Annelies Marie Frank (1929) conocida popularmente como Ana Frank, fue una niña alemana de ascendencia judía que es famosa internacionalmente por su diario personal, en el cual narra cómo pasó más de dos años ocultándose de los nazis en la ciudad de Amsterdam, Países Bajos.

Por desgracia, Ana Frank sufrió la persecución de las autoridades nazis durante el llamado Holocausto y llevada posteriormente a un campo de concentración, donde murió tras contraer el Tifus en el año 1945.

Mejores frases y reflexiones de Ana Frank

Si quieres conocer las mejores citas sobre esta relevante figura de la primera mitad del siglo XX, a continuación encontrarás las mejores 85 frases célebres de Ana Frank, que te permitirán descubrir por todo lo que tuvo que pasar durante su persecución.

1. Aquel que es feliz puede hacer dichoso a los demás. Quien no pierde ni el valor ni la confianza, jamás perecerá por la miseria.

Nuestra actitud determinará en gran medida la actitud que los demás adoptarán con nosotros.

2. No me juzgues, sino considérame simplemente como un ser que siente a veces que la copa desborda.

Debemos ser más empáticos con los demás y entender por lo que están pasando, quizás desconocemos mucho sobre ellos.

3. Mientras puedas mirar al cielo sin temor, sabrás que eres puro por dentro, y que, pase lo que pase, volverás a ser feliz.

Conservar la esperanza y ser consecuentes con quienes somos nos permitirá afrontar el futuro de una forma más decidida.

4. La hoja es mucho más paciente que los seres humanos.

La naturaleza en su sabiduría nos enseña grandes lecciones, como ser pacientes y saber aguardar nuestro momento.

5. Nunca creeré que los poderosos, los políticos y los capitalistas sean los únicos responsables de la guerra. No, el hombre común y corriente, también se alegra de hacerla. Si así no fuera, hace tiempo que los pueblos se habrían rebelado.

Una guerra implica a toda la sociedad y a todas las personas de todos los estratos sociales.

6. ¡Las mujeres deben ser respetadas! En términos generales, los hombres son reconocidos con gran aprecio en todas partes del mundo, así que: ¿por qué las mujeres no pueden ser consideradas también? A los soldados y héroes de guerra se les honra y conmemora. A los exploradores se les otorga fama inmoral y los mártires son respetados, pero ¿cuántas personas ven a las mujeres también como soldados?

Durante toda la historia las mujeres se han visto gravemente maltratadas en las guerras y en contadas ocasiones se les ha honrado, esto por supuesto no debe ser así.

7. ¿Acaso no acabo de decir que no me quiero precipitar? Perdóname, no por nada tengo fama de ser un manojo de contradicciones…

Ana Frank al igual que todos nosotros también tenía dudas acerca de su propio futuro.

8. ¿De qué sirve pensar en la miseria cuando ya eres miserable?

Son nuestros pensamientos los que nos llevan hacia la miseria o al éxito, debemos ser positivos en todas las circunstancias.

9. Qué ciertas fueron las palabras de papá cuando dijo: todos los niños deben cuidar de su propia educación. Los padres sólo pueden dar buenos consejos o ponerlos en el camino correcto, pero el final la formación del carácter de una persona se encuentra en sus propias manos.

Efectivamente la educación es algo esencial durante nuestra niñez, con ella aprendemos a valernos por nosotros mismos en el mundo que nos rodea.

10. ¿Quién más que yo va a leer estas cartas?

¿Quién le diría a Ana Frank que su diario se iba a convertir en uno de los libros más famosos del mundo y de lectura obligatoria?

11. A la larga, el arma más poderosa de todas es un espíritu amable y gentil.

Nuestro espíritu puede doblegar cualquier acero, con una firme convicción lograremos cualquier propósito.

12. A pesar de todo, pienso que la gente es buena de corazón.

Incluso viéndose sometida a una brutal persecución Ana Frank seguía creyendo en la bondad de las personas.

13. Cada uno tiene dentro de sí mismo algo bueno. La buena noticia es que ¡no sabes lo grande que puede ser! ¡Cuánto puedes amar! ¡Lo que puedes lograr! ¡Y cuál es su potencial!

Debemos saber exprimir lo mejor de nosotros mismos y regalar a la sociedad nuestra mejor versión.

14. Creo firmemente que la naturaleza puede brindar consuelo a todos los que sufren.

La naturaleza es hermosa, nos brinda tranquilidad y consuelo en muchas ocasiones a lo largo de nuestra vida.

15. Cuando escribo, puedo deshacerme de todos mis problemas.

Escribir es una práctica que puede ayudarnos a canalizar nuestros pensamientos.

16. Debe ser horrible sentir que no se es necesario.

La sensación de desamparo puede ser realmente muy desagradable, Ana Frank tuvo que pasar por momentos realmente complicados.

17. Desde que la vida empezó, la regla se estableció: ¡Nuestras faltas ignoramos, las del prójimo aumentamos!

Buscar el error en los demás no nos ayudará a solucionar nuestros propios errores.

18. Donde hay esperanza, hay vida. Nos llena de coraje fresco y nos hace fuertes de nuevo.

La esperanza como bien dice el refrán es lo último que se pierde y en esta caso decididamente así fue.

19. El amor no puede ser forzado.

El amor no se puede forzar, brota sin más dentro de nuestros corazones.

20. El mejor remedio para los que tienen miedo, se sienten solos o infelices, es ir fuera, a algún lugar donde puedan estar tranquilos, solos con los cielos, la naturaleza y Dios. Porque solo entonces uno siente que todo es como debería ser.

A muchos de nosotros nos gusta ir a pensar a algún paraje remoto, la naturaleza nos aporta una gran serenidad.

21. El que es feliz hace feliz a los demás, el que tiene valor y fe, nunca estará sumido en la desgracia.

Debemos ser felices, apoyar a nuestros semejantes y sembrar amor allá donde estemos.

22. El ser humano puede sentirse solo a pesar del amor de muchos, porque para nadie es realmente el más querido.

Los seres humanos podemos sentirnos solos en muchas situaciones diferentes, estando rodeados de gente o siendo colmados de afecto.

23. En el futuro no le tendré miedo a la verdad, puesto que cuanto más se la pospone, tanto más difícil es enfrentarla.

La verdad siempre sale a la luz, tardará más o tardará menos pero al final se hará patente.

24. Es realmente una maravilla que no hayan caído todos mis ideales, porque parecen tan absurdos e imposibles de llevar a cabo. Sin embargo, los guardo.

Siempre debemos conservar aquellas cosas que nos hacen ser quienes somos, nada ni nadie podrá cambiar nuestra forma de ser si nosotros no lo permitimos.

25. Espero que con el tiempo sea como él sin tener que pasar por todo lo que él ha pasado.

Las experiencias que vivimos nos llevan a ser la persona que somos, con ellas aprendemos y nos desarrollamos.

26. Esta semana he estado leyendo mucho y haciendo poco trabajo. Esa es la manera en que deben ser las cosas. Eso es sin duda el camino hacia el éxito.

La lectura es una práctica muy beneficiosa que todos deberíamos realizar y que a principios del siglo XX sólo unos pocos se beneficiaban de ella.

27. Ganarse la felicidad significa hacer el bien y trabajar, no especular y ser perezoso.

El trabajo puede traernos muchas alegrías a nuestra vida, en forma de bienes o en forma de satisfacción personal.

28. Hay algo que ocurre cada día, pero estoy demasiado cansada y perezosa para escribirlas.

Como su diario personal, Ana Frank escribió en él gran parte de sus pensamientos.

29. He encontrado que siempre hay una belleza que queda en la naturaleza: sol, libertad, en ti mismo.

En las situaciones más difíciles es cuando vemos el auténtico valor de las cosas más sencillas.

30. He llegado al punto en el que casi no me importa si vivo o muero. El mundo seguirá girando sin mí, no puedo hacer nada para cambiar los acontecimientos de todos modos.

En esta cita vemos como la resignación se apoderó en algún momento de esta pobre e inocente niña.

31. La formación final del carácter de una persona reside en sus propias manos.

Efectivamente nuestro carácter y personalidad dependen exclusivamente de nosotros mismos.

32. La gente puede fácilmente ser tentada por dejadez… y por el dinero.

El dinero es un recurso que ha causado grandes estragos en la humanidad y en la segunda guerra mundial se realizaron barbaridades por él.

33. La gente siempre seguirá un buen ejemplo; sé el que pone un buen ejemplo, no pasará mucho tiempo antes de que otros lo sigan.

Con nuestro ejemplo podemos guiar a los demás hacia ser mejores personas, debemos predicar con el mismo.

34. La música me mueve hasta lo más profundo de mi alma.

La música puede animar nuestros corazones y hacernos sentir mejor en cualquier situación.

35. La pereza puede parecer atractiva, pero el trabajo da satisfacción.

Mantenernos activos nos ayudará a poder organizar nuestros pensamientos.

36. La riqueza, la fama, todo se puede perder, pero la dicha en el corazón a lo sumo puede velarse, y siempre, mientras vivas, volverá a hacerte feliz. Inténtalo tú también, alguna vez que te sientas solo y desdichado o triste y estés en la buhardilla cuando haga un tiempo tan hermoso. No mires las casas y los tejados, sino al cielo.

Debemos conservar siempre la esperanza y desear lograr nuestros objetivos, de esta forma algún día los lograremos alcanzar.

37. La única manera de conocer verdaderamente una persona es discutir con ellos. Porque cuando discuten en su punto más álgido, revelan su verdadero carácter.

Cuando nos enervamos es cuando a veces decimos lo que realmente pensamos.

38. Las desgracias nunca vienen solas.

Cuando estamos inmersos en situaciones difíciles, las desgracias efectivamente nunca vienen solas.

39. Las mujeres son soldados mucho más valientes y heroicos, que combaten y padecen dolores para preservar a la humanidad, mucho más que tantos libertadores con todas sus bonitas historias…

La relevancia de la mujer durante la segunda guerra mundial fue enorme sin ninguna duda, lucharon, trabajaron y combatieron junto a los hombres en infinidad de batallas.

40. Las personas que tienen una religión deben estar contentos, porque no todos tienen el don de creer en las cosas del cielo.

La religión puede ayudarnos a enfrentarnos a situaciones verdaderamente complicadas.

41. Llegará el día en que termine esta horrible guerra y volveremos a ser personas como los demás, y no solamente judíos.

El pueblo judío sufrió como todos sabemos una grave persecución que acabó con un increíble éxodo en pleno siglo XX.

42. Los débiles morirán y los fuertes sobrevivirán y vivirán para siempre.

Este lema ha sido muy utilizado a lo largo de buena parte de la historia, Ana Frank también tuvo la oportunidad de hacerlo suyo.

43. Los muertos reciben más flores que los vivos, ya que el pesar es más fuerte que la gratitud.

Siempre recordaremos a aquellas personas que perecieron en esta fatídica guerra.

44. Los que tienen coraje y fe no deberían perecer nunca en la desgracia.

Mostrar coraje y fe nos ayudará en buena parte de los momentos difíciles de la vida.

45. Los recuerdos significan más para mí que los vestidos.

Siempre debemos recordar de dónde venimos y quiénes son las personas que nos importan.

46. Me puse a hojear en mi diario y me topé varias veces con cartas que tratan el tema de la madre con tanta vehemencia, que me asusté y me pregunté: Ana, ¿eres tú la que hablabas de odio? Oh, Ana, ¿cómo has podido escribir una cosa así? Me quedé con el diario abierto en la mano, y me puse a pensar en cómo había podido ser que estuviera tan furiosa y tan verdaderamente llena de odio, que tenía que confiártelo todo. He intentado comprender a la Ana de hace un año y de perdonarla, porque no tendré la conciencia tranquila mientras deje que sigas cargando con estas acusaciones, y sin que te haya explicado cómo fue que me puse así.

Las experiencias nos permiten madurar y evolucionar como personas, de ellas aprendemos quiénes seremos en un futuro.

47. Mientras estás en el negocio de comida, ¿por qué no hacer dulces?

Realizar aquellas tareas que nos producen mayor satisfacción personal, puede ayudarnos a entender nuestros sentimientos.

48. Mientras puedas mirar al cielo sin temor, sabrás que eres puro por dentro y que, pase lo que pase, volverás a ser feliz.

Poseer una conciencia tranquila es más valioso que tener todo el oro del mundo.

49. Nadie debe saber que mi corazón y mi mente están constantemente en guerra uno con otro.

En muchas ocasiones de nuestra existencia nuestro corazón y nuestra mente se debaten sobre quién tiene razón ¿quizás nuestra forma de pensar? ¿o son nuestros sentimientos?

50. Nadie se salva. Los enfermos, los ancianos, los niños, los bebés y las mujeres embarazadas marcharon hacia la muerte.

Durante el Holocausto millones de judíos fueron exterminados dentro y fuera de los campos de concentración, un crimen horrible que debe permanecer siempre en nuestra memoria para que algo así jamás vuelva a suceder.

51. No creo que construir castillos de arena en el aire es una cosa tan terrible de hacer, siempre y cuando no te toman demasiado en serio.

Dar rienda suelta a nuestra imaginación puede ser algo que nos permita ser un poco más felices en nuestra vida.

52. No pienso en la miseria sino en la belleza que aún permanece.

Incluso en los escenarios más míseros siempre existe algo de belleza, la naturaleza siempre sigue su curso.

53. No puedo dejar que vean mis dudas, o las heridas que éstas han infligido sobre mí.

Ana Frank nunca se dejó doblegar anímicamente por sus captores, ella no les iba a dar esa satisfacción.

54. No quiero haber vivido en vano como la mayoría de la gente. Quiero ser útil o llevar alegría a la gente, incluso a las que nunca conocí. Quiero seguir viviendo incluso tras mi muerte.

Con su diario personal consiguió lo que deseaba en esta cita, permanecer en los corazones de millones de lectores y sobrevivir al olvido.

55. No soy rica en dinero ni en bienes terrenales; no soy hermosa, ni inteligente, ni lista; ¡pero soy feliz y lo seguiré siendo! Soy feliz por naturaleza, quiero a las personas, no soy desconfiada y quiero verlas felices conmigo.

Una gran cita que nos anima a intentar ser felices en cualquier situación, sin duda todo un ejemplo a seguir que deberíamos intentar emular.

56. Nuestras vidas se forman gracias a nuestras elecciones. Primero hacemos nuestras elecciones. Entonces nuestras decisiones nos hacen a nosotros.

Efectivamente nuestras elecciones en la vida y nuestras decisiones nos llevarán hacia el destino al que estamos destinados.

57. Para amar a alguien, tengo que admirarlos y respetarlos.

El amor no puede existir sin admiración y respeto, son cualidades necesarias para que esté viva en nosotros.

58. Piensa en toda la belleza que aún hay a tu alrededor y serás feliz.

Contemplar las pequeñas cosas que nos rodean nos puede ayudar a vivir la vida de una forma mucho más plena.

59. Podrán callarnos, pero no pueden impedir que tengamos nuestras propias opiniones.

Nuestra opinión personal siempre nos acompañará, indistintamente de lo que piensen los demás.

60. Qué maravilloso es que nadie tenga que esperar un momento antes de empezar a mejorar el mundo.

Siempre es un buen momento para empezar a mejorar el mundo, los pequeños actos los podemos llevar a cabo cualquiera.

61. Quienes no escriben no saben lo bonito que es escribir. Antes siempre me lamentaba por no saber dibujar.

Escribir es una afición que todos podemos practicar y que puede enriquecer nuestra vida de muchas formas diferentes.

62. Quiero escribir, pero más que eso, quiero llevar a cabo todo tipo de cosas que yacen enterradas profundamente en mi corazón.

Todos queremos realizar en nuestra vida todas aquellas cosas que alguna vez hemos soñado, hacer realidad nuestras fantasías.

63. Quiero que algo de mí perdure después de la muerte.

Ana Frank deseaba que conserváramos un recuerdo sobre ella, con su diario consiguió incluso mucho más.

64. Realizar una cosa fácil no demanda ningún esfuerzo. Hay que practicar el bien y trabajar para merecer la dicha, y no se llega a ella a través de la especulación y la pereza. La pereza seduce, el trabajo satisface.

Aquellas cosas que más nos enaltecerán son las más complicadas de conseguir.

65. Si la gente quisiera, tendrían en sus manos el hacer un mundo más grande, más hermoso y mejor, pero se ocupan de cosas superficiales, sin pensar en la belleza real.

No debemos ser materialistas ni preocuparnos por las cosas que realmente no valen la pena, tenemos una sola vida y la debemos aprovechar al máximo.

66. Siento las cosas de modo distinto a cuando las digo.

Al hablar muchas veces decimos las cosas sin pensar, en cambio al escribir tenemos un tiempo mayor para decidir cómo expresarnos correctamente.

67. Simplemente no puedo construir mis esperanzas en una base de confusión, desgracia y muerte. Pienso que la paz y tranquilidad volverán de nuevo.

Ser positivos en los momentos más difíciles, nos permitirá seguir adelante en un posible futuro.

68. Soy mi mejor y más duro crítico. Sé lo que es bueno y lo que no.

Nosotros mismos somos nuestro rival más acérrimo, nuestro mejor critico y nuestro mayor retractor.

69. Tengo ganas de escribir y aún más de sondear mi corazón sobre toda clase de cosas.

Escribir nos permite ser libres, podernos expresar y ser nosotros mismos. Incluso en la mejor cárcel del mundo somos libres de poder expresarnos.

70. Todos vivimos con el objetivo de ser felices; nuestras vidas son diferentes y aún las mismas.

Debemos luchar por alcanzar la felicidad, de ello depende en buena parte nuestra existencia.

71. Una conciencia tranquila hace la fuerza.

Una frase con mucha fuerza que guarda una gran verdad, nunca lleves a cabo o hagas algo con lo que realmente no te sientas identificado.

72. Una persona puede sentirse sola, incluso siendo amada por muchas personas.

Como muy bien nos dice esta cita, podemos llegar a sentirnos solos en circunstancias muy variadas.

73. Vivo en un tiempo loco.

Sin duda a esta pobre niña le tocó vivir momentos muy difíciles.

74. Y, por último, me dio un giro el corazón otra vez, de modo que ahora el mal está en el exterior y el bien en el interior, y sigo tratando de encontrar una manera de llegar a ser lo que me gustaría ser, y podría ser…

La persecución a la que fue sometida duró varios años y pasó por momentos de gran tensión.

75. Yo sé lo que quiero, tengo un objetivo, una opinión, tengo una religión y amor. Déjame ser yo misma. Sé que soy una mujer, una mujer con fuerza interior y un montón de coraje.

Durante todo el tiempo que estuvo escribiendo su diario podemos ver en ella su gran fuerza de voluntad.

76. Y sin embargo todo sigue siendo tan difícil, ya sabes a lo que me refiero, ¿verdad? Deseo fervorosamente que me dé un beso, ese beso que está tardando tanto. ¿Seguirá considerándome solo una amiga? ¿Acaso no soy ya algo más que eso? Tú sabes y yo sé que soy fuerte, que la mayoría de las cargas las soporto yo sola.

En el diario de Ana Frank también hay cabida para el amor, pues el amor surge en todas las situaciones de la vida.

77. Una y otra vez me pregunto si no habría sido mejor para todos que en lugar de escondernos ya estuviéramos muertos y no tuviéramos que pasar por esta pesadilla, y sobre todo que no comprometiéramos a los demás. Pero también esa idea nos estremece, todavía amamos la vida, aún no hemos olvidado la voz de la naturaleza, aún tenemos esperanzas, esperanzas de que todo salga bien. Y ahora, que pase algo pronto, aunque sean tiros, eso ya no nos podrá destrozar más que esta intranquilidad, que venga ya el final, aunque sea duro, así al menos sabremos si al final hemos de triunfar o si sucumbiremos.

La desesperación se apodera de ella en ciertas circunstancias ¿pero quién no lo haría si se viera envuelto en algo así?

78. Una persona de cincuenta y cuatro años que todavía es tan pedante y de mente pequeña debe serlo por naturaleza y nunca mejorará.

Efectivamente existen personas que con el pasar de los años no logran alcanzar la sabiduría.

79. Un día vacío, aunque claro y brillante, es tan oscuro como una noche cualquiera.

Cómo aprovechamos nuestra vida y nuestros días depende solo de nosotros.

80. Te amo con un amor tan grande que simplemente no podía seguir creciendo en mi interior, pero tuvo que saltar y revelarse en toda su magnitud.

El amor es una fuerza incontrolable que muchas veces hace con nosotros lo que quiere.

81. Sólo hay una regla que hay que recordar: ¡se ríen de todo y luego todos olvidan! Puede sonar egoísta, pero en realidad es la única cura para los que sufren de autocompasión.

Cómo nos enfrentamos a los momentos difíciles depende de nosotros, unos lo hacen de una manera y otros de otra.

82. Simpatía, amor, fortuna, todos tenemos estas cualidades, pero tendemos a no usarlas.

Muchas de las cualidades que poseemos realmente no las explotamos al máximo.

83. Siempre y cuando esto exista, este sol y este cielo sin nubes, y siempre que pueda disfrutar de ellos, ¿cómo puedo estar triste?

La naturaleza es maravillosa, debemos saber disfrutar de ella.

84. Sé muy bien que en ese caso el círculo de personas en torno a mí se reduciría bastante, pero ¿qué importaría que no me quedaran sino unas pocas personas? Pocas, pero sinceras.

Aquellas personas que más queremos son las que más debemos proteger.

85. Quiero ver el mundo y hacer todo tipo de cosas emocionantes, y un poco de dinero no dolerá.

Todos deseamos hacer grandes cosas durante nuestra vida, pero no debemos enriquecernos nunca con el mal ajeno.