Aunque suele confundirse el carisma con el atractivo, no son términos sinónimos. Las personas carismáticas tienen una personalidad atractiva; sin embargo no necesariamente tienen una gran belleza física.

Eso sí, enganchan y hacen que grupos de personas avancen en una misma dirección. Las personas carismáticas, debido a su actitud y hábitos, son como un imán.

Rasgos y características de las personas carismáticas

Pero, ¿cuáles son las características, los rasgos de personalidad y el comportamiento que presentan las personas carismáticas? En las siguientes líneas te los explicamos.

1. Vida social activa

Los individuos carismáticos son populares y suelen rodearse de otras personas. Esto ocurre porque caen bien y porque poseen una serie de habilidades relacionales que hacen posible conectar con los demás ya sean del mismo sexo o no. Además, son personas proactivas que suelen tener muchas inquietudes y hobbies y son buenos interlocutores.

2. Empatía

Para conectar con los demás es necesario ser empático y saber ponerse en la piel del otro. Es por eso que son buenos comunicadores, pues entienden las necesidades de otras personas, lo que les permite conectar con ellos con facilidad.

3. Escucha activa

La empatía está muchas veces relacionada con la escucha activa. Y aunque muchas personas crean que escuchan, a veces solo oyen. Escuchar activamente es prestar atención no solamente al lenguaje verbal, sino que es prestar atención también al lenguaje no verbal y a las emociones que el otro interlocutor expresa, las cuales deben validarse para que la otra persona se sienta comprendida. La escucha activa favorece el respeto y la confianza entre dos personas.

4. Optimismo

Estas personas enganchan por su mentalidad optimista, por encontrar en los obstáculos oportunidades para crecer. Además, son personas que contagian esta visión de la vida, por lo que atraen a los demás.

5. Lenguaje verbal

Las personas carismáticas son muy buenas comunicando y por eso ejercen una gran influencia en los demás. Entienden sus necesidades y son empáticas, por lo que suelen hablar de “nosotros” más que de “yo”. Asimismo, envían mensajes claros, minimizando la ambigüedad de lo que quieren expresar.

6. Lenguaje no verbal

Este tipo de individuos también muestran un mensaje no verbal muy potente. El contacto visual es destacable, lo que ayuda a crear cercanía y a mostrar sinceridad. Muestran una actitud abierta y accesible hacia otras personas, y esto es visible a través de sus gestos.

7. Confían en sí mismos

El lenguaje no verbal es positivo porque confían en sí mismos. Tener una alta autoconfianza es esencial para superar obstáculos que se presentan en el día a día y para empoderarse frente a la vida, pero también para que los demás sientan respeto por alguien y atracción por su personalidad.

8. Crean confianza en los demás

Las personas con carisma no solamente confían en sí mismos, sino que los demás confían en ellos también. Crean e inspiran confianza, algo que se obtiene con la experiencia, con la acción ejemplar, la credibilidad y con la buena buena comunicación. Esto es posible verlo en los líderes carismáticos, que son capaces de movilizar gran cantidad de personas hacia un objetivo común.

9. Son emocionalmente inteligentes

La inteligencia emocional influye en cómo nos relacionamos con los demás, pues incluye: autoconocimiento emocional, regulación emocional, empatía, automotivación y habilidades interpersonales. Dominar estas habilidades permite adaptarse a las situaciones que pueden surgir en el día a día, pero también permite comportarse correctamente frente a los demás y en las relaciones interpersonales.

Además, estas personas saben expresar correctamente sus emociones y tienen una mentalidad abierta para entender a los demás.

10. Flexibilidad mental y mente abierta

Las personas carismáticas poseen flexibilidad mental y una mente abierta. No rechazan las ideas de otras personas ni poseen una mentalidad no enjuiciadora. Son personas tolerantes y objetivas. Su presencia da gusto y por eso los demás se sienten bien a su lado.

11. Son visionarios

Especialmente en el caso de los líderes carismáticos, una de sus grandes características que poseen es que son visionarios y hacen llegar su visión a otras personas. Tienen una gran capacidad de influencia.

12. Credibilidad

Esta capacidad de influencia viene determinada, muchas veces, porque son personas que muestran una gran credibilidad y son coherentes en sus acciones y en lo que dicen. Son personas convincentes y sinceras, y esto lo expresan a través del lenguaje verbal y no verbal. Por eso los demás confían en ellos.

13. Habilidades sociales

Ser carismático tiene mucho que ver con poseer buenas habilidades sociales. Ser cordial, sociable, expresivo, honrado, democrático… ayuda a tener buenas relaciones con otros individuos. Las personas carismáticas son cercanas, no se irritan con facilidad, son democráticos y tolerantes. Los demás se sienten bien cuando están con este tipo de personas.

14. Persuasión

Las personas carismáticas son persuasivas, por lo que saben utilizar muy bien el lenguaje y usar buenas habilidades persuasivas para influir en la actitud de los demás. Ser persuasivo es una cualidad positiva, porque este tipo de individuos no obligan a las personas a cambiar, sino que las seducen con sus argumentos.

Cómo son las personas que nos atraen

Ser carismático es algo que para algunas personas es difícil de aprender, se es o no se es. En cambio, otros expertos piensan que se pueden desarrollar habilidades para ser carismático, especialmente a la hora de liderar personas. Ser carismático es algo más profundo que solo el físico.