¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 7 principales causas de las relaciones tóxicas

Estos son los principales desencadenantes de relaciones tóxicas en la pareja, con los amigos, etc.

PSiCOBAi

PSiCOBAi

Causas de las relaciones tóxicas

Las relaciones tóxicas lo pueden llegar a ser de muchas maneras; de hecho, los comportamientos que pueden arruinar una amistad o una relación amorosa son prácticamente infinitos en cuanto a su variedad.

Sin embargo, a la práctica, es posible agrupar y clasificar las causas de las relaciones tóxicas. En este artículo veremos cuáles son las más importantes y de qué manera deterioran los vínculos emocionales entre los individuos.

Las causas más frecuentes tras las relaciones tóxicas

Estos son los principales desencadenantes de relaciones tóxicas en el ámbito de la familia, de los amigos, de la pareja… Como veremos, no se trata de elementos psicológicos totalmente independientes y con separaciones claras entre ellos, sino que en muchos casos se solapan.

1. Acumulación de reproches y discusiones

El hecho de haber pasado por varias situaciones de discusiones y malentendidos que han llevado a adoptar una actitud a la defensiva es ya en sí una de las causas de las relaciones tóxicas.

Es decir, que la “toxicidad” en una relación se perpetúa a sí misma, al generar un efecto de bola de nieve por el cual ninguna de las dos personas (o más) involucradas en esas riñas quiere exponer sus vulnerabilidades y tiende a interpretar lo que hace el otro como un indicio de que va a volver a la carga con nuevas acusaciones, reproches, etc.

Por supuesto, esto tiene solución, pero es complicado romper esta dinámica si no se hace algo para romper con esa inercia.

2. Rasgos psicopáticos de personalidad

La psicopatía puede ser resumida como la tendencia a no dar importancia a los intereses y deseos, y a no empatizar. Es uno de los aspectos de la personalidad, de manera que se plasma en todas las áreas de la vida del individuo, y se mantiene más o menos estable con el paso del tiempo, aunque en determinadas circunstancias puede aumentar (por ejemplo, en un contexto de guerra) o debilitarse (por ejemplo, yendo a terapia).

Aquí es necesario recordar que la psicopatía no es un fenómeno psicológico que esté presente únicamente en un pequeñísimo porcentaje de la población, en personas incapaces de empatizar con el resto y que tienden a ver a los demás como meras herramientas para conseguir sus propios fines.

Aunque en la mayoría de los casos se hable sobre todo de “psicópatas” y de individuos con tendencias antisociales tan marcadas que sus historias resultan chocantes (asesinos en serie, estafadores, etc.), la psicopatía es en realidad un espectro de comportamientos, una cuestión de grados. Así, se puede decir que incluso las personas más amables tienen ciertos rasgos de carácter psicopático, aunque sean muy sutiles y prácticamente no generen problemas en su manera de relacionarse con el resto de la sociedad.

En definitiva, cuanto más marcada sea la tendencia a la psicopatía de un individuo, más proclive será a transformar sus relaciones personales en relaciones tóxicas.

Psicopatía

3. Celos

Esta es una de las causas de las relaciones tóxicas que más influyen en las dinámicas de vida en pareja, tanto en noviazgos como en matrimonios.

Los celos están asociados a una necesidad de control sobre la otra persona que, en caso de no poder ser satisfecha, genera frustración e incluso hace que algunos individuos traten de manipular emocionalmente a su pareja para que se sienta culpable por ejercer su libertad.

En los casos más extremos, los celos van de la mano de los rasgos de personalidad psicopáticos, ya que se ve a la otra persona como una herramienta que debe plegarse a los deseos de uno en todo momento.

4. Envidia

La envidia puede tener serias implicaciones tanto en la amistad como en las relaciones amorosas de pareja. El hecho de ver como un ataque la propia dignidad que al otro le vayan bien las cosas no solo genera malestar y frustración; además, puede hacer que de manera inconsciente, quien siente envidia trate de minusvalorar lo que hace la otra persona o incluso la anime a tirar la toalla mediante burlas, reproches, etc.

5. Miedo a romper oficialmente

El miedo a romper está presente en muchas relaciones de pareja, pero también en ciertas amistades. La idea de renunciar a tratar con personas que han significado mucho para nosotros es dolorosa, y por eso, es un paso que muchos prefieren evitar, dado que les generaría más malestar inmediato que la opción de seguir dando oportunidades en ese momento concreto.

En esta causa de las relaciones tóxicas puede jugar también un papel importante la presión social. Por ejemplo, esta puede llevar a algunas personas a no atreverse a romper con su pareja porque eso pondría tristes a sus padres, o porque todo el mundo cree que su relación es feliz y la persona cree que terminarla les haría creer que se ha estado fingiendo todo este tiempo, etc.

6. Intentos de adaptarse a las expectativas y roles de género

Esta causa de las relaciones tóxicas está relacionada con la anterior, y tiene que ver con los roles impuestos por la sociedad.

A veces, estos invitan a las personas a sentirse mal si no encajan en determinados estereotipos en sus relaciones. Por ejemplo: el hombre no puede necesitar más apoyo emocional que la mujer, la mujer debe adoptar una actitud conformista en cuanto a sus expectativas laborales y priorizar la familia...

7. Necesidad de estar a solas

Ciertos problemas de la vida solo pueden ser afrontados a solas, o al menos, requieren que la persona disponga de momentos a solas para organizar sus ideas y gestionar sus emociones.

La incapacidad de poder disponer de estos momentos puede hacer que sus relaciones se deterioren, ya que estos individuos se sienten desbordados y se vuelven irritables.

¿Quieres contar con asistencia psicológica?

Si te interesa iniciar un proceso de psicoterapia individualizada o de terapia de pareja o familiar, ponte en contacto con nosotros.

PSiCOBAi Majadahonda

PSiCOBAi Majadahonda

Centro de Psicología

Profesional verificado

Majadahonda

Terapia online

En PSiCOBAi atendemos a personas de todas las edades, ofreciendo sesiones presenciales en nuestro centro de Majadahonda y también online por videollamada.

  • American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Quinta edición. DSM-V. Masson, Barcelona.
  • de Celis, E. (2011). «Prevención de la violencia de género». En Pérez, Jesús; Escobar, Ana. Perspectivas de la violencia de género. Madrid: Grupo 5 Editorial.
  • Hare, R.D. (2011). Without conscience: The disturbing world of the psychopaths among us. New York: Guilford Press.
  • Harvey, J.H., Ormarzu, J. (1997). Minding the close relationship. Personality and Social Psychology Review. 1: pp. 223 - 239.
  • Lykken, D. (1994) Las personalidades antisociales. Barcelona: Herder.
  • Mathes, E. (1991). A Cognitive Theory of Jealousy. The Psychology of Jealousy and Envy. New York: Guilford Press.
  • Santos, J.L. ; García, L.I. ; Calderón, M.A. ; Sanz, L.J.; de los Ríos, P.; Izquierdo, S.; Román, P.; Hernangómez, L.; Navas, E.; Ladrón, A y Álvarez-Cienfuegos, L. (2012). Psicología Clínica. Manual CEDE de Preparación PIR, 02. CEDE. Madrid.
PSiCOBAi

PSiCOBAi

Centro de Psicología

Majadahonda

Terapia online

PSiCOBAi es un centro de psicología ubicado en Majadahonda (Calle Argentina 5) Somos un equipo de profesionales que tenemos como prioridad la calidad del servicio ajustado y personalizado para cada uno con sus diferentes prioridades y contextos. Trabajamos con diferentes terapias: infantil, adolescente, adulto, pareja y tercera edad. Nos acercamos a la persona pensándola como una totalidad mente cuerpo y emoción, a partir de lo cual se diseña una terapia específica e individual pero que abarque e intervenga en estos tres planos tomando a la persona como un todo por eso utilizamos un encuadre basado tanto en la intervención, como también en la prevención.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados