En el momento en el que nos encontramos por la pandemia del coronavirus, los psicólogos no queremos dejaros solos; mi clínica de psicoterapia no cierra, y está a vuestra entera disposición para lo que necesitéis; estamos trabajando online y podéis hacernos consultas en cualquier momento.

Trabajar de manera online es muy beneficioso para nuestros pacientes, porque hacemos la terapia desde casa, de manera cómoda e informal; además, en el caso de la terapia de pareja, lo bueno es que al estar ambos miembros de la pareja en casa todo el día (o gran parte del día si uno de ellos tiene que salir a trabajar), nos resulta muy sencillo concertar las citas tanto a los pacientes como a nosotros, los profesionales, y disponer de un tiempo de sesión distendido y sin prisas.

Por todo ello, me gustaría hacer hincapié en que ahora es un muy buen momento para hacer terapia de pareja online. El trabajo online es igual de efectivo que el trabajo de manera presencial y por ello, si lo necesitas, es muy conveniente que continues con las rutinas y las terapias necesarias para tu bienestar sin dejar que la imposibilidad de salir a la calle sea un obstáculo para esto.

Pareja y confinamiento

En la situación que vivimos estos días es completamente normal que surjan conflictos en las parejas, ya que estamos conviviendo mucho más tiempo, con nuevas rutinas y dentro de un contexto de estado de alarma. Es normal enfrentarse a este tipo de conflictos, y si no arrastramos una crisis previa, podremos superar con éxito todos los roces o discusiones que puedan surgir.

Otra cosa distinta es que estemos atravesando un momento delicado en nuestra relación de pareja. Es aquí cuando el confinamiento es un escenario poco propicio para las parejas que ya estaban arrastrando algún tipo de crisis o una situación inestable previa. El confinamiento puede potenciar este tipo de crisis y llevarnos a una situación muy delicada e inestable, que se verá muy agravada por el hecho de tener que seguir conviviendo de forma imperativa.

Por eso, me gustaría deciros que si estáis en este tipo de situación, penséis que es el momento idóneo para hacer terapia de pareja online. Siempre tenemos que ver el lado positivo. Como ya he comentado antes, es una ventaja poder disponer de más tiempo, de poderla hacer desde casa, y además de tener más disponibilidad para poner en práctica los ejercicios en el tiempo que pasa entre las sesiones conmigo.

Una cosa sobre la que quiero hacer hincapié es el hecho de que en China está habiendo un incremento muy notable de los divorcios a raíz del confinamiento. Al igual que ocurre a la vuelta de vacaciones de verano o de Navidad, en nuestro pais también hay un aumento de divorcios después de haber convivido durante varias semanas de manera más intensa.

En España puede ocurrir lo mismo, o sea, que después del confinamiento, surja un aumento en el número de divorcios, pero me gustaría recalcar que las separaciones no se producen por el mero hecho del confinamiento o un exceso de convivencia, sino que son consecuencia de crisis que se vienen arrastrando en el tiempo, de relaciones que ya estaban mal antes, y que explotan o se agravan durante el confinamiento.

Por ello es muy importante detectar si en vuestra relación hay problemas, si hay una crisis en el vínculo amoroso, y así saber que si estamos dispuestos a sacar la relación adelante. El confinamiento puede romper definitivamente nuestra relación, pero si realizamos una terapia de pareja online es posible que no sólo sea superada la crisis, sino que además quede reforzada la relación.

Método de la terapia de pareja online

Voy a explicar cómo hacemos la terapia de pareja online. En primer lugar, hay que saber que se realiza la terapia con los dos miembros de la pareja, ya sea por separado o al mismo tiempo. Utilizamos el programa Skype, y debemos tener conexión a Internet:

1. Entrevistas cruzadas

Lo que yo suelo hacer al principio son entrevistas cruzadas, una con una persona y otra con la otra persona, de alrededor de 15 minutos cada una. Lo que se pretende es cruzar datos y ver que realmente se tiene claro el problema inicial.

2. Sesión juntos

Después pasamos a tener una sesión en conjunto en la que doy objetivos, cuántas sesiones vamos a hacer, en qué puntos vamos a trabajar, etc.

3. Tareas entre sesiones

Teniendo en cuenta la situación actual y la disponibilidad de cada uno, voy dando tareas para realizar entre sesión y sesión con el fin de poner en práctica todos los aspectos que vayan surgiendo en las sesiones enfocados a reforzar los puntos débiles de la relación.

4. Seguimiento de los progresos

En la mayoría de los casos, con una media de entre 8 y 10 sesiones, el problema está solucionado.

5. La importancia del compromiso con la terapia

Un aspecto muy importante antes de afrontar la terapia es que las personas con las que voy a trabajar estén completamente motivadas y den el 100% para solucionar el problema. Si por lo que sea, yo detecto que no es tu caso, o no es vuestro momento, no te preocupes, no comenzaremos la terapia, esperaremos o buscaremos otros caminos.

Para saber más...

Puedes ver este vídeo, en el que explico de forma más detallada el método de trabajo de la terapia de pareja. Como psicóloga, estoy especializada en el trabajo de terapia de pareja y en la terapia con mujeres que tienen dependencia emocional o con niveles de autoestima bajos.

Recuerda que en la crisis del coronavirus no os dejamos solos, seguimos con sesiones de Skype, que son igual de efectivas que en modo presencial. También estamos haciendo directos en Instagram todos los martes a las 19h. Contacta con nosotros para cualquier duda o consulta a través de los datos de contacto de esta página. También es posible ver más consejos sobre este y otros temas en mi Instagram, y en mi canal de Youtube.