Pixabay

Sufrir maltrato es una de las peores experiencias por las que puede pasar un ser humano, porque las víctimas de estos actos no solamente pueden padecer consecuencias a nivel físico, sino que las secuelas psicológicas para éstas pueden ser devastadoras y durar mucho tiempo, incluso toda la vida.

Desgraciadamente, el maltrato puede aparecer en diferentes situaciones, con la pareja, en el trabajo, en la escuela, etc. En este artículo profundizaremos en los distintos tipo de maltrato y repasaremos sus características.

Perfil del maltratador

La persona que sufre el maltrato puede quedar marcada de por vida. Pero, ¿cómo es un maltratador? ¿qué rasgos característicos lo definen? En muchos casos, este tipo de personas sufren problemas a nivel psicológico, algunos han crecido en familias poco estructuradas y en entornos propicios para desarrollar este tipo de personalidad.

Los maltratadores suelen ser personas intolerantes, autoritarias, psicológicamente inflexibles, agresivas, crueles e insensibles. Pero, lo que más destaca de este tipo de personas es que suelen mostrarse agradables al principio, son chantajistas y se sienten ofendidas con facilidad.

Si quieres saber más sobre cómo son los individuos maltratadores, visita nuestro artículo: “Perfil del maltratador psicológico: 21 rasgos en común”.

Qué tipos de maltrato hay y cuáles son sus características

Existen distintos tipos de abuso, pero. ¿cuáles son? 

A continuación puedes encontrar una lista con la definición y las características de las distintas clases de maltrato.

1. Maltrato físico

El maltrato físico es un tipo de abuso en el que hay más que solo palabras, es decir, hay violencia física. Por tanto, este maltrato suele producir una lesión física, producto de un castigo único o repetido, que puede variar en su magnitud o intensidad.

Las formas más comunes de maltrato físico son:

  • Rascar, golpear, morder, estrangular o dar patadas
  • Lanzar algún objeto contra una personas: teléfono, un libro, un zapato o un plato.
  • Tirar del pelo
  • Empujar, tirar o zarandear
  • Agarrar de la ropa
  • Agarrar para impedir que la víctima se vaya

2. Maltrato verbal, emocional o psicológico

En el maltrato psicológico no existe contacto físico, sin embargo, las secuelas pueden ser más duraderas que las producidas por empujar, golpear o tirar del pelo. Puede aparecer junto con el maltrato físico, y se caracteriza por ser un tipo de violencia emocional en el que se emplean, entre otros, estos comportamientos:

  • Insultos, gritos, chantaje emocional y manipulación
  • Control de las redes sociales los teléfonos, el horario y las amistades de la víctima
  • Críticas constantes
  • Actos para avergonzar en en público
  • Impedir que la víctima hable con familiares
  • Decirle qué hacer y usar
  • Dañar objetos de la propiedad de la persona maltratada. Por ejemplo, tirar su teléfono contra la pared
  • Amenazar con hacer daño a la víctima, su hijo, familia o mascota sin llevarlo a cabo
  • Amenazar que se va a llevar hijo

3. Maltrato infantil

El maltrato infantil puede ser de distintos tipos, por ejemplo, físico o psicológico. Su principal característica es que la persona que es víctima de este tipo de maltrato es un niño o niña, alguien en una etapa vital en la que se es especialmente vulnerable.

A estas edades, las secuelas pueden durar de por vida, aunque su gravedad varía mucho. Uno de los fenómenos psicológicos que más propicia son los problemas de baja autoestima y apego evitativo.

4. Abuso sexual

El abuso sexual es una de las peores formas de maltrato, porque las secuelas de estos actos íntimos pueden no desaparecer nunca. El abuso de este tipo puede ser de dos formas: o bien ejerciendo este tipo de violencia directamente sobre la víctima o a través de la explotación sexual. 

Este tipo de maltrato puede manifestarse no solamente con un contacto muy violento, sino que los besos, caricias, tocamientos e incluso palabras con contenido íntimo son catalogados como comportamientos de esta clase de abuso. El impacto psicológico que puede generar varía dependiendo de la naturaleza de la agresión y de ciertos atributos de personalidad de la persona atacada.

5. Bullying

El bullying es un término de origen anglosajón que goza de gran popularidad en la actualidad. Hace referencia tanto al maltrato físico y psicológico que se produce en el ámbito escolar. La vulnerabilidad de las personas que padecen el acoso escolar y el dolor que sientes es tan grande que pueden llegar a suicidarse en los casos más extremos, ya que el niño o niña, además, tiene la obligación de ir constantemente a la escuela, exponiéndose a los malos tratos. 

6. Mobbing

El mobbing es un fenómeno prácticamente idéntico al bullying, con la diferencia de que ocurre en el ámbito laboral. Esto causa serios problemas para la víctima, que se ve forzada a ir al trabajo y a sufrir todo tipo de abusos y menosprecios que pueden socavar su autoestima.

Muchas veces, el mobbing está orientado a forzar una renuncia al trabajo, ya que el despido de la persona maltratada causaría problemas con la ley. En otros casos, puede estar motivado por problemas de competitividad y envidia asociados a un entorno basado en el individualismo.

Si quieres profundizar en este tema, puedes leer nuestro artículo: "Los 6 tipos de mobbing o acoso laboral"

7. Maltrato digital o ciberbullying

Una forma moderna de maltrato es el ciberbullying. Este tipo de maltrato es más frecuente en la adolescencia y se caracteriza porque se lleva a cabo a través del mundo digital y en las redes sociales. El ciberbullying puede manifestarse de la siguiente manera:

  • El maltratador envía correos electrónicos negativos, insultantes o incluso amenazantes a la víctima. También envía este tipo de mensajes por Facebook, Twitter y otras redes sociales
  • Utiliza la cuenta de la persona maltratada sin permiso. Por ejemplo, haciendo actualizaciones de su estado de Facebook
  • Pone a la víctima en sus actualizaciones de estado, intentando desprestigiarle
  • Le envía imágenes no deseadas por medios digitales
  • Le amenaza con publicar y hacer difusión cosas que pueden comprometer su intimidad en el mundo 2.0.

8. Maltrato institucional

No solo las personas pueden ejercer maltrato sobre otros individuos, sino que las instituciones, tanto públicas como privadas, pueden, por medio de leyes, normas, procedimientos o acciones, causar abuso, negligencia y malestar a individuos o colectivos de individuos.

9. Maltrato económico

El maltrato o el abuso es un patrón de comportamiento empleado para ganar y mantener poder y control, y puede producirse de muchas formas. Una de ellas es el maltrato económico, que puede producirse con cualquier individuo, pero mayoritariamente con la pareja o con persona mayores. Por ejemplo, dentro de la pareja, cuando uno de los dos miembros se gasta el dinero del otro miembro o le imposibilita hacer uso de su propio poder adquisitivo.