Margaret Mead fue una antropóloga y poeta del siglo XX cuyas investigaciones etnográficas pusieron en entredicho la visión sexista sociocultural que en aquel momento se vivía en EEUU.

Sus descubrimientos fueron precursores de la utilización del concepto “género”, que actualmente es ampliamente extendido y que es utilizado por estudios de género y feministas.

Mejores frases célebres de Margaret Mead

Esta gran mujer es un claro ejemplo de vida y una figura que tanto hombres como mujeres de todo el mundo deberíamos intentar emular.

Por ello hemos realizado una recopilación de 70 frases y reflexiones de esta icono del mundo real de la que, de no ser por ella, no disfrutariamos de los conocimientos culturales de los que actualmente gozamos. Mead supuso un antes y un después en su ámbito de estudio.

Margaret Mead

1. Siempre recuerda que tú eres único. Absolutamente igual que todos los demás

Cada persona es única y a la vez una más en esta sociedad, debemos valorarnos y valorar a los demás.

2. Siempre hay tres partes de un recuerdo, la tuya, la de los demás y la verdad, que está en algún sitio en medio de las otras dos.

Como vemos las cosas es solo nuestra percepción, visto desde otro punto de vista las cosas no tienen por qué verse de la misma manera.

3. A los niños se les debe enseñar cómo pensar, no qué pensar.

Los niños tienen que ser libres de elegir su propio camino y dirigirse hacia el futuro que ellos deseen.

4. Nunca dependa de instituciones o gobiernos para resolver ningún problema. Todos los movimientos sociales están fundados, guiados, motivados y vistos por la pasión de los individuos.

Las personas somos quienes marcamos la diferencia y las que, con la fuerza de nuestros pensamientos y actos, podemos cambiar el mundo.

5. Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos puede cambiar el mundo. De hecho, es lo único que lo ha hecho.

La fuerza de un colectivo que lucha por sus derechos nunca tiene que ser infravalorada.

6. Fui lo suficientemente sabia como para nunca crecer, mientras engañaba a la gente para que creyera que sí.

Conservar dentro de nosotros a nuestro niño interior nos hará ser más conscientes de si el camino que seguimos es realmente el que debemos seguir.

7. La risa es la expresión emocional más distintiva del hombre.

El acto de reírse no lo comparte ningún otro ser vivo del reino animal, lo que a veces detectamos como una risa en un animal suele ser más bien señales de estrés mal interpretadas.

8. Las mujeres quieren hombres mediocres, y los hombres están trabajando duro para ser lo más mediocres posible.

Debemos esforzarnos tanto mujeres como hombres en realizarnos como personas y llegar lo más alto que podamos en nuestras vidas.

9. Una de las necesidades humanas más antiguas es hacer que alguien se pregunte dónde estás cuando no vuelves a casa por la noche.

Todos deseamos tener a alguien en casa cuando llegamos y que se preocupe por nosotros, eso nos reconforta y nos hace sentir queridos.

10. No hay mayor visión del futuro que reconocer ... cuando salvamos a nuestros hijos, nos salvamos a nosotros mismos.

El futuro son los niños y de ellos depende el porvenir de la sociedad, debemos protegerlos y guiarlos hacia un futuro mejor.

11. Nos enfrentamos continuamente a grandes oportunidades que se disfrazan brillantemente como problemas sin solución.

Resolver los problemas que encontramos durante nuestra vida nos da la oportunidad de crecer y mejorar como individuos.

12. Sabes que amas a alguien cuando no puedes expresar con palabras cómo te hace sentir.

El amor es algo que muchas veces nos cuesta expresar con palabras, aquello que sentimos es tan complejo que no hay palabras suficientes para ello.

13. Los jóvenes están pasando de sentirse culpables por acostarse con alguien a sentirse culpables si nó se acuestan con alguien.

Antiguamente, en la sociedad, las relaciones extramatrimoniales eran mucho más escasas, y durante su vida Margaret vio como esa tendencia cambiaba.

14. Si el futuro es permanecer abierto y libre, necesitamos personas que puedan tolerar lo desconocido, que no necesiten el apoyo de sistemas completamente elaborados o planos tradicionales del pasado.

Margaret nos habla sobre las personas que decidían no seguir los cánones sociales hasta la fecha establecidos y como estos debían desarrollar una nueva forma de ver la vida.

15. No tendremos una sociedad si destruimos el medio ambiente.

Margaret nos brinda esta famosa y muy cierta cita en la que nos habla sobre la importancia de preservar el medio ambiente.

16. Es más fácil cambiar la religión de un hombre que cambiar su dieta.

Hay ciertas costumbres muy arraigadas en nosotros que son más difíciles de cambiar que otras que parecen más importantes.

17. Debo admitir que personalmente mido el éxito en términos de las contribuciones que un individuo hace a los seres humanos.

El éxito es algo relativo, y para Margaret el éxito de un hombre se mide con referencia a sus contribuciones en la sociedad.

18. Cada vez que liberamos a una mujer, liberamos a un hombre.

Todos los seres humanos somos merecedores de los mismos derechos y obligaciones, debemos ser tratados con la misma dignidad.

19. Las hermanas es probablemente la relación más competitiva dentro de la familia, pero una vez que las hermanas crecen, se convierte en la relación más fuerte.

Una relación entre hermanas puede llegar a ser un vínculo tan poderoso que nada pueda romperlo.

20. Mi abuela quería que yo tuviera una educación, por lo que me mantuvo fuera de la escuela.

En su infancia Margaret no fue a la escuela para no recibir la educación sexista que en aquel momento se impartía a las niñas.

21. Una cultura ideal es aquella que crea un lugar para cada ser humano.

Todos debemos tener nuestro hueco en la sociedad y nuestra oportunidades para crecer dentro de ella.

22. Aprendí a observar el mundo que me rodea y a anotar lo que vi.

Margaret, como antropóloga, estudió mucho tiempo a los seres humanos y como nos relacionamos entre nosotros.

23. Estados Unidos tiene el poder de destruir el mundo, pero no el poder de salvarlo solo.

El poder bélico de Estados Unidos es indudable, pero su capacidad de ayudar a otros países es limitada.

24. La oración no consume energía artificial, no quema ningún combustible fósil, no contamina. Ni la canción, ni el amor, ni el baile.

Las cosas que más nos llenan como personas no tienen ningún efecto negativo sobre el planeta, la sociedad debería plantearse un cambio de rumbo.

25. Aprendí el valor del trabajo duro trabajando duro.

Cuando nos esforzamos por algo y logramos aquello que nos proponemos, es cuando realmente vemos el resultado de nuestro esfuerzo.

26. En el mundo moderno, hemos inventado formas de acelerar la invención, y la vida de las personas cambia tan rápido que una persona nace en un tipo de mundo, crece en otro, y para cuando sus hijos crecen, vive en mundo diferente.

Durante nuestra vida, la sociedad cambia tan deprisa que debemos adaptarnos una y otra vez a los cambios que esta sufre.

27. Lo que la gente dice, lo que hace y lo que dice que hace es algo completamente diferente.

Muchas veces las palabras y los actos de las personas son totalmente contradictorios, esto suele suceder porque no somos consecuentes con nuestros pensamientos.

28. La forma de hacer el trabajo de campo es nunca tomar aire hasta que todo termine.

En ocasiones la única forma de hacer algo es sumergiéndote en ello hasta que termine.

29. Me parece muy importante continuar distinguiendo entre dos males. Puede ser necesario aceptar temporalmente un mal menor, pero uno nunca debe etiquetar un mal innecesario como bueno.

Ciertamente, un mal innecesario es algo que no nos puede aportar ningún bien y este nunca debe ser aceptado.

30. El desprecio por la ley y el desprecio por las consecuencias humanas de la violación de la ley van de abajo hacia arriba en la sociedad estadounidense.

Margaret nos habla aquí de la corrupción y la delincuencia que en aquellos momentos iba en aumento en la sociedad americana.

31. Los Arapesh son una cultura en la que ambos sexos eran plácidos y contentos, no agresivos y no iniciadores, no competitivos y receptivos, cálidos, dóciles y confiados.

Margaret estudió a la tribu Arapesh de Papúa Nueva Guinea, de los cuales aprendió muchísimas cosas y nos dejó comentarios como este.

32. Los padres son necesidades biológicas, pero accidentes sociales.

Muchas veces nuestros padres pueden ser un dolor de cabeza a nivel social, pues podemos no tener buena relación con ellos.

33. Tarde o temprano voy a morir, pero no me voy a retirar.

Margaret Mead nos confesaba en esta cita su intención de trabajar hasta el último de sus días.

34. Los comportamientos aprendidos han reemplazado a los biológicamente dados.

Nuestra forma de relacionarnos en sociedad es una habilidad que desarrollamos con los años y que no tiene nada que ver con la forma en la que nos comportaríamos si esta no existiera.

35. En lugar de necesitar muchos niños, necesitamos niños de alta calidad.

Que los niños reciban una educación es de vital importancia para que estos, al llegar a la vida adulta, puedan desarrollarse y ser miembros productivos de la sociedad.

36. Sé perezoso, enloquece.

En esta cita, Margaret Mead nos alienta a que seamos quienes realmente deseemos ser sin importarnos lo que los demás piensen.

37. La vida en el siglo XX es como un salto en paracaídas: tienes que hacerlo bien a la primera.

Vivir en el siglo XX sobre todo en la primera mitad con dos guerras mundiales tuvo que ser algo sumamente complicado para las personas que lo vivieron.

38. No creo en usar a mujeres en combate, porque las mujeres son demasiado feroces.

La valía de una mujer en combate y en cualquier otra situación es igual, si no superior, a la de cualquier hombre.

39. He pasado la mayor parte de mi vida estudiando las vidas de otras personas, personas lejanas, para que los estadounidenses puedan comprenderse mejor.

Margaret, como antropóloga estudió muchas sociedades y aportó muchísima información de estas que más tarde compartiría con todos los estadounidenses.

40. Una ciudad debe ser un lugar donde grupos de mujeres y hombres busquen y desarrollen las cosas más importantes que conocen.

Las ciudades son el lugar perfecto para que las personas nos desarrollamos en sociedad y podamos alcanzar nuestro máximo potencial como individuos.

41. Nosotras las mujeres lo estamos haciendo bastante bien. Ya casi volvemos a donde estábamos en los años veinte (1976).

Una de las frases de Margaret Mead en que nos habla del retroceso que sufrió la figura de la mujer y animaba a estas a luchar por sus derechos y su reconocimiento.

42. Estamos viviendo más allá de nuestros medios. Como personas, hemos desarrollado un estilo de vida que está drenando la tierra de sus recursos invaluables e irremplazables sin tener en cuenta el futuro de nuestros niños y personas en todo el mundo.

Vivir nuestras vidas sin pensar en los que vendrán después de nosotros es algo que llevamos haciendo mucho tiempo y que acabará de forma inexorable con los recursos naturales del planeta.

43. Seremos un país mejor cuando cada grupo religioso pueda confiar en que sus miembros obedecerán los dictados de su propia fe religiosa sin la ayuda de la estructura legal de su país.

La libertad religiosa es un derecho que poseemos todas las personas y el Estado debe garantizarla.

44. Ha sido tarea de una mujer a lo largo de la historia seguir creyendo en la vida cuando casi no había esperanza. Si estamos unidos, podremos producir un mundo en el que nuestros hijos y los hijos de otras personas estén a salvo.

Es tarea de todos hombres y mujeres luchar por una sociedad mejor, donde el porvenir de nuestros hijos esté garantizado.

45. Una ciudad es un lugar donde no hay necesidad de esperar la próxima semana para obtener la respuesta a una pregunta, probar la comida de cualquier país, encontrar nuevas voces para escuchar y otras familiares para escuchar de nuevo.

Las ciudades, como núcleos sociales, eran admiradas por Margaret, pues ella era consciente del poder que estas tienen para impulsar la sociedad y la convivencia.

46. (En parte como consecuencia de la autoridad masculina) El valor de prestigio siempre se atribuye a las actividades de los hombres.

Margaret nos habla sobre cómo la sociedad nunca ha valorado a las mujeres y el trabajo que estas han realizado poniendo siempre por delante una figura masculina.

47. Nuestra humanidad se basa en una serie de comportamientos aprendidos, entrelazados en patrones que son infinitamente frágiles y que nunca se heredan directamente.

La sociedad es algo muy frágil que las personas hemos desarrollado, pero que en situaciones de crisis se ve sumamente afectada pues nuestra forma de actuar en ella se debe a que la situación sea propicia su normal funcionamiento.

48. (En Samoa Occidental) la teoría y el vocabulario nativo reconocieron al verdadero pervertido el que era incapaz de una respuesta heterosexual normal.

Margaret nos habla en esa cita de la no aprobación de la sociedad Samoana a los homosexuales en aquella época.

49. Todo es molido para el molino de la antropología.

La antropología como estudio del hombre al final llega a todas las conclusiones sobre este.

50. La solución a los problemas de los adultos del mañana depende en gran medida de cómo crecen nuestros hijos hoy.

La educación que le demos a nuestros hijos será aquello que les dará fuerza en el mañana para solucionar los errores que cometan.

51. La capacidad de aprender es más antigua, ya que también está más extendida, que la capacidad de enseñar.

Para enseñar primero debemos aprender, por lo cual el ser humano es más propenso a aprender que a enseñar.

52. Ahora estamos en un punto en el que debemos educar a nuestros hijos en lo que nadie sabía ayer, y preparar nuestras escuelas para lo que nadie sabe todavía.

Garantizar la educación de nuestros hijos y apostar por un sistema educativo de calidad es algo que debemos hacer como sociedad.

53. Creo que la heterosexualidad extrema es una perversión.

Margaret nos habla en esta cita de su punto de vista sobre que los extremos nunca son positivos para una sociedad equitativa.

54. Cuando observamos las diferentes civilizaciones y vemos los muy distintos estilos de vida a los cuales el individuo ha debido conformarse y a cuyo desarrollo ha debido contribuir, sentimos renovarse nuestra esperanza en la humanidad y en sus potencialidades.

A lo largo de la historia, el ser humano siempre ha encontrado la manera de superarse y de crecer como sociedad, Margaret nos intenta infundir con esta cita su positivismo hacia las personas.

55. Todo esto indica que hay un tipo de persona inadaptada que no lo es por tener algún tipo de debilidad física o mental, sino porque sus disposiciones innatas chocan con las normas de su sociedad.

Siempre nos encontramos con personas que no quieren o no saben relacionarse dentro de la sociedad y que acaban chocando con ella de forma irremediable.

56. Si queremos lograr una cultura más rica, rica en valores de contrastes, debemos reconocer toda la gama de las potencialidades humanas, y por lo tanto tejer una sociedad menos arbitraria, una en la que la diversidad del ser humano, encuentre un lugar adecuado.

Todas las personas somos iguales dentro de la sociedad y permitirnos crecer a cada uno con nuestras particularidades hace de esta sociedad una mejor.

57. Me educaron para creer que lo único que vale la pena hacer, era añadir a la suma de la información precisa sobre el mundo.

Aportar conocimiento a las personas era la mayor ambición en la vida de Margaret Mead.

58. En lugar de ser presentados con estereotipos por edad, color, clase o religión, los niños deben tener la oportunidad de aprender que dentro de cada variedad, algunas personas son repugnantes y otras encantadoras.

Indistintamente de nuestro color de piel, clase social o religión, todos debemos ser tratados de la misma forma y tenemos que valorar a los demás por las personas que son, no por la imagen que tengamos de ellas.

59. Es totalmente falso y cruel la arbitrariedad de poner todo el juego y el aprendizaje en la infancia, todo el trabajo en la mediana edad y todos los pesares en la vejez.

También como personas adultas debemos tener tiempo libre para realizar actividades que nos gusten, no debemos dejarnos llevar por el ritmo de la sociedad y dejar de tener vida personal.

60. Muchas sociedades han educado a los varones basándose en el simple hecho de enseñarles a no ser mujeres.

La educación sexista ha sido siempre un problema para gran cantidad de sociedades de todo el mundo.

61. Tengo un respeto por los modales como tal, son una forma de tratar con la gente con la que no estás de acuerdo o no simpatizas.

El respeto hacia los demás es algo muy valioso, indiferentemente de si compartimos ideas o pensamientos con ellos o no.

62. Y cuando nuestro bebé se mueve y lucha por nacer impone la humildad: lo que comenzamos nosotros, ahora es suyo.

Ser madre es una experiencia que nos cambia la vida y nos hace ser más conscientes de nuestro lugar en el mundo.

63. Con la televisión por primera vez los jóvenes son testigos de la creación de la historia antes de que sea censurada por sus mayores.

Margaret no habla aquí sobre el poder de la comunicación y cómo esta en épocas pasadas era mucho más limitada, siendo mucho más fácil manipular a las personas.

64. La antropología exige la libertad con que uno debe mirar y escuchar, registro en el asombro y maravilla que uno no habría sido capaz de adivinar.

En la antropología, el trabajo de campo nos da la oportunidad de ver estas sociedades en su hábitat natural y sin filtros poder aprender de ellas. Margaret fue una maravillosa antropóloga.

65. La naturaleza humana es potencialmente agresiva y destructiva y potencialmente ordenada y constructiva.

Todo lo positivo y todo lo negativo de la sociedad es creado por el hombre, pues este tiene la capacidad de hacer el bien o hacer el mal según lo desee.

66. Mientras cualquier adulto piense que él, como los padres y los maestros de la antigüedad, puede ser introspectivo, invocando su propia juventud para entender la juventud antes que él, está perdido.

Cada generación de jóvenes aporta algo nuevo a la sociedad y la hace totalmente distinta a las que la precedieron.

67. Contar con dos salas de baño arruinó la capacidad de cooperar.

La falta de entendimiento en el ser humano es algo a lo que siempre nos hemos enfrentado, debemos ser más colaboradores entre nosotros.

68. El papel del hombre es incierto, indefinido y tal vez innecesario.

El papel que nos auto imponemos en la sociedad es algo que biológicamente no necesitamos y que realmente no nos es necesario adoptar.

69. Los dolores de parto eran totalmente diferentes de los efectos envolventes de otros tipos de dolor. Eran dolores que se podían seguir con la mente.

El milagro de dar a luz es una de las experiencias que más puede marcar a una mujer, y algo que siempre recordará.

70. Lo más extraordinario de un maestro realmente bueno es que va más allá de los métodos educativos aceptados.

Un maestro no debe limitarse por los cánones convencionales, debe desarrollar y descubrir nuevas formas de enseñar a sus alumnos.