Los seres humanos vivimos en la constante encrucijada sobre cuáles son nuestras auténticas necesidades, lo que realmente necesitamos para sentirnos bien, conocernos y crecer, y cuáles son esas necesidades que hemos ido creando con el tiempo en base a nuestros miedos e inseguridades.

Habitualmente creemos necesitar un comportamiento por parte de los demás, un contexto que nos favorezca, un estatus, ciertas posesiones, que nos retribuyan o un conjunto de factores que son externos, no podemos controlar y terminan por generarnos frustración y desánimo. ¿Cuáles son las necesidades psicológicas básicas del ser humano para su crecimiento personal? Veámoslo.

Necesidades psicológicas básicas en el desarrollo personal

Abraham Maslow, el famoso psicólogo humanista, nos dejó una teoría en la que, de forma sencilla, nos hablaba sobre una escala de necesidades, ordenadas según una jerarquía.

Primero es necesario cubrir las necesidades orgánicas básicas y, posteriormente, llegamos a necesidades más profundas y personales, relacionadas con nuestra autorealización personal (o profesional). Aquí es donde la gran mayoría de personas encontramos dificultades.

Por el contrario, en base a miedos e inseguridades que no hemos sabido entender y gestionar de forma funcional, hemos creado un conjunto de necesidades contrarias y es el origen de la gran mayoría de nuestros problemas y dificultades.

En los últimos 10 años, como psicólogo y coach, he acompañado a personas a través de procesos de cambio donde, fuera cual fuera el objetivo o cambio que necesitaban, o si el enfoque era personal o profesional, tarde o temprano se terminaba por trabajar estas necesidades y en el sistema de valores. Si tratamos de cubrir nuestras necesidades ficticias, el resultado siempre será frustrante, porque además descuidaremos estas necesidades reales y básicas.

En este vídeo explico cuáles son las 5 necesidades psicólogicas básicas del ser humano para su crecimiento personal y, sobre todo, qué te impide conseguir cubrir esa necesidad y cómo hacerlo. La buena noticia: es un proceso que depende de ti.

Primero es necesario decir cuáles no son esas necesidades psicológicas básicas: que busques un estilo de vida que se hace demasiado complejo, acumules objetos, te autoexijas demasiado o tengas demasiadas expectativas o exigencias con el mundo exterior. Necesitar demasiado del mundo exterior (personas, objetos, estilo de vida) suele ser el resultado de no entender y gestionar nuestras emociones y vivir en base a inseguridad, temores, frustración, incluso ansiedad (un estilo de vida ansioso, ya que hemos relacionado esas necesidades con una fuente de bienestar que no podemos controlar).

Primera necesidad: de decisión

Tienes la necesidad, ante todo, de tomar tus propias decisiones.

El ser humano necesita decidir por sí mismo, ya que tomar decisiones es lo que te ayuda a conocer, conseguir los cambios y el desarrollo que necesitas y, en definitiva, construir tu propia vida. Cuando no tomamos decisiones, tanto en la parcela personal como profesional (porque otras personas las tomen por nosotros o porque nos paralicemos) el resultado es frustración y la sensación de no tener el control.

La falta de decisión o de comunicar límites es un problema relacionado con tus miedos (por lo que temes que puede ocurrir en relación a los demás).

Segunda necesidad: de vinculación

El ser humano es un ser emocional, social y afectivo. Necesitamos vincularnos con los demás y, a veces, aunque existen esas vinculaciones no son lo suficientemente profundas o honestas debido nuevamente al miedo e inseguridad que sentimos en nuestro encuentro con los demás o con el otro.

Esto no quiere decir que tu bienestar dependa de los demás (depende principalmente de ti) sino que necesitamos compartir nuestra vida afectiva con los demás y el mundo de forma sana, equilibrada, y sobre todo en base a la confianza y con vinculaciones profundas (lo cual no implica dependencia).

Tercera necesidad: de logro

Necesitamos crecer y retarnos, no con demasiada auto exigencia sino con curiosidad e ilusión. A través del logro y un esfuerzo positivo (porque realmente queremos vivir ese proceso) nos conocemos, nos descubrimos, y crecemos.

El logro es también una de las motivaciones principales del ser humano junto con la de realización y vinculación.

Cuarta necesidad: de autoconocimiento

Conocerte es un proceso de toda la vida y nunca terminamos de hacerlo del todo. Sin embargo, a veces podemos paralizarnos. Cuando no tomamos decisiones o pasamos a la acción sobre lo que realmente queremos, terminamos por sentir que no nos conocemos. El autoconocimiento, ante todo, no se consigue con lecturas, reflexiones o mantras, sino siempre con la acción. En las acciones está la mayor toma de consciencia posible.

Quinta necesidad: de autorealización

Necesitamos sentir, ante todo, que lo que hacemos está profundamente alineado con nuestros valores y anhelos. Cuando lo que haces y lo que quieres se une, encontramos autorealización. Por supuesto, esto no implica una actitud egoísta, ya que la autorealización personal es solo posible si establecemos vínculos sanos y generosos con los demás y el mundo.

Concluyendo

Empoderamiento Humano

Si reflexionas sobre estas cinco necesidades, descubrirás que todas dependen de ti y que el mero hecho de no cumplir con ellas suele llevarnos al malestar. Cambiar esa situación depende de vivir un proceso de cambio profundo donde el cambio se dé en ti y ante todo se quede contigo para siempre. Consúltame en empoderamientohumano.com o en la ficha de autor y damos el primer paso; recuerda que me puedes solicitar una primera sesión exploratoria gratuita en empoderamientohumano.com, o puedes ponerte en contacto conmigo a través de esta página.