Consejos para terminar con estos insectos parásitos.

El mejor amigo del hombre se ha convertido ahora en el más consentido. Nuestros amigos peludos son compañeros de vida y parte de la familia, y por eso es que además de cuidar su alimentación y su apariencia, nos preocupa mucho su salud.

En este sentido, uno de los problemas más frecuentes con los perros son las pulgas. Es molesto para nosotros los dueños, pero sin duda quienes más lo padecen son ellos.

Las visitas al veterinario por este asunto no son pocas, y es bien sabido que una de las principales consultas es... ¿cómo eliminar las pulgas de mi perro?

5 métodos eficaces de acabar con las pulgas de un perro

Aunque la prevención siempre será la mejor herramienta, la aparición de estos bichos no es algo que podamos controlar del todo.

Lavar y cepillar con frecuencia su pelo y aspirar los muebles o texturas que suelen acumular insectos, son medidas para mantener bajo control la aparición de los parásitos, pero si aún así un día descubres a tu perro rascándose insistentemente, lo más probable es que ya las tenga y hay que aplicar alguna de estas soluciones para acabar con las pulgas de tu mascota.

1. Collar antipulgas

Este producto es el más popular para terminar con las pulgas de los perros. Su mecanismo de acción es altamente eficaz y hay marcas que proporcionan hasta 8 meses de protección. Sin embargo para que su acción sea total, hay que seguir algunas recomendaciones.

Lo primero que debemos hacer es consultar con tu veterinario el tipo y marca de collar que mejor convenga, pues esto se determina según la plaga que haya que combatir. Otro consejo importante es preferir las marcas reconocidas y que cumplan con las normas sanitarias requeridas.

Es importante que sepamos que las sustancias que contiene el collar antipulgas son tóxicas para los humanos, por lo que se debe colocar usando guantes, lavarse las manos después de haber tocado a nuestro perro y evitar que los niños tengan un contacto prolongado y frecuente para prevenir alguna intoxicación.

Un consejo para que tu perro se sienta cómodo con el collar, es que elijas uno de acuerdo a su tamaño o que sea ajustable. Cuando lo coloques deja un espacio de dos dedos entre su cuello y el collar. Si lo usa por primera vez, tenemos que estar atentos a posibles reacciones alérgicas.

Por lo que si te estás preguntando ¿Cómo eliminar las pulgas de mi perro?, el collar antipulgas es una excelente solución además de que funciona también como un método preventivo.

2. Pipetas

Las pipetas antipulgas son una alternativas rápida, cómoda y segura de acabar con las pulgas de tu perro.

Son ampolletas con líquido en su interior listas para su uso inmediato. Se administran por vía tópica y con una sola aplicación protegen hasta por 4 semanas.

Si te estas inclinando por esta opción, debes saber algunas cosas importantes para asegurar su buen funcionamiento. Un elemento importante es el de la marca que elijas. Hay algunas alternativas baratas de venta en el mercado pero no funcionan como deberían y al final el gasto es mayor, pues de cualquier forma habrá que recurrir a otra solución. Es mejor desde un inicio invertir en una pipeta de marca de renombre, pues esto garantizará que podamos acabar con las pulgas. Ten cuidado en revisar la fecha de caducidad, pues una pipeta que ya está caduca no funcionará.

Y lo más importante: aplicarla correctamente. Se debe poner en tres puntos a lo largo del lomo de nuestro perrito: cuello, espina dorsal y cerca de la cola. Asegúrate de hacer a un lado el pelaje y poner el producto sobre el cuero cabelludo y no en el pelo pues de lo contrario no funcionará. ¡Ah! Y algo importante: no deberás bañar a tu perro en al menos 48 horas.

3. Spray antipulgas

Si tu perrito ya está infestado de pulgas y no se trata solo de prevenir sino eliminar las pulgas por completo, el spray es una excelente solución.

Existen muchas marcas y la gran mayoría son eficientes y fáciles de aplicar. Solo hay que rociar el producto por todo el cuerpo de nuestra mascota, evitando los ojos tanto del animal como de quien lo aplica, porque es muy irritable.

El spray es de acción inmediata, a diferencia de la pipeta y el collar, pues al tiempo que lo estás aplicando, podrás ir viendo cómo las pulgas se van muriendo.

A reserva de las recomendaciones de la marca de spray o de tu veterinario, lo mejor es dejar por unas horas que el spray actúe y después bañarlo y cepillarlo para eliminar todas las pulgas muertas que quedan en su pelaje.

4. Champú antipulgas

Esta alternativa podría funcionar más como medida preventiva que como solución para matar las pulgas de los perros, pero se puede utilizar si el problema apenas empieza la infestación y se han detectado pocas, o también como apoyo al collar antipulgas o el spray.

Para utilizarlo solo basta con sustituir el champú con el que normalmente lo bañas por uno antipulgas de la marca que desees. Algunos tienen un olor fuerte y otros pueden irritar o resecar su piel. Puedes intentar probando dos o tres hasta encontrar el que mejor le vaya a tu mascota.

También puedes probar con un champú antipulgas hecho en casa. Mezcla un par de tazas de agua caliente, una taza de alcohol y unas gotas de jabón para trastes. Después aplícalo de la misma forma que un champú convencional, deja actuar por unos minutos y enjuaga con agua templada. Puedes aplicarle vinagre y dejarlo actuar por unos minutos para terminar cepillando muy bien a tu perrito y acabar por completo con las pulgas.

Referencias bibliográficas:

  • Marcos Linardi, P. y Costa Santos, J.L. (2012). "Ctenocephalides felis felis vs. Ctenocephalides canis (Siphonaptera: Pulicidae): some issues in correctly identifying these species". Revista Brasileira de Parasitologia Veterinária. 21 (4): 345.