el trabajo puede ser una vía de escape para algunas personas.

11. Cuidado con la tristeza. Es un vicio.

Ciertas personas parecen recrearse en su tristeza, el victimismo no traerá nada positivo a nuestras vidas.

12. Ama el arte. De todas las mentiras es, cuando menos, la menos falaz.

El arte es sin duda maravilloso, con él, las personas podemos expresar realmente lo que sentimos.

13. Todo se vuelve interesante si lo miras el tiempo suficiente.

Para poder descubrir lo interesante de algo, deberemos mirarlo con el detenimiento suficiente.

14. Todo lo que uno inventa es verdad, puede estar perfectamente seguro de eso. La poesía es tan precisa como la geometría.

La poesía es un tipo de escritura que necesita de una gran precisión, pues cada palabra, cada verso y cada estrofa son contados de forma milimétrica. No todo el mundo es capaz de hacer poesía.

15. Uno nunca se cansa de lo que está bien escrito. ¡El estilo es la vida! ¡Es la sangre vital del pensamiento!

Como escritor, Flaubert poseía un estilo muy característico, algo que sin duda lo diferenciaba de cualquier otro escritor.

16. La melancolía no es más que un recuerdo que se ignora.

A todos nos invade la melancolía alguna que otra vez, debemos procurar que ésta no dirija nuestra vida. El futuro puede ser apasionante y debemos poner nuestras expectativas en él.

17. Cuando llegamos a viejos, los pequeños hábitos se vuelven grandes tiranías.

Como nos dice Flaubert, lo que empieza por un pequeño hábito, puede convertirse en nuestra forma de vivir con el tiempo suficiente.

18. Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos.

Los sueños pueden ser realmente apasionantes, estos pueden llevarnos a vivir experiencias únicas. Quizás una de las formas más dulces de morir, sería morir soñando.

19. No labra uno su destino, lo aguanta.

Con nuestro trabajo diario, determinamos el destino al que llegaremos. Debemos trabajar duro en la vida y ser perseverantes.

20. El deber de uno es sentir lo que es grande, apreciar lo bello y no aceptar las convenciones de la sociedad con la ignominia que nos impone.

Debemos ser honestos con nosotros mismos y vivir la vida tal como deseemos, solo tenemos una vida y debemos aprovecharla.

21. La necesidad es un obstáculo indestructible; todo lo que sobre ella se lanza se estrella.

Como personas, siempre sentimos la necesidad de tener algo más, conseguir algo más o hacer algo más, nunca nos llegamos a sentir completamente satisfechos.

22. No sé nada más noble que la contemplación del mundo.

Poder contemplar el mundo y la naturaleza, es sin duda algo apasionante, somos muy afortunados de vivir en este mundo tan maravilloso.

23. Cada sueño encuentra su forma; hay una bebida para cada sed y amor para cada corazón. Y no hay mejor manera de pasar tu vida que en la preocupación incesante de una idea, de un ideal.

Todos perseguimos algo en la vida, nuestros sueños dirigen, en gran medida, nuestros actos y pensamientos.

24. El talento es tener mucha paciencia, y la originalidad es un esfuerzo de voluntad y observación intensa.

Para poder realizar cualquier obra de arte, el trabajo será siempre necesario. Nada valioso nace sin dificultad.

25. No creo en el remordimiento: es una palabra de melodrama que jamás consideré auténtica.

No debemos arrepentirnos de nada en la vida, toda experiencia nos ha llevado al lugar donde estamos y a ser la persona que somos.

26. Un hombre que juzga a otro hombre es un espectáculo que me haría estallar de risa, si no me diese piedad.

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Debemos dejar que los demás vivan la vida a su manera.

27. Si vuestra obra de arte es buena, si es verdadera, encontrará su eco y se hará su lugar… Dentro de seis meses, de seis años, o después de nuestra muerte. ¿Qué más da?

Efectivamente, si un arte es realmente bueno, éste será valorado en un momento u otro, no debemos desanimarnos por las malas críticas.

28. El corazón es una tierra que cada pasión conmueve, remueve y trabaja sobre las ruinas de las demás.

El corazón puede ser roto y reconstruido tantas veces como sea necesario, con cada nuevo amor podemos volver a empezar.

29. Se puede calcular lo que vale un hombre por el número de sus enemigos, y la importancia de una obra de arte, por los ataques que recibe.

Cuando tenemos algo más valioso que lo que tienen los demás, éstos siempre intentarán arrebatárnoslo. La envidia puede generar muchos enemigos.

30. Los momentos más gloriosos de tu vida no son los días en que has tenido éxito, sino aquellos días en los que, debido a la desesperación y el abatimiento, sientes la vida como un desafío y la promesa de logros futuros.

Lo importante en la vida no es triunfar, lo importante es nunca rendirse. La persona que nunca se rinde jamás es derrotada completamente.

31. Todo depende del valor que le damos a las cosas; somos nosotros los que hacemos la moral y la virtud. El caníbal que se come a un vecino es tan inocente como el niño que chupa su dulce.

Algo que para nosotros puede estar bien, puede no estarlo para nuestro vecino o nuestro amigo. Las leyes son necesarias para poder vivir en sociedad, sin ellas, la sociedad como tal no sería posible.

32. A un alma se le mide por la amplitud de sus deseos, del mismo modo que se juzga de antemano una catedral por la altura de sus torres.

Nuestros deseos determinan en cierta forma quiénes somos realmente. Para poder ser grandes personas en el futuro, deberemos desear serlo en la actualidad.

33. El lenguaje humano es como una olla vieja sobre la cual marcamos toscos ritmos para que bailen los osos, mientras al mismo tiempo anhelamos producir una música que derrita las estrellas.

Poder dominar plenamente un lenguaje, es algo que nos puede llegar a costar toda una vida.

34. Amémonos en el arte como los místicos se aman en Dios, y que todo palidezca frente a ese gran amor.

El amor puede hacer de este mundo en el que vivimos un lugar mejor. El amor es una fuerza muy poderosa que deberíamos saber usar.

35. El amor, después de todo, no es sino una curiosidad superior, un apetito de lo desconocido que te empuja a la tormenta, a pecho abierto y con la cabeza adelante.

El amor puede lograr motivarnos en las situaciones más difíciles, muchas grandes obras se han realizado por culpa de un gran amor.

36. Siempre tendrás que lidiar con bastardos que te mienten, te engañen, te calumnien y te ridiculicen, pero es de esperar y debes agradecer al cielo cuando encuentres la excepción.

Gracias a las personas que no valen la pena, somos capaces de saber discernir las que sí lo valen. Cuando algo es bueno si es escaso, es aún más bueno.

37. Para aguantar todo lo que precisas, hazte una coraza secreta compuesta de poesía y orgullo.

Debemos saber encontrar aquellas cosas que hagan que nuestra vida valga la pena. Los pequeños lujos pueden ser también los mejores.

38. Quien no sienta amor, deberá aprender a adular o no saldrá nunca a flote.

Una cita muy curiosa de este gran escritor, no poder sentir amor debe ser una sensación realmente nefasta para cualquiera.

39. Las exigencias monetarias son, de cuantas borrascas se desatan sobre el amor, las más frías y devastadoras.

Cuando no hay dinero, muchas veces también se acaba el amor, pues son los tiempos difíciles, lo que más ponen a prueba una relación.

40. No le demos al mundo armas contra nosotros, porque las utilizará.

Sin duda, un gran consejo que debemos saber valorar. Hablar más de la cuenta puede ser algo totalmente contraproducente.

41. A los ídolos es mejor no tocarlos: algo de su dorada capa se queda inexorablemente entre los dedos.

Cuando examinamos detenidamente cualquier ídolo, nos podemos dar cuenta de que no son tan maravillosos como pensábamos.

42. Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse; al contrario, la hacen más profunda.

Recrearnos en nuestros recuerdos puede llevarnos a aumentar nuestra melancolía, con la que conseguiremos también ser personas mucho más desdichadas. Debemos ser positivos y mirar siempre hacia delante.

43. La felicidad crea hábito y luego ya no se puede vivir sin ella.

Aquellos que han tenido mucha suerte en la vida. cuando la pierden sufren mucho más que quienes nunca la tuvieron.

44. El escritor debe meterse en la vida como en el mar, pero solo hasta el ombligo.

Una cita muy graciosa de Flaubert, la cual nos anima a saber interesarnos por la vida pero siempre teniendo un cierto autocontrol. No debemos involucrarnos en temas que realmente no nos aportan nada positivo.

45. Lo que un anciano ve sentado; el joven no puede verlo de pie.

La experiencia siempre es un grado, jamás seremos tan productivos como alguien con una gran experiencia en su labor.

46. Hay que esperar cuando se está desesperado, y andar cuando se espera.

Cómo actuamos en la vida puede llevarnos hacia nuestros objetivos o alejarnos de ellos.

47. La fraternidad es una de las más bellas invenciones de la hipocresía social.

En la sociedad que vivimos existe una gran hipocresía y una gran falsedad; saberse rodear de las personas correctas puede ser algo bastante complicado.

48. El culto al arte da orgullo; uno nunca tiene demasiado de eso.

El arte es una de las mejores formas por la cual el ser humano es capaz de expresarse, debemos saber valorar el arte y fomentarlo en nuestros allegados.

49. Uno no debe mirar el abismo, porque en el fondo hay un encanto inexpresable que nos atrae.

Las cosas más complicadas de la vida pueden ser también las más atrayentes, lo difícil siempre ha motivado al ser humano.

50. Sé constante y ordenado en tu vida, para que puedas ser violento y original en tu trabajo.

El trabajo puede ser nuestra vía de escape o nuestra forma de expresarnos, desahogar nuestras frustraciones en él puede hacernos mucho más productivos.

51. La añoranza se asfixió bajo el hábito.

Las pequeñas cosas de la vida pueden hacernos olvidar malestares que podamos arrastrar del pasado. Saber enfocarnos en nuestro día a día nos ayudará a superar cualquier problema.

52. La manera más profunda de sentir una cosa es sufrir por ella.

Cuando sufrimos somos capaces de valorar en mejor medida el aprecio que le tenemos a algo. El sufrimiento puede revelarnos la necesidad que tenemos de algo o alguien en concreto.

53. Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero que se regala.

No somos dueños de nuestras emociones, solo las sentimos cuando realmente algo realmente nos importa.

54. El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente.

Debemos aprovechar el momento, el ahora es lo único que realmente podemos controlar.

55. Uno puede ser el maestro de lo que hace, pero nunca de lo que siente.

Las emociones solo afloran cuando algo nos importa de verdad, no podemos decidir qué nos importa más en la vida, simplemente lo sentimos.

56. Es una cosa deliciosa poder escribir. Ya no ser tú mismo, sino moverte en todo un universo de tu propia creación.

La escritura puede permitirnos expresarnos libremente, es una actividad muy beneficiosa que todos deberíamos fomentar en la sociedad.

57. El autor debe estar en su obra como Dios en el universo: presente en todas partes pero en ninguna visible.

El autor en un libro o novela, siempre se mantiene oculto entre las sombras. La misma novela es la que nos habla sobre su propio autor, debemos saber leer entre líneas.

58. Siempre es triste dejar un lugar al que uno sabe que nunca volverá. Tales son las melancolías por viajar: quizás son una de las cosas más gratificantes de los viajes.

Los recuerdos que fabriquemos durante nuestros viajes nos acompañarán toda la vida, estas experiencias puede llegar a significar mucho para nosotros.

59. No hay una partícula de vida que no contenga poesía dentro de ella.

La poesía puede estar presente en todo aquello que observamos, pero depende de nosotros saber encontrar esa poesía.

60. El arte de la escritura es el arte de descubrir lo que uno cree.

Con la escritura podemos expresarnos como realmente somos, dando mayor importancia a nuestros valores y principios, que a los de los demás.

61. No hay verdad. Sólo hay percepción.

Nuestra forma de entender todo lo que nos rodea, está limitada por nuestra propia percepción del mundo.

62. Traté de descubrir, en el rumor de bosques y olas, palabras que otros hombres no podían escuchar, y levanté mis oídos para escuchar la revelación de su armonía.

La naturaleza es, sin duda, maravillosa. Tomarnos nuestro tiempo para reflexionar rodeados de ella, nos puede ayudar a ser más eficientes en nuestra vida.

63. Cuanto más rápido se adhiere la palabra al pensamiento, más hermoso es el efecto.

Cuando entendemos algo en su totalidad, este nuevo conocimiento permanecerá para siempre con nosotros.

64. La estupidez radica en querer sacar conclusiones.

Cuando hablamos sin conocimiento, demostramos a los demás lo estúpidos que podemos llegar a ser.

65. Al tratar de entender todo, todo me hace soñar.

La lectura y la búsqueda del conocimiento, son unas actividades que pueden exigir una gran parte de nuestra energía diaria.

66. Nada es más humillante que ver a los idiotas triunfar en empresas en las que hemos fracasado.

Demostrar a los demás de lo que somos capaces puede permitirnos ser mucho más felices, debemos creer en nuestras posibilidades.

67. Somos un hilo, y queremos conocer toda la tela.

Ciertas cosas simplemente se escapan a nuestro entendimiento. Jamás lograremos tener un conocimiento completo sobre todo lo que nos rodea.

68. Escribir historia es como beber un océano y mear una taza.

La historia muchas veces no representa con total claridad una determinada época, sólo poseemos un diez por ciento de la información sobre cualquier época del pasado.

69. Todo el sueño de la democracia es elevar al proletariado al nivel de estupidez alcanzado por el burgués.

La estupidez puede ayudar a nuestros dirigentes a crear una sociedad mucho más conformista, por eso mismo la educación es un aspecto fundamental en la sociedad.

70. He soñado mucho y he hecho muy poco.

Nuestros actos son los que realmente nos definen en la vida, para ser exitosos deberemos dejar de pensar y comenzar a actuar.

71. Nuestra ignorancia de la historia nos hace calumniar nuestros propios tiempos. La persona común vive hoy mejor que un rey hace un siglo, ¡Pero es desagradecida!

En el pasado la gente vivía con muchos menos recursos, somos afortunados de tener lo que actualmente poseemos.

72. No hay que confundir manzanas con naranjas, mujeres con amor, vida con felicidad…

Los pequeños matices pueden hacer una gran diferencia. Algo que a simple vista puede ser igual que otra cosa, puede en realidad no serlo. Debemos actuar con conocimiento de causa.

73. Qué cosa tan horrible es la vida, ¿No es así? Es como una sopa con muchos pelos flotando en la superficie. Sin embargo, tienes que comerla.

La vida puede ser muy complicada, pero aún así deberemos saber afrontarla con valentía.

74. Ella quería morir, pero también quería vivir en París.

Muchas veces no sabemos ni lo que deseamos nosotros mismos, saber ordenar nuestras ideas es algo fundamental en la vida.

75. Se necesita una voluntad sobrehumana para escribir, y solo soy un hombre.

Encontrar la inspiración adecuada puede ser, a veces, algo complicado. Los escritores la suelen buscar en muchos lugares diferentes. La vida del escritor puede ser algo dispersa.