¿Qué necesitas saber sobre las Emociones?

Estas son las ideas más fundamentales sobre la lógica que hay detrás de las emociones.

¿Qué necesitas saber sobre las Emociones?

Las emociones nos acompañan desde que nacemos, están siempre con nosotros en cada aspecto de nuestro crecimiento y en cada experiencia de vida. Aún así, no todas las personas saben reconocer sus emociones, o saben qué hacer cuando sienten una determinada emoción.

¿Las emociones son buenas o malas?

Es importante saber que las emociones son naturales, no se eligen, sino que son parte de nosotros. Y estas cumplen funciones adaptativas, ¿qué quiere decir eso?, que las emociones nos permiten adaptarnos y sobrevivir.

Claramente, aprender a escucharlas nos va a permitir entender el para qué aparecen, entender su función y poder hacer algo al respecto. Caso contrario, es probable que hagamos caso omiso a ciertas señales y que ello pueda afectarnos de alguna manera.

Es por ello que no podemos calificar a las emociones como “positivas o negativas”, porque no son ni buenas ni malas, simplemente son. Y escuchadas y gestionadas favorablemente, realmente pueden ser de mucha ayuda. Sí es cierto que no todas las emociones son placenteras, pero eso no quiere decir que si no son placenteras, entonces son negativas.

La importancia de gestionar las emociones

¿Qué pasa cuando no sabemos reconocer lo que sentimos, o no sabemos qué hacer con lo que sentimos?

Esto es algo bastante común, ya que no siempre tenemos un entorno que nos pueda educar sobre las emociones. Es importante saber que las emociones no se controlan, pero se puede aprender a gestionarlas.

Cuando no sabemos reconocer lo que sentimos, no vamos a saber qué es lo que realmente estamos necesitando, y es probable también que la emoción incremente o se desplace a otras áreas de nuestra vida, afectándolas también.

Cuando no sabemos qué hacer con una emoción, y elegimos no escucharla, la función adaptativa que cumple la emoción, se perdería, y nos llevaría a tener una experiencia disfuncional o improductiva.

¿Cómo puedo aprender a gestionar mis emociones?

  • Reconocer lo que siento. Es más sencillo para nuestro cerebro entender las cosas concretas. Por ello, colocarle el nombre a la emoción es importante. Saber qué emoción es la que estoy sintiendo. Si no sé exactamente cómo me siento, ayuda describir las sensaciones que me genera dicha emoción.
  • Cómo se siente esa emoción: qué me genera esa emoción cuando aparece, cómo se siente en mi cuerpo.
  • Validar: las emociones son naturales y parte de la vida, aceptar lo que siento es importante para luego poder hacerme cargo de ello. Negar lo que siento no hace que se elimine.
  • Llevarlo a la acción: ¿Qué necesitas hacer cuando reconoces lo que estás sintiendo? ¿Te da ganas de qué? Aquí es importante que te tomes este tiempo contigo mismo/a, para descubrir, entender, expresar y liberar. La emoción necesita una vía de escape, y esta no tiene por qué ser un daño para otra persona, ni para ti mismo/a.
  • Anota lo que estás pensando. Las emociones también tienen un componente cognitivo. Es importante que puedas reconocer qué pensamientos aparecen con determinada emoción, identificar aquello que estás pensando.
  • Hablar sobre lo que sientes: puedes compartir con alguien de confianza sobre cómo te estás sintiendo, o lo que necesites expresar. Hablar también puede ayudar a entender mejor qué es lo que te sucede y lo que necesitas.

¿Qué otras actividades ayudan a conocer y entender las emociones propias?

  • Conectar con el arte. Dibujar, pintar, escribir, bailar. El arte es la forma más primitiva de expresión emocional que tenemos los seres humanos. Si no logras reconocer lo que sientes o lo que estás necesitando, comenzar a dibujar (o pintar, o moverte) y dejarte llevar simplemente por tu sentir, también ayudará a aligerar o entender la emoción.
  • Conecta con tu cuerpo. Puedes hacerlo con los ojos cerrados o no, pero procura enfocar tu atención, junto con una respiración pausada, en cada parte de tu cuerpo, ya sea de pies a cabeza o al revés. Y enfoca toda tu atención en cómo se siente cada parte de tu cuerpo, y qué sientes que necesita. Esto también ayuda ya que somos seres integrales, y las emociones se sienten en el cuerpo. Si no hacemos caso a la emoción, el cuerpo lo expresará de alguna manera.
  • Practica la escucha hacía ti mismo/a. Sobre cómo te sientes, qué sientes, qué quieres y qué necesitas. Puedes hacerlo al iniciar o terminar tu día, o en medio de tu rutina también.

Entender las emociones es una práctica constante, al inicio puede sentirse complicado, pero conforme uno va practicando, va aprendiendo, va entendiendo más a su propio cuerpo, va aprendiendo sobre cómo se siente con cada emoción y poco a poco termina siendo más sencillo reconocerlas y entenderlas.

¿Qué otros aspectos puedes tener en cuenta sobre las emociones?

  • La intensidad de una emoción varía de persona a persona. Por más que todos sintamos, no todos sentimos de la misma manera.
  • Todas las emociones son válidas. Recordar que uno no elige lo que siente, simplemente siente.
  • Si sientes que hay una emoción que te acompaña gran parte del día, indistintamente de las actividades que estés realizando, y ello está afectando en otras áreas de tu vida también, es mejor consultar con un psicoterapeuta, para poder recibir orientación al respecto.
Marisol Gianino Gadea

Marisol Gianino Gadea

Psicóloga clínica y psicoterapeuta Gestalt.

Profesional verificado
Madrid
Terapia online

Finalmente, entender y gestionar las emociones te va a permitir ser más coherente contigo mismo/a, no sobrecargarte, comunicar y darte lo que estás necesitando, elegir lo que sabes que necesitas, disminuir los síntomas fisiológicos, entre otros.

  • Cano Murcia, S. R., & Zea Jiménez, M. (2012). Manejar las emociones, factor importante en el mejoramiento de la calidad de vida. Revista Logos, Ciencia & Tecnología, 4(1), 58-67. Policía Nacional de Colombia, Bogotá, Colombia.

Psicóloga

Madrid
Terapia online

Psicóloga clínica y psicoterapeuta Gestalt, aborda temas como la ansiedad, depresión, desarrollo personal, duelo, autodescubrimiento, migración, entre otros. Le interesa todo lo relacionado a salud mental y busca realizar psicoeducación para que más personas puedan conocer y a su vez tener más recursos para el cuidado de la salud mental.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese