Varias maneras de saber si hay amor o no. Unsplash.

El amor es siempre un torrente de sentimientos y emociones ante el cual no siempre sabemos reaccionar. Por eso, saber si estamos empezando a sentir por alguien puede resultar mucho más complicado de lo que parece.

En este artículo hablaremos específicamente del enamoramiento en el sexo femenino y veremos algunas de las principales claves para reconocer las señales de este fenómeno psicológico. Así pues… ¿cómo saber si estás enamorada? En las próximas líneas lo trataremos de manera resumida.

Cómo saber si estás enamorada: señales del enamoramiento

El amor produce en nosotros efectos que pueden ser agrupados en tres categorías: señales cognitivas, señales fisiológicas y emocionales, y señales conductuales. Todas ellas quedan descritas a continuación, y son típicas independientemente de si quien nos atrae es un hombre o una mujer.

Eso sí, ten en cuenta que ninguna de estas señales es en sí suficiente como para confirmar que estás enamorada; sirven, más que nada, a modo de orientación, y cuantas más se cumplan mayor será la posibilidad de que efectivamente haya surgido el amor.

1. Entras en estado de alerta cada vez que ves a esa persona

Esta es la señal típica que aparece cuando estamos en las etapas iniciales del enamoramiento, pero a medida que pasa el tiempo va desapareciendo. Se trata de una señal de enamoramiento que aparece cuando se conoce relativamente poco a la otra persona.

Eso sí, también es perfectamente posible enamorarse de alguien a quien ya se conoce desde hace tiempo, lo cual significa que en estos casos esta señal no aparece y eso no significa que no haya amor.

2. Creas ocasiones para estar juntos

Esta es otra de las señales típicas, y se da tanto en hombres como en mujeres. Eso sí, en el caso de las mujeres existe un estigma ligado a los roles de género que hace que muchas de ellas se sientan incómodas a la hora de ser más directa que los hombres. Por eso, es muy común que ellas creen ocasiones para acercarse indirectamente a la persona por la que sienten interés.

3. Creas planes de futuro

Otro de los trucos para saber si estás enamorada consiste en fijarte si cuando esa persona no está, también ocupa tus pensamientos. Y el modo en el que típicamente esto se refleja es en el hecho de fantasear con planes de futuro, imaginar una realidad en la que formáis una pareja sólida y feliz.

Este ejercicio de imaginación acostumbra a aparecer de manera espontánea, sin premeditación, en las personas que están enamoradas. Por ejemplo, en las horas muertas en las que no hay nada que hacer, o incluso mientras se hace un trabajo muy rutinario en el que no es necesario prestar mucha atención a lo que hay más allá de nuestro cuerpo y podemos dirigir nuestro foco atencional hacia el interior de nuestra mente.

4. Te preocupa mucho que pueda sufrir

El amor no solo tiene elementos relacionados con la ilusión y los pensamientos positivos acerca de lo que puede pasar en el futuro. También existe la preocupación acerca de lo malo que le puede pasar a la otra persona, incluso si eso no es algo objetivamente muy dañino para ella.

Por ejemplo, si los nervios de antes de un examen hacen que la persona en la que nos hemos fijado se sienta angustiada, el solo hecho de que exista ese malestar ya nos hará sentir mal, algo que probablemente no nos ocurre con el resto de individuos.

5. Las conversaciones se alargan sin esfuerzo

Cuando hay nervios y no se conoce mucho a esa persona, es normal que cueste esfuerzo iniciar una conversación y han pasado los primeros minutos, pero una vez se ha dado este paso, el diálogo fluye con facilidad.

Eso sí, este hecho no es exclusivo del enamoramiento; también ocurre cuando alguien nos gusta mucho, de manera que debe ser considerado una señal necesaria pero insuficiente para que hay amor. La única excepción a esto se da cuando la otra no está interesada en absoluto en relacionarse con nosotros, o cuando entran en juego alteraciones físicas o psicológicas que afectan a la capacidad para comunicarse con personas en general.

6. Aparece la idea de que se puede confiar en esa persona

Esta es otra de las señales del amor. Cuando se ha establecido un vínculo afectivo fuerte, se pasa de intentar ocultar todos nuestros defectos (algo típico de la fase en la que se intenta seducir al otro porque nos gusta y no queremos generar rechazo) y se empieza a valorar más la transparencia, la honestidad.

7. Usar el tiempo libre para estar juntos es algo bien visto

Incluso cuando alguien nos gusta mucho, lo más habitual es que no nos guste la idea de estar siempre con esa persona en nuestro tiempo libre.

En cambio, cuando hay amor verdadero de por medio (o al menos, un amor tan intenso como el que se asocia a las relaciones de pareja), la perspectiva de hacer eso nos parece bien.

Eso sí, incluso en las relaciones de pareja más sólidas cada miembro de esta necesita su espacio, así que es normal desear estar solos a veces.

Referencias bibliográficas:

  • Laurie, Timothy; Stark, Hannah (2017), "Love's Lessons: Intimacy, Pedagogy and Political Community", Angelaki: Journal of the Theoretical Humanities, 22 (4): 69–79.
  • Helen F. (2004). Why We Love: the nature and chemistry of romantic love.