Tipos de elementos derivados del petróleo. Unsplash.

Son muchas las sustancias y elementos presentes de la naturaleza, de entre las cuáles muchas son utilizadas por el hombre con múltiples propósitos.

Algunas de ellas son sirven de alimento, otras de materia prima para elaborar productos o incluso como combustible. Y entre los combustibles, uno de los más valorados hasta el punto de ser también denominado “oro negro” es el petróleo.

Este producto y su valor es de hecho un aspecto a tener en cuenta y capaz de afectar tremendamente a la economía mundial, provocando incluso conflictos bélicos. Y es que no es solo su valor como combustible, sino que en nuestro día a día utilizamos constantemente productos derivados del petróleo. Es por ello que a lo largo de este artículo vamos a mencionar algunos ejemplos de este tipo de productos.

¿Qué es el petróleo?

El petróleo es una sustancia líquida aceitosa, un compuesto hidrocarburo de coloración entre negra y amarillenta (dependiendo de su composición) que se extrae del subsuelo y es producto.

Se trata de una de las sustancias más codiciadas al ser una de las principales fuentes de energía que utiliza el ser humano, siendo el principal origen de los combustibles fósiles y habiendo desbancado hace siglos al carbón.

Su composición incluye hidrocarburos cíclicos, alquenos y en menores cantidades compuestos basados en el azufre y nitrógeno, si bien varía dependiendo de la mezcla de hidrocarburos y sus distintas proporciones.

Su principal origen es la transformación de la materia orgánica (restos de algas, plancton y restos de seres vivos) a lo largo de millones de años, tras ser depositada por accidentes geográficos y la sedimentación. Tras ser extraído, el petróleo es sometido a un proceso de destilación en la cual se separan sus distintos componentes, con los cuales pueden llegar a producirse diferentes productos (desde combustibles hasta medicamentos) sea de forma directa o a través de múltiples interacciones químicas.

Productos derivados del petróleo

A continuación veremos una serie de productos derivados del petróleo, que en su mayoría usamos con frecuencia. En algunos casos casos su vinculación es evidente y altamente conocida, mientras que en otros el hecho de que se deriven del petróleo puede llegar a ser sorprendente.

1. Gasolina y otros combustibles

Probablemente el derivado más claro y conocido del petróleo es la gasolina, siendo el principal combustible empleado por los métodos de transporte motorizados tanto públicos como privados.

Además de la gasolina, el gasóleo, el diesel o el keroseno son otros combustibles de gran relevancia y utilidad en distintos medios de transporte.

2. Gas butano

Aunque puede no parecerlo, el gas butano que empleamos en cocinas o incluso en distintas industrias es uno de los productos del petróleo, ya que se trata de un gas licuado generado a partir de la destilación del petróleo.

3. Asfalto

El asfalto que recubre nuestras carreteras es también un producto semi-sólido procedente del crudo. Concretamente, es el residuo de la destilación del petróleo.

Además de en la carretera, también se utiliza para impermeabilizar y para elaborar tejas.

4. Plásticos

Uno de los materiales más utilizados hoy en día, el plástico suele por norma general (si bien no siempre) ser un producto derivado del petróleo.

Ello incluye una gran cantidad de productos: bolsas, envases, vajilla, elementos de cocina e incluso algunos elementos del mobiliario, gadgets tecnológicos, el látex de los preservativos y prácticamente la gran mayoría de elementos de nuestro entorno llevan algún tipo de componente plástico, y por lo tanto basado en el petróleo.

5. Fertilizantes

Puede parecer extraño que el petróleo pueda convertirse en una sustancia que contribuye al crecimiento de las plantas, pero lo cierto es que tras varios procesos químicos puede llegar a transformarse en una fuente de amoníaco similar al del estiércol.

6. Plaguicidas, fungicidas y herbicidas

La agricultura se ha beneficiado del petróleo tanto por parte de la producción de fertilizantes como de plaguicidas, herbicidas y fungicidas. Pese a que pueden ser nocivos, se han utilizado para eliminar diferentes tipos de plagas de insectos peligrosos, invasión de hierbas y plantas nocivas para el cultivo o infecciones como las de algunos ambos. Y todos ellos también se pueden fabricar a partir del petróleo.

7. Tela sintética

Algunos productos empleados en la producción elementos textiles son también productos derivados del petróleo. Es el caso del poliéster o el nylon.

8. Detergentes

Los detergentes que utilizamos para lavar la ropa también son productos derivados del petróleo, a pesar de tener una función muy diferente a los materiales que hemos visto hasta ahora.

9. Pinturas y disolventes

Aunque no en todos los casos, pinturas, colorantes y disolventes de todo tipo a menudo se han producido a partir de materiales generados a partir del petróleo.

10. Jabones, perfumes, tintes y cosméticos

Puede parecer sorprendente pero algunos productos cosméticos, jabones y perfumes suelen tener componentes derivados del petróleo, como el petrolato o algunas de las sustancias volátiles que se utilizan en los perfumes..

11. Productos alimentarios

Algunos de los aditivos que se emplean en la preservación o el tratamiento de los alimentos procede también del procesamiento del petróleo. Modificadores o potenciadores del sabor, edulcorantes o colorantes son algunos ejemplos. También muchos complementos alimenticios o vitaminas tienen algún componente derivado del petróleo.

12. Fármacos y productos sanitarios

Otros productos derivados del petróleo son algunos de los productos de tipo sanitario o incluso algunos medicamentos. Prótesis, tiras reactivas o la glicerina que se emplea por ejemplo en supositorios son ejemplos de ello. También otros productos como los preservativos hechos de látex.

Referencias bibliográficas:

  • Andrady, A. L.; Neal, M.A. (2009). Applications and societal benefits of plastics. Philosophical Transactions of the Royal Society of London B: Biological Sciences. 364 (1526): 1977-1984.
  • McKain, D.L.; Bernard, L.A. (1994). Where It All Began: The Story of the People and Places Where the Oil Industry Began—West Virginia and South- eastern Ohio. Parkersburg, WV: D.L. McKain.