Pautas para hacer amistad en Internet. Unsplash.

Internet es un ámbito lleno de posibilidades y que, a pesar de que hasta no hace tanto ha sido asociado injustamente al sedentarismo, permite enriquecer las relaciones sociales si se usa bien. En concreto, hacer amigos por internet es una de las posibilidades más interesantes que ofrece la red de redes, capaz de conectar entre sí a personas que se encuentran a miles de kilómetros a distancia, en tiempo real.

A lo largo de las siguientes líneas veremos algunos consejos útiles para saber cómo hacer amigos en Internet y utilizar todas las potencialidades del ciberespacio para conocer gente que nos aporte cosas buenas.

Cómo hacer amigos en Internet

Para saber cómo y sónde hacer amigos en Internet, sigue las pautas que encontrarás a continuación, teniendo en cuenta que debes adaptarlas a tu caso particular.

1. Busca foros temáticos

En Internet hay muchos espacios en los que se permite el intercambio de mensajes en abierto, pero los más útiles a la hora de hacer amigos son los foros temáticos. ¿Por qué? Entre otras cosas, porque por el simple hecho de entrar en ellos ya hay un tema de conversación que interesa a todos los involucrados.

A diferencia de otros lugares planteados explícitamente para empezar conversaciones con desconocidos y hacer amigos, en los foros temáticos no existe la presión de hablar por hablar, y el diálogo aparece de manera más fluida y natural. No solo eso, sino que resulta agradable por el doble objetivo de relacionarse con otros y hablar de un tema que nos interesa y sobre el cual podemos aprender en esa clase de espacios virtuales.

2. Mejor foros que chats

Otro consejo es decantarse más por foros que por chats, al menos al principio. Esto es así por dos motivos.

Por un lado, en los foros, al no comunicarse en tiempo real con el resto de personas, no existe la presión de escribir rápido y bien; podemos tomarnos nuestro tiempo para crear los mensajes que queramos, ya sean largos o cortos, y las respuestas a intervenciones anteriores.

Por el otro lado, en los foros es más fácil seguir el hilo de una conversación, ya que existe la posibilidad de citar comentarios de otros y adjuntar nuestra respuesta justo debajo. Esto ayuda a reducir la sensación de caos y permite mantener conversaciones más ricas y profundas que no se ven interrumpidas constantemente por la participación de otras personas.

Así pues, a la hora de hacer amigos en Internet, es recomendable usar el chat cuando ya ha habido un contacto previo y hay cierto nivel de confianza, independientemente de si hemos conocido a la otra persona cara a cara o no.

3. Evita los ambientes tóxicos

Es cierto que en Internet es posible conocer a una gran variedad de personas, pero también es verdad que en este contexto la hostilidad sure más fácilmente, debido al relativo anonimato que conservamos en chats, foros y espacios de redes sociales en los que podemos interactuar con otras personas.

Por eso, es importante que evites entrar en dinámicas de toxicidad, que son aquellos espacios en los que más que discusiones aparecen descalificaciones personales y ráfagas de flooding. Dado que de ellos no se puede sacar nada bueno, conviene no perder el tiempo. Es importante no caer en provocaciones gratuitas, ya que desarrollar esa costumbre lleva a dedicar a ello valioso tiempo que debería estar orientado a otras formas de socialización en Internet.

Sin embargo, ten en cuenta que los espacios tóxicos no siempre son solo cadenas de respuestas a un mensaje, o un hilo de foro. Pueden ser algo más amplio que esto; por ejemplo, todo un foro en su totalidad puede estar lleno de personas con gran facilidad a la descalificación personal.

4. Cuidado con los datos personales

Que en Internet no se pueda interactuar cara a cara con personas no significa que tengamos la excusa para, de buenas a primeras, pedir los datos de contacto a alguien a quien no conocemos. Y lo mismo sirve en sentido opuesto: hay que valorar la propia privacidad, ya que la red ofrece muchas cosas, pero también posibilita los engaños más sonados a partir de los datos personales más simples: ubicación, número de teléfono, lugar al que se va a trabajar, etc.

No mientas sobre ti, pero filtra bien aquello que quieres decir y aquello que por el momento no quieres contar.

5. Acude a quedadas

Las quedadas grupales son una buena manera de socializar, ya que en una sola jornada se conoce a varias personas. De esta manera, es más sencillo encajar con alguien y el riego de decepcionarse es menor. Además, también está la ventaja de que en las quedadas no es necesario haber hablado durante bastante rato con una persona en concreto; al encontrarse varias personas, es más sencillo que aparezcan conversaciones en las que participar.

6. Ten cuidado con los juegos en línea

Los juegos online son una forma de entretenimiento interesante, pero no deberías acudir a ellos si lo único que quieres es hacer amigos. Esto es así porque si te acostumbras a hacer que tu búsqueda de amistades depende de juegos de estas características, puedes emplear demasiado tiempo en ello, e incluso dinero.

Esta clase de videojuegos en línea deben ser valorados siempre como lo que son: juegos, lugares para el roleplaying y la experimentación e mecánicas jugables, y en las que lo social juega un papel secundario e instrumental de cara a disfrutar del entretenimiento que ofrece ese título en cuestión.