Las personas manipuladoras pueden llegar a hacer que dudemos de nuestro propio criterio. Unsplash

La mayoría de personas saben qué es abuso físico, pero cuando se trata de abuso emocional, la gente tiende no tiende a catalogarlo de igual manera.

Si bien el abuso físico deja marcas visibles, el abuso emocional puede traer consigo consecuencias psicológicas importantes, por lo que conviene reconocerlo.

Señales del abuso emocional en la pareja

La relación con la pareja puede ser, en algunos casos, un escenario idóneo para que este fenómeno se manifieste. En las siguientes líneas puedes encontrar 30 señales que indican que puedes estar sufriendo abuso emocional.

1. Ejerce control sobre tus redes sociales y tu teléfono móvil

El abuso emocional incluye el control sobre tus redes sociales y teléfono móvil, para así saber qué haces con tu vida en todo momento.

2. Controla lo que gastas

Ese control también se extiende a lo que gastas. Ejercer el control sobre tus finanzas es una manera de no dejarte avanzar. Si le pides permiso a tu pareja para comprarte algo, es que está abusando emocionalmente de ti.

3. Le informas de tus horarios

No te sientes bien cuando no le avisas de tus horarios por miedo a que se enfade o que te lo eche en cara.

4. Te dice qué ropa llevar y qué debes ponerte

El abuso emocional llega al extremo de que la persona que abusa prohíbe (sin tener que hacer uso de la fuerza) a la víctima el llevar prendas de ropa. Le dice qué ha de ponerse.

5. No se toma bien que pases tiempo con las amistades

Cuando toma control de tus redes sociales y tu teléfono, lo que realmente quiere el abusador emocional es limitar tu interacción con otras personas y evitar que pases tiempo con tus amistades.

6. No te sientes bien al enfermar

El abusador emocional puede hacerte sentir culpable incluso en situaciones en las que tú no tienes la culpa.

7. Te hace sentir como que no vales nada

Te critica y te hace creer que sin tu pareja no eres nada. Hace que sientas dependencia emocional hacia tu pareja.

8. ¿Tienes relaciones íntimas con esa persona porque temes que se enfade si no las tienes?

El abusador emocional puede ejercer una gran influencia culpándote por no salirse con la suya.

9. Te callas estando en público y evitas decir tu opinión por miedo a que se enfade.

Llegas a callarte y a no expresar lo que realmente piensas por cómo puede reaccionar tu pareja cuando estáis con otras personas.

10. Si en algún momento tienes algún problema, no te da su apoyo o lo minimiza con frases como “no es para tanto”

No solo no te presta su apoyo en momentos en los que lo necesitas, sino que te hace sentir mal por pedir ayuda.

11. No da importancia a tus logros

Cuando consigues algo, en vez de darte la enhorabuena, se comporta como si no fuese importante.

12. Llegas a sentir miedo

Es tal su comportamiento que llegas a sentir miedo por cómo pueda tratarte.

13. Te hace sentir culpable por sus propios problemas personales y fuera de la relación

No solo te culpa por cómo va la relación, sino también por sus problemas fuera de ella.

14. Tienes que consultarte sobre tu tiempo de ocio

Su control sobre ti llega incluso al tiempo de ocio. No haces cosas que no apruebe tu pareja.

15. Siempre cedes en las discusiones con tu pareja

Temes decir tu opinión, pero, además, cuando discutes con tu pareja, siempre cedes a pesar de saber que tienes la razón.

16. No te agradece las cosas que haces por tu pareja

Te hace sentir como que es tu obligación cosas por tu pareja. Tu pareja no hace nada por ti.

17. Tu pareja te chantajea a menudo para lograr sus objetivos

Tu pareja hace uso del chantaje emocional para salirse con la suya.

18. Necesitas la aprobación constante

Cuando haces algo, necesitas la aprobación de la pareja para sentirte bien.

19. Te hace sentir culpable, una y otra vez, por los errores que cometes

Los seres humanos nos equivocamos y aprendemos de los errores. Pero si tu pareja te culpa constantemente por errores del pasado, es que abusa emocionalmente de ti.

20. No hablas con los demás sobre tu pareja

Al tener miedo de la reacción de tu pareja, evitas hablar de los conflictos en tu relación.

21. No te atreves a decirle algunas cosas a tu pareja

También tienes miedo de hablar abiertamente con tu pareja por su manera de tomarse las cosas.

22. Te da miedo ser tú mismo/a

Para evitar discusiones, te comportas de manera diferente a cómo eres en realidad.

23. No puedes ser tú mismo/a aunque no esté presente tu pareja.

Dejas de hacer cosas aunque tu pareja no esté porque piensas que no las aprobaría.

24. Te trata como si fueses un hijo más que una pareja

Su manera de tratarte se basa en la obediencia, como si fueses un hijo en vez de una pareja.

25. Te sientes mal cuando alguien del sexo opuesto te mira

Te sientes incómodo/a cuando alguien del sexo opuesto te mira, sin que haya ningún tipo de interés.

26. Valora más a otras personas

Cuando alguien hace algo que tú has hecho, lo valora más.

27. No tiene en cuenta tu opinión ni en las decisiones importantes

No le importa tu opinión ni en aquellas cosas que os afectan a los dos.

28. Dudas de ti mismo/a por cómo te trata

Dudas de tus capacidades y habilidades por la manera que tiene tu pareja de tratarte.

29. Se dirige a ti de manera imperativa

Su tono a la hora de dirigirse a ti es imperativo, es decir, de orden.

30. Te hace miradas de desprecio e inferioridad

Su lenguaje corporal es, muchas veces, de superioridad.