Una clasificación de variedades de calentamiento. Unsplash.

El calentamiento es una de las fases más importantes de la práctica de ejercicio. Gracias a él nuestros músculos y nuestro sistema circulatorio se preparan para asumir un gasto de energía mayor del acostumbrado, gracias a la mediación del sistema endocrino y su regulación hormonal.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen varios tipos de calentamiento deportivo en función del tipo de actividad física que vayamos a utilizar a la hora de hacer deporte. En este artículo veremos un resumen de estas categorías, y de sus características.

¿Qué es el calentamiento de antes de hacer deporte?

El concepto general de calentamiento deportivo hace referencia a una serie de ejercicios que tienen el objetivo de hacer trabajar a la vez varios grupos de músculos del cuerpo, para que el organismo se prepare para las exigencias del deporte y entre en un estado de activación en el que es posible esforzarse físicamente.

Básicamente, se trata de hacer que el cuerpo pueda dar lo mejor de sí y que la inversión de esfuerzos conduzca a un rendimiento óptimo, minimizando el riesgo de lesiones y alcanzando mejores objetivos.

Para ello, se eleva la temperatura de los músculos y se acelera el ritmo cardíaco, procesos que permiten realizar una liberación de fuerza rápida y eficiente.

Los principales tipos de calentamiento deportivo

Veamos ahora cuáles son los tipos de calentamiento de antes de realizar ejercicio, y cuáles son sus funciones.

1. Calentamiento general

La principal función del calentamiento general es preparar a la mayor cantidad de músculos posibles para la actividad que vendrá, sin centrarnos en un grupo muscular concreto. Es utilizado para que todo el cuerpo entre, de manera global, en una fase de activación y de optimización de la quema de calorías.

Para hacer este tipo de calentamiento, se realizan movimientos que no suponen ejercer mucha fuerza. Es decir, ejercicios que activan músculos repartidos por todo el cuerpo y de intensidad media o moderada. Por ejemplo, caminar en la elíptica o correr sin llegar a hacer sprint.

2. Calentamiento específico

En el calentamiento segmentado, o específico, se trabaja con los músculos y las articulaciones que están directamente involucrados en el tipo de ejercicio que vamos a realizar.

Normalmente, este tipo de calentamiento consiste en realizar el ejercicio que luego haremos, practicándolo con intensidad baja o muy baja. Por ejemplo, si vamos a realizar press banca, el calentamiento segmentado será levantar la barra añadiéndole discos que pesen muy poco, de modo que podamos hacer muchas repeticiones.

Mientras que el calentamiento general se hace una vez y vale para toda la sesión, es posible (y recomendable) realizar varias fases de calentamiento segmentado en cada sesión, una cada vez que se cambie de actividad o de grupos musculares a trabajar.

3. Calentamiento dinámico

Si los anteriores tipos de calentamiento se diferencian especialmente poniendo énfasis en las partes del cuerpo que involucran, en este caso la principal característica es la naturaleza de la actividad a realizar.

El calentamiento dinámico se distingue por poner en práctica procesos biológicos muy variados: fuerza, flexibilidad, propiocepción y equilibrio, control de la respiración, agudización de los reflejos, etc.

Así pues, apela a propiedades tanto físicas como psicológicas para hace que entremos en el estado físico y mental que nos preparará para funcionar de un modo adecuado cuando de verdad pasemos a hacer el deporte o el ejercicio para el que entrenamos.

Por ejemplo, hacer rápidamente una serie de ejercicios sin pausa a través de un circuito, aunque con intensidad media, entra dentro de esta categoría.

4. Calentamiento preventivo

Se trata de la puesta en práctica de instrucciones específicas indicadas por un profesional que ha dado pautas para prevenir una clase de lesión específica o el empeoramiento de una lesión que ya existe.

Por su propia razón de ser, es de baja intensidad, aunque su naturaleza puede variar mucho dependiendo del caso y del posible riesgo al que se enfrente quien practica deporte.

Referencias bibliográficas:

  • Anderson, D. (1989). The Discipline and the Profession. Foundations of Canadian Physical Education, Recreation, and Sports Studies. Dubuque, IA: Wm. C. Brown Publishers.
  • Fradkin AJ, Zazryn TR, Smoliga JM (2010). "Effects of warming-up on physical performance: a systematic review with meta-analysis". Journal of Strength and Conditioning Research. 24 (1): 140 - 148.
  • Rössler, R.; Junge, A.; Bizzini, M.; Verhagen, E.; Chomiak, J.; aus der Fünten, K.; Meyer, T.; Dvorak, J.; Lichtenstein, E.; Beaudouin, F.; Faude, O. (2017). "A Multinational Cluster Randomised Controlled Trial to Assess the Efficacy of '11+ Kids': A Warm-Up Programme to Prevent Injuries in Children's Football". Sports Medicine.
  • Soligard, T., Myklebust, G., Steffen, K., Holme, I., Silvers, H., Bizzini, M. et al. (2008) «Comprehensive warm-up programme to prevent injuries in young female footballers: cluster randomised controlled trial.» BMJ, 337:a2469