George Sand (1804 - 1876), pseudónimo de Amantine Aurore Lucile Dupin, baronesa de Dudevant, fue una escritora francesa, autora de obras de gran difusión y éxito, como Indiana (1832), Lélia (1833), El compañero de Francia (1840), Consuelo (1843) o Los maestros soñadores (1853).

Amiga y contertulia de grandes figuras de su tiempo como Franz Liszt, Delacroix, Jules Verne, Honoré de Balzac o Victor Hugo, esta escritora nació en una familia acomodada. No solo desarrolló una potente obra literaria, sino también dramatúrgica.

Artículos relacionados:

Frases célebres de George Sand

En el artículo de hoy conoceremos de cerca el pensamiento y las reflexiones de esta fantástica literata francesa a través de las 12 mejores frases de George Sand. Estamos ante una figura que nos dejó grandes citas célebres, algunas atribuidas erróneamente a otros autores.

1. El verdadero modo de no saber nada es aprenderlo todo a la vez.

El aprendizaje requiere de unos tempos y descansos.

2. El recuerdo es el perfume del alma.

Magnífica reflexión poética.

3. La inteligencia busca, pero quien encuentra es el corazón.

Nuestra parte cognitiva nunca podrá suplir nuestra búsqueda de experiencias emocionantes.

4. No ames a quien no admires. El amor sin admiración sólo es amistad.

Una de esas frases sobre el amor que puede hacernos reflexionar.

5. Amad. Es el único bien que hay en la vida.

Sobre la importancia de mantener relaciones de pareja positivas.

6. La mujer no existe. Sólo hay mujeres cuyos tipos varían al infinito.

Sobre el género femenino y su multiplicidad de formas y contenidos.

7. ¡Ay del hombre que quiere actuar sinceramente en el amor!

Probablemente, George Sand se refería a que la sinceridad nunca suele ser una buena estrategia, desgraciadamente.

8. El tiempo no cura los grandes dolores, pero sí los adormece.

Un anestésico natural: el paso del tiempo.

9. En la mujer, el orgullo es a menudo el móvil del amor.

Nada más reprobable que querer a un hombre por mero orgullo.

10. No somos sólo cuerpo, o sólo espíritu, somos cuerpo y espíritu a la vez.

Su concepción del alma humana.

11. Mi profesión es ser libre.

Frase sobre la libertad, incluso en un terreno que suele estar vinculado al yugo.

12. No hay verdadera felicidad en el egoísmo.

La felicidad, si existe, debe ser compartida con otras personas.

13. Las decepciones no matan, y las esperanzas hacen vivir.

La esperanza nos hace seguir adelante a pesar de todo.

14. La naturaleza es una obra de arte, pero Dios es el único artista que existe, y el hombre no es más que un obrero de mal gusto.

Sobre el mundo natural y su perfección divina.

15. Amar sin ser amado, es como encender un cigarrillo con una cerilla ya apagada.

El rechazo amoroso puede ser tan doloroso como una enfermedad.

16. El amor no vive mucho tiempo de dulces miradas y de cartas de amor.

Triste pero acertada reflexión.

17. No hay que desanimarse nunca. Los sueños vuelan, el trabajo queda.

Una de las frases de George Sand más recordadas.

18. He leído en alguna parte que para amarse hay que tener principios semejantes, con gustos opuestos.

Una curiosa reflexión sobre las parejas que pueden encajar.