Este pasado 3 de mayo, los fundadores de  Psicología y Mente fuimos invitados a participar en la sesión de "Jóvenes Emprendedores" organizadas por la Facultad de Psicología de la Universitat de Barcelona en el marco de las III Jornadas de Investigación y Empresa

Los encargados de representar a esta casa fuimos Bertrand RegaderAdrián Triglia, y allí, además de rememorar viejas anécdotas sobre nuestro paso por esa misma facultad hace no tanto tiempo, tuvimos la ocasión de poner su granito de arena en unas charlas realizadas en un formato similar al de las mesas redondas en las que los invitados debaten relajadamente sobre ciertos temas.

Además de explicar por encima nuestro proyecto y degustar los canapés (cuya presencia en este tipo de actos es especialmente valorada por la gente que ahora mismo tiene nuestra edad), pudimos intercambiar opiniones con el público asistente y con el resto de los participantes invitados sobre un tema que cada vez gana más importancia: ¿qué es emprender y a qué tipo de retos está asociado?

Emprendedores: ¿la única salida a un entorno laboral gris?

Estas son algunas de las conclusiones que sacamos en torno a la cuestión laboral y al nuevo paradigma del emprendimiento:

  • Emprender no es la panacea.
  • Emprender no es la solución a todos nuestros males, pero es una opción muy sugerente, más teniendo en cuenta que el paro entre los psicólogos en España es superior a la media de la población total.
  • Emprender puede ser muchas cosas.
  • Aunque la palabra "emprendedor" tienda a ser asociada a gente joven que decide empezar desde cero proyectos relacionados con Internet y las nuevas tecnologías, no hay razón para limitar el concepto de emprendimiento a este tipo de casos. Lo cual nos lleva al siguiente punto.
  • Trabajar en proyectos personales ilusiona.
  • Plantearse este tipo de retos conlleva riesgos relativamente altos y el fracaso es muy habitual, pero el hecho de que lo único que limite el margen de maniobra de uno sean los recursos con los que se cuentan hace que la experiencia tienda a ser satisfactoria.

El emprendimiento está muy mitificado

La idea de emprender está bastante idealizada por las connotaciones de libertad y flexibilidad horaria a las que se asocia, pero no solo por eso. A las grandes empresas les interesa contar con el músculo productivo de gente joven decidida a asumir riesgos que de otro modo tendrían que asumir ellas.

Hay que trabajar con pasión manteniendo la cabeza fría

Tirar para adelante proyectos personales exige transformar la pasión que se vuelca en ellos en productividad, pero también conviene mantener altas dosis de realismo para saber qué funciona y qué no, pero también para evitar que el trabajo invada toda nuestra vida personal.

Emprender no es una solución a nivel político

El espíritu del emprendedor (ese sistema de creencias y valores tan mitificado del que he hablado antes) está muy ligado a la idea del hombre hecho a sí mismo y de que cada persona tiene el poder de prosperar si emplea en ello el suficiente esfuerzo. Sin embargo, esto no puede ser así en un planeta en el que el lugar en el que se nace es una de las mejores variables para predecir la esperanza de vida. La gente con posibilidades de crear proyectos exitosos es una minoría privilegiada.

Desde aquí mandamos un saludo a la gente de Psycogaming (a quienes ya entrevistamos anteriormente), Ilusiona PsicólogosTiendeo, que compartieron mesa con nosotros. También queremos agradecer nuevamente el esfuerzo de las personas que organizaron el evento, en particular a Ángela Castrechini, profesora de psicología social y que fue la encargada de moderar de la mesa redonda, y a María Palacín, secretaria de organización de la Facultad. Muchas gracias por la gentileza de habernos invitado como ponentes.