En este artículo veremos una biografía de Thomas Hobbes, filósofo inglés del siglo XVII, haciendo referencia a sus orígenes, su trayectoria y algunas de sus obras más destacadas.

Como veremos, Hobbes, es considerado uno de los fundadores del contractualismo, y fue un filósofo conservador, que viajó mucho y que abogaba por un régimen político absolutista. Recorreremos su pensamiento a través de sus ideas filosóficas y sociales, que eran de corte materialista y determinista.

Biografía resumida de Thomas Hobbes

Thomas Hobbes (1588 - 1679), de nombre completo Thomas Hobbes de Malmesbury, y también conocido como Thomas Hobbs Malmsbury, fue un filósofo inglés, que se especializó en la filosofía política. Hobbes nació el 5 de abril de 1588 en Westport, cerca de Malmesbury (Inglaterra), y falleció el 4 de diciembre de 1679 en Derbyshire (Inglaterra).

A Hobbes se le recuerda especialmente por ser considerado uno de los fundadores de la filosofía política moderna. Una de sus más destacadas obras, “Leviatán” (1651), fue la base de la filosofía política occidental, que se centró en la teoría del contrato social. Así, en esta obra, Hobbes senta las bases de la teoría contractualista.

Contractualismo

La teoría contractualista (o contractualismo) es una corriente de la filosofía política moderna y del derecho, que establece que la sociedad disfruta de una serie de derechos y ventajas sociales a cambio de la aceptación de que sus libertades están limitadas por una serie de leyes que deben seguir y cumplir.

Así, en cuanto a la filosofía política de Hobbes, destaca la idea del contrato social en el que se basaban las comunidades políticas (es decir, el contractualismo).

Derecho y política

Por otro lado, Hobbes también desarrolló algunos de los fundamentos del pensamiento liberal europeo, y habló por ejemplo de la igualdad como un derecho fundamental, de los derechos y del carácter artificial del orden político. Así, aunque su pensamiento es absolutista, también realiza algunas aportaciones sobre el pensamiento liberal.

Thomas Hobbes opinaba que el poder político legítimo debía ser representativo y fundamentado en el consentimiento del pueblo, de las personas. También habló de leyes; en este sentido, opinaba que todo aquello que no se ha prohibido de forma explícita, está permitido.

Origen

Thomas Hobbes fue hijo de un clérigo de Westport. El nombre de su madre es desconocida, y de hecho, gran parte de su niñez también se desconoce.

En el año 1603, Hobbes realiza sus estudios en la Universidad de Oxford, en el Magdalen Hall. Ahí estudia filosofía escolástica y lógica, y se gradúa cinco años más tarde, en el 1608. Es en ese mismo año cuando empieza a “codearse” con la nobleza y con la clase social más intelectual, a raíz de hacerse cargo del hijo del Conde de Devonshire (William Cavendish).

Con tan solo veintidós años, Thomas Hobbes emprende su primer viaje por Europa, en el año 1610; a partir de ese viaje, Hobbes se da cuenta del poder que aún ejerce el escolasticismo (corriente teológica y filosófica) en muchos de los campos del saber.

Trayectoria intelectual y profesional

En cuanto a su trayectoria profesional, Thomas Hobbes publica en 1628 una traducción de Tucídides, una obra que critica el sistema democrático y que menciona sus peligros, a través de una perspectiva francamente conservadora.

William Cavendish, el conde mencionado y de quien Hobbes cuida el hijo, fallece en 1629. A partir de ahí, Hobbes se convierte en el tutor del hijo de Gervase Clinton, con quien viaja por Europa, y descubre la geometría. De hecho, en la geometría Thomas Hobbes también encuentra una de sus pasiones, e intenta aplicarla a los principios sociales y políticos que tanto ha defendido.

Viajes

Como vemos, Thomas Hobbes fue un gran viajero. En uno de sus viajes, concretamente el tercero por Europa, realizado en 1637, el filósofo inglés se relaciona con el círculo de Marin Mersenne (un importante sacerdote, matemático y filósofo francés de la época).

A partir de ahí Hobbes establece contacto con dos figuras destacadas: René Descartes y Pierre Gassendi. Conoce a más autores importantes, como por ejemplo Galileo, también en uno de sus viajes (esta vez en Italia, en 1636). El hecho de conocer a Galileo le influye en el desarrollo de su filosofía social, fundamentada en la geometría y las ciencias naturales.

Después de varios viajes, finalmente, Hobbes regresa a su tierra natal, Inglaterra, en el 1637. Es entonces cuando el filósofo hace circular en secreto un manuscrito titulado Elementos del derecho; en ese momento, existen enfrentamientos entre el rey y el parlamento. En esta obra, Hobbes defiende la necesidad de una soberanía absoluta (versus el parlamentarismo).

Sin embargo, después de hacer circular su obra, el filósofo inglés no se siente tranquilo, y temiendo las consecuencias de dicha difusión, se exilia en noviembre, y de forma voluntaria, a Francia. Pero Hobbes sigue escribiendo, y en 1642 publica De cive, que consiste en una teoría sobre el gobierno. También empieza a escribir otra obra, De corpore, que constituye el primer trabajo de una trilogía que trata sobre “el hombre, el ciudadano y el cuerpo”.

La filosofía de Hobbes

Ahondando ahora sí en la parte más teórica de este autor, nos preguntamos ¿cómo fue la filosofía de Hobbes? Esta se basaba en dos corrientes: el materialismo y el determinismo. De hecho, la filosofía de Hobbes configura la doctrina materialista más completa del siglo XVII.

Según él, el universo es una gran máquina corpórea, en la que se siguen las leyes estrictas del mecanicismo. A través de estas leyes, cualquier fenómeno se puede explicar mediante elementos meramente cuantitativos, esto es: la materia, el movimiento y los choques de la materia en el espacio.

Para ilustrar un poco todo esto, recordamos una de las frases de Hobbes en su obra Leviatán, que dice así: "El universo es corpóreo. Todo lo que es real es material y lo que no es material no es real".

Materialismo

En esta frase vemos cómo la filosofía de Thomas Hobbes era de corte materialista. Su visión de la filosofía, además, se vinculaba a una posición determinista del mundo; es decir, para él todos los fenómenos que acontecen en el universo, se encuentran determinados, irremediablemente, por una cadena causal de acontecimientos.

En otras palabras: “nada ocurre por azar”, sino que todo lo que sucede es el resultado necesario de una serie de causas. A raíz de ello, se entiende que todo, en cierta manera, puede ser anticipado o previsto.

Determinismo

El determinismo del filósofo se fundamenta en un método racionalista, que tiene un carácter puramente geométrico y matemático. Este método es, en realidad, el método analítico-sintético de Descartes, y parte de la hipótesis de que “las partes de un todo (las causas de las cosas) deben descomponerse en partes más pequeñas, para poder explicar y entender el conjunto o las partes en su totalidad”.

Política

Hemos visto cómo en la obra de Levitán se reflejan gran parte de las ideas de Thomas Hobbes en relación a la política. Sus ideas políticas (y en relación a la filosofía política), chocan contra las ideas descentralizadoras (parlamentarias) del momento.

En esa época, la Reforma proponía una libertad ideológica y de conciencia que Hobbes no apoyaba. Según Hobbes, estas ideas de la Reforma conducirían a la anarquía, al caos y a la revolución.

Es por ello que Hobbes aboga, como ya hemos visto, por el absolutismo como régimen político ideal; según él, este régimen combatiría todos estos “males” que probablemente originarían la libertad ideológica y el parlamentarismo.

Referencias bibliográficas:

Jacobson, N. (1987). Review of Thomas Hobbes: Radical in the Service of Reaction. Political Psychology 8 (3): 469-471. Replogle, R. (1987). Personality & Society in Hobbes's "Leviathan". Polity 19 (4): 570-594. Vélez, F. (2014). La palabra y la espada. A vueltas con Hobbes. Madrid: Maia.