Denis Diderot fue un conocido filósofo y escritor francés, nacido en la campestre ciudad de Langres durante el año 1713.

Gracias a sus contribuciones personales, la Ilustración como corriente de pensamiento comenzó a calar con gran efectividad en la sociedad francesa de la época, culminando en la Enciclopedia. De no haber sido por Diderot, Francia nunca habría logrado evolucionar tan rápidamente como sociedad y quizás no sería la misma que hoy todos conocemos.

Frases de Denis Diderot

Muchos de nosotros hemos oído hablar mucho sobre él, aunque quizás desconocemos en gran medida cuáles eran sus ideas más interesantes.

A continuación podrás disfrutar de una selección de las 70 mejores frases de Denis Diderot, un filósofo excepcional que como ahora descubrirás poseía unas ideas personales realmente avanzadas para su época.

1. Aquellos que temen los hechos tratarán siempre de desacreditar a los buscadores de hechos.

Solo conociendo la verdad, lograremos poder hacernos una idea acertada sobre un determinado tema. Aunque ser demasiado curiosos en ciertas ocasiones puede acabar perjudicandonos de una forma bastante severa.

2. El hombre nunca será libre hasta que el último rey sea estrangulado con las entrañas del último sacerdote.

Como vemos, la monarquía y la Iglesia no comulgaban mínimamente con las ideas personales de este célebre filósofo. Una forma de pensar que muchísimas personas, como sabemos, secundan en la actualidad.

3. Todas las cosas deben ser examinadas, debatidas, investigadas sin excepción y sin tener en cuenta los sentimientos de nadie.

La verdad solo puede ser descubierta a través del análisis científico, una forma de investigación en la que los sentimientos nunca han tenido cabida.

4. Nos tragamos con avidez cualquier mentira que nos halaga, pero solo sorbimos poco a poco la verdad que encontramos amarga.

La verdad en ocasiones es demasiado dura como para ser aceptada. En esas situaciones, como se suele decir, deberemos aprender a hacer de tripas corazón.

5. Los más felices son las personas que dan más felicidad a los demás.

Ver felices a todos quienes nos rodean, indirectamente también nos producirá una gran felicidad en nosotros.

6. Solo las pasiones, las grandes pasiones, pueden elevar el alma a grandes cosas.

Todos deberíamos dedicar nuestras vidas a aquellas grandes pasiones que poseemos, pues ese es el auténtico camino hacia nuestra felicidad.

7. La religión cristiana nos enseña a imitar a un Dios que es cruel, insidioso, celoso e implacable en su ira.

El cristianismo, como vemos, era visto bajo su personal punto de vista como una religión malvada y codiciosa una idea que Diderot mantuvo a lo largo de toda su vida.

8. ¡Cuidado con el tipo que habla de poner las cosas en orden! Poner las cosas en orden siempre significa poner a otras personas bajo su control.

Dar el control absoluto de toda una sociedad a una determinada persona, puede ser algo que nos acabe perjudicando a la gran mayoría de nosotros. Como sociedad debemos saber elegir nuestros dirigentes con una gran cautela.

9. En general, los niños, como los hombres, y los hombres, como los niños, prefieren el entretenimiento a la educación.

El ser humano es un animal profundamente social, quizás sea por esto que siempre preferimos las actividades puramente ociosas a las laborales.

10. El escepticismo es el primer paso en el camino hacia la filosofía.

La filosofía suele buscar dar una respuesta a cosas que hasta ese momento no la tienen, así que el primer paso para empezar a filosofar siempre será encontrar la pregunta indicada para ello.

11. El filósofo nunca ha matado a ningún sacerdote, mientras que el sacerdote ha matado a muchos filósofos.

Durante la época de la inquisición, la Iglesia mató a una gran cantidad de personas, entre ellos también fueron asesinados numerosos filósofos.

12. Del fanatismo a la barbarie hay solo un paso.

El extremismo en cuestiones religiosas es algo realmente peligroso, pues a lo largo de la historia, como sabemos este tipo de creencias ha ocasionado numerosos derramamientos de sangre.

13. Debemos atropellar a todas estas puerilidades antiguas, derribar las barreras que la razón nunca erigió, devolver a las artes y las ciencias la libertad que es tan preciosos para ellos.

Para Diderot, la ciencia era el camino hacia el progreso de la humanidad, la única y auténtica religión que valía la pena ser adorada.

14. Los médicos siempre están trabajando para preservar nuestra salud y los cocineros para destruirla, pero estos últimos son los más exitosos.

Una dieta de excesos nos llevará indudablemente de una forma más rápida a la tumba, algo que Diderot ya sabía en pleno siglo XVIII.

15. Ningún hombre ha recibido de la naturaleza el derecho de comandar a sus semejantes.

Un dirigente siempre debe ser elegido por el pueblo, aquellos que han conseguido hacerse con el poder por la fuerza, tarde o temprano sin duda acabarán siendo ajusticiados.

16. Hay tres medios principales para adquirir conocimiento ... observación de la naturaleza, reflexión y experimentación. La observación recoge hechos; la reflexión los combina; La experimentación verifica el resultado de esa combinación.

Una cita que nos describe con exactitud el método científico, un método gracias al cual los seres humanos sometemos a un profundo análisis todo aquello que desconocemos.

17. Solo hay una virtud, la justicia; solo un deber, ser feliz; solo un corolario, no sobrevalorar la vida y no temer a la muerte.

Esta cita nos habla sobre la forma que Diderot tenía de vivir su vida, unas máximas que siempre le representaron hasta el mismo día de su muerte.

18. ¿Alguien realmente sabe a dónde van?

Uno nunca sabe dónde la vida le llevará, el futuro de todos nosotros es mucho más incierto de lo que comúnmente solemos pensar.

19. Soy completamente tuyo, eres todo para mí; nos sostendremos mutuamente en todos los males de la vida que el destino nos pueda infligir; Calmarás mis problemas; Te consolaré en la tuya.

Nuestra pareja puede ser la persona que un mayor apoyo nos brinde en nuestra vida, gracias a él o a ella logremos ser sin duda mucho más felices y completos.

20. No es el hombre que está fuera de sí, sino el que es sereno, que es dueño de su semblante, de su voz, de sus acciones, de sus gestos, de cada parte de su juego, quién puede trabajar sobre otros a su gusto.

Controlar nuestras emociones puede ayudarnos a mostrar una imagen mucho más poderosa de nosotros mismos en sociedad. Algo que ciertamente nos será muy favorable en nuestro día a día.

21. Dé, pero, si es posible, evite al pobre hombre la vergüenza de mendigar.

Tener que mendigar es algo muy duro para cualquier persona, pues cuando lo hacemos solemos sentir que nos hemos convertido en aquello más indeseable de nuestra sociedad.

22. Decir que el hombre es un compuesto de fuerza y ​​debilidad, luz y oscuridad, pequeñez y grandeza, no es acusarlo, es definirlo.

Como bien nos dice esta cita, las personas somos realmente ambiguas. Somos plenamente capaces de realizar las más grandes acciones y también de cometer los mayores males.

23. Es muy importante no confundir la cicuta con el perejil, pero creer o no creer en Dios no es importante en absoluto.

El ateísmo en el siglo XVIII comenzaba a no ser visto con tan malos ojos, algo que años atrás hubiese sido totalmente impensable.

24. Los locos más peligrosos son aquellos creados por la religión, y las personas cuyo objetivo es alterar la sociedad siempre saben cómo hacer un buen uso de ellos en ocasiones.

Este célebre filósofo sabía perfectamente lo que el extremismo religioso había hecho en el pasado, por ello la sociedad debía abandonar su fe exacerbada para poder evolucionar hacia un futuro más próspero.

25. Una nación que piensa que es la creencia en Dios y no la buena ley lo que hace que la gente sea honesta no me parece muy avanzada.

En la época de Diderot la religión comenzaba a quedarse obsoleta. La ilustración era una corriente de pensamiento en alza por aquellos tiempos, que sin duda cambió en gran medida las opiniones de las personas.

26. Solo hay una pasión, la pasión por la felicidad.

La búsqueda de la felicidad es algo que todos compartimos, son pocos desgraciadamente los que logran encontrarla.

27. Se dice que el deseo es un producto de la voluntad, pero lo contrario es cierto: la voluntad es un producto del deseo.

Cuando deseamos algo solemos ponernos en marcha rápidamente para intentar conseguirlo, así es como funciona a grandes rasgos la mente de las personas.

28. Pero si recuerdas la historia de nuestros problemas civiles, verás que la mitad de la nación se baña, por piedad, en la sangre de la otra mitad, y viola los sentimientos fundamentales de la humanidad para sostener la causa de Dios: como ¡aunque era necesario dejar de ser hombre para demostrar ser religioso!

En nombre de las religiones se han cometido los actos más deleznables de la historia de la humanidad, no debemos permitir que el fundamentalismo religioso se apodere de nuestras vidas.

29. Las personas más educadas son los amantes más absurdos.

La educación no nos convertirá inmediatamente en personas completas, la experiencia siempre será un grado que deberemos obtener con el paso de los años.

30. No hay soberano verdadero excepto la nación; no puede haber un verdadero legislador excepto el pueblo.

El pueblo siempre debe tener el control verdadero de la nación en la que vive, quizás sería interesante pensar en hacer referendums de una forma mucho más habitual.

31. Si no se otorgan privilegios exclusivos, y si el sistema financiero no tiende a concentrar la riqueza, habría pocas grandes fortunas y ninguna riqueza rápida. Cuando los medios para hacerse rico se dividen entre un mayor número de ciudadanos, la riqueza también se distribuirá de manera más uniforme; La pobreza extrema y la riqueza extrema también serían raras.

La economía sin duda debería permitir que todos pudiésemos enriquecernos a lo largo de nuestras vidas, algo que por desgracia parece no pasar con la asiduidad que debería.

32. En cualquier país donde el talento y la virtud no producen avance, el dinero será el dios nacional. Sus habitantes tendrán que poseer dinero o hacer que otros crean que sí. La riqueza será la mayor virtud, la pobreza el mayor vicio.

En el mundo capitalista actual una persona sin dinero parece no poseer ninguna cualidad remarcable, el dinero por desgracia se ha convertido en el principal objetivo de todos y cada uno de nosotros.

33. Nacer en la imbecilidad, en medio del dolor y la crisis; ser el juguete de la ignorancia, el error, la necesidad, la enfermedad, la maldad y las pasiones; volver paso a paso a la imbecilidad, desde el momento del ceceo hasta el del amor; vivir entre bribones y charlatanes de todo tipo; morir entre un hombre que te toma el pulso y otro que te molesta la cabeza; ¡Nunca sabrás de dónde vienes, por qué vienes y a dónde vas! Eso es lo que se llama el regalo más importante de nuestros padres y la naturaleza. Vida.

La vida es muy complicada para la gran mayoría de las personas, deberemos aprender a superarnos a nosotros mismos si queremos tener éxito en nuestro desarrollo personal.

34. Una cosa no se prueba solo porque nadie la ha cuestionado.

Solo mediante el análisis exhaustivo llegaremos a conocer la verdad sobre un determinado tema. No debemos dar nada por sentado antes de haberlo estudiado.

35. Corre el riesgo tanto de ser crédulo como de ser sospechoso.

Nuestra forma de expresarnos dice mucho de nosotros a los demás, poseer una actitud correcta en sociedad puede llevarnos muy lejos en nuestra vida.

36. No debemos acusar a la naturaleza humana, sino a las convenciones despreciables que la pervierten.

Los seres humanos tenemos la capacidad de hacer grandes obras y también de destruirlas, depende de nosotros en última instancia qué tipo de persona realmente queremos ser.

37. ¡Oh! ¡Qué cerca están el genio y la locura! Los hombres los encarcelan y los encadenan, o les levantan estatuas.

Todos los genios poseen también algo de locura, por lo que parece que ambas cualidades suelen alimentarse la una a la otra.

38. Puede estar seguro de que un pintor se revela en su trabajo tanto y más que un escritor en el suyo.

La escritura y la pintura son dos medios artísticos, por los cuales un determinado artista puede lograr comunicar todo aquello que siente. ¿Qué es el arte sino un medio de comunicación para nuestros sentimientos?

39. La moral en todos los países es el resultado de la legislación y el gobierno; no son africanos, asiáticos o europeos: son buenos o malos.

Solo con un buen gobierno una sociedad puede encaminarse hacia su mejor futuro, por eso mismo debemos saber elegir muy sabiamente a nuestros dirigentes.

40. El genio está presente en todas las épocas, pero los hombres que lo llevan dentro de ellos permanecen entumecidos a menos que ocurran eventos extraordinarios para calentar y derretir la masa para que fluya.

Los eventos más estresantes por los que puede pasar la humanidad sin duda agudizan el ingenio de las personas.

41. Un baile es un poema.

Al igual que las palabras parecen bailar en la poesía, el baile es un poema llevado al movimiento corporal del ser humano.

42. Ante todo muéveme, sorpréndeme, rasga mi corazón; hazme temblar, llorar, estremecerme; me indigna deleita mis ojos después si puedes.

La vida puede ser maravillosa, el mundo durante toda nuestra vida muy probablemente nunca dejará de sorprendernos.

43. Me gusta más que uno diga algo tonto sobre asuntos importantes que callar. Eso se convierte en tema de discusión y disputa, y se descubre la verdad.

Como vemos, a Diderot le encantaba debatir, los debates eran para él una posible puerta hacia la verdad de cualquier asunto.

44. ¡Qué edad tiene el mundo! Camino entre dos eternidades ... ¿Cuál es mi fugaz existencia en comparación con esa roca en descomposición, ese valle cavando su canal cada vez más profundo, ese bosque que se tambalea y esas grandes masas sobre mi cabeza a punto de caer? Veo el mármol de las tumbas desmoronándose en polvo; ¡Y sin embargo no quiero morir!

La vida es muy corta, por eso mismo no debemos desaprovechar ni tan siquiera un segundo de ella.

45. No tengo la esperanza de ser inmortal, porque el deseo no me ha dado esa vanidad.

Diderot estaba muy tranquilo en su debilidad, ser inmortal era algo que simplemente nunca le llamó la atención.

46. Se puede esperar que busque la verdad pero no la encuentre.

La verdad puede ser una propiedad muy esquiva, en algunos ámbitos quizás por mucho que la busquemos nunca lleguemos a conocerla en realidad.

47. El patriotismo es un motivo efímero que apenas dura más que la amenaza particular a la sociedad que lo despertó.

El patriotismo extremo puede llevarnos directamente al nacionalismo, una cierta ideología que puede ser muy perjudicial para el correcto desarrollo de cualquier nación.

48. Uno debe ser muy poco filósofo para no sentir que el mayor privilegio de nuestra razón consiste en no creer en nada por el impulso de un instinto ciego y mecánico, y que es deshonrar a la razón para ponerlo en lazos como los caldeos. El hombre nace para pensar por sí mismo.

Todos tenemos la capacidad de pensar por nosotros mismos, no debemos permitir que las ideas de terceras personas dirijan nuestras vidas.

49. Lo que no ha sido examinado imparcialmente no ha sido bien examinado. El escepticismo es, por lo tanto, el primer paso hacia la verdad.

No debemos sacar nunca nuestras propias conclusiones, antes de conocer un tema en profundidad.

50. El niño corre hacia él con los ojos cerrados, el adulto está parado, el viejo se acerca con la espalda vuelta.

Con el pasar de los años nuestra actitud frente a la vida cambiará notablemente, las experiencias que hoy vivimos nos convertirán en la persona que seremos el día de mañana.

51. El hombre nace para vivir en sociedad: sepáralo, aíslalo, y sus ideas se desintegran, su carácter cambia, mil afectos ridículos se alzan en su corazón; pensamientos extremos se apoderan de su mente, como las zarzas en un campo salvaje.

Los seres humanos en soledad solemos ser mucho más infelices, la interacción entre nosotros parece ser algo que simplemente necesitamos.

52. Me parece que la sangre de Jesucristo puede cubrir una multitud de pecados.

La iglesia ha tapado con la religión numerosos pecados que sus dirigentes cometieron, una forma de actuar que en la actualidad sin duda les ha pasado una cuantiosa factura.

53. Estoy más afectado por los atractivos de la virtud que por las deformidades del vicio; Me alejo suavemente de los malvados y vuelo para encontrarme con los buenos. Si hay en una obra literaria, en un personaje, en una imagen, en una estatua, un lugar hermoso, ahí es donde descansan mis ojos; Solo veo eso, solo recuerdo eso, todo lo demás está casi olvidado. ¡Lo que se convierte en mí cuando todo el trabajo es hermoso!

La lectura era una afición que siempre ocupó un lugar privilegiado en su vida, si no hubiese sido así, Diderot nunca se habría convertido en un escritor con tanto talento.

54. Estamos constantemente despotricando contra las pasiones; les atribuimos todas las aflicciones del hombre, y olvidamos que también son la fuente de todos sus placeres.

Si no fuese por su pasión, el ser humano nunca habría llegado tan lejos, las pasiones pueden ser un gran motor impulsor en nuestras vidas.

55. El más sabio entre nosotros es muy afortunado de no haber conocido a la mujer, ya sea hermosa o fea, inteligente o estúpida, que podría volverlo lo suficientemente loco como para estar en un asilo.

Si nuestra pareja nos ama de verdad jamás nos abandonará, por mucho tiempo que pase o muy viejos que seamos.

56. Se ha dicho que el amor roba a los que lo tienen su ingenio, y se lo da a los que no lo tienen.

El amor puede ser una emoción muy caprichosa, a veces puede hacernos cometer acciones que nunca haríamos de no ser por él.

57. La ignorancia está menos alejada de la verdad que el prejuicio.

Una que quizás muchos de nosotros siempre deberíamos tener muy presente, no debemos crearnos nunca falsos prejuicios sobre asuntos que realmente desconocemos.

58. Discuto conmigo mismo cuestiones de política, amor, gusto o filosofía. Dejo que mi mente divague sin sentido, le doy rienda suelta a cualquier idea, sabia o loca que pueda presentarse.

No debemos hablar nunca de un tema, sobre el que no tengamos previamente una opinión bien formada. Hablar sin saber siempre será un camino inequívoco hacia la equivocación.

59. Dos cualidades esenciales para el artista: moralidad y perspectiva.

La moralidad es una excelente cualidad que sin duda suele brillar por su ausencia dentro del mundo artístico, algo que este célebre escritor francés nunca logró entender.

60. Para mí, mis pensamientos son mis prostitutas.

Su mente era para él su espacio de juego personal. Sumergido en ella, Diderot acabaría pasando una buena parte de lo que finalmente sería su vida.

61. ¿Qué es un monstruo? Un ser cuya supervivencia es incompatible con el orden existente.

Con la llegada de la ciencia, las ideas sobre monstruos fueron rápidamente apartadas, pues la gente comenzó a creer solo en aquello que podían ver con sus propios ojos.

62. La distancia es una gran productora de admiración.

Cuando estamos lejos de nuestros seres queridos su recuerdo será mucho más brillante y perfecto para nosotros, el anhelo por volver a verlos puede convertirse en auténtica tortura para cualquier persona.

63. Me parece que si uno hubiera guardado silencio hasta ahora con respecto a la religión, la gente aún estaría sumergida en la superstición más grotesca y peligrosa ... Con respecto al gobierno, todavía estaríamos gimiendo bajo los lazos del gobierno feudal ... Con respecto a la moral, todavía tendríamos que aprender qué es la virtud y qué es el vicio. Prohibir todas estas discusiones, las únicas dignas de ocupar una buena mente, es perpetuar el reino de la ignorancia y la barbarie.

Diderot sabía muy bien que la sociedad francesa era plenamente capaz de cambiar sus ideas y organización, algo que como podemos ver, acabaría sucediendo con el paso de los años.

64. Intentar la destrucción de nuestras pasiones es el colmo de la locura. ¡Qué noble objetivo es el del fanático que se tortura a sí mismo como un loco para no desear nada, no amar nada, no sentir nada y quién, si lo lograra, terminaría siendo un monstruo completo!

Como seres humanos, todos tenemos deseos y sueños por cumplir, si no fuese así sencillamente no seríamos personas completas.

65. La superstición es más perjudicial para Dios que el ateísmo.

Muchas personas suelen acabar creyendo en ideas realmente disparatadas, los vende humos son unos individuos que saben muy bien cómo hacer dinero con la estupidez de las personas.

66. El fanatismo está a solo un paso de la barbarie.

Del extremismo religioso a la barbarie más absoluta existe ciertamente una muy delgada línea separatoria. No debemos convertirnos nunca en fanáticos de determinada idea.

67. Si hay cien mil almas condenadas por un alma salvada, el diablo siempre tiene la ventaja sin haber dejado morir a su hijo.

Como bien dice Diderot en esta cita, el diablo siempre parece tener una clara ventaja en su batalla divina contra Dios. Quién será el vencedor de dicha confrontación es algo que ninguno de nosotros realmente conocemos.

68. El hombre nació para vivir con sus semejantes. Separarlo, aislarlo, su carácter irá mal, mil afectos ridículos invadirán su corazón, los pensamientos extravagantes germinarán en su cerebro, como espinas en una tierra sin cultivar.

El ser humano no está diseñado para vivir permanentemente en soledad, numerosos estudios de todos los tiempos han dado fe de ello.

69. Solo las pasiones y las grandes pasiones pueden elevar el alma a grandes cosas. Sin ellos no hay sublimidad, ni en la moral ni en la creatividad. El arte vuelve a la infancia y la virtud se vuelve mezquina.

Solo dedicándonos a nuestras más grandes pasiones, lograremos convertirnos en grandes profesionales.

70. La mala compañía es tan instructiva como el libertinaje. Uno compensa la pérdida de la inocencia con la pérdida de los prejuicios.

Aprender de los errores de los demás puede ser algo muy beneficioso para cualquiera de nosotros. Tener un claro modelo de cómo no debemos hacer las cosas, puede ser algo que nos simplifique mucho la vida.