Otto Rank: biografía de este psicoanalista vienés

Un repaso a la vida de Otto Rank, uno de los discípulos más importantes de Sigmund Freud.

Mario Arrimada

Mario Arrimada

Otto Rank

La labor de Otto Rank en torno al psicoanálisis fue muy extensa, destacando su teoría sobre el trauma del nacimiento que ha generado mucha controversia, tanto dentro como fuera del psicoanálisis.

Este psicoanalista vienés, discípulo y amigo de Sigmund Freud durante 20 años aproximadamente, fue uno de los principales precursores de la psicoterapia dinámica breve, enmarcada dentro de la corriente del psicoanálisis.

A continuación veremos una breve biografía de Otto Rank, quien es considerado por muchos como el segundo psicoanalista más prolífico, tras el mismísimo Freud, teniendo en cuenta el contexto histórico y social que vivieron Rank y sus contemporáneos entre finales del s.XIX y principios del s. XX.

Breve biografía de Otto Rank

Otto Rosenfeld, más conocido como Otto Rank, debido a que se cambió el apellido por desavenencias con su padre, nació en la ciudad de Viena (Austria) en 1884, en el seno de una familia humilde y trabajadora.

En su juventud, Rank comenzó trabajando como mecánico mientras lo compaginaba con la lectura y la escritura por las noches, dos de sus grandes pasiones.

Su primera gran publicación fue un libro conocido como “El artista”, enmarcado dentro de la corriente psicoanalítica, que llegó a manos de Sigmund Freud, quien al leerlo quedó impresionado y, por ese motivo, contactó con Otto Rank para invitarlo a formar parte de la Sociedad Psicológica de los Miércoles, de la que posteriormente acabaría siendo nombrado como secretario general.

A sus 21 años Rank se había convertido en amigo y discípulo de Freud y, siguiendo sus consejos, desestimó estudiar en la escuela de medicina para estudiar en la universidad, siendo apoyado en todo momento por Freud, hasta llegar a obtener el doctorado en filosofía.

Hay fuentes que afirman que Rank llegó a ser durante 20 años el más íntimo colaborador de Freud y que fue uno de los más relevantes psicoanalistas que consiguieron los grandes logros y también sufrieron las vicisitudes del desarrollo del psicoanálisis.

Tras la Primera Guerra Mundial

Tras finalizar la Primera Guerra Mundial, Otto Rank se casó y empezó a ejercer su labor como psicoanalista, compaginado su labor de psicoterapeuta con la de director de una editorial conocida como “Internationaler Psychoanalytischer Verlag” y también la de coeditor, junto al psicoanalista Ernest Jones, de la revista de psicoanálisis “International Journal of Pycho-Analysis”.

La vida de Rank no estuvo exenta de contratiempos y su colega Ernest Jones, llegó a afirmar que en los años posteriores a la finalización de la Primera Guerra Mundial, Rank sufrió un gran cambio en sus rasgos de la personalidad y que ese fue uno de los principales motivos por los que, en la década de los años 20, comenzó a separarse del psicoanálisis tradicional que primaba en aquella época.

Es en esta época cuando publica “El trauma del nacimiento” (1923), partiendo de una idea de Freud, caracterizada por la alegación del hecho de que al nacer el ser humano experimenta por primera vez la angustia, desencadenando el paradigma de este estado emocional.

ida de Otto Rank

Ruptura con Freud y sus teorías del psicoanálisis

Tras 20 años aproximadamente siendo amigo y seguidor de Freud, ambos terminaron por separar sus vidas y seguir diferentes caminos en 1926, mismo año en el que Rank se muda a vivir a París. Este hecho vino promovido por la teoría del trauma del nacimiento, que fue interpretada de manera que restaba importancia a la teoría del complejo de Edipo desarrollada por Freud. Fue separándose poco a poco del movimiento psicoanalítico, llegando a ser duramente criticado por algunos de sus miembros más acérrimos.

Una vez fuera del movimiento psicoanalítico, Rank continuó con su trabajo bajo los principios en los que primaba la eficacia y el sentido común por encima de la terapia en sí misma, oponiéndose a aquellos terapeutas que ponían la teoría de su modelo terapéutico por encima de su eficacia.

En 1936 se mudó a Nueva York, continuando su trabajo como terapeuta hasta su fallecimiento en 1939, pocas semanas después del fallecimiento de Freud.

Principales teorías de Otto Rank

La teoría psicoanalítica de Otto Rank presenta, entre sus principales ideas, la del suceso traumático, que considera que es el nacimiento y la ansiedad que esto supone. Dicha teoría ha generado mucha controversia a lo largo de los años y es uno de los motivos por los que Rank se va separando ‘in crescendo’ de las ideas centrales de la teoría psicoanalítica freudiana, por el hecho de que la teoría de Rank ha restado relevancia a los conflictos edípicos del ser humano.

Rank fue una de los primeros psicólogos que se encargaron de estudiar el apego, al resaltar la relación de la madre con el hijo en los primeros años de vida, repercutiendo en su desarrollo posterior. En relación a esto, desarrolló una teoría sobre la neurosis, fundamentada en la angustia por la separación que experimentan los seres humanos y que marca el resto de sus vidas.

Cada persona es vista en base a la teoría psicoanalítica de Rank como la creadora de su propia vida, en el sentido de que son contempladas como artistas que tienen la capacidad de desarrollar la vida que quieren, afirmando así su propia individualidad. Una persona con neurosis es denominada, según la teoría de Rank, como artiste manqué (artista perdido).

El proceso de individualidad conlleva separaciones y dificultades, derrotar las resistencias del grupo y todo ello viene acompañado de sentimientos de culpa y ansiedad. Por tanto, el psicoanalista en este proceso se encargará de facilitar al paciente que sea él mismo en las sesiones terapéuticas, con el fin de que llegue a conseguir aceptar su individualidad con la menor culpa y angustia que sea posible.

Explica el existencialismo de las personas como una lucha entre la predisposición a ser diferente a los demás y así convertirse en un ser humano autosuficiente y la necesidad de apegarse a su familia y a su comunidad.

Utiliza la analogía del útero en representación de la familia, el símbolo de la seguridad en la vida de las personas que llega a romperse cuando algunos de sus miembros se van independizando.

Otro de los postulados de Rank, fue reivindicar la conciencia y la expresión del yo, frente al énfasis del psicoanálisis de Freud en el inconsciente y la represión, interesándose más por la creatividad y la voluntad del ser humano que por el instinto y el deseo.

Sus aportaciones a la psicología y la psicoterapia

Fueron varias las aportaciones que este incansable psicoanalista desarrolló a lo largo de su vida, destacando las que se exponen en este apartado.

En la terapia que Rank desarrolló, el objetivo principal era ayudar a los pacientes a renacer a nivel psicológico con el fin de que superasen el trauma de su nacimiento.

Para conseguir ese renacer psíquico, el terapeuta busca conectar emocionalmente con su paciente y, tras un proceso psicoterapéutico que va transcurriendo a lo largo de las sesiones, finalizan dicho proceso en el momento en el que el paciente haya podido emerger en su propia individualidad, habiendo salido enriquecido y renovado tras la experiencia, además de haber aprendido a sobrellevar el trauma de la separación.

Uno de los principales postulados de Otto Rank en la psicoterapia, fue su proposición de un modelo terapéutico fundamentado en la limitación en el tiempo de su proceso, es decir, la promulgación de una terapia menos extensa de lo que acostumbraban a ser las que se enmarcan dentro del psicoanálisis. Esta limitación en el tiempo la impuso en su modelo terapéutico con el fin de facilitar a sus pacientes su independencia del psicoterapeuta tras la finalización de la terapia, comenzando a cimentar las bases del desarrollo de la psicoterapia dinámica breve.

Rank además destacó por sus diversas contribuciones al psicoanálisis aplicado a la terapia psicológica. Además desarrolló un gran trabajo como impulsor, tanto de la teoría como de la práctica, del psicoanálisis.

También fue un reivindicador de la experiencia emocional sobre la que debía fundamentarse la terapia psicológica. Considerando de este forma que muchos psicoanalistas clásicos trataban a sus pacientes con desapego, de forma que la experiencia emocional del paciente disminuye y, de esta manera, el tratamiento se deshumaniza.

Además consideró más importante centrarse durante la terapia en el presente y, más aún, en el aquí y el ahora, a diferencia de otras terapias psicoanalíticas clásicas que se centraban más en la interpretación transferencial sobre el pasado del paciente, justificando que, al centrarse en el pasado, el paciente se evadía de forma defensiva de lo vivido en el momento presente.

Publicaciones

Otto Rank desarrolló una prolífica labor en todos los ámbitos en los que trabajó, incluida la de escritor, donde destacan las obras que se exponen a continuación.

En 1907 concluye su libro titulado “El artista”, que versaba sobre el arte, los artistas y el psicoanálisis, permitiendo a Rank demostrar un gran conocimiento del modelo psicoanalítico.

“El mito del nacimiento del héroe” es una obra que Rank desarrolló en 1909 y, tres años más tarde, publicó “El motivo de incesto en la poesía y la leyenda”.

La considerada como la obra más relevante de Otto Rank fue la que publicó en 1924 con el nombre de “El trauma del nacimiento”, donde expone su teoría sobre la ‘ansiedad primaria’, que explica el estado de ansiedad experimentado por los bebés recién nacidos cuando se separan de su madre, tras haber estado 9 meses en su vientre. Ese mismo año publicó también su obra titulada como “Don Juan”.

En 1925, junto con otro psicoanalista conocido como Sándor Ferenczi, publica el libro titulado “Metas para el desarrollo del psicoanálisis” donde postulan un modelo de psicoterapia limitado en el tiempo, además de otras dos ideas que sentarán las bases para el desarrollo de la psicoterapia dinámica breve: la primera es que el psicoterapeuta desarrollará un rol más activo en las sesiones de terapia con el fin de buscar material del lado inconsciente del paciente y la segunda es que debe encargarse de poner una fecha límite a las sesiones para que no se alarguen en el tiempo de manera indefinida.

Además del libro que publicó junto a Ferenczi ese mismo año también publicó su obra conocida como “El doble”.

En los años que estuvo más separado del movimiento del psicoanálisis publicó obras como “El arte y el artista”, en 1932; “Terapia de la voluntad”, en el año 1936 y; por último, “Verdad y realidad”, publicada en 1936.

  • Echevarría, R. (2011, julio). Recordando a Otto Rank. Temas de Psicoanálisis, 2.
  • Rodríguez, A. (2019). Manual de Psicoterapias. Barcelona: Herder.
  • Sheppard, R. (2019). Freud. El hombre, el científico y el nacimiento del psicoanálisis. Madrid: Ediciones Oberon.
Mario Arrimada

Mario Arrimada

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados