Hoy en día, con el simple clic del ratón o tocando el icono de una App en el móvil, podemos tener acceso inmediato y barato a un terapeuta. Esto es lo que prometen muchos anuncios y banners en redes sociales y portales web que quieren llevar la psicoterapia, fuera de los gabinetes de psicología, a cualquier lugar que se desee.

El tratamiento online puede, y es, de gran utilidad, pero hay que tener en cuenta que no todo vale. Hay que pedir al terapeuta online la misma formación y preparación oficial que al psicólogo presencial y, además, una preparación específica en terapia online. No es suficiente con tener el Skype instalado en tu portátil o hacer una videollamada de WhatsApp. La terapia online es mucho más.

Antes de empezar terapia online, exige garantías

No podemos jugar con nuestra salud mental de ninguna de las formas, antes de comenzar cualquier tipo de terapia psicológica hay que exigir una formación reglada y especializada en el tratamiento de trastornos psicológicos.

Así, antes de que dejes tu salud mental en manos de cualquiera, pídele su número de colegiado, si está acreditado como psicólogo clínico o sanitario, si posee seguro de responsabilidad civil, el tipo de terapia que practica y si esta está basada en la evidencia científica.

Cualquier precaución es poca cuando hablamos de cuidar nuestra salud mental, es un tema que hay que tomarse en serio; por ello, en mi centro de psicología ofrezco una entrevista telefónica gratuita para que los pacientes puedan resolver estas dudas, y otras, que puedan tener acerca del proceso de terapia, precios y duración de las sesiones.

¿Es la terapia online la herramienta adecuada para mí?

Existen investigaciones que han demostrado una eficacia de los tratamientos por videollamada similares a los resultados presentados por la terapia realizada de manera presencial.

Estos estudios aseguran que lo más importante para que la psicoterapia sea efectiva, es la adecuada relación entre el psicólogo y paciente. Esta relación de confianza se puede conseguir también a distancia, principalmente por videollamada, ya que podemos apreciar el lenguaje no verbal del paciente, además de la comunicación verbal.

Por otro lado, para que la terapia por videollamada sea efectiva y se consiga la confianza necesaria, es imprescindible que el paciente disponga de un lugar tranquilo donde hacer la sesión y de una conexión estable a Internet.

¿Qué problemas podemos tratar por videollamada?

Está documentado que este tipo de terapia es eficaz para los principales problemas psicológicos, como la ansiedad, la depresión, desordenes emocionales o la autoestima.

Concretamente, se ha observado que, en algunas fobias específicas, ansiedad social, trastorno de pánico, agorafobia, trastorno de estrés postraumático y trastorno obsesivo-compulsivo, la terapia online es beneficiosa. También hay estudios que muestran una mejoría terapéutica en los trastornos depresivos.

En algunos trastornos alimentarios, como distorsión de la imagen corporal, preocupación sobre el peso, bulimia y anorexia, la terapia por videollamada y el seguimiento mediante correos y mensajes de texto, arrojan muy buenos resultados.

Asimismo, se han investigado sus efectos en el abuso de sustancias, en programas de prevención del alcoholismo y tabaquismo. Se ha demostrado su eficacia en la reestructuración de pensamientos irracionales, prevención del suicidio, apoyo a enfermedades crónicas, disfunciones sexuales, insomnio, terapia de pareja, violencia doméstica, adicción al sexo o estrés laboral.

Su efectividad se ha demostrado también en la psicoterapia infantil. Trastornos como encopresis, trastorno oposicionista-desafiante, déficit de atención, enuresis y trastornos del sueño, entre otras, pueden ser tratados de manera eficaz por la terapia online.

¿Qué beneficios tiene la terapia por videollamada frente a la presencial?

Estos son los beneficios que caracterizan a la terapia online por videollamada.

1. Anonimato

Aunque actualmente muchas personas confiesan sin problema que acuden a terapia, todavía existe algo del viejo estigma que históricamente ha existido sobre la salud mental que hace que algunas personas lleven este tema en total discreción.

Este tipo de personas valoran el hecho de poder recibir terapia psicológica de calidad en la intimidad de su hogar, sin tener que desplazarse a gabinetes ni despachos de psicología físicos.

2. Confidencialidad

Al igual que la presencial, la terapia online se rige por el código deontológico del psicólogo, así que la confidencialidad en ambos casos está garantizada. Esto sucede siempre que se acuda a un psicólogo profesional colegiado, en caso de acudir a otras personas, la confidencialidad podría ser vulnerada.

3. Intimidad

Hay ocasiones en las que el paciente, al estar en la intimidad de su hogar, puede llegar a conectar de manera más intensa con sus emociones y abrirse a la terapia. Esto facilita la comunicación con el terapeuta, pudiendo trabajar antes emociones y problemas que podrían permanecer ocultos.

4. Comodidad

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la comodidad que supone poder recibir tratamiento desde la tranquilidad de tu casa.

5. Agenda

Obviamente el poder adaptarse a una mayor amplitud horaria, tanto el paciente como el profesional es una gran ventaja. A su vez, si el paciente viaja, ya sea por placer o trabajo, no tiene que dejar de recibir terapia y el tratamiento es más eficaz.

6. Mayor alcance

La terapia online garantiza, a personas que residan a grandes distancias de psicólogos especializados, una atención de calidad sin tener que emplear horas en desplazamientos.

También aumenta la cobertura y el acceso a personas que por diversas circunstancias no pueden desplazarse a una consulta psicológica. Ya sean personas con movilidad reducida o impedidas, personas con algún trastorno que le impida salir de casa, etc.

7. Mayor seguimiento

La certeza y confianza de poder contar con el apoyo de un profesional en todo momento es un aliciente enorme para mantener la motivación entre las sesiones de terapia. Ya sea por email, teléfono, mensaje o videollamada, esta posibilidad de contacto inmediato ayuda a que se resuelvan posibles dudas antes de la siguiente sesión y puede ayudar, también, en momentos de crisis.

8. Muy adecuada para los jóvenes

La tecnología atrae mucho a los pacientes más jóvenes ya que están acostumbrados a hacer videollamadas, mandar mensajes y a manejarse con las plataformas digitales en la vida cotidiana. Para ellos un psicólogo online puede ser un mayor aliciente, al ser nativos digitales, que un despacho frío y distante.

¡Ok! Y ahora… ¿Cómo busco un buen psicólogo online?

Teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, hay muchas ofertas de calidad para este tipo de terapia. En el directorio de Psicología y Mente podrás encontrar numerosos profesionales que cumplen todas las garantías necesarias para que pongas tu salud mental, en las mejores manos. Mi centro de psicología se encuentra entre ellos, así que, si lo deseas, contacta conmigo y empieza tu tratamiento psicológico por videollamada con toda la confianza y profesionalidad que necesitas.