Las frases de Kobe Bryant más memorables son parte del legado que nos deja este gran jugador de basket tras su muerte en un accidente de helicóptero. A través de sencillas reflexiones y declaraciones a los medios se plasma su manera de entender el deporte, el liderazgo, la motivación y el esfuerzo necesario para llegar a ser una de las leyendas de la NBA.

Aquí veremos una selección de estas frases y reflexiones para entender mejor y recordar a esta gran figura del baloncesto.

Las mejores frases de Kobe Bryant

Las mejores frases de Kobe Bryant, leyenda del basket

Kobe Bryant nos ha dejado recientemente, pero sus lecciones en cuanto a valores deportivos y liderazgo quedan como ejemplo de hasta dónde se puede llegar a través del esfuerzo y la disciplina. Y es que este jugador de basket no solo destacó por ser uno de los mejores de la historia; además, dejaba claro cuál era su actitud y sus opiniones ante muchos temas.

Aquí encontrarás una selección de frases de Kobe Bryant altamente motivadoras que resumen su manera de ver la vida y la filosofía que aplicó al baloncesto.

1. Si vas a ser un líder, no vas a satisfacer a todos. Tienes que responsabilizar a las personas.

El liderazgo pasa por permitir que cada miembro del equipo se haga cargo de sus acciones y decisiones.

2. Estoy aquí. No voy a ninguna parte. No importa cuál sea la lesión, a menos que sea completamente debilitante, seré el mismo jugador que siempre he sido.

La personalidad y los intereses de las personas suelen permanecer inalterados con el paso del tiempo, y esto no fue una excepción con Kobe, muy motivado en seguir dando el máximo en la cancha de baloncesto.

3. La gente no entiende hasta qué punto me obsesiona ganar.

Una de las frases de Kobe Bryant más directas acerca de aquello que le movía a competir constantemente.

4. Lo más importante es intentar e inspirar a las personas, para que ellos puedan ser grandes en lo que sea que quieran hacer.

Más allá de las acciones llevadas a cabo en el deporte, está el impacto social que esto tiene en el resto de personas.

5. Si sientes miedo de fallar, probablemente fallarás.

Una reflexión acerca de la profecía autocumplida.

6. He hecho demasiados lanzamientos desde que tenía 8 años. Pero "demasiado" es una cuestión de perspectiva. Algunas personas pensaban que Mozart tenía demasiadas notas en sus composiciones.

Acerca del modo en el que muchos críticos perciben a quienes se salen de los límites de lo normal.

7. Una vez que sabes cómo se siente el fracaso, la determinación persigue al éxito.

El fracaso también forma parte de la motivación.

8. Sólo dejaba que los tiros volaran. Ya sabes, sin dejar ninguna bala en la recámara.

Una manera de ver el baloncesto: los movimientos se producen de manera espontánea, casi automáticamente.

9. El basket es más grande que anotar puntos y ganar campeonatos. Es más de si uno ha sido capaz de inspirar a la gente por un instante a que quieran ser una mejor versión de sí mismos.

Otra de las reflexiones acerca de lo que importa más en el baloncesto.

10. Si entro en pánico, todo el mundo entra en pánico.

Tener un rol de liderazgo tiene sus desventajas.

11. Me centro en una sola cosa, en tratar de ganar todos los campeonatos que pueda.

A partir de una ola meta se pueden derivar muchas acciones extraordinarias.

12. Si caigo por el precipicio, o desde el pedestal, lo que sea, todavía habré aprendido algo.

Acerca de su decisión de no tener una carrera universitaria.

13. Mis padres son mi columna vertebral. Aún lo son. Son el único grupo que te apoyaría si puntuases cero o cuarenta.

No se puede progresar individualmente; es necesario disponer del apoyo de otras personas, muchas veces la familia.

14. Me llevo todo lo que aprendí con el juego y lo utilizaré en lo que venga después. No lo veo como una separación sino como una progresión.

Una de sus declaraciones sobre dejar el deporte profesional de alto nivel.

15. No puedo identificarme con gente perezosa. No hablamos el mismo idioma. No los entiendo, no quiero entenderlos.

Dos maneras muy distintas de ver la vida.

16. Solo estoy intentando hacer lo que el equipo necesita en cada momento.

Por encima de todo, los mejores jugadores de basket adaptan su juego a lo que necesita todo el equipo.

17. He jugado a través del sudor y del dolor, no porque me llamara el desafío, sino porque tú (el basket) me llamaste.

Una declaración de amor a este deporte.

18. Como un niño creciendo, nunca me salté pasos. Siempre trabajé en los fundamentos porque sé que la forma atlética es fugaz.

Acerca de la necesidad de aprender los fundamentos y no quedarse en lo superficial.

19. Ganar tiene prioridad sobre todo. No hay ninguna zona gris

Otra de las frases motivadoras de Kobe Bryant en las que se refleja su espíritu competitivo.

20. Cualquiera que desee ser uno de los grandes, debe entender los sacrificios que vienen con eso y tratar de lidiar con eso.

Destacar positivamente en algo conlleva mucho sacrificio.

21. La vida es demasiado corta para estar de brazos cruzados guardando rencor.

Ante la duda, mejor optar por la filosofía de vida menos centrada en las emociones negativas.

22. Podemos ser los amos de nuestra creación, pero debes hacer una elección.

Ser capaz de crear grandes cosas pasa por decidir esforzarse al máximo.

23. ¿Quieres que sea dueño de un equipo y me ocupe de estos atletas testarudos ricos y malcriados, y tratar de hacer que rindan? No, gracias.

Una crítica a quienes juegan básicamente gracias al dinero.

24. Lo importante es que tus compañeros deben saber que tú estás apoyándolos y que realmente quieres que sean exitosos.

La conexión psicológica entre los miembros del equipo es crucial.

25. Lo que la gente ve en la cancha es otra parte de mí, no soy yo.

En el deporte solo se expresa una faceta de las personas.

26. Si quieres ganar un primer lugar, ven a jugar conmigo. Si quiere un segundo lugar, vete a otra parte.

El deporte como una actividad en la que hay que aspirar a lo máximo en cada momento.

27. No quiero ser el siguiente Michael Jordan, solo quiero ser Kobe Bryant.

Una manera propia de jugar y entender el basket.

28. Todo lo negativo, presión, retos; todo es una oportunidad para mí de levantarme.

En muchas situaciones, incluso el malestar nos aporta motivos por los que seguir avanzando.

29. Los trofeos quedan para la posteridad, pero lo que realmente quieres crear es algo que vaya más allá que eso.

Una vez más, Kobe indica que a pesar de que quiere ganar, lo más importante no es lo material.

30. Los deportes son un gran maestro. Pienso en todo lo que me han enseñado: amistad, humildad, cómo resolver diferencias.

A través del deporte se transmiten importantes valores.

31. Mientras me siento aquí ahora, cuando me quito el zapato y miro mi cicatriz, veo belleza en ella. Veo todo el trabajo duro, todos los sacrificios.

Las marcas de los sacrificios pasados van asociadas a todo lo bueno que trajo ese esfuerzo.

32. Es difícil para mí comprender el concepto de alguien nervioso cuando estoy hablando con ellos.

Cuesta acostumbrarse a la fama.

33. Para jugar en la NBA hay que ser uno entre un millón. Yo me dije: seré ese uno entre un millón.

Las estadísticas no tienen por qué hacernos dejar de intentar aquello a lo que aspiramos si hay motivos para el optimismo.

34. Se ha hablado mucho de mí como un “one-man show”, pero ese simplemente no es el caso. Ganamos juegos cuando anoto 40 puntos y ganamos cuando anoto 10.

La importancia del equipo está por encima de la del individuo.

35. He jugado con una mano rota, un esguince de tobillo, un hombro roto, un diente fracturado, un labio cortado y una rodilla del tamaño de una pelota de softball. No me pierdo 15 juegos debido a una lesión en el dedo del pie que todo el mundo sabe que no fue tan grave.

Otra muestra de la obsesión por el deporte de Kobe Bryant; eso sí, es poco recomendable imitarle en esto.

36. La motivación es, para mí, el juego en sí mismo; jugar de la manera correcta e intentar ganar.

Un ejemplo de motivación intrínseca en el deporte.

37. Es un honor representar a tu país, no importa de dónde vengas.

El jugar a baloncesto también puede tener una dimensión política.

38. Muchos líderes fallan porque no tienen la valentía de tocar temas incómodos. A lo largo de los años, yo no he tenido ese miedo.

El liderazgo pasa por la asertividad.

39. Hay que atreverse a ser grande

La idea de destacar en algo no debe asustar.

40. Haré lo que haga falta para ganar partidos, ya sea sentarme en un banco agitando una toalla, dar agua a un compañero o lanzar el tiro ganador.

A la hora de contribuir a una victoria, no hay roles menos dignos.

41. Todo el mundo mira tu reloj e imagina quién eres, tus valores y tu estilo personal.

Hay mucho más detrás de las apariencias.

42. Estoy jugando contra grandes jugadores, jugando contra los mejores del mundo. La competición es lo que siempre he querido.

La NBA como un sueño cumplido.

43. Todos tenemos dudas, no hay que negarlo. Pero también es cierto que no debemos rendirnos, sino seguir adelante.

Las dudas son algo inherente a los retos.

44. El baloncesto es mi refugio y mi santuario. En él vuelvo a ser un niño en el patio. Cuando llego aquí, todo es bueno.

En el juego hay un lugar en el que expresarse emocionalmente.