Un porcentaje elevado de la población mundial se automaltrata de forma continuada, ya sea en base a las opiniones de otros, o bien cuando las cosas no salen según lo esperado y/o trabajado.

Esto se acepta en nuestra sociedad porque se confunde con autoexigencia y logro, además de afán de superación.

La diferencia radica en cómo nos tratatamos y evaluamos a nosotros mismos en función de los resultados de nuestras acciones, o bien, del comportamiento y opiniones de otros de nosotros.

La tendencia al automaltrato

La autoestima, el autorespeto, son las capacidades de querernos y valorarnos a nosotros mismos, tanto si tenemos éxito como si no. Se trata de confiar en nosotros y de saber perdonarnos a pesar de nuestros errores, y no dudar ni maltratarnos por las opiniones de otros.

  • ¿Te ha ocurrido que te expresan una opinión negativa tuya y no sólo te la crees sino que también te machacas al respecto?
  • ¿Cómo te sientes cuando no te salen las cosas como esperabas?
  • ¿Te comparas con otras personas?, ¿qué piensas al respecto?
  • ¿Sientes que eres peor o siempre haces las cosas peor que los demás?
  • ¿Te obsesiona no lograr lo que consiguen otros?

La clave está en cómo afrontamos los obstáculos y en cómo nos hablamos a nosotros mismos. En decirnos “he fallado” frente a “soy un/a fracasado/a”.

El automaltrato que nos hacemos cuando nuestra autoestima nos falla, se trabaja con éxito a través de la autoestima incondicional. También a través de nuestro diálogo interno, porque llegamos a ser nuestros peores enemigos.

¿Qué se puede hacer?

Aplicando las estrategias y técnicas terapéuticas adecuadas, podemos lograr que una persona cambie los juicios agresivos e injustos hacia sí misma para conseguir tener una vida plena y sana.

Continuamente acuden personas a mí con una precaria autoestima y un automaltrato intenso, el cual les afecta bloqueando su comportamiento y evitando que logren disfrutar de todos los hechos buenos que sí suceden en sus vidas, dificultando unas relaciones interpersonales adecuadas.

¿Por qué deberías trabajar en tu autoestima?

Esas son las principales razones por las que es importante buscar ayuda profesional ante esta clase de problemas.

  • Para sentir menos miedo al fracaso, a enfrentar problemas, a la opinión de los demás.
  • Para evitar avergonzarse de uno/a mismo/a.
  • Para enfrentarte a tus errores de una forma adecuada y lograr subsanarlos.
  • Para poder querer a otros de una forma sana y aceptarte sin automaltratarte.
  • Aunque a veces no podamos evitar sentirnos mal, sí podemos evitar que ese sentimiento nos bloquee, y afrontar los obstáculos de una forma adecuada.

Sea cual sea tu situación, la persona más importante de tu vida eres tú. Y no puedes entregar la mejor versión de ti si no te aceptas y te quieres de una forma justa. Inconscientemente, estarás tratando a los demás como te tratas a ti, o bien de una forma distorsionada en función del juicio y aprobación que esperas de otros, menospreciándote y castigándote en exceso.

Es terrible vivir con un constante reproche hacia nosotros mismos, o siempre a la defensiva. Busca ayuda y no te avergüences de ello. El éxito no está en hacer las cosas siempre bien, sino en nuestra actitud frente a nosotros mismos y a la vida, y a nuestra forma de afrontar los problemas. Si estás buscando apoyo psicoterapéutico, te invito a ponerte en contacto conmigo.