Frederic Chopin (1810 - 1849) fue un célebre compositor y pianista nacido en Polonia pero de origen francés, uno de los más estudiados como representante del Romanticismo musical.

La figura de Chopin consta, según muchos estudiosos de la música, como uno de los más refinados y virtuosos pianistas de todos los tiempos.

Artículos relacionados:

Frases célebres de Frederic Chopin

Con el objetivo de conocer mejor a este músico inigualable, hemos recopilado en el artículo de hoy las 20 mejores frases de Frederic Chopin.

1. No hay nada más odioso que la música sin significado oculto.

Una reflexión sobre la música banal, que Chopin tanto denostaba.

2. Si yo fuera más tonto de lo que soy, creo que habría alcanzado la cumbre de mi carrera.

La inteligencia no te deja nunca sentirte en la cresta de la ola.

3. Es inútil volver sobre lo que ha sido y no es ya.

Retomar relaciones o proyectos caducados nunca es una buena idea.

4. La felicidad es efímera; la certidumbre, engañosa. Sólo vacilar es duradero.

La duda es eterna y, por tanto, la única en que podemos confiar ciegamente.

5. Dejad que sea lo que debo ser, nada más que un compositor de piano, porque esto es lo único que sé hacer.

Una gran muestra de humildad en esta frase de Frederic Chopin.

6. Nosotros utilizamos los sonidos con el fin de hacer música, como usamos las palabras con el fin de crear el lenguaje.

Un paralelismo de gran belleza formal.

6. La vida es una inmensa disonancia.

Nada sale como esperamos, pero aún y así tiene una melodía única.

7. Cuando las penas del corazón se convierten en enfermedades, estamos perdidos.

Los trastornos relacionados con el amor pueden ser devastadores.

8. Toda dificultad eludida se convertirá más tarde en un fantasma que perturbará nuestro reposo.

No hacer frente a las dificultades nos vuelve débiles.

9. No me gusta la gente que no se ríe. Es gente frívola.

Sorprendente reflexión de un Chopin excesivamente trascendental.

10. La simplicidad es el logro final. Después de que uno haya jugado con una cantidad grande de notas, es la simplicidad que emerge como una recompensa del arte.

Sobre la calidad de la música, que no se basa en otra cosa que no sea la sencillez.

11. Porque yo tengo demasiado respeto a mi público y no quiero que las piezas indignas de mi público sean distribuidas en mi responsabilidad bajo mi nombre.

Reflexionando acerca de la distribución de sus piezas.

12. Estoy satisfecho con lo que he encontrado, tengo los mejores músicos del mundo y la mejor ópera del mundo.

En ese momento de su carrera, Chopin contaba con todos los medios para hacer que su música sonara excepcionalmente bien.

13. El tiempo es la mejor manera de comprobar quién es el instructor más sabio y paciente.

El tiempo todo lo sabe y todas las cartas muestra.

14. ¡Y yo aquí, condenado a la inacción! Me sucede a veces que no puedo por menos de suspirar y, penetrado de dolor, vierto en el piano mi desesperación.

Sobre su forma pasional de entender la vida y la música.

15. Por lo general, cuando la salud es mayor, menor es la paciencia en los sufrimientos de las personas.

Un pensamiento de Chopin que tiene cierta lógica.

16. Soy un revolucionario, el dinero no significa nada para mí.

Su visión sobre el dinero, tajante y brillante.

17. Yo no estoy hecho para dar conciertos; el público me intimida, me siento asfixiado por su impaciencia precipitada, paralizado por sus miradas curiosas, mudo ante esas fisonomías desconocidas.

Curiosa reflexión proveniente de uno de los más aclamados virtuosos de la historia de la música.

18. París responde a todo lo que el corazón desea. Uno puede divertirse, aburrirse, reír, llorar o hacer lo que se le antoje sin llamar la atención, puesto que miles de personas hacen otro tanto...y cada uno como quiere.

Sobre la ciudad que le acogió.

19. Según la opinión general, mi interpretación se ha caracterizado por una sonoridad demasiado débil o, mejor dicho, demasiado delicada para el gusto de los oyentes vieneses, acostumbrados a escuchar a los artistas destrozando su instrumento […] No importa; es imposible que no haya algún pero, y prefiero esto a oír decir que toco demasiado fuerte.

Frase de Chopin acerca de los gustos musicales de las gentes de su época.

20. Chopin es tan débil y tímido que puede ser herido incluso por el pliegue de un pétalo de rosa. (George Sand)

Frase de la escritora francesa Amantine Aurore Lucile Dupin (que usaba el pseudónimo de George Sand), sobre la extrema fragilidad de Frederic Chopin.