Los anuncios de clínicas dentales nos recuerdan constantemente que debemos tener una sonrisa bonita. Pero los beneficios de la sonrisa van mucho más allá que lo que hace referencia al aspecto físico.

Si bien tener sentido del humor nos ayuda a conectar con los demás, tener una mayor conexión con otros individuos, afrontar el estrés e incluso mejora la memoria como explicamos en nuestro artículo “Los 9 beneficios de tener sentido del humor”, la sonrisa, como una parte visible de nuestro rostro y a la vez agradable, también aporta una serie de beneficios psicológicos, sociales y para nuestra salud.

En este artículo nos adentraremos en estos beneficios y profundizaremos en por qué debemos sonreír siempre que podamos.

Cuáles son los beneficios de la sonrisa

Sonreír puede parecer una respuesta involuntaria a algo que nos resulta gracioso o nos hace sentir bien; sin embargo, es mucho más que eso. Todos sonreímos varias veces al día, algo que está íntimamente relacionado con la felicidad. Seguramente habrás notado que cuando otra persona sonríe, su expresión es mucho más agradable e inspira mayor confianza.

Seguramente recuerdes a esa personas que siempre tiene una sonrisa en la cara, algo que les hace lucir más joven. Pero, ¿te has planteado alguna vez qué beneficios aporta la sonrisa? En las siguientes líneas de este artículo puedes encontrar las respuestas a esta pregunta.

1. Se asocia con el carisma

La sonrisa tiene un gran poder de atracción hacia las personas que nos rodean. De hecho, seguramente recordarás mejor a aquellos individuos que muestran una gran sonrisa, porque los percibirás como más cercanos, agradables y esto hace que confíes más en ellos. Es por eso que las personas que suelen sonreír con más frecuencia suelen ser vistos como más carismáticos.

Además, las personas carismáticas presentan una serie de rasgos y llevan a cabo hábitos característicos. 

2. Inspira mayor confianza

Los estudios científicos han comprobado que cuando las personas con las que interactuamos sonríen de manera genuina confiamos más en ellas. La confianza es una parte importante de las relaciones interpersonales, ya sean seres queridos, simples conocidos o personas que conocemos por primera vez. Sonreír atrae a nuestro entorno y permite crear una conexión más cercana con la otra persona.

3. Aumenta la credibilidad

La sonrisa también es un recurso comunicativo útil si lo que queremos es incrementar nuestra imagen de credibilidad; sin embargo, cuando ésta no encaja con el contexto puede producir el efecto contrario. Según una investigación de la Universidad de Pittsburgh, las personas que sonríen más no solo son más dignas de confianza, sino que muestran una imagen más creíble.

4. Te hace más accesible

La confianza provoca que seamos personas más accesibles, lo que mejora nuestras relaciones interpersonales. Según los estudios científicos, las personas están más dispuestas a comprometerse socialmente con otras personas si éstas sonríen. Una sonrisa tiene un gran poder de atracción, y esta expresión facial hace que otras personas se sientan a gusto con nosotros. Facilita la comunicación.

5. Es contagiosa

Los estudios científicos han encontrado evidencia de que la sonrisa es contagiosa, por lo que es necesaria en las relaciones con los demás. Esto tiene que ver con las neuronas espejo, que son clave en el aprendizaje, especialmente en el caso del modelado. Sonreír, por tanto, puede hacer que otras personas sonrían, lo que hace que éstas también se beneficien de los puntos expuestos en este artículo.

6. Libera sustancias relacionadas con el placer

La sonrisa parecer se importante para activar algunas áreas cerebrales relacionadas con las conductas placenteras, como es el caso del área tegmental ventral. El área tegmental ventral ha sido clave para la supervivencia de la especie, puesto que ayuda a repetir las conductas que nos resultan agradables. Esto se debe principalmente a sustancias como las endorfinas, que son analgésicos naturales.

7. Aumenta la felicidad

Una teoría muy discutida, que se conoce como la hipótesis de la retroalimentación facial, afirma que la sonrisa es clave para aumentar la felicidad. Esto viene dado porque estimula el cerebro y además libera endorfinas y facilita la síntesis la síntesis de otras sustancias relacionadas con la felicidad como la serotonina.

8. Relaja

Según la teoría anterior, la sonrisa provoca que el cuerpo se sienta más tranquilo y relajado. Esto ayuda a liberar la tensión del cuerpo y, además, reduce la presión arterial. En este sentido, algunas fuentes parecen concluir que las personas que sonríen más tienen menos probabilidades de sufrir un infarto u otros problemas cardiovasculares.

9. Incrementa la esperanza de vida

Los estudios científicos también han encontrado relación entre la sonrisa y la esperanza de vida. Una investigación llevada a cabo por la Wayne State University de Michigan (Estados Unidos), en 2010, afirma que las personas que sonríen más viven más años. Otros estudios afirman que la sonrisa hace que parezcamos más jóvenes.

10. Te hace sentir menos estresado

La sonrisa podría contribuir indirectamente a reducir los niveles de estrés. Como se ha comentado antes, podría activar las regiones cerebrales relacionadas con el placer y, asimismo, ayudaría a sintetizar químicos de la felicidad. Esto puede ser un gran recurso ante situaciones estresantes.

11. Te hace más atractivo

Sin duda, la sonrisa hace que seamos más atractivos. Si en uno de los puntos anteriores se hacía referencia a que sonreír es un rasgo clave de las personas carismáticas, también favorece el atractivo físico.

12. Es gratis

En un mundo en el que casi todo cuesta dinero, la sonrisa es gratis. Así que puedes sonreír todo lo que quieras y beneficiarte de los puntos anteriores sin que suponga un gasto para tu economía. No hay excusa para no sonreír.