Opciones para calmar este tipo de dolor de boca.

El dolor de muelas puede ser una experiencia bastante molesta para quienes padecen de esta dolencia.

Independientemente de cuál sea el motivo de esta situación, es algo que nos afecta de manera significativa. En ocasiones esta clase de dolores pueden provocar desmayos debido a la intensidad del malestar.

En este artículo revisaremos algunos de los remedios caseros para el dolor de muelas con mayor eficacia en cuanto a calmar esta sensación, aunque para tratar la causa hay que asistir al dentista.

Remedios caseros para aliviar el dolor de muelas

Son múltiples los remedios caseros para el dolor de muelas. A continuación veremos un listado de las opciones que podemos utilizar y que mejores resultados nos darán si las aplicamos bien.

Dependiendo de cuál sea el grado de afección de la muela el nivel de dolor que sienta el sujeto puede variar, pero en cualquier caso hay que tener claro que estos remedios son solo una solución transitoria y hay que ir al dentista para ver qué pasa. Estos métodos caseros, aunque mitigan el dolor de manera efectiva, no solucionan el problema de manera permanente. Al cabo de un tiempo el dolor regresara, y puede que en mayor medida.

1. Mezclar enjuague bucal y alcohol etílico

Hacer gárgaras con enjuague bucal y alguna bebida alcohólica suele proporcionar alivio para el dolor de muelas, teniendo en cuenta las propiedades del alcohol. Lo que ocurre es que la encía absorbe esta mezcla y esta mitiga el dolor; mientras mayor sea el grado alcohólico de la bebida mucho mejor.

2. El jugo de un limón o el extracto de menta

Estos son fáciles de conseguir, probablemente incluso ya los tengas en casa y no haga falta salir a por ellos. El proceso de utilización puede hacerse un poco complicado, ya que es necesario aplicar exactamente en la zona afectada para poder obtener el efecto deseado.

3. El té negro

Con el método del té negro también será necesario aplicar directamente sobre la zona afectada. En primer lugar se calienta uno de estos saquitos del té negro, como si lo estuviésemos preparando para nuestro consumo regular. La aplicación de este líquido sobre la muela genera alivio debido al ácido tánico que contiene este.

4. El ajo

Este es uno de los ingredientes que más beneficios aporta a nuestra salud en general. Es conocido que el ajo contiene una gran cantidad de propiedades que ayudan a nuestro organismo en varios aspectos; por ejemplo, ayuda a la circulación y es bueno para combatir la retención de líquidos en el cuerpo.

Para los dolores de muelas, masticar un diente de ajo durante un tiempo prolongado genera alivio para el dolor en esta parte de la dentición. Después de esto se deberá hacer gárgaras con enjuague, no para el dolor de muelas, sino para contrarrestar el aliento que deja el ajo en la boca.

5. La cebolla

La cebolla es por excelencia una fuente de protección para nuestra boca. Masticar pedazos de una cebolla durante aproximadamente tres minutos al día contribuye a mantenerla sana de las bacterias que causan el mal aliento, entre otras cosas.

Para el dolor de muelas este remedio casero y natural se emplea de una manera similar al ajo. Se debe picar un pedazo medianamente grande de cebolla y masticarlo haciendo que se mantenga en la zona de la muela afectada.

A medida que vamos masticando suavemente la cebolla, iremos sintiendo cómo se calma nuestro dolor de muelas de manera progresiva.

6. El perejil

Debido a sus propiedades, masticar la planta de perejil produce alivio a los síntomas de dolor ocasionado por los problemas en una muela. Su alto contenido de hierro también será beneficioso.

7. El agua oxigenada

Para este método hará falta que tengamos a la mano un hisopo de algodón, el cual podamos mojar con el agua oxigenada para luego aplicarla justo en la zona donde tenemos el dolor. Gracias a sus componentes antibacteriales y aclarantes resulta efectiva para contrarrestar esta dolencia.

8. Los clavos de olor

Con este ingrediente existen dos maneras de emplear el método. En primer lugar se podría aplicar directamente en la encía donde tenemos la muela afectada; como segunda alternativa, podemos hervir agua y prepararnos unas gárgaras con los clavos de olor.

9. Vinagre de sidra o de manzana

Es otro ingrediente el cual podemos aplicar de múltiples formas, empleando los hisopos de algodón y untando el vinagre directamente en la zona afectada, o hiendo gárgaras con este líquido.

10. Aplicación de frío

Pon en un pañuelo algunos cubitos de hielo, y coloca ese pañuelo sobre la mejilla en la que se encuentra la muela afectada; nunca coloques el hielo directamente sobre la piel. Esta solución funciona como anestesia local casera, y es muy efectiva. Es uno de los remedios caseros para el dolor de muelas más conocidos.

Referencias bibliográficas:

  • Julius, D.; Basbaum, A.I. (2001), Molecular mechanisms of nociception, Nature 413 (6852): 203-210.
  • Loeser, J. D.; Treede, R. D. (2008). The Kyoto protocol of IASP Basic Pain Terminology. Pain 137 (3): 473-7.