Edwin Ray Guthrie (1886 - 1945) fue un matemático, filósofo y psicólogo estadounidense que desarrolló importantes teorías para la tradición conductista del siglo XX. Entre otras cosas, las propuestas de Guthrie impactaron las teorías del aprendizaje y las intervenciones para la modificación de hábitos.

A continuación veremos una biografía de Edwin Ray Guthrie y alguna de sus principales contribuciones al conductismo.

Edwin Ray Guthrie: biografía del conductista estadounidense

Edwin Ray Guthrie nació el 9 de enero de 1886 en la ciudad de Lincoln, Nebraska. Era hijo de una profesora y de un gerente de negocios, así como uno de cinco hermanos. Se especializó en matemáticas y posteriormente en filosofía y psicología en la Universidad de Nebraska.

En 1912 obtuvo un doctorado en lógica simbólica en la Universidad de Pensilvania, y dos años después se incorporó a la Universidad de Washington, lugar donde desarrolló gran parte de su carrera profesional como psicólogo, hasta el año de 1956, que fue cuando se retiró definitivamente.

Para la década de 1930, Ray Guthrie ya era uno de los psicólogo más reconocidos en Estados Unidos. Se había formado bajo la tutela del neuropsicólogo Stevenson Smith, de quien había aprendido métodos de investigación comparativa aplicados en la psicología, así como el funcionalismo de tradición norteamericana.

De igual manera se formó en las teorías más representativas de la práctica clínica del momento. De hecho, en la misma década tradujo junto con su esposa, Helen M. Guthrie, importantes obras para la psicoterapia, como el libro Principles of Psychotherapy del psiquiatra francés Pierre Janet, a quien conocieron durante un viaje a Francia.

Su enfoque era conductista y, dado que su formación anterior había sido en ciencias exactas, Guthrie estaba convencido de que era posible desarrollar un método científico objetivo para estudiar la mente e intervenir en el comportamiento. Así mismo, debido a su formación en filosofía, gran parte de su desarrollo teórico estuvo argumentado por principios de esta última disciplina. Entre otras cosas desarrolló de manera un principio de asociación, a través del cual veía la posibilidad de vincular su teoría del aprendizaje con la investigación contemporánea.

En la misma línea desarrolló un sistema de evaluación de la docencia en facultades universitarias, que hizo posible que las evaluaciones fueran más accesibles para maestros y estudiantes, pero también para administrativos responsables de ajustes salariales, promociones y contrataciones.

En el año de 1945, Ray Guthrie fue nombrado presidente de la Asociación Americana de Psicología, y en 1958 obtuvo la Medalla de Oro de la Fundación Americana de psicología en Estados Unidos. Edwin ray guthrie murió el 23 de abril de 1959 en Seattle Washington por un paro cardiaco.

El principio de asociación de Ray Guthrie

La teoría de la asociación de Guthrie tiene como base la idea de que es la contigüidad lo que hace posible el aprendizaje. Es decir, aprendemos gracias a la cercanía entre dos elementos, que en este caso son el estímulo y la respuesta. Pero, a diferencia el conductismo operante clásico, para Guthrie los comportamientos no son tanto respuestas sino movimientos. Son estos últimos las unidades de respuesta más grandes y las que es necesario analizar si queremos modificar comportamientos.

La contigüidad se establece cuando el conjunto de elementos que caracterizan un estímulo se acompaña con un movimiento. Guthrie observó que, ante elementos similares, la secuencia de movimiento ocurría nuevamente, lo que finalmente genera un patrón o cadena de movimientos discretos provocados por señales de estímulos, que es lo que él definió como “aprendizaje”.

Aportaciones y diferencias con el condicionamiento operante

Para la psicología conductista que venía desarrollándose hasta el momento, una de las condiciones indispensables para generar un aprendizaje, es la presencia de un reforzador, ya sea positivo o negativo. Este reforzador hace posible que una respuesta quede asociada a cualquiera estímulo. Además, para que dicha asociación se estableciera como patrón de comportamiento tenía que repetirse en varias ocasiones.

Lo que Guthrie sostuvo es que esto no necesariamente era así. Para él, la asociación podía realizarse mediante la interacción incidental (no repetitiva) entre un estímulo y la respuesta. Dicho de otra manera, para Guthrie, un patrón de comportamiento puede fijarse a partir de un solo ensayo.

Pero esto no significaba que las personas adquirimos conductas complejas al realizarlos una sola vez. Lo que sugiere es que desde la primera vez que hay contacto entre un estímulo y una respuesta, ejercemos una serie de movimientos corporales que quedan asociados. Estos se repiten ante eventos similares y se transforman posteriormente en conductas complejas.

Sobre la modificación de hábitos

Edwin Ray Guthrie argumentaba que lo principal no era el reforzador, de hecho, el aprendizaje no necesariamente tenía que alcanzarse mediante recompensar las conductas. En el mismo sentido, la clave para modificar conductas, y específicamente los hábitos, es generar nuevas asociaciones.

Se trataría de detectar las señales primarias (las que quedaron asociadas a partir de la primera interacción entre el estímulo y la respuesta), y poner en práctica actos comportamentales distintos, es decir, otras respuestas.

Referencias bibliográficas: