Gabrielle Chanel, más conocida por su seudónimo Coco Chanel, fue una diseñadora de alta costura francesa nacida durante el año 1883 en la localidad de Saumur, Francia.

Esta particular diseñadora está considerada como una de las personas más influyentes del siglo XX, pues su particular filosofía de vida y arraigados valores, demostraron de lo que era capaz una mujer ambiciosa que no se ponía límites a sí misma.

Coco Chanel fue una mujer totalmente adelantada a su época, fundó la marca de ropa homónima y cambió para siempre estereotipos del pasado que limitaban las formas de vestir de las personas.

Las mejores citas célebres de Coco Chanel

¿Te gustaría conocer las mejores frases de esta leyenda de la moda?

A continuación te mostramos las 75 mejores frases de Coco Chanel, un referente de personalidad y buen gusto que todos deberíamos emular.

1. Mi vida no me agradaba, por lo que creé mi vida.

Todos tenemos la capacidad de crear la vida con la que siempre soñamos.

2. El acto más valiente es pensar por una misma. En voz alta.

Decir lo que pensamos nos convertirá en personas honestas.

3. Si naciste sin alas, no hagas nada para evitar que crezcan.

No debemos ponernos límites a nosotros mismos, somos capaces de mucho más de lo que pensamos.

4. Los tiempos difíciles despiertan un deseo instintivo de autenticidad.

Es durante los tiempos difíciles que las grandes personas logran resaltar. Debemos ser perseverantes y luchar por lo que deseamos.

5. Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida; aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Solo el orgullo me salvó.

No debemos nunca menospreciarnos a nosotros mismos, todos somos perfectos a nuestra manera.

6. Si estás triste, ponte más pintalabios y ataca.

Una actitud positiva nos permitirá ser más felices dentro de la sociedad. El positivismo llama a la felicidad.

7. Mantén la cabeza, los tacones y los principios altos.

Como podemos ver, Coco Chanel animaba a todas la mujeres a sentirse orgullosas de sí mismas.

8. Puedes ser preciosa a los treinta, encantadora a los cuarenta e irresistible durante el resto de tu vida.

Una mujer es capaz de todo, no debe sentirse influenciada por los estereotipos que la sociedad desea imponerle.

9. La elegancia no consiste en ponerse un vestido nuevo.

La elegancia es una actitud, no solo la ropa que llevamos.

10. La belleza comienza en el instante en que decides ser tú misma.

Para ser más bellos, deberemos ser fieles a nuestra propia forma de ser. Con este truco lograremos ser más únicos y originales.

11. La naturaleza te da la cara que tienes a los veinte años. Depende de ti merecer la cara que tienes a los cincuenta.

Debemos cuidarnos para llegar a la vejez en la mejor forma posible, descansar, alimentarnos bien y hacer ejercicio diario.

12. Sé elegante. Sé cualquier cosa, pero no seas cutre.

Es mejor ser originales que no ser cutres y vulgares. La actitud es muy importante.

13. Una mujer sin perfume es una mujer sin futuro.

El perfume complementa a la perfección cualquier atuendo que llevamos. Sin duda el uso de este es esencial para poder dar una buena imagen.

14. Yo impuse el negro. Todavía es un color fuerte hoy en día. El negro arrasa con todo lo que hay a su alrededor.

El negro suele ser el color que más favorece a todo el mundo, úsalo siempre que lo necesites.

15. Una moda que no llega a las calles no es moda.

La moda real es aquella que es visible en las calles, la calle dicta en gran medida las modas que funcionan y aquellas que no lo hacen.

16. Las mujeres piensan en todos los colores excepto la ausencia de los mismos. El negro lo tiene todo. Y también el blanco. Su belleza es absoluta. Representan la perfecta armonía.

El negro y el blanco pueden permitirnos vestir de una forma muy elegante, sin duda son colores que suelen favorecer a todo el mundo.

17. Busca a la mujer del vestido. Sin mujer, no hay vestido.

Para que un vestido destaque de verdad, la mujer que hay debajo de él también debe destacar.

18. Una mujer debe usar perfume donde desea ser besada.

Dónde ponerse el perfume es un aspecto fundamental de su uso, Chanel nos lo explica en esta cita.

19. La belleza debería comenzar en el alma y el corazón, de otra manera, los cosméticos son inútiles.

La auténtica belleza reside en nuestra personalidad y sentimientos.

20. Un vestido bonito puede quedar bien en una percha, pero eso no significa nada. Necesita ser visto sobre los hombros, con el movimiento de los brazos, las piernas y la cintura.

Para que un vestido pueda ser visto en su máxima expresión, este debe ser visto en un cuerpo antropomorfo. El uso de maniquíes es esencial en el mundo de la moda.

21. La simplicidad es la clave de la verdadera elegancia.

Mantener un atuendo sencillo y simple, nos dará la oportunidad de vestir de forma muy elegante.

22. Una mujer con buenos zapatos no puede ser fea.

Los zapatos son un accesorio que puede mejorar nuestra apariencia o empeorarla, debemos saber elegirlos muy sabiamente.

23. La moda tiene dos propósitos: la comodidad y el amor. La belleza viene si la moda alcanza ambos.

En esta cita, Chanel nos muestra dos grandes claves sobre el mundo de la moda, esta debe ser cómoda y atractiva.

24. Viste de forma vulgar y recordarán el vestido. Viste de forma elegante y recordarán a la mujer.

Cómo vestimos causará un gran impacto en la sociedad de nuestro entorno, tanto para bien como para mal.

25. La moda reivindica el derecho individual de valorar lo efímero.

La belleza es totalmente efímera y la moda aprovecha este particular hecho además de resaltarlo.

26. No sé por qué las mujeres se interesan por tener aquello que tienen los hombres, cuando una de las cosas que las mujeres tienen es a los hombres.

Las mujeres poseen una gran importancia dentro de la psique masculina, ellas siempre serán fundamentales en las vidas de ellos.

27. Ha habido muchas duquesas de Westminster. Chanel hay una sola.

Reivindicar nuestra originalidad nos permitirá resaltar allí dónde nos encontremos.

28. Hay tiempo para trabajar, y hay tiempo para amar. A partir de ahí, no hay tiempo para nada más.

El trabajo y el amor eran los dos grandes aspectos que guiaban la vida de esta fantástica diseñadora.

29. La pasión pasa. El aburrimiento permanece.

La vida puede ser realmente muy aburrida si nosotros no hacemos nada por cambiarlo.

30. La juventud es algo muy nuevo: hace veinte años nadie la mencionaba.

Cuando perdemos la juventud es cuando más la añoramos, los mejores momentos de nuestra vida los viviremos durante ella.

31. La culpa es tal vez el compañero más doloroso que acompaña a la muerte.

No debemos culparnos a nosotros mismos, debemos vivir la vida al máximo y aprovechar cada segundo de ella.

32. Los grandes amores también deben ser soportados.

Los grandes amores entran como una ventisca en nuestra vida y salen de ella dejándolo todo desordenado. Como dice Chanel estos deben también ser soportados.

33. Las mujeres siempre han sido las fuertes. Los hombres las buscan como una almohada sobre la que apoyar su cabeza. Siempre anhelan a la madre que los tenían como niños.

Desde la figura de nuestra madre, las mujeres siempre serán fundamentales en la vida de todos los hombres.

34. Una mujer no tiene que ser bella, tiene que creérselo.

La actitud es esencial, para ser bellos o bellas lo principal es que nosotros mismos lo creamos.

35. Si quieres ser original, entonces espera a ser copiada.

Aquella persona que destaca por su originalidad, siempre será irremediablemente emulada por el resto.

36. Las mejores cosas de la vida son gratis. Las segundas mejores son muy, muy caras.

Una gran cita que nos dice una gran verdad, las mejores cosas de la vida suelen ser gratuitas.

37. El lujo es una necesidad que empieza cuando acaba la necesidad.

Para poder permitirnos algún lujo no debemos tener necesidades, pero cuando no las tenemos, estos se convierten en una necesidad.

38. Sólo aquellos que no tienen memoria insisten en su originalidad.

Nuestros actos dicen quiénes somos realmente, las palabras rara vez suelen concordar con ellos.

39. Algunas personas piensan que el lujo es lo opuesto de la pobreza. No lo es. Es lo contrario de la vulgaridad.

El lujo puede permitirnos expresarnos de una manera mucho más fuerte y atractiva, poder transmitir una versión propia mucho más poderosa.

40. No soy joven pero me siento joven. El día en que me sienta vieja, iré a la cama y allí me quedaré. Siento que la vida es algo maravilloso.

Somos tan viejos o viejas como nosotros mismos nos sintamos, la edad es solo un número y cada persona le da la importancia que él o ella desea.

41. No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase.

Aquello que nos hará resaltar dentro de la sociedad no podemos comprarlo con dinero. Podemos mejorar nuestra apariencia, pero no comprar nuestra actitud y valores.

42. El buen gusto hace bien a ciertos valores espirituales auténticos: como el propio gusto.

Cuando demostramos tener un buen gusto, dejamos entrever a los demás que somos personas mucho más inteligentes de lo que a lo mejor pensaban.

43. A menudo, quienes alcanzan el éxito son los que ignoran que es posible fracasar.

Para poder alcanzar el éxito profesional deberemos ser decididos y perseverantes.

44. Hay gente que tiene dinero y gente que es rica.

El ser rico es una actitud, una forma de ser que no es simplemente tener dinero.

45. Una mujer puede darlo todo con una sonrisa y recuperarlo después con una lágrima.

Las emociones juegan un papel fundamental en la vida de cualquier persona, muchas veces son ellas las que dirigen nuestra vida.

46. Solo vives una vez. Haz que sea divertido.

Una vida divertida, sin duda, será mucho más feliz. Debemos aprender a divertirnos.

47. Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen; y la estupidez, para que nosotras amemos a los hombres.

Como bien nos dice esta diseñadora, no debemos dejarnos llevar por los cánones o estereotipos que la sociedad desea imponernos.

48. Nunca quise pesar sobre un hombre más que un pájaro.

No debemos ser lastres para los demás, somos capaces de valernos por nosotros mismos. La vida que llevemos depende solo de nosotros.

49. No hay nada peor que la soledad. Puede ayudar a un hombre a realizarse, pero a una mujer la destruye.

La soledad puede afectarnos de maneras muy dispares, pero lo que es seguro es que nadie la desea para sí mismo.

50. Los hombres siempre se acuerdan de una mujer que les causó preocupación y malestar.

Aquellas personas que más daño nos hicieron suelen marcarnos para siempre. Las situaciones difíciles por las que pasamos siempre las recordaremos.

51. Si sabes que los hombres son como niños, ya lo sabes todo.

No debemos presuponer que las demás personas son más inteligentes de lo que son en realidad.

52. No me importa lo que pienses de mí. Yo no pienso en ti en absoluto.

Lo que los demás opinen de nosotros mismos no debe importarnos, ellos no dirigen nuestra vida ni tienen poder de decisión en ella.

53. Encontrar un hombre que te ame no te transforma en una cazadora de hombres. Si realmente lo cazaste, dejará de ser un hombre para transformarse en un zorro, y el día de mañana abrirá un agujero y se escapará.

Las relaciones personales pueden ser realmente tortuosas, pero debemos aprender a dejar ir a aquellas personas que realmente no son para nosotros.

54. La coquetería es el triunfo del espíritu sobre los sentidos.

Una mujer coqueta puede impactar profundamente en la mente de cualquier hombre.

55. Uno no puede estar siempre innovando. Quiero crear clásicos.

Los clásicos son en la moda fundamentales, con ellos lograremos ir siempre bien vestidos.

56. La elegancia tiene lugar cuando el interior es tan hermoso como el exterior.

Nuestros valores y sentimientos son más importantes, que cualquier prenda que podamos llevar puesta.

57. El lujo debe ser cómodo; de lo contrario, no es lujo.

Las prendas de vestir de lujo siempre deben ser cómodas, con ello se demuestra que la comodidad no está reñida con el buen gusto.

58. El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha.

El perfume causa un gran impacto en nuestro entorno, debemos saber elegirlo muy bien pues este nos representará cuando nos marchemos.

59. La moda pasa. Solo el estilo permanece.

Las modas pueden cambiar, pero las personas con un gran estilo siempre irán bien vestidas.

60. El mejor color del mundo es aquel que te favorezca.

Podemos usar todos los colores que queramos, siempre y cuando nos queden bien.

61. La moda no es algo que solo exista en los vestidos. La moda está en el cielo, en las calles. La moda tiene que ver con las ideas, con la forma en que vivimos, con lo que está sucediendo.

La moda siempre está presente en todas las esferas de la sociedad, esta transmite a los demás quiénes somos y de dónde procedemos.

62. Adornos, ¡Qué ciencia! Belleza, ¡Qué arma! Modestia, ¡Qué elegancia!

Para ser realmente elegantes debemos poseer la actitud correcta para ello. No se trata de vestir de forma elegante, se trata de que tú mismo seas elegante.

63. Vístete hoy como si fueras a conocer a tu peor enemigo.

Cómo vestimos puede aumentar nuestra seguridad en nosotros mismos, y permitirnos hacer cosas que de otra manera no hubiesen sido posibles.

64. La moda es arquitectura, una cuestión de proporciones.

La moda es una ciencia donde sus creadores son casi como arquitectos, estos deben diseñar con formas y figuras auténticas obras de arte.

65. No hay nada tan cómodo como una oruga y nada tan adorable como una mariposa. Necesitamos vestidos que arrastren y vestidos que vuelen. La moda es a la vez una oruga y una mariposa. Mariposa por la noche; oruga por la mañana.

La moda está presente a lo largo de todo el día y cada momento debe tener su propia moda en particular.

66. La elegancia no es un privilegio de los que han superado la adolescencia, sino de los que han tomado posesión de su futuro.

Para ser elegantes, la madurez es totalmente esencial. Debemos ser conscientes de quiénes somos y qué queremos.

67. La elegancia implica renuncia.

Para ser elegantes debemos renunciar a ciertas actitudes que normalmente en otros momentos podríamos usar.

68. La arrogancia está en todo lo que hago. Está en mis gestos, en la dureza de mi voz, en el brillo de mi mirada, en mi rostro vigoroso, atormentado.

Ser arrogantes puede transmitir una imagen más poderosa de nosotros mismos, la seguridad en uno mismo es algo muy importante.

69. No entiendo que una mujer pueda salir de casa sin arreglarse un poco… Aunque sólo sea por educación.

Para Chanel, vestirse de forma correcta es una cuestión de mera educación. No debemos ir desaliñados por la vida.

70. Una mujer tiene la edad que se merece.

Los castigos que ejercemos a nuestro propio cuerpo causarán estragos en él.

71. Una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida.

En aquella época, una mujer no podía cortarse el pelo libremente, pero gracias a mujeres como ella, esos estándares hace tiempo que quedaron en el pasado.

72. Una mujer debería ser dos cosas: elegante y fabulosa.

Al igual que hizo esta diseñadora ninguna mujer debería ponerse límites a sí misma.

73. No hay mujeres feas, sino mujeres vagas.

Toda mujer puede ser realmente atractiva si se lo propone.

74. La libertad siempre es elegante.

La libertad individual es esencial para que cualquier persona pueda florecer.

75. Se triunfa con lo que se aprende.

Con aquello que un día aprendimos, lograremos ser más exitosos en el futuro.