Eldrick Tont Woods, más conocido por su apodo Tiger Woods, es un célebre golfista norteamericano nacido en la conocida localidad de Cypress, California durante el año 1975.

Durante su carrera como atleta, Woods pudo cosechar un gran éxito tras otro, algo que le ha convirtió en uno de los mayores golfistas del mundo, aún así los ingresos de este deportista no solo provenían del mundo del deporte, ya que como la gran estrella mediática que era en su momento su imagen también era muy valiosa.

Frases y reflexiones de Tiger Woods

Cuando Woods reconoció abiertamente ser adicto al sexo y a las drogas, su matrimono se desmoronó, un hecho que afectó muchísimo a la opinion que el público tenía sobre él. Actualmente parece ser que ha conseguido retomar su vida como deportista y está intentando volver a ser la persona amada por todos que un día sin duda había sido.

A continuación te presentamos una breve recopilación con las 75 mejores frases de Tiger Woods, el golfista más mediático que jamás haya existido.

1. Soy consciente de que si estoy jugando a mi mejor nivel, soy difícil de superar. Y lo disfruto.

No cometer errores suele ser la estrategia más positiva en cualquier tipo de juego, eso también incluye, como es lógico, al golf.

2. Los logros en el campo de golf no son lo que importa, la decencia y la honestidad son lo que importa.

Woods sabe muy bien que sus actos fuera del campo también cuentan, una idea personal que le ha llevado varios años de su vida poder llegar a discurrir.

3. El hockey es un deporte para hombres blancos. El baloncesto es un deporte para hombres negros. El golf es un deporte para hombres blancos vestidos como proxenetas negros.

Una frase sin duda muy curiosa de este célebre jugador de golf, como vemos su sentido del humor es quizás algo picante para algunas personas.

4. Me imaginaba tener tanto éxito como jugador, pero no toda la histeria que lo rodeaba fuera del campo de golf.

Woods no solo se convirtió en un conocido jugador de golf, también terminó revelándose como una estrella mediática sumamente admirada.

5. Puedo jugar al golf para ganarme la vida. ¿Qué más se puede pedir? Que le paguen por hacer lo que ama.

No hay nada mejor que dedicarse a aquello que uno más ama hacer, una gran suerte que siendo honestos no muchas personas suelen poseer en sus vidas.

6. Cuando era niño, podría haber sido un psicópata, supongo, pero solía lanzar pelotas de golf a los árboles e intentar de alguna manera hacer par con ellas. Pensé que era divertido.

El golf como podemos ver siempre ha formado parte de su vida, parece ser que incluso durante su niñez más temprana este deporte también tuvo un papel muy relevante.

7. Soy adicto. Soy adicto al golf.

Durante el año 2010 Woods se declaro abiertamente adicto a las drogas y al sexo, unas adicciones que nunca fueron nada para él en comparación con su mayor adicción: el golf.

8. Quiero ser lo que siempre quise ser: dominante.

En el golf todos los deportistas suelen intentar ir siempre un paso por delante de su rival, pues todos saben a ciencia cierta que si no lo hacen será muy probable que terminen perdiendo.

9. Siempre puedes mejorar.

Una persona puede desarrollarse durante toda su vida y en el golf también puede mejorar su juego mientras ésta pueda mantenerse en pie.

10. No estoy tan avanzado como Jack Nicklaus a esta edad, pero lo estoy intentando.

El siempre ha deseado convertirse en un mejor jugador, en lo que todos podríamos llamar la mejor versión posible de sí mismo.

11. Me encanta jugar al golf y ese es mi campo. Y puedes caracterizarlo y describirlo como quieras, pero tengo un amor y una pasión por meter esa pelota en el hoyo y vencer a esos muchachos.

Cada persona suele tener su propia gran pasión y para Tiger Woods evidentemente esa gran pasión siempre ha sido el golf.

12. Siempre seremos la pelota y yo.

Un gran romance que todos sus admiradores sin duda esperamos que aún dure muchisimo tiempo.

13. Y yo tampoco cocino. No mientras entreguen pizza.

Como podemos ver, la cocina no se encuentra entre sus aficiones, algo que ciertamente suele ser bastante común entre los ciudadanos medios norteamericanos.

14. Michael se fue por la gestión de los Bulls, no porque hubiera perdido su amor por jugar.

En esta cita podemos ver cómo Tiger Woods nos habla sobre la mítica estrella del baloncesto Michael Jordan, otra gran leyenda norteamericana que tras su paso por la NBA decidió probar suerte dentro del mundo del golf.

15. No fuerce a sus hijos a practicar deportes. Nunca lo fui. Hasta el día de hoy, mi papá nunca me ha pedido que vaya a jugar al golf. Yo le pregunto. Lo que importa es el deseo del niño de jugar, no el deseo de los padres de que juegue. Divertido. Que sea divertido.

Un niño solo conseguirá convertirse en un gran deportista si el deporte que practica realmente le apasiona, pues de otra forma no habrá nada que realmente podamos hacer para que el niño en el futuro consiga destacar dentro de dicho deporte.

16. Si tienes la oportunidad de ser un modelo a seguir, creo que siempre debes aprovecharla porque puedes influir en la vida de una persona de manera positiva, y eso es lo que quiero hacer. Eso es todo lo que es.

Es posible que nuestra forma de actuar pueda influenciar a terceras personas, algo que puede darnos mucho que pensar sobre la forma en la que vivimos nuestras vidas.

17. Si los títulos de dinero significaran algo, jugaría más torneos. Lo único que significa mucho para mí es ganar. Si tengo más victorias que nadie y gano más majors que nadie en el mismo año, entonces ha sido un buen año.

El dinero nunca ha sido lo más importante para él, una forma quizás algo curiosa de pensar que suelen compartir todos los grandes deportistas.

18. Mi enfoque principal está en mi juego.

La concentración suele ser un aspecto vital dentro de cualquier deporte, pero en el golf esta cualidad alcanza una importancia incluso mucho más elevada.

19. El verde y el negro van bien juntos, ¿no?

Como podemos ver Woods tiene un sentido del humor muy peculiar, una forma de ser que siempre suele mostrar allá dónde va.

20. El dinero y la fama me hicieron creer que tenía derecho. Estaba equivocado y era un tonto.

En una época de su vida, el dinero consiguió nublar su entendimiento, llegando a realizar actos muy crueles de los que siempre se ha arrepentido.

21. Para muchos mi comportamiento ha sido una gran decepción, mi comportamiento ha causado una gran preocupación a mis socios comerciales y a todos los involucrados en mi negocio, pero lo más importante para los jóvenes en los que influenciamos, me disculpo.

Su imagen en el pasado quedó en entredicho, algo sin duda muy desagradable que a día de hoy aún está intentando subsanar.

22. Dejé de vivir de acuerdo con mis valores fundamentales. Sabía que lo que estaba haciendo estaba mal, pero pensaba solo en mí mismo y pensé que podía salirme con la mía.

Si perdemos nuestros valores es muy probable que nuestra vida deje de tener sentido, una situación nefasta que él tuvo que vivir en primera persona.

23. No puedo vivir con reglas diferentes. Los mismos límites que se aplican a todos se aplican a mí.

El golf a veces puede parecer un deporte injusto, llegando incluso a enfurecer en ciertas ocasiones a grandes deportistas como él.

24. En terapia he aprendido la importancia de mantener equilibradas la vida espiritual y la vida profesional. Necesito recuperar el equilibrio.

Nuestra profesión nunca debe representar el cien por cien de nuestra persona, todos necesitamos descansar psicológicamente después de un largo día de trabajo.

25. Pienso volver al golf algún día, pero no sé cuándo será ese día.

Durante 2014 y 2015 Woods decidió retirarse temporalmente del golf, una actividad que retomó en el año 2016 y que sigue practicando en la actualidad.

26. El Masters es donde gané mi primer major y veo este torneo con gran respeto. Después de un largo y necesario tiempo fuera del juego, siento que estoy listo para comenzar mi temporada en Augusta.

Algunos torneos son especiales para los golfistas, pues comúnmente todos suelen intentar revivir grandes victorias que un día realizaron.

27. Me he dado el lujo de jugar al golf en todo el mundo y he pasado mucho tiempo evaluando cómo jugar en todo tipo de campos.

Cada campo es diferente y por eso nuestro juego en ellos también lo debe ser, un consejo realmente revelador que solo nos lo podía dar este tan célebre golfista.

28. Me gustaría compartir mis experiencias y las lecciones que he aprendido y, con suerte, crear algunos cursos increíbles y divertidos.

¿Qué mejor maestro podríamos tener? Un tutor que a muchos de nosotros probablemente nos encantaría a nuestro lado en el green.

29. Hay golfistas en todas partes que quizás nunca tengan la oportunidad de jugar en un campo de golf en Escocia, un campo bordeado de árboles en Estados Unidos o en los cinturones de arena de Australia. Ojalá puedan llevar algunos de esos elementos a sus patios traseros.

Muy pocos son los que consiguen llegar a la élite de este deporte, un estatus que como vemos, tiene la ventaja de que gracias a él podremos viajar muchísimo.

30. Como todos saben, soy una especie de perfeccionista.

Solo aquellos hombres y mujeres más perfeccionistas consiguen convertirse con el paso de los años en grandes profesionales.

31. La cantidad de reuniones en las que he estado, la gente se sorprendería. Pero así es como se gana experiencia, cómo se adquiere conocimiento, estando en reuniones y participando. Aprendes y creces.

Nuestros rivales pueden enseñarnos muchas cosas, aprendiendo de ellos podremos conseguir mejorar nuestro juego indiferentemente de cuál sea el deporte que practiquemos.

32. Mi padre siempre me había llamado Sam desde el día en que nací. Rara vez me llamaba Tigre. Le preguntaba: ¿Por qué nunca me llamas Tigre? Él dice: Bueno, te pareces más a un Sam.

Una anécdota ciertamente muy curiosa sobre su vida más privada, aunque Tiger solo es un apodo era una forma muy habitual por la cual las personas solían y suelen dirigirse a él.

33. Todo lo que puedo decir es que me casaré en el futuro. Lo he reducido a eso.

Casi todo el mundo desea poder casarse el día de mañana, un objetivo que Woods también tuvo muy claro durante su juventud.

34. No he sido fiel a mis valores y al comportamiento que merece mi familia.

Si abandonamos nuestros valores y principios muy probablemente acabaremos avergonzando a nuestra familia, algo por lo que sin duda nadie desea tener que pasar.

35. Atravesé los límites por los que debería vivir una pareja casada.

Llegado el momento de la verdad Woods reconoció abiertamente su infidelidad, una situación que como suele ser habitual puso punto y final a su matrimonio.

36. Lastimé a mi esposa, a mis hijos, a mi madre, a la familia de mi esposa, a mis amigos, a mi fundación y a los niños de todo el mundo que me admiraban.

Durante un tiempo la imagen de Woods quedó francamente estigmatizada, una cruz muy pesada que actualmente muchos de sus admiradores piensan que quizás debería dejar de llevar.

37. No estoy exento de defectos y estoy lejos de ser perfecto.

Todos tenemos defectos, a decir verdad muchas veces suelen ser estos los que más nos identifican.

38. He defraudado a mi familia y lamento esas transgresiones con todo mi corazón.

Después de todo lo acontecido Woods ha intentado excusarse en una infinidad de ocasiones, aunque parece que para algunas personas nunca es suficiente.

39. Mis fracasos me han hecho verme a mí mismo de una manera que nunca antes había querido.

Cuando se dió cuenta de todos los errores que había cometido pudo ver claramente en el monstruo que se había convertido, una imagen francamente muy deteriorada de sí mismo por la que nunca se había imaginado tener que pasar.

40. Todo lo que realmente importa es que tengo dos hijos hermosos y estoy tratando de ser el mejor padre que puedo ser, y eso es lo más importante de todo.

Sus hijos son ahora lo más importante de su vida, es probablemente gracias a ellos que este genial golfista está volviendo a ser la persona que antaño había sido.

41. Sentí que había trabajado duro toda mi vida y merecía disfrutar de todas las tentaciones que me rodeaban. Sentí que tenía derecho y, gracias al dinero y la fama, no tuve que ir muy lejos para encontrarlos.

El dinero y la fama pueden ser muy malos compañeros, algo que nos demuestra que nunca debemos dejarnos llevar por los lujos y el exceso.

42. Creo en el budismo. No todos los aspectos, pero la mayoría. Entonces tomo pedazos y pedazos.

Como vemos, él tiene su propia concepción de la religión, unas ideas muy personales que le permiten poder entender el mundo que le rodea, bajo su particular punto de vista.

43. He hecho cosas bastante malas en mi vida.

Reconocer que ha llevado una vida de desorden fue su primer paso hacia el camino de la rectitud, una senda que todos sus admiradores esperamos que Woods no abandone con el paso de los años.

44. No creo que los seres humanos puedan alcanzar la iluminación máxima, porque los humanos tienen defectos.

La iluminación es un estado de consciencia plena que muchas veces suele ser el objetivo vital de los budistas, un nivel de entendimiento del universo que quizás como bien nos dice Woods quizás simplemente sea imposible de alcanzar.

45. La vida ha sido buena.

La vida ha sido muy buena con él, al fin y al cabo durante toda ella, este célebre golfista nunca ha tenido que pasar por la situación conocida por muchos como las vacas flacas.

46. Realmente extraño a muchos de mis amigos.

Nuestros amigos pueden ser un gran apoyo para nosotros tanto moral como psicológico, unas personas que siempre echaremos de menos cuando estos no se encuentren a nuestro lado.

47. Estaba viviendo una vida de mentira, realmente lo estaba.

Su matrimonio se había convertido con el tiempo en una farsa, una situación muy complicada en la que este atleta siempre se encontraba permanentemente al borde del precipicio.

48. Desde el punto de vista comercial, todo ha ido bien.

Al menos la economía siempre le ha ido viento en popa, una situación que muy pocas personas consiguen alcanzar a lo largo de sus vidas.

49. A mis hijos les va muy bien.

Sus hijos en la actualidad viven de una forma muy placentera, tanto su padre como su madre siempre se han asegurado de que no les falte absolutamente nada.

50. Tengo la suerte de haber podido representar a diferentes empresas a lo largo de mi carrera.

Las empresas siempre han apostado por él, algo lógico teniendo en cuenta de que Woods es la figura más conocida internacionalmente en cuanto a golf se refiere.

51. Han pasado muchas cosas en mi vida.

Su vida sin duda ha sufrido grandes altibajos, pero podemos estar seguros de que con perseverancia este golfista logrará salir reforzado, de todas las situaciones por las que ha tenido que pasar.

52. Todo el mundo sabe qué es el Masters, incluso si no eres golfista. La gente sabe lo que es Wimbledon. Saben lo que es el Super Bowl. Hay ciertos eventos que la gente conoce.

Existen algunas competiciones que internacionalmente son las más importantes del mundo y él ha tenido la enorme suerte de poder ganar al menos una de ellas.

53. Bueno, ya sabes, mucha gente ve las cosas negativas, las cosas que hicieron mal y lo que hago. Pero me gusta hacer hincapié en las cosas que hice bien, porque hay ciertas cosas que me gusta ver desde un punto de vista positivo que son solo un refuerzo positivo.

Las opiniones de terceros ya no tienen importancia para él, todos aquellos errores que quizás cometió en el pasado, pueden ser en realidad las experiencias que le permitirán llegar más lejos en el futuro.

54. No creo que el golf haya sido nunca una presión para tener éxito.

El golf es simplemente parte de su vida, aquello que más disfruta pudiendo hacer a diario.

55. Tendré que ganarme la confianza y el respeto de mis hijos.

Aunque sus hijos desarrollaron una mala imagen de su padre, seguro que con el tiempo logrará renovarla y más teniendo en cuenta que ellos son las personas más importantes de su vida.

56. Todavía hay campos en los Estados Unidos en los que no puedo jugar por el color de mi piel.

El racismo aún está demasiado extendido en los EEUU, una lacra extremadamente perjudicial con la que la sociedad sin duda debemos terminar lo antes posible.

57. Si tienes suerte de tener tres personas cercanas en tu vida, eres bendecido.

Es algo muy común entre las personas el pensar que nuestra familia es lo más valioso que poseemos, una idea que algunas personas no logran entender hasta el momento en el que se ven solos.

58. Mi mamá era dura.

Tanto su padre como su madre fueron sus máximas inspiraciones, algo que quizás muchos de nosotros compartimos a día de hoy con él.

59. Definitivamente no soy un político.

La política nunca ha sido un tema muy interesante para él, el golf ha ocupado durante toda su vida la gran mayoría de sus pensamientos.

60. Lo que uno no sueña de niño son todas las cosas periféricas que vienen con el éxito.

El éxito suele acarrear más problemas de los que imaginamos, algunos de ellos incluso pueden cambiar nuestra forma de ser si no somos lo suficientemente inteligentes.

61. Me gusta elegir mis causas y no ser forzado a hacer algo.

Al haber ganado ya mucho dinero en el pasado, ahora Woods solo invierte su tiempo en aquello que más le apasiona. Algo que quizás también nos gustaría poder hacer a muchos de nosotros.

62. No hago reglas.

Este célebre golfista nunca ha deseado en realidad imponerse a los demás atletas, en el golf solo el mejor de los participantes logrará hacerse con la victoria en cualquier torneo.

63. Probablemente tendré que volverme más político en el futuro cuando mis días de juego terminen, porque tendré que tener el apoyo de otros para hacer crecer mi base.

Contar con el apoyo de terceras personas puede ser algo que nos impulse enormemente a nivel profesional, una idea que Woods en la actualidad tiene muy presente y que muy probablemente utilizará en el futuro.

64. Puedes ganar todos los torneos que quieras, pero los mayores son lo que te recuerdan. Así es como te miden como campeón en nuestro deporte. Las mayores están donde están.

Ciertos torneos evidentemente tienen más peso que otros, ganar el Open de Estados Unidos por ejemplo es uno de los mayores privilegios que se pueden obtener dentro de este deporte.

65. Ganar no siempre es el mejor barómetro para mejorar.

Como suele decirse de las derrotas es de donde más se aprende, una idea que nos demuestra que ganar demasiado a menudo puede ser algo que termine debilitando nuestro juego.

66. Mi papá solía decir: El hecho de que te vistas con abrigo y corbata no influye en tu inteligencia.

Nunca debemos juzgar un libro por su portada, el aspecto externo de una persona nunca nos dirá a ciencia cierta cómo es en realidad esa persona.

67. Soy todo o nada.

Woods siempre pone todo su entusiasmo y dedicación en aquellas cosas que más le apasionan, en cambio tiene muy claro que no perderá nunca ni un segundo de su tiempo en nada que no sea relevante para él.

68. Me comprometo a intentar hacer el producto lo mejor posible.

Dado a la importancia de su imagen Woods sabe muy bien que cuando se compromete con una marca debe intentar vender la mejor versión de sí mismo, un trabajo que después de muchos años está más que acostumbrado a realizar.

69. La gente no entiende que cuando crecí, nunca fui el más talentoso. Nunca fui el más grande. Nunca fui el más rápido. Ciertamente nunca fui el más fuerte. Lo único que tenía era mi ética de trabajo, y eso es lo que me ha llevado hasta aquí.

Gracias a su perseverancia logró depurar en gran medida su técnica en el golf, algo que más tarde terminaría ocasionándole grandes beneficios.

70. He sido un jugador toda mi vida.

Los juegos siempre han sido una parte importante de su vida, por eso él siempre tuvo muy claro que de adulto quería ser jugador de golf.

71. Estoy volviendo a mis antiguas raíces.

Volver al lugar del que saliste te puede permitir volver a encontrarte a ti mismo, algo que ninguno de nosotros no podríamos hacer en ningún otro lugar del mundo.

72. Me había alejado de mi budismo. Y dejé de meditar.

Durante una etapa oscura de su vida se alejó de sus principales creencias, algo que como él mismo pudo observar le acabó repercutiendo muy negativamente.

73. Siempre supe a dónde quería ir en la vida.

El éxito le aguardaba y él siempre lo supo, una sensación realmente motivadora que no todas las personas suelen poseer.

74. Mi madre tenía razón cuando dijo que convertirme en profesional me quitaría la juventud.

Si no sabemos gestionar correctamente nuestro dinero podemos terminar teniendo graves problemas, algo que su madre siempre supo y de lo que siempre le intentó advertir.

75. Cada deporte evoluciona. Cada deporte se vuelve más grande y atlético, y hay que mantenerse al día.

El golf ha evolucionado muchísimo, a día de hoy es sin duda un deporte mucho más exigente de lo que antaño había sido.